26 jul. 2017

Testimonios de combates exorcisticos.

Impresionantes Testimonios de Exorcistas sobre Cómo Luchan Contra el Demonio.


El mundo tiene una especie de deslumbramiento con los exorcismos.Como si fueran el culmen de la lucha contra el demonio.Pero en realidad tienen sólo la más glamorosa versión hollywoodiense.

Los expertos, es decir los exorcistas, creen que la etapa principal de lucha contra el demonio es la que se realiza antes.
,
Previniendo su influencia y limpiándonos de sus acciones evidentes y de las sutiles.
.
Y eso podemos hacer nosotros mismos sin llegar a la gravedad de recurrir a un exorcista.

Míralo de esta forma.
Cuando se te hinchan los tobillos te tomas la presión y si ves que está alta, lo primero que deberías hacer es eliminar la sal de tu dieta.
Y si aun así persiste deberías ir a un médico que te hará exámenes eventualmente te dará medicamentos.
Y si tampoco se soluciona te dará pase a un cardiólogo.
O sea que son todas etapas desde la prevención hasta el combate de un fuerte mal ya instalado.

UN CONTINUO ENTRE LA SIMPLE TENTACIÓN A LA POSESIÓN

El encuentro cara a cara con el diablo es el trabajo ordinario de un exorcista.
No obstante hay que recordar que la batalla contra el demonio es permanente para todas las personas.
Y el exorcismo es la última etapa, pero no la más común.
Porque se puede parar antes la gravedad de la “infección”.
Y el maligno no opera con tanta visibilidad en todos, ya que trata de ser poco reconocible.
Nuestra lucha diaria contra el maligno es no caer en sus redes ni ceder ante las tentaciones que nos presenta.
Por eso es necesario saber cómo se maneja comúnmente el enemigo, que lo puedes ver aquí: 10 Tácticas Increíbles que usa el Maligno para hacernos caer.
Hay momentos en que los ataques del maligno se hacen sentir más en cada uno de nosotros.
A través de tropiezos constantes que nos suceden, obsesiones, depresiones.
Y en ese caso, son necesarias oraciones de liberación que puede realizar uno mismo.
Eventualmente apoyados por otras personas que también oren con y por nosotros.
Si el mal se agrava, entonces queda el paso del exorcismo.
Pero la táctica no la decide el damnificado ni su entorno, sino el exorcista.
El P. Gabriele Amorth hace una clasificación de las actividades demoníacas en 10 instancias.
Diferenciando las más leves como ordinarias y las más intensas como extraordinarias.
Son las actividades extraordinarias las que merecen un exorcismo. Ver aquí.
La línea demarcatoria entre lo que es digno para aplicar el rito de exorcismo y no lo es, resulta laxa y la define el exorcista.
Del mismo modo que define las tácticas a usar en cada caso y la frecuencia con que actuar con el rito.
Porque no necesariamente el exorcista puede desalojar al “intruso” de una vez.

A partir de la clasificación que hace Gabriele Amorth podemos definir el exorcismo, diferenciándolo de la liberación.
.
La que es bendecir y orar por un lugar o cosa, o para deshacerse de la influencia del mal.

El exorcismo es para expulsar a una entidad del mal que se ha instalado y produce efectos muy perturbadores.
.
Se realiza con el Rito de Exorcismo de la Iglesia Católica.

Esto incluye males como el dolor físico causado por satanás, la posesión diabólica, la opresión, la obsesión, la infestación y la subyugación o dependencia.

A la mayoría de nosotros nos debería interesar la etapa anterior al exorcismo, porque es la más común.
.
Ya que previene de males mayores y la podemos instrumentar nosotros mismos.


QUE PASA POR LA CABEZA DE LOS EXORCISTAS

Para comprender como es que trabajan y en que se apoyan los exorcistas presentamos una serie de frases que reconocidos exorcistas han dicho, que revelan lo que tienen in mente.

Si leemos con atención estas frases podemos comprender que la posesión es fruto de un alejamiento de Dios y de la oración.
.
Y un acercamiento a fuentes de ocultismo.
.
Y que más allá de la aplicación del Rito de Exorcismo, la eficacia del exorcismo depende de la vuelta sincera de la persona a Dios.
.
A la oración y confesión y el alejamiento del ocultismo.

También nos permite comprender que el que actúa en el exorcismo es Jesús.
.
Y que más allá que la posesión u otro fenómeno satánico sea perjudicial, es Jesús el que tomará el control.
.
Si se lo pedimos con corazón contrito y con fe.



FRASES DE LOS EXORCISTAS


Cuando entro en una habitación para hacer un exorcismo, el diablo no me ve, ve a Jesucristo.

