9 oct. 2019

Curso de exorcistas en España

Ante el aumento del satanismo, la Asociación Internacional de Exorcistas ha impartido el primer curso en España para sacerdotes.

Contó con la participación de 44 presbíteros de diversas diócesis españoles y de América que han recibido una adecuada formación en los aspectos doctrinales, litúrgicos y pastorales

Imagen de la película El exorcismo de Emily Rose, basada en hechos reales.

En la situación actual de creciente difusión del esoterismo, ocultismo y satanismo así como la brujería en todo el mundo y también en España, la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), con sede en Roma ha organizado el primer curso de Formación en España sobre el Ministerio del Exorcismo.
La Asociación, en constante expansión,  agrupa a más de 800 miembros de todo el mundo. Fue fundada por don Gabriele Amorth y el padre Renè Chenessau en 1984 y con la aprobación, mediante Decreto de la Congregación del Clero, el 13 de junio de 2014. Está principalmente destinada al servicio de los sacerdotes que desarrollan en la Iglesia el Ministerio de exorcista. 
Celebrado los pasados días 22 al 28 de septiembre en Guardamar del Segura (Alicante), el curso contó con la participación de 44 sacerdotes de diversas diócesis españoles y de América, según informan a Religión Confidencial desde la Asociación.  

Delicado y necesario ministerio

Este curso, que contó con el visto bueno de la Conferencia Episcopal Española y que se ha caracterizado por el ambiente de fraternidad y oración, ha tenido como finalidad proporcionar una adecuada formación católica en los aspectos doctrinales, litúrgicos y pastorales de este "delicado y necesario ministerio", como se refirió el Papa Francisco en 2017.
Otro de los objetivos ha sido formar a sacerdotes para que puedan servir en cada diócesis y practicar exorcismos a personas poseídas. "Con oración, disposición y un adecuado ritual, los presbíteros pueden lograr el alivio y la paz de esas personas. Muchas de ellas provienen del mundo de la droga y de la delincuencia y se ha educado en ambientes descristianizados", explican a RC desde la Asociación.
  
Si alguna persona sospecha que un familiar o conocido puede estar poseído, lo primero que tiene que hacer es comunicárselo al párroco, incluso directamente al obispo. "Desde las diócesis, los peritos especializados deberán dirimir si la persona afectada padece una patología psiquiátrica, o bien, se trata de una posesión diabólica. Se debe recordar que el diablo no se mete en el alma, pero sí puede afectar a  la persona", señalan las mismas fuentes. 
El curso impartido en España, ha ofrecido las orientaciones aprobadas por la Congregación para el Clero y revisadas por las Congregaciones para la Doctrina de la Fe y para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
La Santa Misa inaugural del curso fue presidida por Mons. Jesús Murgui, Obispo de Orihuela-Alicante, quien alentó a "mostrar el rostro materno de la Iglesia que sabe acoger y defender a sus hijos llevándolos al encuentro con Jesús". 

Experiencias de los exorcistas 

La formación fue impartida por el P. Francesco Bamonte, presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, y dos sacerdotes exorcistas, el P. Piermario Burgo y el P. José María Moriano. Así mismo, se compartieron experiencias entre los exorcistas presentes. 
Los sacerdotes exorcistas son llamados por el Papa Francisco "buenos samaritanos para aliviar y curar las heridas causadas por la obra del Maligno, el cual está presente de diversas formas en la vida de tantas personas, les hace dramática y más fatigosa la existencia cotidiana".
Los participantes agradecieron este curso y manifestaron el ánimo y la sólida formación recibida para continuar su servicio, en plena comunión eclesial, llevando la alegría de la esperanza en Jesucristo que "se manifestó para deshacer las obras del diablo"  y traer la paz de su misericordia.

26 sept. 2019

Magnificat y Credo

Tras 36 años como exorcista: «Hay dos cosas que el demonio no aguanta: el Magníficat y el Credo»




