20 oct. 2013

Fabienne, ex-esotérica hoy conversa católica (y 2)

Fabienne Guerrero, en la actualidad, con la imagen de Jesús de la misericordia

Folletos de la logia rosacruz.
La otra rama de su interés esotérico era la AMORC (Antigua y Mística Orden de la Rosa Cruz). "Recibía cada mes cuatro de sus folletos con sus enseñanzas. Llegué al “séptimo grado”. Me afilié a una logia rosacruz con varias iniciaciones esotéricas". En su entrevista con Laurentin detalla que "fui iniciada en la logia de Haroeris en Marsella desde abril de 1995 hasta marzo de 1997". 
En la AMORC se estudiaban autores esotéricos y de la Nueva Era, como los fundadores de la teosofía: Madame Blavatsky y Rudolph Stainer. Y todo el arsenal "new age": viajes astrales, los chakras, los mantras, tantras, magnetismo, channeling, depuración con seres de luz, telequinesias, pédulos, simbolismos, magias, hipnosis, fuerzas psíquicas, lecturas de auras, sanaciones con piedras y cristales, meditación trascedental, el reiki, etc... "Me metí en todo eso con ingenuidad", asegura.

¿Relación personal con un dios-energía?
Años después, al descubrir al Dios-Amor del cristianismo, a Jesucristo, con su personalidad, su relación personal, se dio cuenta de algo que ya había percibido antes: "En mis estudios esotéricos buscaba entender a ese dios-energía, dios-cosmos, pero lo cierto es que no lo conocí, no se puede tener una relación corazón a corazón con una energía, pero sí con Jesús, verdadero dios y verdadero hombre; si estamos muy unidos con Jesús podemos sentir en nuestro corazón su fuego divino y su ternura exquisita. ¡Yo no conocí esa ternura en la Nueva Era!"
 
En la logia de la AMORC "conocí a un hombre y nos fuimos a vivir juntos. El ya se había casado por la Iglesia 14 años antes... pero su esposa 7 años antes le abandonó para irse con un amigo de él".
Observese la estrella de 5 puntas. 
En autobús a Medjugorje
Fue entonces cuando "una amiga me habló de Medjugorje. Fui en autobús. Fui a la misa allí: había una lucha en mi alma entre Satanás y la Virgen. En Medjugorje encontré personas con mucha fe, que caminaban descalzas hacia la cruz… les seguí y me dije: si hay tantos locos, ¿porque no yo?" Ese fue el momento de su experiencia mística que le cambió.

"Desde ese momento decidí seguir a Jesús. Volví a Francia, con mi novio. Me miró de forma rara, porque vio que yo ya no iba con escotes y minifalda, sino de blanco y azul hasta los pies, los colores de la Virgen. Y le dije: ¿sabes? como ya no estás casado y tu mujer se ha ido, tú y yo nos podemos unir. Voy a hablar con un sacerdote".

¿Vivir "como hermano y hermana"?
Fabienne sabía que no era cristiano acostarse con alguien que no es tu cónyuge ante Dios. Lo que no sabía es que a ojos de Dios y la Iglesia, su novio seguía estando casado con su esposa anterior. Fabienne convenció a su pareja para que dejase la casa, aunque dos días después volvió. Entonces le convenció para vivir un tiempo "como hermano y hermana", sin relaciones sexuales. Para colmo, el cura joven que la atendió la confundió: les animó a casarse por lo civil y les dijo que él haría una bendición a su unión para "caminar juntos" (como casados).

Y cuando estaban allí, en la parroquia, recibiendo la bendición del sacerdote, Fabienne sintió que Dios le hablaba y le decía "esto es una mentira".


- Señor cura, Dios no está de acuerdo con lo que usted nos da -le dijo ella.

- ¿Por qué? Si no pasa nada... -decía él.

- Espere, que hablaré con otro sacerdote... -dijo ella.

De hecho, de vuelta en casa, tuvo una experiencia espiritual en la que sentía que Jesús le sacaba de la cama que compartían y le enviaba a otro cuarto. Cuando encontró a otro cura que le explicó la realidad (que el matrimonio verdadero de su novio era con su primera esposa) lloró."Yo quería tener hijos", recuerda.

- Tenéis que vivir como hermano y hermana en habitaciones separadas y, de hecho, ya que no tenéis hijos, hay que pensar en separaros. Ante Dios él es marido de otra -les dijo el nuevo cura, fiel al Magisterio.

- Pero esa otra está con otro hombre -respondió ella.

- Ya, pero el divorcio no existe para Dios: la unión ante Dios es hasta que la muerte los separe.

"Cumple mis mandamientos"
Un mandamiento exigente, pero Fabienne sintió que Dios le decía: “una hipócrita no puede avanzar”. Más aún: empezó a escuchar un llamado de Jesús: ¡“escucha mi palabra y cumple mis mandamientos!”, le oyó decir. "Yo no leía la Biblia, y de los mandamientos sólo sabia que eran diez", recuerda ella. Al repasarlos, vio que le faltaba mucho para entrar en serio en la vida cristiana.

Su novio aceptó esa vida casta en comunidad durante dos años. No más. "Yo le quise mucho y le sigo queriendo, pero ya no mantengo contacto con él, porque creo que haría daño a mi vida espiritual", señala hoy Fabienne, casi 15 años después.

