19 jun. 2017

Los demonios y las apariciones a Mirjana.MEDJUGORE.


Es vista por muchisimas personas que viajan a Medjugore,  la manifestaciones que allí se dan en personas posesas, muchas de las cuales no lo sabían hasta que han llegado allí.

Los demonios no pueden resistir el amor que nos tiene la virgen Maria, y eso le quema, haciéndoles manifestarse.

Al demonio le interesa pasar desapercibido, que la gente no crea en su existéncia, para seguir de vacaciones en el cuerpo de la persona afectada.

16 jun. 2017

El amor de la virgen Maria, quema a los demonios.




Maria, reina de la Paz, en Medjugore.

Durante una sesión de exorcismo particularmente dura, el demonio amenazó al sacerdote exorcista Leonid diciéndole que trataría de acabar con su sacerdocio y arruinaría su vida. El padre Leonid no le hizo caso, pues confiaba en Dios y sabía que no debía temer a los demonios.

Pero satanás comenzó a tentarle a cada momento, de forma que no era capaz de rezar. Comenzó a confesarse todos los días pero la presión de satanás sobre él era tan fuerte que le hacía perder la paz en su alma. Comenzó a perder la vocación y sentía su vida destruida.

Le ofrecieron peregrinar a Medjugorje en ese momento con otros sacerdotes y decidió ir. Esperando que tuviese lugar una aparición en el monte Podbrdo, ni siquiera miraba donde estaba la vidente, pues se sentía indigno. Pero algo le hizo volverse. Sintió una suave brisa de la presencia que se acercaba y le daba nueva luz. Comprendió que era la Reina de la Paz. En sus propias palabras: "Ella no humilla ni los echa, Ella ama y simplemente los demonios no pueden permanecer". En ese momento cesaron sus tentaciones.

Inmediatamente después, una mujer poseída golpeó a un sacerdote cerca del padre Leonid. Otros sacerdotes estaban orando sobre ella. El padre Leonid comenzó las oraciones de exorcismo. Tras un largo rato se sintió exhausto y nervioso. Quería parar pero el demonio no se iba. Empezó a rezar con todo su corazón a la Reina de la Paz, como un niño llama a su madre. El mal espíritu, un espíritu de suicidio, gritó: "Ya no puedo seguir aquí, Nuestra Señora está aquí, necesito irme". Y se fue. Este es un ejemplo de muchas más situaciones que siguieron desde entonces.


10 jun. 2017

Exorcista Andrea Gemma.

El Maligno se sirve de Alá y de su profeta, Mahoma, dice el exorcista y obispo emérito Andrea Gemma.


El obispo Andrea Gemma ha sido exorcista durante 25 años y previene contra la acción del Maligno.

Andrea Gemma es obispo emérito y exorcista. Normalmente los obispos suelen delegar los exorcismos en sus exorcistas diocesanos o sacerdotes que designan para diversos casos, pero Gemma, obispo emérito de Isernia-Neafro (pastoreó esta diócesis italiana de 1991 a 2006, cuando se retiró a los 75 años) siempre ha realizado exorcismos como obispo y los sigue realizando hoy, a sus 86 años. 

En una entrevista con el diario italiano Il Giornale ha hablado de la influencia del mal en nuestros días... y eso incluye el Islam, asegura.

“Sin duda, la irrupción del Islam en la historia ha ofrecido una oportunidad a Satanás. El Maligno se sirve de Alá y de su profeta, Mahoma. Los islamistas no son posesos. Pero el Islam le ha dado la oportunidad a Satanás, para que utilice la figura de Mahoma".

Continúa con los exorcismos
“Hoy soy el único obispo del país que realiza directamente exorcismos. Cuando esto comenzó en la diócesis de Isernia, la catedral estaba siempre llena. Después incluso había gente hasta afuera y el tráfico se interrumpía", explica a Il Giornale.