“Si están siendo atacados por el demonio busquen al Señor, primero busquen al Señor, busquen asistencia en sus parroquias… En todas las diócesis, aunque no sean exorcistas, hay sacerdotes buenos… Todos podemos ser por nuestra ordenación sacerdotal, sacerdotes que ejerzamos el ministerio de liberación”, afirma con total convicción el padre Guillermo Correa Ríos, párroco de la iglesia María de la Paz, en Cartagena de Indias, Colombia, y exorcista oficial de la Arquidiócesis. El padre Guillermo, próximo a cumplir 45 años de sacerdocio, ha dado esta entrevista compartiendo sus vivencias en 36 años de batalla directa con los demonios, al ejercer el ministerio de la liberación.
- ¿La existencia de un exorcista en cada diócesis, es realmente necesaria, y por qué?
- En la antigüedad, en la Edad Media hasta el siglo pasado en la Iglesia en todas las diócesis debía existir uno o dos exorcistas. El siglo pasado sobre todo desde la mitad del siglo se fue como anulando un poco lo que son las liberaciones, se fue descuidando mucho y tenían la tendencia a negarlo “Eso no existe”, “Lo que no existe no es de Dios entonces no hay necesidad de eso”. Hubo como una tendencia de no nombrar exorcistas, últimamente se ha ido tomando conciencia. El padre Amorth considerado el mayor exorcista de los últimos tiempos, promovió una asociación de exorcistas y muchos exorcistas se formaron a la luz de su doctrina y de sus enseñanzas.
- ¿Cualquier sacerdote puede realizar exorcismos?
- Pues yo diferenciaría en este momento a un sacerdote que ora por liberación de un exorcista. Todos podemos ser por nuestra ordenación sacerdotal sacerdotes que ejerzamos el ministerio de liberación. La oración de liberación es para todos, se da para enfrentar acciones del demonio como opresiones o influencias no tan graves. Pero el exorcismo, el exorcismo está reservado al obispo y como el obispo usualmente no puede ejercerlo personalmente, él puede delegar en uno, dos o tres sacerdotes de la diócesis, que ejerzan a nombre de él con la autoridad de él, el don del exorcismo. O sea, el exorcismo es para personas que están poseídas por un espíritu, bajo el poder del Demonio.
- ¿Desde que fue nombrado usted exorcista oficial, cuál ha sido la tendencia respecto a posesiones demoníacas?
- Este año 2019 y en el pasado hubo casos más fuertes… hubo casos de posesión, que el Señor liberó gracias a la oración y a los sacramentos. Vi muchos casos … se han dado muchas liberaciones fuertes.
El P. Guillermo, en oración
- ¿Un caso de posesión puede ser expulsado con una sola oración de exorcismo o hay casos que requieren un proceso?
- Depende de cada exorcista. Padre Amorth enseña que el exorcismo es lento y progresivo o sea que en una sola vez no se puede. El problema es que la persona que está en una posesión demoníaca es alguien que ha ido adquiriendo como muchas ataduras, cadenas. El demonio se ha arraigado muy fuertemente a una persona y le deja muy dominado. Entonces hay que hacer mucha oración de liberación y discernimiento para ir utilizando las fórmulas y los elementos necesarios para que el demonio salga. Pero hay que ir debilitando las ataduras del demonio para poder expulsarlo, un exorcismo generalmente no se hace en un solo día.
- ¿Qué abre la puerta para una acción extraordinaria del demonio?
- Primero que todo la incredulidad, cuando uno abandona al Señor y empieza a decir: “No creo en Dios, no creo en Cristo, no creo en el demonio”. El demonio es muy vivo pues lo primero que hace es convencer a los más necios de que él no existe. Usted sabe que si él lo convence de que no existe él puede actuar con toda libertad. Lo primero es la tentación, es aceptarlo, llevarlo de Dios a la incredulidad, lo lleva a tener conceptos de Dios equivocados, como un Dios castigador, como un Dios lejano. El demonio va asentando en nosotros una desconfianza hacia Dios, donde él se siente más seguro para poder trabajar. Después de la tentación él apunta a hacernos caer al pecado, y diría al pecado mortal. Con el pecado le ha abierto las puertas a Satanás, el pecado también es una puerta o un medio que el demonio utiliza para mostrar los resentimientos, los odios y las heridas muy profundas; también pueden ser medio para que por el demonio se introduzca el alcoholismo, la drogadicción, el desorden sexual. Además de todos esos desórdenes, está el demonio, que seduce a la persona que va ingenuamente donde un brujo, un hechicero, un adivino o al espiritismo, haciéndole creer que eso no es malo, pero en realidad en todo eso no actúa ni remotamente Dios, quien actúa es el demonio porque el hechicero o el mago o el adivino está utilizando el poder del maligno, él utiliza todo eso para ir dañando a la persona y para ir apoderándose de ella.