Pecador arrodillado, es perdonado
En esta época de su vida empezó a notar que "Dios me instruía desde el tabernáculo, en el sagrario, me hablaba de Su Misericordia, y del infierno, que es su justicia. Dios no envía a nadie al infierno: es el alma la que al desplegarse sus pecados tiembla de terror ante el Amor de Dios. Él vivio su dolorosa pasión para salvar a masones, espiritistas, abortistas, etc… El salvará a los homosexuales que vivan en castidad; a las que han abortado si se arrepienten; perdonará a pedófilos, criminales, etc… si se ponen de rodillas y reconocen sus pecados".

"Empecé a destruir todos mis libros de esoterismo, Nueva Era, etc… los rompí y después los quemé. Si alguien los encuentra en mi casa y los estudia yo tendré que dar cuenta a Dios por los riesgos de su alma, pensé".

Una confesión muy larga
Fue a su primera confesión con "páginas y páginas de pecados: llevaba desde mi confirmación sin confesarme. Hablé de todos mis examantes, que me casé con un casado, de droga, alcohol, anticoncepción. Yo lo contaba todo, porque si no los demonios no se iban. Hablé de mis sesiones de sexo en clubs nocturnos, de gastos exagerados en ropa, de que animé a abortar a una amiga, de la adivinación, glotonería, que mentí a jefes, olvidé a los pobres, consumí porno. De envidias, celos, etc…"

"Y hablé de falta de perdón. Si no perdonamos en la tierra no recibiremos perdón en el Cielo. Dios permitio que yo viviese esto para poder decir a la gente que se acerque a los sacerdotes a confesarse: es Jesús quien está presente en el sacerdote, nos abraza en cada confesión. Cuando nos confesamos, nuestros pecados, que están como espinas en el corazón de Jesús, caen, y así ya no le duelen".

Un compromiso con la Virgen
Tras su divorcio civil pensó: "ya puedo casarme. Pero no con un hombre: lo hice con la Virgen María, me impuse el escapulario de la Virgen del Carmen, y ella me mostró que gracias al escapulario ella me ha librado del martirio".

Durante algo más de un año probó una posible vocación como novicia en las clarisas, donde aprendió el Catecismo, doctrina, el Concilio Vaticano II, sobre la Biblia, etc... pero entendió que Dios la quería evangelizando en el mundo, como laica.

Prado Nuevo, y unión con el Papa
Al estar en España, Fabienne recomienda visitar la capilla de Prado Nuevo de El Escorial: “es un lugar terrible para los demonios”. "En Prado Nuevo se recibe un sello espiritual, un sello de la cruz en nuestra frente, para que Satanás no se apodere de nuestra alma a través de estos pecados y la nueva era", asegura.

Ella pide "estar muy cerca del catecismo y la Biblia, estar unidos a los sacerdotes y obispos fieles al Santo Padre. Dios está reuniendo a los suyos de todo el mundo.
Jesús fundó una sola Iglesia y no hay salvación fuera de la Iglesia católica: quien ha sido bautizado en la Iglesia católica y la abandona, como yo la abandoné… Hay que ser fiel, pero no es fácil", concluye.

.

6 comentarios:

Boss dijo...

Me encanta ver la Misericordia de Dios actuar.

Oye! qué pena el consejo de aquel sacerdote "progre".

Administrador del blog dijo...

Si... aquel sacerdote progre... desde luego! Menos mal que Dios sabe distinguir entre mala voluntad y error provocado, en ese caso gravísimo, e interviene en su misericordia.

Dios ya sabía de sobra que Fabienne quería hacer las cosas bien, ella tuvo oportunidades de gracia y las aceptó, otros/as niegan las gracias.

Y como dice el padre Fortea, no se puede estar a bien con todos!

Lo perfecto, es estar a bien con Dios, ;-))

Dios te bendiga.

Eduardo dijo...

Estimados amigos que dan sus opiniones en este post.

Testimonios como este y otros tantos en el pasado, tienen gran fuerza ya que su mensaje es de verificación y comprobación de las innumerables infiltraciones de tantas corrientes en esta sociedad, vive tristemente en un ateísmo práctico, pero por ello no se puede culpar a nadie, ya que somos nosotros los que tomamos esa decisión de rechazo a las cosas de Dios, la hermana lo explica muy bien, es por ignorancia y por un vacio.

He sido testigo de comentario muy desagradables de muchas personas que al escuchar o leer estos testimonios, dicen que por eso no les gusta involucrase en la iglesia.

La humildad, es fruto de una necesidad, el cristiano que no necesite nada de nadie, diría que no es cristiano, ya que Dios es Infinito y las experiencias en cada hermano también, pero en el fondo los frutos son los que hablan.

En el video pude detectar la autenticidad de esta mujer, realmente nos habla en nombre de nuestro Dios y sus experiencias, abalan las de Marino Restrepo por ejemplo, y al escucharla he sentido que es mi hermana en la fe.

Gracias hermano por traernos estos testimonios, tan edificantes

Federico Pérez Cruz dijo...

Qué bella historia de conversión, y qué testimonio tan potente. Mientras más leo, más me maravilla el poder de los sacramentos.

Gracias por el post.

Dios nos bendiga.

Anónimo dijo...

Por favor alguien me puede aclarar que es eso del"magnetismo" y por qué se le considera algo malo?gracias

Anxelina Eskobar dijo...

Es un testimonio muy fuerte, algunas cosas que menciona en el vídeo me han dejado en inquietud y como ella misma ha señalado aún tiene algunos problemas que requieren de sacerdotes a su lado.
Ojalá le sigan ayudando y ella siga dando testimonio es muy importante.