2 ago. 2018

Aumento de exorcismos en Francia.

Los obispos franceses ofrecen cifras y muestran su preocupación

En sólo 10 años el número de exorcismos se ha triplicado y disparado las peticiones de auxilio.

Lo comentaban el año pasado.

El número de exorcismos no para de aumentar en Francia y la cifra de personas que acude a la Iglesia pidiendo ayuda ante posibles casos de posesión o influencia demoníaca se está multiplicando. El que hace este análisis es el sacerdote Emmanuel Coquet, secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal francesa, desde donde también coordina la Oficina Nacional de Exorcistas.

En todas las diócesis francesas, más de 90, hay ya al menos adjudicado un exorcista cuya misión le ha sido encomendada por el obispo. En estos momentos, hay 120 sacerdotes desempeñan este ministerio. Hace no más de 30 años no superaban los 30, por lo que había decenas de diócesis en las que no había exorcista.

“Hay un marcado aumento. Los exorcistas son golpeados por un fenómeno que se está volviendo cada vez más importante”, asegura este sacerdote al diario Le Figaro, mientras explica que cada exorcista es asistido por un equipo de laicos y religiosos.

50 exorcismos y 2.500 peticiones al año sólo en la zona de París
Coquet da cifras de esta evolución poniendo como ejemplo la Isla de Francia, la región que alberga la ciudad de París y sus alrededores, zona que suma más de 12 millones de habitantes. Esta región está conformada por ocho diócesis: Creteil, Evry, Meaux, Nanterre, Paris, Pontoise, Saint-Denis y Versailles, en las que hay más de 7 millones de católicos y cuyo arzobispo metropolitano es el cardenal  Vingt-Trois.

 

 Emmanuel Coquet deja claro a los lectores de Le Figaro que el demonio es real, no algo "simbólico"

Hace diez años se producían en la Isla de Francia un máximo de 15 exorcismos al año. En la actualidad se realizan más de 50. Las cifras se han disparado en unas diócesis a las que llegaron el año pasado más de 2.500 peticiones. Se produce un exorcismo por cada 143.000 católicos y una petición de ayuda a la Iglesia por cada 2.800 católicos. Y los obispos se están viendo obligados a nombrar más exorcistas pues los que hay no pueden hacer más.

"Todo es real", advierten desde la Conferencia Episcopal francesa
El sacerdote asegura que el demonio no es algo “simbólico” sino que la gente está realmente  afectada por la influencia del “mal”. Pero para ello, asegura, primero hay que hacer una “verdadera obra de discernimiento” pues no todo “está sujeto a un exorcismo, ni mucho menos”. Antes la Iglesia Católica utiliza exámenes psiquiátricos y médicos para determinar si la persona lo que necesita es a un exórcista o a un facultativo.

Coquet habla de lo que ha visto y le han contado los exorcistas franceses: personas que muestran una fuerza sobrehumana, que hablan lenguas que no conocen, odio a todo lo religioso. “Todo esto es real, no se puede inventar”, agrega el secretario general adjunto de los obispos franceses.

Atiende a más de 10 personas al día
En Isla de Francia hay al menos cuatro exorcistas pero no de todos se conoce su identidad. La Oficina Nacional de Exorcistas sólo publica dos nombres para estas diócesis: Jean Pascal Duloisy y George Berson.

El primero de ellos lleva años como exorcista. El padre Duloisy mostraba en una entrevista en Vice su ajetreado día a día. “Más o menos recibo 10 personas al día, todo el año. Trabajo con un equipo de de 15 personas, tanto religiosos como laicos, quienes me ayudan a hacer un diagnóstico para determinar si es necesario un exorcismo. En realidad, los exorcismos son muy raros. Solamente el 1 o 2% necesita un exorcismo”, asegura este sacerdote que realiza su trabajo en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de París.

 

 En esta sala de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro se realizan los exorcismos en París
"El mal es concreto e inteligente"


Además, explicaba que “la mayoría de las personas que vienen a vernos crecieron en familias marcadas por heridas psicológicas profundas y pérdidas graves, que son puertas de entrada para el Diablo. Veo muchas víctimas de violación, incesto y violencia. Recibo tanto a hombres como mujeres, de todas las edades y de todos los estratos sociales. Lo que tienen en común es que todos sienten un sufrimiento enorme, a veces reprimido durante años, que ni la psicología, las medicinas o los brujos han podido aliviar”.

El exorcista de París insiste una y otra vez en todos los ámbitos a los que puede llegar que el demonio existe y es real. “Debo aclarar que el exorcismo no es magia. No estamos hablando de algo hipotético. El mal es concreto e inteligente. Se mete poco a poco y nunca lo hace al azar. El Diablo se manifiesta por medio de la sugestión: la proposición del mal. Después viene el deleite: el placer de aceptar la proposición. Y al final, el consentimiento: la determinación de hacer el mal. Los tres dominios de tentación son las tres actividades principales del hombre: el poder, el dinero y el sexo”.

"Una vez vi a un hombre que no hablaba, ¡rugía!"
Por todo ello, este religioso francés advierte de que “hay que poner a un guardián en las puertas del corazón”. Así, explica que “hay que evitar las drogas, el alcohol y la pornografía. Tampoco debemos invocar espíritus, ni siquiera por diversión. El espiritismo, los videntes, los brujos y la magia negra favorecen la acción del Diablo”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por que nos empeñamos, o se empeñan que las personas diagnosticadas de esquizofrenia desde la infancia hasta ahora, necesitan psiquiatras y no le aconsejan discernimiento de espíritus? Si la herida le viene desde el seno materno.

Anónimo dijo...

El mal es concreto e inteligente, las heridas psicológicas profundas son puertas de entrada, este es mi caso. Yo pensaba en esa brutal paliza que me quede llorando y después pensaba, ay que ver que tengo pesadillas demoniacas con opresión en el pecho, corriente eléctrica desde la adolescencia hasta ahora, no relacionaba una cosa con la otra.

Hay tiempos que no tengo nada, y hay otro. En que se me manifiesta, incluso rezando.

Anónimo dijo...

Por esta razón, los exorcistas no puede tener los días contados.