El Credo, la profesión de fe los católicos, es una de las oraciones que más rechazan los demonios.
- ¿Usted cómo identifica que una persona realmente está siendo atacada por el demonio y no es un problema psicológico?
- Lo primero que uno debe hacer es orar mucho, uno va primero que todo interrogando, preguntando, uno tiene que ir conociendo a la persona, cuál ha sido su recorrido, como ha sido su infancia, su niñez, su juventud, si está casada, si está separada, si vive en concubinato o en adulterio. Entonces hay muchas cuestiones que uno debe preguntar para uno irse haciendo una idea concreta, también es bueno descubrir qué herida ha sufrido la persona, si ha sido muy maltratada, etc. Hay que buscar todos los elementos e interrogarla allí mismo o interrogar a la familia. La familia a veces posee datos muy concretos que la persona misma no sabe dar o no los descubre. Entonces hay que tratar en oración de adquirir el máximo de datos e irlos discerniendo a la luz del Espíritu Santo. Uno va orando, le hace una oración breve de liberación por si hay algo, a veces se sienten mal con el agua exorcizada. Es cuestión de ir muy despacio analizando muchas situaciones.
- Acaba de hablar usted acerca del agua exorcizada... ¿la acción de los sacramentales es un castigo para el demonio? ¿Sí tienen influencia los sacramentales en su experiencia?
- Los sacramentales tienen mucho poder. Han sido creados exclusivamente en función de la liberación y el exorcismo; por eso se llama agua exorcizada, sal exorcizada y aceite exorcizado. Son elementos que uno los bendice, los exorciza y eso es muy poderoso para liberar de una influencia mala o hasta (para posesos en) un exorcismo.
- ¿Usted ha padecido ataques del demonio por ejercer este ministerio?
- Claro que sí, hay momentos muy difíciles en que es tan fuerte la posesión que uno termina como oprimido. A mí me pasó una vez en un caso que un muchacho hijo de una señora de la renovación, abogado, tendría 38 años, estaba viviendo muy mal; estaba casado, pero tenía por ahí sus momentos de adulterio y presentaba unos síntomas como de locura o de influencia maligna. Entonces he tratado de hablar con él, confesarlo, le decía que se confesara, que dejara el adulterio, pero el problema seguía. Oré un día muy fuertemente, le pedí al Señor que me diera una luz. Así fue que cuando regresó a la próxima entrevista le pregunté si él había ido a donde un brujo o un hechicero y me dice: “No padre, no he ido donde un brujo pero un indio me aseguró que este anillo…” era un anillo hecho en plata, grande, con una calavera. Cuando él me dijo eso yo sentí que esa era la causa y le dije: “Creo simplemente que la causa de tu mal es ese anillo, si tú quieres liberarte tienes que quitarte ese anillo”. Con mucho gusto me lo entregó, yo le hice la liberación, se fue y nunca más sintió nada. Pero vino para mí un problema, yo sin darme cuenta cogí el anillo, lo metí en el cajón de mi mesa y se me olvidó. Al anillo le tendría que haber echado agua exorcizada, haberlo destruido y haberlo botado, pero a mí se me olvidó eso. Entonces yo empecé a sentir completa descomposición en mi cuerpo y espíritu, sentía como que me empujaban, como que me golpeaban, me maltrataban y además sentía como angustia, ira, enojo, entonces yo decía: ¿pero por qué me pasa esto? Un día que ya llevaba como un mes con eso, me fui hasta el Santísimo y le digo, aquí está pasando algo, por favor muéstrame cuál es la causa de esto. Y me vino en la oración el recuerdo del anillo. Enseguida me puse de pie, fui y le eché agua exorcizada, hice una oración de liberación y lo mandé a destruir. Sí, el demonio ataca así.

El Magnificat es una de las oraciones más temidas por el demonio. 
- ¿Qué influencia tiene la acción de la Virgen, cuando usted realiza los exorcismos?
- Hay que realizar la oración de Ella que es el Magníficat. Hay dos cosas que el demonio no aguanta, el Magníficat y el Credo. Por eso cuando hay un caso de opresión muy fuerte que raya casi con la posesión uno le dice a la persona: María es contigo, cubre tu mente con la sangre de Cristo; y uno la va llevando a que diga al Señor Jesucristo: yo te acepto como mi Dios, mi Señor, mi Salvador, me entrego a ti, renuncio al pecado, a Satanás; y llevarla a recitar el Credo. Generalmente cuando llega a Cristo, a su encarnación en María, el demonio se pone furioso y parece que fuera estrangulada la persona sobre todo en la garganta, tratando de impedir que la persona hable.
- ¿Qué mensaje les da a aquellas personas que están siendo atacadas por el demonio y que no tienen la ayuda de un exorcista?
- Si están siendo atacados por el demonio busquen al Señor, primero busquen al Señor, busquen asistencia en sus parroquias, si en su ciudad hay lugares de oración buenos métanse ahí, traten de integrarse activamente a una comunidad cristiana, católica, que sea bien sólida y que les ayude a crecer. Hablen con el párroco. Muchos párrocos no creen, pero algunos si ayudan. Y si es un caso muy grave que vayan a donde el obispo, pues el obispo tiene la obligación de proveer alguna solución… busquen un sacerdote bueno porque en todas las diócesis, aunque no sean exorcistas, hay sacerdotes buenos.

9 sept. 2019

La posesión escondida

«Mucha gente poseída vive muy bien. La posesión diabólica es más sutil de lo que muestra el cine»