Yo no soy un exorcista; soy un sacerdote que hace exorcismos. Mi gran potencia está en mi sacerdocio.
La confesión es más poderosa que un exorcismo. Una de ellas es un sacramento y la otra es una bendición. Una confesión vale 100 exorcismos.
El diablo quiere destruir el alma, y el alma se cura por la confesión. Si la gente quiere disminuir la obra de satanás, debería aumentar el uso de la confesión.
Una vez que la línea con confesionario se hace delgada, la actividad de satanás aumenta. Para disminuir la obra de satanás, aumentar el uso de la confesión.
El poder de satanás aumenta cuando las personas no creen que él sea real. Dios dice “Yo soy, el que soy”, pero el diablo dice “Yo soy el que no soy”.
Es mejor protegerse del mal que tratar de librarse de él. Mantente alejado de lo oculto, ora y frecuenta los sacramentos.
Es realmente la lucha del Señor. Yo estaba yendo en contra de un abuso ritual satánico y un mentor me dijo que tan sólo mirara al Padre. “Confía en el Padre, y no tienes que hacer otra cosa”, dijo.
A veces la liberación [del mal] puede ocurrir instantáneamente o puede tomar un tiempo. Es una decisión deliberada desarrollar relaciones saludables, llegar a la reconciliación, y crecer con el Señor.
Estamos llamados a ayudar a la gente a ayudarse a sí misma. Voy a orar por la gente y decirles: ahora tienes que decir y hacer las cosas de manera diferente a lo que naturalmente dices. Es la naturaleza humana caer en viejos hábitos. La gente tiene que volver a Dios y orar por la gracia. Entonces tiene que estar dispuesta a aceptar esas gracias y tratar de hacer buenas elecciones.
Renuncia al ocultismo o al mal. Puedo orar por alguien, pero si la persona todavía está en sintonía con lo oculto, todavía va a ser influida por esto. Ella tiene que romper esa relación por su propia elección.
La ausencia de miedo es una gracia. Si dejo que el miedo me moleste, yo no puedo hacer esto.
Una mujer vino a mí preocupada por su hijo y la influencia del mal en su casa. Le dije que ella y su marido deberían tomar autoridad sobre su casa. En situaciones como éstas hay que declarar tu autoridad en oración; tú estás a cargo de tu hogar. Ella hizo eso y los problemas se fueron.
Había un espíritu que visitaba al hijo de alguien. Los niños vieron esto como ángeles o almas perdidas. A menudo te puedes meter en problemas si exploras esto. No ofrezcas ayudar o preguntar quiénes son. Deja que el Señor cuide de ellos y simplemente ora por ellos.
Mantente alejado del mundo psíquico. No trates de comunicarte con fantasmas o de ayudarlos.
La represalia es buena porque significa que estás haciendo lo correcto. Quita el drama. No es la peor cosa en tu vida. A los espíritus malignos no les gusta ser expulsados pero el Señor tiene algo que decir al respecto. No es drama, sino una respuesta al amor de Dios.
No es nuestra batalla; es la batalla del Señor.
Jesucristo es en última instancia, el que va a dar la libertad a la gente.
Yo ayudo a las personas de otras religiones, pero si alguien no tiene conexión con la religión, no voy a ayudarlo. No habría propósito en hacer un exorcismo si la gente no acepta crecer en la fe. Su situación podría ser aún peor. Se dice en Mateo 12:45 “Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entran a vivir allí. Y el estado final de aquel hombre resulta peor que al principio”.
Las posesiones son raras. Sólo he visto dos en más de cuarenta años, pero entre la posesión y la tentación, el diablo también puede oprimir y crear obsesiones. Esas son situaciones donde diablo es capaz de acosar a la gente.
Un tablero de Ouija se asocia con actividades ocultas, y esto puede ser una forma de que la gente abra una puerta al mal. Las personas deben mantenerse lejos de cualquier cosa oculta. Puede ser que piensen que pueden controlarlos, pero no pueden. No hay que temer, pero debemos mantenernos alejados de ella.
Si alguien no tiene una vida de oración y de relación con Dios, entonces el exorcismo de él o ella podría ser como una puerta giratoria. El comportamiento de una persona es lo que permite a un demonio entrar. Es fácil que los demonios entren en personas que se abren a través de lo oculto.
Estamos viviendo en un mundo muy oscuro, pero no debemos temer porque la oración expulsa al mal y nos protege. La oración y la relación con Dios nos protegen del mal.
La gente se olvida de que no es una lucha entre dos poderes iguales. Dios es el Creador y el que creó al diablo. Dios será el vencedor. Jesús es Dios, y por el poder de Jesús, el diablo es vencido.

TESTIMONIO DE UN SACERDOTE NORTEAMERICANO EN ENTRENAMIENTO

“Nunca pensé que iba a terminar haciendo esto”, admite el sacerdote de mediana edad, cuyo camino inesperado para convertirse en un exorcista comenzó dice en una de sus primeras misas después fue ordenado hace 15 años.
“En el momento de la consagración de la sangre preciosa le pedí al Señor bañara con su sangre a la juventud, para ayudar a los jóvenes para que pueden tener una vocación al sacerdocio”.
La reacción inmediata fue que un muchacho de 13 años sorprendió al joven sacerdote,

“se cayó hacia atrás y empezó a gruñir.
.
Y yo pensé: ‘¡No me esperaba esto!’”