Fue el mismo papa Juan Pablo II quien le animó en 1992, dice, a expulsar demonios. Muchas de sus experiencias las ha contado en el libro "Yo, obispo exorcista", por el momento sólo en italiano.


Las peticiones de ayuda hoy son muchas. A veces basta que el obispo haga una bendición por teléfono para lograr una mejoría en casos menos graves, de personas rondadas por actividad demoníaca. “Muchas veces esto es eficaz”, puntualiza. "Pero nadie debe hacerse ilusiones creyendo que (cuando hay posesión) es suficiente una sola sesión para derrotar al diablo". 

Explica el caso de un niño veneciano al que atendió durante toda una Cuaresma. “La familia llegó de Venecia y debió instalarse por más de un mes en el hotel. El endemoniado era el hijo, un niño que adquiría tanta fuerza que se necesitaban tres personas para mantenerlo firme [para evitar que se autolesionara]... gritaba, se retorcía, babeaba… todas las palabras que fluían de su boca eran contra Dios y contra mí. Terminaba bañado de sudor".


El diablo busca rendijas para deslizarse
El obispo avisa de que si alguno piensa que jamás necesitará de un exorcismo, está equivocado. “Todos estamos en riesgo”, advierte. Debemos orar, confesarnos e ir a misa, porque el diablo se mantiene alerta y si detecta una puerta para entrar, él se desliza".

No siempre el poseído se ha implicado en pecados graves. “A veces, se trata de un permiso de Dios para probar la santidad misma. En la historia, varios beatos fueron infestados por el maligno. El Padre Pío no fue poseído, pero sí fue profundamente oprimido por el diablo: se iba a su habitación para ponerle todo patas arriba, lo bastoneaba físicamente dejándolo con el rostro hinchado".

Al final, el demonio tuvo que dejarlo libre y le habló a Padre Pío, recuerda Monseñor Gemma… “Sus últimas palabras fueron: «Ahora me tengo que ir» y seguidamente (P. Pío) cayó al suelo desmayado. Finalmente había sido liberado".

Criterios para diagnosticar
Puede ser difícil asegurarse de que una persona está verdaderamente poseída. El obispo señala los "signos reveladores”: los posesos sienten verdadera aversión, dice, de estar en cercanía a imágenes o lugares sagrados. 

Además, muchos posesos no soportan la presencia del Santísimo Sacramento. “Cierto señor me decía: «Cada vez que asisto a misa, dentro de mí siento que todo se revuelve». 

Otros no soportan mirar hacia el crucifijo que llevo al cuello o a la Santísima Virgen María grabada en mi anillo episcopal”. Pero las reacciones más evidentes señala Monseñor, se producen en presencia del exorcista y en especial al rezar “la fórmula de liberación”.

Consejos de un veterano
Andrea Gemma nació en Nápoles hace ya 86 años, pertenece a la Congregación Piccola opera della Divina Providenza de la cual fue su Vicario General; ha sido profesor de griego y latín y escritor. Y sacerdote ya por 6 décadas. 


En su opinión, cada diócesis debería nombrar oficialmente a un exorcista idóneo, y explica a Il Giornale que piensa proponerlo así al Papa Francisco. 

Finaliza sus declaraciones al periódico sugiriendo una oración sencilla contra las acechanzas del demonio:

"San Miguel Arcángel defiéndenos en la lucha; se nuestra ayuda contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes; y tú, Príncipe del Ejército Celestial, con el divino poder, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén”.

Vídeo-entrevista de 27 minutos en italiano al obispo Gemma sobre exorcismos, 


https://www.youtube.com/watch?v=qF49YiklnYQ

4 jun. 2017

Estadística del blog

Hola de nuevo,

Soy un colaborador del sacerdote Fortea,

Ya han pasado unos años y el post anterior fué el número 500,

Inicio del foro 20/10/2006   visitas diarias; 250-400  visitas mensuales; 8.000 - 10.000 aprox.
A fecha de 31/05/2017 han visitado el blog 439.814 personas.