Jean-Pascal Duloisy

Aproximadamente una vez cada semana, el padre Jean-Pascal Duloisy, exorcista en París, se enfrenta a un caso de posesión real. Para conocer su experiencia, y como recogió ReL en su día, Raphaël Zbinden lo entrevistó en el portal católico suizo Cath.ch con ocasión de una conferencia organizada en Friburgo por la parroquia de Cristo Rey.
-Recientemente, el Papa Francisco afirmó que la Cuaresma es un tiempo de "lucha contra el espíritu del mal". Como exorcista, ¿piensa usted lo mismo?
-El combate espiritual es, efectivamente, un aspecto esencial del tiempo de Cuaresma. El Papa, además, ha tomado esta palabra del misal del Miércoles de Ceniza. Con el ayuno, la penitencia, la caridad, podemos enmendar nuestra vileza y ruindad. Pero es necesario también luchar contra las ocasiones de pecado y fortalecerse para afrontar nuestras zonas de sombra.
»El problema es que el diablo no nos dejará hacerlo, porque considera que todo lo que se salva por Cristo es una pérdida para él. Como sucede desde la época del Génesis, actuará para que dudemos de Dios, de su amor absoluto por nosotros. Lo mejor en esos momentos es buscar de nuevo ese corazón de niño que va sin miedo hacia el Padre. Porque la tarea principal del demonio es intentar romper esta relación Padre-hijo. Y lo hace sobre todo poniendo en peligro la dicha de nuestra alma, oscureciendo nuestra conciencia respecto al bien y al mal, llevándonos al desaliento.
-El Papa Francisco habla mucho del diablo, que él percibe como una criatura que existe realmente. Otras voces de la Iglesia católica consideran que se trata de una figura simbólica. ¿Está usted de acuerdo con el Papa argentino sobre este punto?
-Desde luego. En mi opinión, un cristiano no puede no creer en el diablo. La Biblia, del principio al fin, menciona la acción del demonio, o de los demonios. El libro explica que son ángeles que se negaron a servir y adorar a Dios. Se trata, por lo tanto, de figuras reales, aunque no tengan cuerpo, que poseen una inteligencia superior a la de los hombres.
San Miguel arcángel
»El Papa Francisco ha hablado del diablo desde el principio. De hecho, está muy presente en su retórica, y no como una figura mítica. Y no es el único Papa que piensa así. Pablo VI y Juan Pablo II han escrito textos que hablan del diablo como de una criatura real. Es necesario que recordemos, como dijo Charles Baudelaire, que una de las grandes artimañas del diablo es hacernos creer que no existe.
-¿Ha visto usted evidencias concretas de la existencia del diablo?
-Tenemos criterios muy concretos que determinan si una persona está bajo la influencia del demonio. Personalmente he podido darme cuenta de cuatro de estos cinco criterios. En primer lugar, tenemos los fenómenos corporales anormales. La persona empieza cambiando la voz. De repente cae al suelo, se retuerce y grita. Su rostro se transforma en el de una serpiente, o se pone a cuatro patas y te mira como un perro a punto de morderte.
»Un segundo criterio es que la persona poseída habla en una lengua que no ha aprendido nunca. Una vez acompañé a una persona que se puso a hablar en holandés, lengua que ella desconocía. En otra ocasión, una francesa de pura cepa empezó a hablar en árabe.
»Otro criterio es que la persona poseída revela hechos que desconoce. Una vez hacía un exorcismo junto a un dominico. La persona que estaba siendo exorcizada empezó a decir: "¡Tú, el de los cruasanes de mantequilla, detente!". En ese momento no comprendí. El dominico me dijo después que recientemente se había atiborrado de cruasanes de mantequilla.
»Las personas poseídas rechazan violentamente todo lo que tiene relación con la fe y la Iglesia. Blasfeman e insultan a las figuras religiosas. El quinto criterio es que estas personas a veces demuestran una fuerza física fuera de lo común.
-El diablo, entonces, ¿está presente a nuestro alrededor?
-Hay que tener en cuenta varios factores. Algunos exorcistas no hacen nada sin la ayuda de un psicólogo, y otros ven el demonio en todas partes. Estos últimos quieren hacer del exorcismo una ciencia exacta. En cuanto a mí, no decido la munición según el tamaño del demonio. Tampoco hago un diagnóstico. Mi ministerio es un ministerio de oración y de imposición de manos. Soy sólo el intermediario de una gracia concedida por Cristo. Está claro que no todos los pecados de los hombres vienen del demonio.
-¿No hay una tendencia en la Iglesia a dejar de lado todo lo que tiene una connotación sobrenatural, incluyendo el exorcismo?
-Es una pena que la idea de combate espiritual sea cada vez más ignorada en la vida cristiana. Sin duda es debido a su connotación demasiado guerrera. Ahora bien, el combate forma parte de la vida. Este rechazo proviene del hecho de que tenemos tendencia a ignorar los desafíos de la vida y de la muerte en nuestra existencia. El progreso de la modernidad tal vez nos ha dado un sentimiento demasiado grande de seguridad.
»Una vez dicho esto, nos alegramos de contar con el apoyo del Vaticano. En julio de 2014, la Santa Sede reconoció de manera especial la labor de la Asociación Internacional de Exorcistas.
»Sin duda, en muchas diócesis los servicios de exorcismo han sido reducidos. Es cierto también que en las Iglesias locales los exorcistas están un poco relegados, apartados. Y no hay muchos sacerdotes dispuestos a realizar esta función. Personas inadecuadas han sido designadas a veces a este puesto, y es preocupante, porque es una labor que debe ser llevada a cabo con seriedad y responsabilidad. Creo que la Iglesia se preocupa demasiado de su imagen en la sociedad. Hay un imaginario cultural que asocia el exorcismo a la magia negra, a las piras donde se quemaban a las brujas. Este ritual está asociado en la memoria colectiva a un pasado fantasmagórico-esotérico.
»Sin embargo, el exorcismo, como he dicho antes, es una parte integrante del cristianismo, y está muy presente en los Evangelios. De hecho, toda la Iglesia práctica el exorcismo. El Padre Nuestro es un exorcismo que realizan todos los sacerdotes. ¿Acaso no decimos "líbranos del mal"? La oración afirma la supremacía de Cristo y la derrota del demonio. Esto a pesar de que no pueda acceder al ritual del Gran Exorcismo. Porque me dirijo al diablo y, al hacerlo, corro riesgos...
-El miedo vinculado al exorcismo, ¿juega también un papel en este desafío?
-Ciertamente. Pero aquí hay una gran ambigüedad. Cuando me presento como un simple sacerdote diocesano, todo el mundo pasa de mí. Pero cuando digo que soy exorcista, me prestan una atención desmesurada. El hombre teme al mal, pero también está fascinado por él. El exorcismo da miedo, pero este miedo no es inútil. Es un poco como una madre que amenaza a su hijo para que se coma la sopa, es el primer estadio del amor. El miedo, sin embargo, puede ser también una trampa y un ardid del demonio. De hecho, el miedo es su victoria más grande, porque es la madre de todos los vicios. Por consiguiente, en lugar de estar fascinados por el mal, las personas deberían maravillarse del bien.
-El público sabe más sobre los exorcismos por el cine que por las prácticas de la Iglesia. ¿Qué problema plantea esto?
-El cine da una imagen bastante sesgada del exorcismo. Sólo muestra el exorcismo imperativo, es decir, la parte en la que el sacerdote se dirige directamente al demonio. Es necesario recordar que el ritual del exorcismo es, ante todo, una liturgia, que empieza con la letanía de los santos.
»La posesión diabólica es también más sutil de lo que el cine suele mostrar. Hay mucha gente poseída que vive muy bien. El poder del mal está muy sobreestimado. Debemos recordar que el diablo es un perdedor, que es débil. Pero hay que ser vigilantes. Satán espera que le abramos una puerta. Las personas que veo a menudo están muy dañadas por adicciones y vicios profundos. Muchas veces son personas que han recurrido a la videncia, el morabitismo, la brujería. Antes de saquear la casa, el diablo debe atar al propietarioUna persona firme en la fe no tiene que temer caer bajo la influencia de las fuerzas del mal. Es necesario recordar, siempre, que Cristo venció a la muerte.

