16 may. 2017

Al exorcista incrédulo.

Jesús el buen pastor.


Salmo 23

Salmo de David.

El Señor es mi pastor,
nada me falta.
2 El me hace descansar en verdes praderas,
me conduce a las aguas tranquilas
3 y repara mis fuerzas;
me guía por el recto sendero,
por amor de su Nombre.
4 Aunque cruce por oscuras quebradas,
no temeré ningún mal,
porque tú estás conmigo:
tu vara y tu bastón me infunden confianza.
5 Tú preparas ante mí una mesa,
frente a mis enemigos;
unges con óleo mi cabeza
y mi copa rebosa.
6 Tu bondad y tu gracia me acompañan
a lo largo de mi vida;
y habitaré en la Casa del Señor, por mucho tiempo.

Antes de comenzar a escribir, manifiesto que no soy el sacerdote Fortea, soy un colaborador suyo.

Este post va dedicado a aquel exorcista, que nombrado oficialmente no ejerce de tal, sino que dispersa a ovejas necesitadas.

Estimado sacerdote de Dios:

El ministerio del exorcismo no es un título nobiliario para lucir, es un nombramiento caritativo, difícil a veces, sobre todo cuando se comienza, pero no imposible, jamás imposible para la gracia de Dios.

Si bien es cierto que se ha de discernir desde la seriedad y esperar recibir la luz de Dios en aquellos nuevos casos que te llegan, no des por hecho nada hasta esperar en Dios nuestro Señor. No deseches a nadie hasta no estar seguro, no prejuzgues por ti mismo, espera en el Señor, visita el Sagrario, pídele a Jesús en tus momentos íntimos, a solas con EL, que nunca nos abandona, reza abundantemente, sobre todo el santo rosario cada dia. Vive la gracia.

Tu poder sacerdotal, y la autorización de tu obispo te confieren una gran fuerza contra el demonio, garantia campeona de vencer al mal siempre, no lo olvides.

Cierto que no todo serán casos de influencia demoníaca, algún caso habrá de una persona sugestionada o sobre preocupada innecesariamente, aún y así aconseja el buen camino cristiano, la mejor garantía para el alma, pero esta no es la razón para muchísimos casos. No desestimes a la ligera, no despidas vacío al necesitado, hay pocos exorcistas, muy pocos para la demanda aumentante porque las personas apartadas de la gracia de Dios abren las puertas al enemigo, sin saberlo, y por el motivo de adentrarse en las falsas doctrinas que apartan de Dios y están inspiradas y viciadas por los demonios.

¿Que sucede cuando una persona, que ha llevado una vida normal y coherente, por la razón que sea que le ha llevado a eso comienza a sentir ataques demoníacos y acúde a ti, y no encuentra tu ayúda?  la despides vacía, le cierras tus puertas, le cierras las puertas que Cristo quiere abrirle con sus manos extendidas ¿Que pasa con esa persona? ¿Jesús actuaría asi? Lee los evangelios, hay varios casos de posesión, y liberación por Jesús Dios vivo y presente, comienza a creer que existe el demonio como ser personal.

Tú no creías, pero rezaste brevemente por una persona afectada, el demonio habitante se comenzó a revolver dentro de la persona como agua hirviendo, tu oración comenzaba a ser efectiva, tú no lo sabías pero allí se estaba produciendo un efecto, una revolución, un no saber estarse quieto y escondido, ese demonio, que no era uno solo, Pero la gracia de Dios comenzaba a actuar, y el demonio a no poder resistirse, porque tú tienes ese poder y esa autorización, pero.. tu incredulidad te hizo hacer oración corta, y despediste a esa persona sin haber observado nada "raro" si hubieses seguido orando un poco mas, solo un poco mas.. los demonios ya no resistían, pero dejaste de hacer, de creer, de luchar,dejaste de pinchar donde mas les duele a los demonios, con la oración de intercesión, tu incredulidad no negaba la gracia que Dios y la autorización de tu obispo que había puesto sobre ti con esa gran bendición para ser efectivo en este ministerio contra el demonio.

Esa persona, no te preocúpes, por la gracia de Dios está siendo atendida, los demonios se han mostrado y ya estan comenzando a perder la batalla, algunos han salido ya, por la conversión personal,  su buen camino cristiano y las oraciones de intercesión que recibe de las personas que si creen en Dios y en el demonio.