Promedio de visitas en un mes (última fecha 31/05/2017) 7.693 personas.

Promedio de visitas en un dia y en hora española (última fecha 31/05/2017)
 ayer 300 personas visitaron el blogy hoy van 61.

A continuación los posts mas visitados;


Obediencia y los dones carismáticos exorcísticos  11.092 visitas


La verdad sobre la deidad hindú... Krishna  3390 visitas


Puerto Montt  2721 visitas

Sacerdote canadiense Ghislain Roy  2418 visitas


Habla Angel, el poseso que visitó al Papa Francisco. 2389 visitas



Misa negra en Oklahoma  1832 visitas






San Miguel arcángel derrotando al enemigo.

Mediante este blog he querido seguir una linea seria e informativa sobre el tema exorcístico,  En un princípio fué creado para informar a los que nos dedicamos a la labor de atender a los hermanos y hermanas necesitados y que son afectados de algún modo por los enemigos de Dios.

Pero viendo que la sociedad ignorante, cada vez abre mas las puertas al enemigo mediante prácticas espiritistas, esotéricas, brujeria, falsas doctrinas, adivinación, satanismo y resultan afectadas sin saber como ni porque, pero, se encuentran afectadas, y buscan ayúda sin saber donde, de forma desesperada en ocasiones, acudiendo a nuevos antros de enemigos, otros adivinos, mediums, espiritistas, sanadores.. que también trabajan para el enemigo, y aunque aparentemente recobran la salud, al poco empeoran de su situación anterior.

Es por esto, y para que en la red, estas personas encuentren una explicación y una salida donde deben acudir para sanarse y liberarse de los demonios. Esta ha sido cada vez mas una necesidad apremiante, por esto, ya hace mucho tiempo este es un blog abierto al público en general.

También para aquellas personas que tienen dudas o desean instruirse en esta temática.

Jesús, es el camino, la verdad y la vida.

El demonio es mentira, engaño y confusión.


1 jun. 2017

Sacramentvm Matrimonivm (III)

¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerza de un exorcismo?



Llevarlo siempre es una buena protección

De hierro, plata u oro, o de cualquier aleación, el pequeño aro que se coloca en los dedos adquirió una significación más alta que la que tenía en la antigüedad pagana tan pronto la Iglesia lo constituyó en símbolo de alianza indisoluble entre los dos cónyuges.
Claro que los judíos y los romanos -e incluso se cree que otros pueblos paganos- tenían la costumbre de que el varón le colocaba en el meñique un anillo a su futura esposa, pero era un anillo con un significado distinto. Se trataba de un voto de confianza entregándole una réplica del anillo o sello personal que él llevaba en el pulgar con el que lacraba sus cartas confidenciales y sus contratos. Costumbre más de las clases pudientes que de las populares.
Sin embargo, cosa distinta es que él y ella, de cualquier clase social, intercambien anillos nupciales el día de la boda y se acostumbre a colocarlo en el dedo anular de la mano izquierda, bien junto al del corazón donde se siente más el pulsar del poderoso órgano que simboliza el amor que debe ser solamente para Dios.
Puede sonar muy romántico y hasta sentimental, pero la costumbre que nació así en la Europa del siglo VI se extendió por todo el planeta y todavía hoy bajo cualquier nominación religiosa o cultura, los matrimonios intercambian anillos en el ya universalmente llamado dedo anular de la mano izquierda.
En algunos países se les denomina “alianzas” y es usual que las porten solemnemente al templo sobre un elegante almohadón pequeño llevado en las manos de un pajecillo. Durante la aplicación del sacramento, el sacerdote las bendice y rocía con agua bendita, y acto seguido convida los novios a que mutuamente se las coloquen repitiendo palabras de compromiso, fidelidad y amor.
Por supuesto que este pequeño ceremonial incluido dentro del sacramento no es obligatorio ni su ausencia invalidaría un matrimonio. Dignificado por la solemnidad sobrenatural, como solamente la Iglesia podía haberlo concebido para la mayor gloria de Dios y consolidación del amor conyugal, trasmite mayor sentido al mutuo convenio de una pareja.
Pero el anillo nupcial puede llegar a revestir condición de auténtico sacramental como el llamado Piscatorio o anillo del pescador, aquel que se colca al nuevo Pontífice una vez proclamado después del cónclave. O como el que reciben los religiosos desde cardenales y obispos hasta monjas.
Bendito y elevado de categoría, el anillo nupcial pasa de ser un simple arito así sea de modesto hierro, a convertirse en un instrumento de vida consagrada como si se tratara también de una profesión de vida religiosa, llena de renuncias y sacrificios santificantes.
Signo de oración de la Iglesia por sus hijos, dispone para recibir gracias y otros efectos para la vida espiritual, y puede incluso llegar a tener la fuerza de un exorcismo contra tentaciones y ataques de espíritus malignos que inducen al adulterio y la fornicación.
Llevar siempre consigo ese anillo, más que un acto de amor y fidelidad o un deber conyugal, es mejor una buena protección, ya que bien se dice que una vez constituida la pareja conyugal, Dios asigna un ángel especial para ella, y su finalidad es protegerla y protegerlos individualmente en función del matrimonio como a “una sola carne” que ya son los dos. 
Una sola carne eran antes de que Dios sacara a Eva del costado de Adán, una sola carne vuelven a ser ahora hasta que la muerte los separe y en el Cielo sean como ángeles. (Mc 12,25).