2 sept. 2019

Rihana oyó un exorcismo

Cantante Rihana

Creció en una comunidad religiosa, y fué testigo de un exorcismo en la casa de un amigo.

"Estaban todos rezando alrededor de una mesa, nosotros éramos jóvenes y una de las chicas de levantó y comenzó a gritar. Recuerdo que nos encerraron en la habitación porque no querian que los niños lo vieran. Cada vez que rezaban, ella gritaba con la voz mas extraña.

Fuente de la noticia clique aqui.

23 jul. 2019

Dones y carismas

Los Dones y Carismas son regalos de Dios.
Que nos permiten seguirlo y actuar en el mundo por su cuenta y a su servicio.
Tanto en la vida diaria como en ocasiones extraordinarias.




Mientras que los dones son algo permanente que los obtenemos con el bautismo y otros sacramentos, los carismas son concesiones extraordinarias.
.
Que nos permiten actuar con un poder sobrenatural en un área determinada.


 “Hay diversidad de carismas, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo; diversidad de actividades, pero es el mismo Dios que actúa en todas ellas” (1Co 12, 4-6).


Este Espíritu nos hace regalos que perfeccionan la fe, la esperanza y el amor desde un punto de vista sobrenatural.


Algunos de ellos son regalados en el bautismo y en la confirmación, pero otros son regalados por el Espíritu Santo según su propia discrecionalidad.

El Espíritu Santo distribuye estas gracias entre los fieles de todo rango.

La Lumen Gentium del Vaticano II dice que,
“Deben recibirse con agradecimiento y consuelo, ya que son sumamente adecuados y útiles para las necesidades de la Iglesia”.
Y sigue diciendo que,
El papel de los ordenados es discernir, pastorear y coordinar los carismas de los laicos para que maduren y trabajen juntos para la mayor gloria de Dios”.
Estos carismas son poderosas herramientas para nuestra misión de testigos de Cristo en el mundo.
No son para la santificación personal, sino para construir el cuerpo de Cristo y se utilizarán para servir a los otros.

Son gracias que pueden ser desde transitorias a mas o menos constantes.

El Espíritu Santo los da y los quita según su beneplácito.

Por eso se debe discernir cada expresión de apariencia carismática si proviene de DIOS, del hombre o del maligno.

Se pueden pedir al Espíritu Santo para servir a la iglesia.

Y su desarrollo o manifestación puede ser explosiva o en un proceso de discernimiento.

También apoyado por agentes externos como grupo de pares, grupos de oración, asesores espirituales, etc., o en forma íntima y personal dependiendo del estado del receptor.

Se aconseja la oración y la invocación al Espíritu Santo para su uso adecuado, y deben ser ejercidos con caridad y evitar los excesos.

Nadie tiene todos los carismas que puede entregar el Espíritu Santo, porque nos necesitamos unos a los otros, como sucede con los órganos del cuerpo, que no pueden funcionar unos sin otros.
Debe tenerse claro que un carisma no es una habilidad natural desarrollada, sino un don sobrenatural.
Que permite hacer lo humanamente imposible o elevar un don natural a un nivel sobrenatural.
Esto implica que Dios está operando a través de ti cada vez que estás utilizando un carisma.
No son algo que uno posea su control, sino que el control lo tiene el Espíritu Santo, que los hace actuar cuando se necesitan.
Y por otro lado, cuanto más te entregues a Dios, mejor y más frecuentemente actuarán los carismas.
En definitiva los carismas son signos que dan testimonio del evangelio y gloria a Dios.
Porque revelan su amor y poder trabajando en el mundo.
Y como cristianos cada uno tiene el deber de ejercer los carismas del Espíritu Santo en un espíritu de orden y de unidad, uniendo y construyendo la Iglesia.

Post relacionado; Obediencia y los dones carismáticos exorcísticos.

4 jun. 2019

Básico sobre el demonio.


