27 dic. 2014

El diablo y el infierno, mitos o realidades


Recomiendo ver todo el vídeo aunque es largo, pero muy interesante.

Si alguien quiere abreviar, sobre el infierno, puede ver desde el minuto 16,20 al 24,10.


1 comentario:

Anónimo dijo...

He tenido la experiencia de abrir ciertos canales, de mi alma, al tomar drogas, sin ser consciente y dejar que se metiera dentro de mí un ser de la oscuridad. Con el consumo de drogas y el placer que provocan estas drogas, (cocaína), abrí las puertas a que estos seres se acercaran a mí y a mi casa, durante años. Me he dado cuenta ahora que eran demonios, en estos días y después de muchos años de notar algo en mi casa y de ser engañado, al hacerme creer que estas presencias eran buenas.
Me he dado cuenta de que eran demonios por que sentí la posesión y el control de este ser maligno, que no pudo con mi ser y no deje que me controlara. Tuve mucho miedo, pero me sirvió para creer mas en lo que ya creía, en el Creador.
Me hizo ver que los demonios existen y que se aprovechan de que las personas tomen drogas y en cierto momento se aprovechan para introducirse en el cuerpo de estas personas y hacer lo que quieren, matar y mucho más, además de destruir la vida de las personas.
Cuando ocurre algo malo y la persona retorna el control del cuerpo y se despierta de la posesión, no se acuerda de nada pero cuando ve lo que ha ocurrido, no da crédito a lo que ve, se vuelve loco, por que puede llegar hasta matar a sus hijos o seres más queridos sin saberlo o haber tenido la conciencia de estar haciéndolo.
El no sabe que ha ocurrido, por que el demonio se ha metido dentro de el sin darse cuenta. No entiende que ha ocurrido y la policía dice, estaba drogado,etc...,lo mandan a prisión y no creen en lo que dice, lo de que no se acuerda de nada.
Los policías y la persona, solo piensan que las culpas son de las drogas, por que consumió drogas, pero no saben que ha ocurrido realmente, por que no creen en el demonio ni en Dios lo suficiente. No saben que el demonio se ha aprovechado de esta persona al estar con los efectos de las drogas.
Se ha aprovechado, el demonio, para hacer de las suyas sin ser descubierto y la gente solo piensa que las culpables han sido las drogas porque no creen en el demonio.
Lo que ocurre es que el demonio ha sabido introducirse por alguna puerta que se deja abierta, en el alma o el cuerpo, con las drogas.
Mi experiencia de tomar drogas y perder el control unos minutos y de no acordarme de ciertas cosas fue terrorífica, pero en cierto momento me di cuenta de que un ser malo se había metido dentro de mi cuerpo y reaccione y enseguida lo sentí fuera de mi y quería meterse más, pero no podía y se enfado haciéndome creer que me iba a hacer a mí y a mis hijos mucho daño, reaccione con miedo, pero reaccione y no se acabo de adueñar de mi. En fin, fue una experiencia mala, pero buena, para darme cuenta que hay algo más de lo que vemos y que estamos aquí gracias a Dios nuestro querido padre y estos seres quieren engañarnos con drogas y vicios que nos dan placer para controlarnos y llevarnos hacia su terreno.
La gente no lo ve y es por eso que hay que decirles o hacerles ver que no vamos por un camino de la verdad y que todos los días los demonios nos controlan la mente parcialmente.
La gente se ha olvidado de Dios o de dónde venimos y de eso se aprovecha el diablo. Hay que hacer recordar a la gente que somos hijos de Dios y hacer saber que el demonio existe contando experiencias como la mía para poder ayudarles a entender el por qué pasan cosas malas increíbles y poder enseñarles su mejor hacia el bien.
Es maravilloso saber que hay seres que nos ayudan y el poder darles las gracias por velar por nosotros no dejando que se adueñen los demonios de nosotros.
El demonio me ha hecho más fuerte en cuanto a mis creencias y quiero ayudar a los demás a despertar, pero no sé cómo.