Acceda a los posts anteriores;

29 may. 2017

¿Invocamos ángeles o demonios? (II)

Alerta al comunicarse con ángeles malos



Cartas, tarot, médiums, piedras,... abren puertas que difícilmente se pueden cerrar después

Es muy necesario que realmente conozcan quiénes son los ángeles y cuál es su verdadera misión para que no se dejen engañar por personas que gratis o bien a cambio de un donativo voluntario les dicen que les contactarán con ellos para recibir sus mensajes. Sí creo que les contacten, pero no precisamente con los ángeles buenos.
Créanme cuando les digo que hablar con su ángel custodio, el mismo que fue creado por Dios exclusivamente para cada uno de nosotros, es más sencillo de lo que creemos. Desarrollemos esa relación con él y hagámosle parte de nuestro diario vivir.
Últimamente se habla mucho de los ángeles como si fuera una cosa “in” o de moda. Lástima que su imagen y su principal misión estén tan mal entendidas hoy en día. Gracias al New Age y al esoterismo que tan en auge pone a estos seres espirituales tan especiales -llamados ángeles buenos o simplemente ángeles- los están confundiendo con los ángeles malos, mejor conocidos como demonios y les están dando unas capacidades y poderes peligrosos.
¿O a caso no sabían que Lucifer y su legión son ángeles? ¡Claro! Son los ángeles caídos y su principal misión es que nuestra alma se pierda, que se vaya con ellos por medio de mentiras y engaños.
Así es, es justo con ellos con los que se conectan todas esas personas -sean conscientes de ello o no- que traen tan de moda este rollo de comunicarse con sus ángeles por medio de cartas, tarot, médiums, piedras, etc. Si todas estas personitas de “buena voluntad” entendieran y confiaran en que es muy sencillo estar en contacto con su ángel custodio se darían cuenta de que no necesitan de todas estas aberraciones para estar en relación directa con él.
¡Despierten! De verdad, lo crean o no, lo único que hacen es contactar con seres que no son precisamente de luz y que mucho menos buscan su bienestar ni su santidad. Aléjense de personas, programas o filosofías baratas que les ofrezcan hablar o contactar con su ángel porque eso no los va a acercar a Dios, ni a su plenitud como personas, todo lo contario, abrirán puertas que después difícilmente podrán cerrar.