D. Javier Luzón Peña —autor de «Las seis puertas del Enemigo. Experiencias de un exorcista»— nos habla de la existencia real de los demonios, de su origen y de cómo se convirtieron en demonios. Nos explica que los diablos nos perjudican, buscan cómo hacernos daño y nos separan de Dios, de nosotros mismos, de nuestro ser. También nos da luz para comprender por qué Dios los deja actuar.

28 may. 2019

7 may. 2019

Video curso de exorcistas 2019

Curso de exorcistas 2019

Curas exorcistas de todo el mundo se reúnen en Roma para ponerse al día sobre el diablo.



Los demonios en los medios de comunicación, los requisitos para ser un buen auxiliar de exorcistas o la diagnosis para saber si alguien ha recibido la visita del maligno. Estas son algunas de las lecciones de un curso único en el mundo que se está celebrando esta semana en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, la universidad de los Legionarios de Cristo en Roma.
Un total de 241 personas –curas (y algunos laicos) de 42 naciones diferentes– han viajado hasta la capital italiana para aprender sobre el exorcismo y ponerse al día sobre un rito sacramental que cada vez despierta más pasiones, según la organización.

España es el segundo país con más sacerdotes que realizan exorcismos, después de Italia


“El interés en el diablo crece cada año. En un mundo secularizado que se aleja de Dios, cada vez hay más espacio para el demonio”, dijo ayer el sacerdote manchego Pedro Barrajón, profesor de teología. Los organizadores creen que Internet es un buen instrumento para Belcebú si se utiliza de manera incorrecta. Ven que las redes sociales pueden favorecer las prácticas satánicas, ritos ocultistas y portales dedicados a este ámbito que antes eran más difíciles de difundir. “Sí, estamos viendo un aumento de los exorcismos”, confirmó Barrajón a la prensa.
Aunque la mayoría de la jerarquía eclesiástica desconfía de estas prácticas, el seminario, titulado “Curso de ­exorcismo y plegaria de la liberación”, se celebra en una institución académica auspiciada por la Santa Sede. El Vaticano reconoció de manera oficial en el 2014 a la Asociación Internacional de ­Exorcistas, la cual se estima que está compuesta por unos 400 miembros. No hay datos oficiales, pero Barrajón dice que después de Italia, España es el país con más curas exorcistas de todo el mundo.

Los exorcistas católicos han encontrado un aliado en el mismo papa Francisco, que habla recurrentemente del demonio en público y hace poco avisó que “no es sólo un cuento de ancianas”. “Existe, sí, es verdad, y es nuestro mayor enemigo –remarcó–.Es el que trata de hacernos resbalar en la vida. Es el que pone malos deseos en nuestros corazones, malos pensamientos y nos lleva a hacer cosas malas, las muchas cosas malas que hay en la vida, para terminar en guerras”. Como en las películas de terror, los exorcistas cuentan que una persona poseída por el demonio puede llegar a escupir objetos durante este rito, como “barras de hierro”, que después los curas destruyen para evitar que se propague el mal. Según Barrajón, hay tres situaciones que indican que alguien necesita una intervención divina: tener aversión a los objetos, personas o lugares sagrados, hablar o entender lenguas desconocidas como el latín o el griego, o experimentar una fuerza sobrenatural.
El llamado exorcismo solemne consiste en una fórmula litúrgica que sólo pueden llevar a cabo presbíteros autorizados por el obispo de su diócesis. Después de varias plegarias, el cura acaba ordenando a Belcebú que se marche con las palabras “yo te ordeno en nombre de Jesucristo que salgas de esta persona”. Pero el demonio no siempre acepta irse por las buenas. De normal son necesarias unas dos o tres sesiones, aunque en algunos casos especialmente complicados pueden alargarse años.
Uno de los asistentes al curso –que cuesta 400 euros– era el catalán Josep Serra Colomer, canónigo de la catedral de Barcelona y director de la residencia sacerdotal Sant Josep Oriol. Serra Colomer cuenta a este diario que en tres años él ha atendido a unas 300 personas, a muchas varias veces. “Sus situaciones eran a menudo muy complejas y variadas. La Iglesia recomienda que antes de realizar un exorcismo se pida el asesoramiento de psicó­logos y otros expertos”, puntualiza. Ha venido al curso porque considera que le ayuda a profundizar sobre la “presencia del pecado, del mal y del maligno en las personas de nuestro mundo y de la liberación que Dios nos quiere comunicar”.
La edición de este año, la decimocuarta desde que se creó el curso, tiene una gran novedad. Por primera vez, un católico, un ortodoxo, un anglicano, un pentecostal y un obispo luterano se reunirán para compartir sus experiencias con el diablo en una mesa redonda que tendrá lugar el sábado.

2 may. 2019

Los falsos exorcismos

Efesios 6,12

6.12 Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.

A veces, lamentablemente, llegan noticias de que alguien ha realizado "un exorcismo" y ha matado a la persona supuestamente posesa.

El combate espiritual contra el demonio, no es físico, es espiritual, aunque eso si, a veces el demonio ataque a la persona de forma física, por tanto, las armas han de ser siempre espirituales, el único apoyo físico, ensalzando a Dios, seria, el uso de sacramentales, objetos bendecidos de suave contacto y las reliquias de santos y santas. 

