29 ago. 2014

Un niño poseso


El caso de Rubén

El Padre Padre José Antonio Fortea desde Madrid, España, narra esta experiencia en su libro “Exorcística"

Aunque no es único, el caso de este niño español de 11 años nos da una lección para la vida en la noche de octubre 31, fecha cuando se celebra el Halloween, su escuela pidió a los niños y a sus padres adquirir un disfraz para tal ocasión. Rubén y su padre fueron a la tienda especializada y escogieron un disfraz horrible, una calavera con un machete y una bola de la que surgía sangre.

La madre expresó su desagrado por “lo excesivamente sangriento que era”, pero lo dejaron así y el chico lo usó esa noche.

Al regresar a casa el chico notó que una sombra con figura humana se le acercaba. Dos o tres días más tarde comenzaron sus pesadillas, temblores y mucho miedo. Para llevarlo al comedor tenían que cubrirle la cabeza con una manta pues veía con terror en el pasillo personas que lo querían agredir, lo insultaban y amenazaban. En sus sueños un hombre lo perseguía para matarlo.

Durante cinco meses el comportamiento del niño empeoraba, amenazaba a la familia e intentaba matarse. Algunas veces su voz se extinguía y sólo podía susurrar.

Otras veces no podía pasar alimento ni líquidos por su garganta. En este punto los padres lo llevan al médico y éste los remite al psiquiatra. Lo diagnostican con cuadro de alteración de conducta de inicio brusco.

Después de año y medio de tratamiento el niño no mejora. Ni terapia ni medicamento dió resultado, al final lo mantenían dormido. Pasa año y medio, los médicos declaran su impotencia para curarlo y le aconsejan a sus padres enviarlo de nuevo a la escuela.

 La escuela, no lo aceptó. Pero a petición de la Junta de Profesores el ministerio de Educación aceptó enviarle un profesor a su casa

UNA ESPERANZA: Aunque los padres no eran practicantes de la religión y además tenían muchos prejuicios contrarios a la Iglesia y a los sacerdotes, decidieron ir a consultar a su parroquia.

El párroco los remitió a la parroquia del Padre Exorcista José Antonio Fortea en Madrid, España y allí discutieron con él los hechos, síntomas, acciones tomadas, diagnósticos médicos y opiniones de la familia. El Padre Fortea aceptó tratarlo.

Exorcismo y liberacion: Al llegar los padres con el niño en el auto a la iglesia, el niño no pudo andar ni hablar, el padre lo cargó a cuestas y lo llevó a la capilla de la cripta donde hacían las oraciones. Allí el comportamiento de ese niñito frágil, cambió radicalmente y con voz de adulto áspera y grosera empezó a proferir insultos soeces, a escupir al sacerdote, a burlarse, desarrolló una tremenda fuerza. Se le hizo un exorcismo inicial seguido por varios más.

Después de cuatro meses, el P. Fortea invocando la asistencia del Arcángel San Miguel y el Amor y Misericordia de Dios, logró la expulsión del demonio y Rubén quedó en paz. Los padres del chico se abrazaron y lloraron. La pesadilla se había acabado. Sobra decir que su fe se ha fortalecido y han vuelto a la casa de Dios.

5 comentarios:

DRA. BERTHA DE PERU dijo...

Nuestro bello exorcista es total mente sencillo en sus indicaciones, pero un ángel de Dios, los tiempos son del Señor, el lucha hasta el final pero hay que tener fe, y, vencemos con amor y oración, ayuno, su ayuda, misa diaria, denario a María y paciencia en esperar. dra. bertha de peru

Anónimo dijo...

Gracias Bertha ! DLB

Foro sobre Exorcismo dijo...

Dra. Bertha, bienvenida.

bertha dijo...

Aprendí de los exorcistas que con amor y perseverancia, se derrotan los grandes gigantes que nos pretenden asolar. Gracias José Antonio Fortea, Cesare Truqui, Pedro Mendoza Pantajo, Alvaro Duarte, John Mario Montoya, S.E. Jonas Maria, Iván Calle, Mario Mazzoni, José Tamínez, Juan Aguilar Valdez, Manuel Acuña, Walkelys Araujo, Juan Carlos Negretti vuestras enseñanzas y oraciones han dado ingentes frutos en mí. dra. bertha de peru

DRA. BERTHA DE PERU dijo...

Somos seres de Dios que nuestro rostro, demuestra la paz que El pone, y, José Antonio es un hombre muy especial, te enseña a ser agradecido con todo lo mas simple. A veces el lo hace por ti, sin decírtelo, después te das cuenta. Gracias exorcista bello de Dios. dra. bertha de peru