¿Quieres contactar con tu ángel custodio, ese ser que fue creado solo para ti? ¡Simplemente, háblale! Así de sencillo es. Habla con él directamente. Es un mensajero maravilloso e infalible entre Dios y tú.
Desde la antigüedad -lo leemos en las Sagradas Escrituras- se habla de los ángeles de una manera muy natural. Vemos que las personas convivían con su ángel custodio y para estas era normal hacerlo.
Un ángel es una creatura de Dios. Es un espíritu puro como lo es Dios, pero no es Dios, ni tampoco se le puede divinizar. Es un ser con inteligencia y voluntad sin cuerpo, sin dependencia alguna de la materia. Por su naturaleza, los ángeles son superiores a todas las demás creaturas, -incluso a los hombres- en intelecto y voluntad, pero no en dignidad.
Entienden las cosas de manera distinta a nosotros y captan la verdad total y completa de un asunto, viendo su principio y todas las consecuencias y aspectos al mismo tiempo. No son omnipotentes como lo es Dios y su poder y conocimiento son limitados, pero sí mayores al de nosotros.
Al contrario de lo que muchos piensan, los ángeles no tienen el poder de leer nuestra mente porque esto implica la libertad. Tampoco conocen lo que haremos. Esto quiere decir que no saben lo que los humanos pensamos ni las decisiones que tomaremos en el futuro.
Pero como son más inteligentes que nosotros, sí conocen cuál será nuestro actuar de acuerdo a nuestras tendencias porque al final del día las personas somos “animales racionales” de costumbres y hábitos. Por lo tanto, conocen nuestras inclinaciones y pueden predecir nuestro proceder haciendo conjeturas y deducciones de acuerdo a estas.
Es aquí donde las personas nos llegamos a confundir cuando creemos que los ángeles saben o tienen conocimiento de nuestro mañana. Los ángeles saben únicamente el futuro que no implica la libertad porque -repito- tienen mayor conocimiento que el de nosotros.
Los ángeles son mediadores, custodios, protectores, y ministros de la justicia divina. La misión de nuestro ángel custodio es la de protegernos; luchar y vencer al mal. Por eso es tan importante que desde pequeños desarrollemos una relación personal con él. A diferencia de lo que se piensa, no es necesario ponerle nombre para llamarle.
También, los ángeles fueron creados con libertad, facultados de elegir o no el Bien (Dios). Los “ángeles caídos” no escogieron el Bien; se sintieron humillados cuando, a pesar de tener tanta perfección, no toleraron que una creatura inferior -el hombre, o sea, tú y yo- fuéramos elevados a imagen de Dios.
Desde entonces, los ángeles caídos -Satanás y su ejército- han hecho todo por engañar a la creación más perfecta del universo, el ser humano, presentándole las cosas malas como si fueran buenas con la única intención de destruirle.
Justo para protegernos de estas asechanzas es que Dios nos regaló a nuestro custodio, quien está de manera permanente a nuestro lado, para defendernos de las maldades y continuas tentaciones del enemigo. Te lo repito: el demonio también es un ángel.
Los ángeles fueron creados para Cristo. Es decir, Jesús es su centro como lo es el de todos nosotros, o por lo menos así debiera de ser.
Hay distintas jerarquías de estos de acuerdo a su función o poder. Estas mismas están también en los ángeles caídos así que mucho cuidado con querer contactarles. Estas órdenes no son Dogma de fe; creer en los ángeles, sí.
Hay 3 grupos de jerarquías, cada uno con distintas funciones:
  • Serafines, los que arden con el amor y guardan la entrada al paraíso