El caso que voy a exponer sucedido ayer, fué ejecutado por un joven, llevado por la obsesión o la esquizofrenia, primero mató a su hermana y después trató de matar a su madre, quién pudo huir y avisar a la policia.

Este tipo de casos se ha dado, lamentablemente en personas de ritos esotericos, buscando "el exorcismo" y con fatales consecuencias. Este tipo de hechos sucede en cualquier parte del mundo.



Un joven marroquí torturó hasta la muerte a su hermana de cinco años en una sesión de «exorcismo» para expulsar los demonios que supuestamente la habitaban, antes de atacar a su propia madre, que pudo escapar y denunciar los hechos ante la Gendarmería.
El diario Al Massae relata hoy que el suceso se produjo en la región de Kenitra, una zona agrícola al norte de Rabat, y el procurador (fiscal) ya ha ordenado una investigación para aclarar lo sucedido.
El joven de 20 años estaba convencido de que su hermana de 5 años estaba endemoniada, y quiso tratar el problema primero con una sesión de «roqiya», un controvertido tratamiento que consiste en la lectura del Corán según un determinado ritual para expulsar a los duendes que supuestamente tienen hechizada a una persona.
Al ver que la «roqiya» no daba resultado, el joven utilizó un arma blanca contra esos supuestos demonios en el cuerpo de su hermana, hasta causarle la muerte. Acto seguido, y convencido de que los demonios se habían alojado en el cuerpo de su madre, trató de degollar a esta última.
Sin embargo, la madre pudo escapar y denunciar los hechos.

24 abr. 2019

Reacción de un poseso ante la Eucaristía.

Durante una misa en Guanajuato, México.




En un intento por exorcisarle, varios sacerdotes llevaron al hombre hacia la capilla anexa al altar y expresaban: "¡Retírate demonio de este cuerpo!".
El demonio de un poseso, reaccionó, ante la Eucaristía, durante la misa de "Lavatorio de Pies" en la Catedral Metropolitana de León, ante la mirada del Arzobispo Alfonso Cortés Contreras, sacerdotes y decenas de fieles, la tarde del Jueves Santo, el pasado 18 de abril de 2019.
En el momento en que el prelado comenzó a dar la comunión, el hombre de unos 50 años de edad cayó al suelo a escasa distancia del altar y comenzó a retorcer su cuerpo como una serpiente, mientras sus risas y carcajadas retumbaban en el recinto religioso.
El periodista Cuitláhuac Rodríguez captó la escena con su teléfono móvil, mientras un grupo de religiosos oraban ante al poseído y le rociaban agua bendita. La piel del hombre, que vestía playera polo verde, pantalón de mezclilla y zapatos negros, "tomó un color entre amarillo y verde, muy raro", comentó.
En un intento por exorcisarlo, varios sacerdotes llevaron al hombre hacia la capilla anexa al altar y expresaban: "¡Retírate demonio de este cuerpo!, ¡Sangre preciosa de Jesucristo, libéralo!". En ese momento el hombre se contorneaba como una serpiente.
La persona poseída se carcajeaba y decía incoherencias, al momento que un cura repetía con voz alta la frase "¡Jesucristo, libéralo!"; de fondo se escuchaba el órgano con música sacra.
"Es el mismo demonio el que tenemos aquí", comentó otro clérigo.
La feligresía, mujeres, hombres y niños, que ocupaban las bancas y otros que estaban parados "rezaban y hacían la señal de la Cruz desde su lugar", incluso avisaron al servicio de emergencias 911.
Los sacerdotes siguieron con un proceso semejante a un exorcismo, en una capilla rociaron más agua bendita y pidieron por su espíritu, mientras que el arzobispo impregnaba de incienso la Catedral. Más adelante el hombre se levantó y salió llorando del templo, alrededor de las 7 de la noche.
“Un sacerdote comentó que esa persona era tartamuda y había expresado que el Diablo no lo dejó tomar la hostia santa".

4 abr. 2019

Empresa vendida al satanismo

El estatus de ‘amigable para la familia’ de la tienda está siendo seriamente cuestionado.