Varios años más tarde,  él es uno de una nueva generación de exorcistas en formación a raíz de una decisión de los obispos de Estados Unidos en noviembre de 2010 para aumentar considerablemente el número de exorcistas, que actualmente se estiman en 50 en Estados Unidos.

TRES EXORCISMOS AL DÍA

El sacerdote, que es del Medio Oeste de EE.UU., que habló a la CNA conservando el anonimato, ahora se encuentra en Roma, enviado por su obispo bajo la tutela de los seis exorcistas oficiales de la diócesis de Roma.
En términos prácticos, eso significa que está “involucrado en unos tres exorcismos al día”.
Su curva de aprendizaje ha sido pronunciada.

“No hay dos casos iguales.
.
Esa ha sido una verdadera educación para mí.
.
El rito del exorcismo no es una fórmula mágica”.

No es el diablo o el exorcista que está en el centro de esto, sino una persona está sufriendo mucho y que está en la necesidad de cierta liberación a través de Cristo”.
Recordando exorcismos recientes, este sacerdote relata que,
“Una vez que comienza el rito, normalmente comienza a manifestarse la posesión en la persona que sufre de diferentes maneras: violencia, cambio de la cara, el cambio de la voz”.
“Él sólo quiere intimidar, pero básicamente hay que ignorarlo y decir ‘Hey, yo soy el que da las órdenes por aquí, amigo’”, y se rió.

DIÁLOGO CON EL DIABLO

El conocimiento angélico del demonio, significa que los demonios son conscientes de que Dios sólo permite sus actividades diabólicas para lograr la salvación de las personas a través de ‘expiar el sufrimiento’.

“Estas personas que sufren se están convirtiendo en santos (por) la ofrenda de sus sacrificios que Dios entonces recibe.
.
Y con ello bendice a grandes partes de la Iglesia en todo el mundo”.

Cuando uno se lo recuerda al diablo, le hace poner furioso porque sabe que está perdiendo y por lo tanto él quiere conseguir lo que pueda, mientras que él pueda.
Si él no puede ganar las almas de esa gente, quiere al menos hacer sus vidas miserables”.

¿UN EXORCISTA DIALOGA CON EL DIABLO?

“Sí, les hago una serie de preguntas:
.
¿Cuál es tu nombre? porque cuando se utiliza su nombre en un comando esto lo debilita”.

Una vez que un demonio le da su nombre, el exorcista entonces le dice que salgo y también podría preguntar
“cómo entró y cuando va a dejar a la persona”.
“Pero es como si todos ellos han sido entrenados de la misma forma, dicen ‘Nunca le voy a dejar’, ¡pero lo harán algún día!
La clave es limitar el diálogo, dijo el exorcista en entrenamiento

“Usted no debe hacerles preguntas sólo por curiosidad, eso no es saludable”.

También es posible
“tirarle cosas sólo para humillar al demonio, como invocar la presencia de santos, ángeles de la guarda y – el más temido de todos – Nuestra Señora.
Es entonces que realmente se puede ver que hay un cambio en el comportamiento del demonio”.

El final del juego a menudo viene cuando el diablo se revela en ataques de ira y violencia,

“es cuando es común que lance espuma por la boca”.
En el caso de la maldición se rompa, la persona
“va a comenzar vomitando objetos que se utilizaron en la maldición o, ya sabes, el vómito o saliva cambia de color claro a oscuro
Es entonces el exorcista sabe
estoy golpeándole la casa, esto realmente está siendo eficaz y son buenas señales.
No es agradable de ver, pero tú sabes que estas siendo efectivo aquí”.

2 comentarios:

GINEBRA dijo...

Leyendo teología moraL habla de la formación e la conciencia. Habla de los distintos tipos de conciencia, la laxa, la farisaica, la escrupulosa,, y uno no puede formarse su propia conciencia, tiene que ser un sacerdote culto, prudente y experimentado, estos sacerdotes son exorcistas? También menciona las enfermedades psicológicas como la neuroasteniA, en que unos de los síntomas, es que tiene sueños terroríficos, y depresión y cansacio habitual, dice que los psiquiatras exageran un poco, pero que no se sabe muy bien el origen de esto. Puede el diablo provocar estas nfermedades?

Foro sobre Exorcismo dijo...

Buenos dias, Ginebra.

Evidentemente se requiere que el sacerdote exorcista sea una persona docta, prudente, centrada y llena de virtud.

Si las cosas se hacen bien, generalmente a parte de pequeñas tonterías que manifiesten la rabia por el combate al demonio Dios no permite que sus soldados sufran venganzas.

Lo que suceda es por permisión de Dios. Y siempre se obtienen frutos de mayor santidad.

Evidentemente si una persona es sugestionable no debe dedicarse a estos menesteres.

La práctica exorcistica siempre demuestra que manda Dios y vence Dios, siempre, por tanto una vez más, a nada hay que temer.

Cómo dice San Miguel Arcángel ¿Quien como Dios? Nadie como Dios.