  • Querubines, la figuras a quienes Dios manda adornar el Arca (AT) y el templo de salomón
  • Tronos
Estos tres tienen la misión de estar en la presencia de Dios adorándole y alabándole. Estos no se comunican con nadie más, solo están en continua contemplación de Dios. Esta es su función principal.
  • Virtudes
  • Potestades
  • Dominaciones
Estos tres están al servicio de Dios para gobernar en cosas generales con su providencia. Es decir, están contemplando a Dios al mismo tiempo que se encargan de cosas relacionadas con la naturaleza, con la creación.
Principados
  • Ángeles. Aquí entran los custodios.
  • Arcángeles. La Iglesia únicamente reconoce a 3: Gabriel (su nombre quiere decir “Fortaleza de Dios”), Miguel (significa “Quién como Dios”. Infalible para alejar al enemigo y sus legiones) y Rafael (quiere decir “Medicina de Dios” (Dios sana). También a él podemos pedirle que nos acompañe en el camino a elegir un buen esposo).
Su función principal es la de ser mensajeros de Dios al hombre.
También hay ángeles de la guarda y hay un ángel asignado para cada país. Ellos guardan a los individuos y a comunidades enteras. Todos, absolutamente todos tenemos un custodio que será solo mío hasta que muera y hasta ese momento terminará su función de protector y mensajero. De hecho, se dice que cuando una mamá espera a su bebé, el ángel de la guarda de la mamá es quien cuida de los dos. Hasta que el bebé nace, cuando Dios le asigna su Custodio. Esta creencia tampoco es dogma de fe.
¿Cómo se comunica nuestro Ángel custodio con nosotros? Nos daremos cuenta de sus inspiraciones en el silencio. Una persona que viva en el ruido constante difícilmente tendrá la capacidad de escucharle.
Los ángeles de la guarda están constantemente a nuestro lado, no se separan de nosotros ni un momento, ni cuando estamos durmiendo. Nos ayudan no solo cuando los necesitamos, sino siempre.
Para que nuestra relación con nuestro ángel sea más íntima debemos tratarlo, llamarle, hablar con él. Sobre todo, agradecer a Dios por este compañero y protector que es una manifestación de su Divina Providencia. Es importantísimo que desarrollemos una relación cercana con nuestro ángel.
Repito, nuestro Ángel de la Guarda no tiene la facultad de saber lo que pensamos, pero como sí conoce nuestras inclinaciones puede intuir de qué manera podemos reaccionar ante tal situación o tentación. Invócale en todo momento. Es triste pensar cómo el ángel de muchas personas puede pasar tan desapercibido por sus vidas.
Hazte amigo de tu ángel. Él es tu mejor aliado para con Dios. Pide su protección desde que amanece hasta que anochece. Pide que te proteja de no caer en tentaciones y que juntos resuelvan cualquier cosa que pase en el día. También hazte amigo del ángel custodio de tus hijos y de tu esposo.
El día que Dios te llame a su presencia, tu ángel custodio será tu mejor aliado, tu testigo fiel, y segura estoy de que cuando rindas cuentas a nuestro Creador, si alguna obra buena se te olvida decirle a Dios, tu angelito te las estará recordando.
Estas son algunas ideas distorsionadas sobre los ángeles que crean confusiones.
  • Lo primero que Dios creó fue lo más perfecto y parecido a Él, fueron los ángeles. Por lo tanto, no podemos mezclarlos con el esoterismo.
  • Se dice que cuando las personas se mueren, se les da la opción de quedarse en este mundo como el ángel de la guarda de alguien. ¡Eso no es verdad! Aparte de que sería absurdo pensar que el día que mueras y tu alma reconozca el cielo, opte por quedarse en la tierra en vez de elegir estar eternamente viviendo cara a cara a Dios. No tiene sentido…