Walmart vende ahora parafernalia satánica



DETROIT – A pesar de venderse con una imagen de negocio familiar, Walmart vende ahora estatuas de Baphomet, un ídolo satánico.
La misión corporativa de Walmart promete “ahorrar dinero a las personas para que puedan vivir mejor”. Esta afirmación refleja los ideales de Sam Walton, el fundador de la compañía y receptor de la Medalla Presidencial de la Libertad, quien quería “darle al mundo la oportunidad de ver cómo es ahorrar y tener una vida mejor”.
Pero la reputación “amigable para la familia” de la tienda está siendo cuestionada últimamente por su línea de productos satánicos, que incluyen estatuas de Baphomet, copas “Iglesia de Satanás”, colgantes de Baphomet, pentagramas, almohadas y ropa con insignias satánicas, tarjetas, carteles y muchos otros artículos que normalizan el satanismo e incluyen entre sus puntos de venta “Usados por los satanistas de hoy en día”.
No está claro cuánto tiempo lleva Walmart vendiendo artículos satánicos. La reputación de Walmart se ha visto afectada recientemente, la tienda fue criticada por activistas a favor de la familia la semana pasada después de que Walmart emitiese un anuncio pro gay con dos homosexuales en una cita a ciegas.
En el Episodio II de una campaña de vídeo titulada “El amor está en el pasillo: un programa de citas en Walmart”, Andy y Pat, dos personajes homosexuales, se reúnen en Walmart para una cita a ciegas. Compran velas aromáticas y sartenes de hierro fundido, se cuentan chistes mediocres y se muestran contentos e inofensivos.
La American Family Association (AFA), cuya misión es “fortalecer los cimientos morales de la cultura estadounidense”, expresó su sorpresa de que Walmart promoviera la campaña “con un movimiento que la mayoría de los cristianos probablemente no se esperaban, el gigante minorista Walmart ha publicado un vídeo en internet que hace ver como algo normal las relaciones homosexuales”. 
Al menos con una compañía como Amazon, sabíamos que eran liberales desde el principio”, continuó AFA. “Pero esto parece más bien una traición de un conocido amigo. Probablemente Sam Walton se esté revolviendo en su tumba”. 
La AFA ha tomado medidas para oponerse a la promoción de Walmart de la agenda LGBT mediante la creación de una petición para instar a la tienda a permanecer neutral en temas controvertidos. La petición, dirigida al presidente de Walmart Doug McMillon, se puede firmar aquí.
Baphomet es un símbolo demoníaco que fue adoptado por Aleister Crowley, un ocultista inglés, y Anton LaVey, fundador de la Iglesia de Satanás. A menudo es utilizado por los satanistas para representar sus creencias. En 2015, el Templo Satánico reveló una estatua gigante de Baphomet en el centro de Detroit en un evento anunciado como “la ceremonia satánica pública más grande de la historia”. En el momento de la inauguración, dos hombres homosexuales vestidos en cuero se besaron lascivamente frente a la estatua, y otras actividades sexuales tuvieron lugar en el regazo de la estatua con cuernos.
El modelo Baphomet vendido por Walmart tiene un precio de $ 31.24 para la versión de 10 pulgadas y $ 449.99 para la versión de 3 pies.

La descripción del producto dice:
Esta estatua Baphomet sobredimensionada mide 35 “de alto, 17” de largo y 13.5 “de profundidad aproximadamente. Esta estatua Baphomet de gran tamaño está hecha de resina compuesta de diseñador y piedra triturada, pintada a mano y pulida individualmente. Diseñada por Maxine Miller, esta estatua pesa aproximadamente 35 lbs. Baphomet contiene elementos binarios que simbolizan una reconciliación de opuestos, emblemáticos de la voluntad de abrazar e incluso celebrar las diferencias entre los individuos. Esta estatua de Baphomet se jacta de detalles inmaculados del trono del Globo Geográfico de la Tierra en que descansa la estatua, los escritos de Solve Et Coagula tallados en las manos, detalles intrincados de las alas angélicas y muchas otras características que completan esta estatua. Esta estatua de Baphomet está esculpida en proporciones de gran tamaño.
‘Solve et coagula’ (“disolver y coagular”) es una frase latina asociada con la alquimia medieval, pero hoy denota prácticas ocultas y rituales.
Walmart vincula a Baphomet con la Iglesia de Satanás en su descripción del producto: “Baphomet se ha relacionado con el satanismo… principalmente debido a su adopción como símbolo por parte de la Iglesia de Satanás”.
Walmart agrega en su descargo de responsabilidad: “Nuestro objetivo es mostrarle información precisa sobre el producto. Los fabricantes, proveedores y otros, proporcionan lo que ve aquí, y no lo hemos verificado”.
Según el sitio web de Walmart, “las decisiones estratégicas en el negocio son una manifestación directa de [nuestra] declaración de Misión”.
Los miembros de The Satanic Temple, autodenominados “satanistas cívicos”, defienden los “derechos reproductivos religiosos”, palabra clave para abortar. Sus protestas de mítines pro-vida fuera de las clínicas de Planned Parenthood pueden tomar formas extrañas, por ejemplo, múltiples protestas en Detroit que involucran a hombres desvestidos con pañales y ropa de S & M con máscaras de bebés girando, vertiendo leche sobre sí mismos o auto flagelando, en lo que ellos llaman ” Dramas políticos radicales “para protestar por el” absurdo “de la posición pro-vida. Otras protestas en Detroit han involucrado baños rituales con leche.
Los miembros del Templo Satánico también promueven los “clubes de Satanás para después de clases”, un programa extracurricular diseñado para enseñar a los niños de las escuelas públicas acerca de sus creencias. El programa pretende promover la “indagación libre y el racionalismo”, pero los críticos afirman que es simplemente una forma en que el satanismo puede infiltrarse en las escuelas públicas y adoctrinar a los niños con propaganda anticristiana.
Church Militant se acercó a los representantes corporativos de Walmart con las siguientes preguntas:
  • ¿Por qué Walmart vende este producto, ya que parece estar conectado a lo diabólico?
  • ¿Walmart lo sacaría de sus tiendas?
  • ¿Cómo concilian los ejecutivos de Walmart el lema de Walmart: “ahorrar y tener una vida mejor” y la venta de este producto? ¿Creen que promover las estatuas de la Iglesia de Satanás ayudará a los clientes a tener una vida mejor?
  • ¿Qué crees que diría Sam Walton sobre la venta de este producto en sus tiendas?