Si hubieses orado un poco mas, solo un poco mas, habrías visto la realidad, fuíste muy breve. Aquella persona no es una enferma mental. Y casos así vas dejando perder, prejuzgando sin esperar en Dios, confiando solo en ti, y no, debes, debes esperar en Dios, quien  llame a la puerta de Jesús, EL atiende, a nadie deja abandonado, a tí tampoco, que eres un consagrado suyo.

Jesús te necesita sacerdote exorcista, estás ahí para ayudar y ser caritativo con esas ovejas heridas por el mal, confian en ti como buen pastor, sé buen pastor.

No todos los casos serán de influencia demoníaca o posesión, los habrá de sugestión o sobre preocupación, siendo así, y cuando estés seguro, igualmente aconseja cristianamente, y que la persona marche en paz, pero discierne bien, espera la ayúda de Dios, no prejuzgues por ti mismo no despidas a nadie vacío si te necesita,

Me ha producido mucha tristeza saber tu proceder, pero rezo por ti, pido al buen Dios para que te ilumine y te haga ver lo que necesitas, para que seas una buena obra de providencia suya.

Jesús te necesita, ánimo, 

Muchas ovejas acúden a tí, te necesitan, atiendelas como lo haria Jesús, eres efectivo, cree en tu poder sacerdotal, en tus bendiciones, en Dios, en el orden eclesial que cumples, y en el demonio que ya ha comenzado a perder su batalla cuando le descúbres y luchas contra el, con la gracia de Dios.

Si tienes muchos casos, informa a tu obispo para que nombre a mas exorcistas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como va a nombrar el obispo de MLG capital exorcistas, cuando los sacerdotes echan el tema para el otro lado.?

pepe papa dijo...

Es un gran problema la incredulidad en lo que debe ser una gran labor sacerdotal.Como es este caso.

Anónimo dijo...

Estos temas son complicados tanto para los sacerdotes como para los necesitados de oración.

Hacen falta sacerdotes que quieran rezar para los necesitados de oración.
Me consta que hay grupos que rezan, aunque no sé hasta cierto punto si hay una larga continuidad en el tiempo.
Parece como si el entorno se opusiera a estas prácticas. El entorno, pueden ser personas variadas tanto laicos como religiosos.
También suele pasar que vienen de América oradores o gente que guía oraciones de sanación.
Parece que en aquella cultura tal vez será por la influencia de otros grupos de cristianos que para ellos es más habitual la organización de la "guerra espiritual" o rezar oración de liberación.
Este tipo de oración,según el material escrito que he encontrado por internet, parece que es más aceptada en estas culturas.
Es una pena la división que hay, porque impide mucho avance espiritual de la sociedad, además de la ayuda a los necesitados de oración de liberación.
Estaría bien que en casi cada parroquia hubiera un grupo que rezara por estas necesidades de oración para la sanación de las heridas emocionales.
Los casos más serios ya sería otro asunto.
Muchas veces cuando una persona va a informarse de lo que le ocurre "ya son mandadas a por viento fresco", eso sí de manera educada. Pienso que se pierde una gran oportunidad para EVANGELIZAR.
Aunque una persona vaya sean sugestiones, manías, que está enfermo de verdad y otras cosas...pienso que se pierde una oportunidad muy grande de evangelizar. Da que pensar que tal vez sea Dios que les manda a estas personas para su evangelización.
El caso de que sean personas muy devotas que entran "en sugestiones", también les serviría para ser redirigidos.
TODO es muy COMPLICADO muy difícil de discernir. está el verdadero "enemigo" desde los principios de los tiempos que crea la "división".
Hace falta mucha oración y buenos guías. Es verdad que tenemos el Espíritu Santo que es el que guía, pero los grupos necesitan una organización y dirección.
Los sacerdotes y religiosos tal vez sean el "blanco" de grupos mal intencionados, que con sus maldiciones y malos deseos, provocan la división para que así no prosperen.
En estos momentos de mi vida los veo a todos inocentes, tanto a los sacerdotes que hacen la omisión de ayuda a estos necesitados, como a los que son responsables que ellos tengan cerrado el entendimiento y en consecuencia omiten.

Anónimo dijo...

Me uniré a la oración por este y otros sacerdotes que son similares a él, aunque necesitan mucha comprensión y refuerzo.
Es tan fuerte el mal y los ayudantes del mal que no me extraña que le haya entrado la inoperancia.
Ya sabemos que Dios lo puede todo y que estando en Dios no hay nada que temer.

Sabemos que el maligno ataca por donde puede y lo prueba todo, incluso con los ayudantes del propio exorcista.

Por eso es importante que los que sí creemos y oramos les comprendamos, recemos por ellos por estos momentos y por muchos más.