  • Dios ya creó a todos los ángeles. Por lo tanto, ninguna persona se convierte en angelito cuando muere. Es muy lindo y hasta reconfortante cuando perdemos a un ser querido y escuchamos que nos dicen que ya tenemos un ángel para cuidarnos. Sí, es verdad, tenemos a alguien que nos cuida, pero no es precisamente un ángel. Es decir, ningún ser humano -vivo o muerto- se convierte en ángel.
  • El ángel de la guarda no es ninguna chispa de luz que cada hombre lleva consigo para guiarle y es un ser diferente a la persona. Es decir, mi ángel y yo somos 2 seres distintos, yo con cuerpo y espíritu y él, espíritu puro.
  • Los ángeles tienen países bajo su protección, pero no tienen a su cargo cuidar los meses del año, días del mes, signos del Zodiaco, etc. Por ejemplo, dicen que a Uriel se le encarga el mes de septiembre, pero el ángel Uriel ni siquiera aparece en las Escrituras.
  • Nuestro ángel custodio siempre será el mismo. Por mucho que yo expanda mi conciencia ¡mi ángel no crecerá!
  • Todos tenemos la capacidad de comunicarnos con nuestro ángel. De hecho, el pretender que nuestro ángel nos habla por medio de los astros, o de cartas, cuarzos, etc. es contrario a la fe católica.
  • Los ángeles nos protegen y son nuestros custodios, pero no atraen a la suerte, ni son la suerte. Son mensajeros y compañeros nuestros para que alcancemos la santidad.
  • Los ángeles no necesitan que te vistas de tal o cual color para hablarte y acompañarte o que los llames a tu presencia frotando cristales (o cuarzos) para que luego estos se llenen de “energía angelical”. Ellos derraman su amor en ti y no en piedritas. Tampoco te hablarán por medio de barajas ni de cosas por el estilo. Lo repito, el demonio también es un ángel y muy astuto que te confundirá si tú le das entrada por medio de estas prácticas.
  • Tu ángel no necesita de papel y pluma para hablarte. Con menos ruidos en la cabeza te será más sencillo escucharle porque el medio para que ellos se hagan escuchar es el silencio. Los ángeles caídos o demonios son ruidosos. Los ángeles, silenciosos.
Necesitamos abrir los ojos del alma y tener cuidado con los ángeles que eligieron, usando su libertad, no seguir a Dios. En las Sagradas escrituras, Timoteo escribió: “El espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, siguiendo a espíritus engañadores y enseñanzas que vienen de los enemigos de Dios”.  Si está en la Biblia es palabra de Dios.
Por lo tanto, recorramos -en obediencia- el camino de la “Verdad”, de lo positivo y no le busquemos ruido al chicharrón porque podemos perder, el alma inclusive.
En conclusión, los ángeles sí existen. Si tú necesitas consejos sobre algo en la vida, ¿por qué no te atreves a preguntar a tu ángel de la guarda directamente sin necesidad de un intermediario como médium, psíquicos, cartas, etc.? Después de todo, ¿quién te conoce mejor? Se supone que él sabe todo de ti y que es tu mejor amigo.
No necesitas de ninguna otra herramienta para comunicarte con él más que “llamarle” así, directamente. Dios nos dio la capacidad de hacerlo y nuestro angelito está tan solo en espera de que lo hagamos. No necesitamos de ningún ritual para hacerlo y para que él nos dé su auxilio y protección, para que sintamos su presencia (visualizaciones, meditaciones, imaginación guiada, el ojo de la mente, etc.), así que tomemos ventaja de eso. Los ángeles hacen la VOLUNTAD DE DIOS y esta es que TODOS SE SALVEN…

22 may. 2017

Ex adepto satánico

Antes y después, ya católico.

Impulsado por compañeros de colegio, Benjamin empezó a practicar el satanismo; unos años más tarde unos encuentros le llevaron a descubrir otra vida


A los 16 años, influido por algunos compañeros, empecé a frecuentar círculos de metal, punk, rock, etcétera. ¡En esa época cambiaba mi look cada mes! Después empecé a fumar droga y a llevar un crucifijo al revés. Además buscaba en internet todo lo que se refería al satanismo. Con mis compañeros, a fuerza de ver películas de terror que nos enloquecían, me lancé al espiritismo. Buscábamos dar miedo por todos los medios.

Fue así como en un espacio de seis meses pasé del “buen chico” al adepto al satanismo. La muerte de mi bisabuela, a quien quería mucho y por cuya curación había rezado, me reforzó en mi actitud. ¿Dios me había defraudado? Bueno, yo quería mostrarle que si no me prestaba atención, iría por otro lado.

Abrir los ojos

A los 18 años me gradué y decidí partir a la Legión extranjera para alejarme de esta vida que se había hecho demasiado pesada. Un año después ya había cambiado. Acepté un empleo en un centro para personas con discapacidad motora o mental y esta experiencia me abrió los ojos.

Al lado de estas personas frágiles, aprendí a darme a mí mismo y a amar a los demás. Y por la tarde estudiaba para hacerme ingeniero en telefonía y fibra óptica. Gracias a esta formación encontré un trabajo muy bien pagado. Esta vida demasiado fácil me condujo de nuevo al caos. Cada tarde me llevaba una chica nueva a casa. Pero después de dos años esta vida me pareció completamente vana.

Decidí partir por las carreteras de Francia, ofreciendo mis competencias a cambio de cama y comida. Una tarde, en Touraine, me quedé sin alojamiento. Me aconsejaron probar suerte en la rectoría. Allí, una familia encargada de la acogida me preguntó si podía quedarme para hacer unos trabajos.

Su hija mayor llegó de una sesión cristiana y resplandecía de felicidad. Su alegría despertó en mí preguntas metafísicas. Unos días más tarde, percibiendo mi búsqueda interior, uno de sus amigos, que era sacerdote, me propuso llevarme a un lugar de peregrinación cercano.

Allí me sentí empujado a confesarme. Era la primera vez en mi vida que recibía este sacramento. Pude poner toda mi vida en las manos de Dios y recibir su perdón. ¡Una verdadera liberación!

Y volví a la carretera, decidido a mantener el rumbo. Volví a misa y me puse a rezar. Mi camino me condujo a Rocamadour, donde permanecí seis meses.

Allí, el sacerdote me dijo que podía desafiar a Dios con estas palabras:

“Señor, estoy completamente perdido, no sé qué hacer con mi vida. Si quieres, ¡dame una respuesta!”.

Abrí la Biblia y mis ojos se posaron en un pasaje del salmo 71 en el que está escrito: “Tú eres mi roca, mi fortaleza”. Recibir esta palabra en Rocamadour, una ciudad construida sobre una roca: para mí estaba claro: Dios me podía hablar a través de la Biblia. A esto siguieron conversaciones muy largas con el sacerdote del santuario.

Unos  meses más tarde, mientras estaba de paso por Bélgica, mi hermano mayor se suicidó. En esta prueba, mi fe, muy fresca, me sostuvo mucho. También me permitió reconfortar a los míos.

Mi fe se hace sólida

Hoy puedo decir que he encontrado la verdadera felicidad. Cada día descubro una nueva faceta del amor de Dios y de los demás. Actualmente trabajo en Bourgogne, en Paray-le-Monial, donde Cristo se apareció para revelar a los hombres su corazón desbordante de amor. Mi fe se hace cada vez más sólida. ¡Y tengo muchos proyectos en mente!


19 may. 2017

El santo rosario lo salvó

La juventud lo apartó de Dios y lo lanzó al ocultismo y al odio de la Iglesia. ¡Pero la Virgen lo rescató!



El beato Bartolo Longo nació en 1841 en la localidad italiana de Latiano, región de Apulia. Aunque fue educado en la fe y la piedad, cedió a influencias que lo apartaron de Dios tras salir de casa para estudiar, primero en Lecce y después en Nápoles.
Eran tiempos conflictivos y el ímpetu idealista que antecedió la unificación italiana irradiaba en las universidades las ideas iluministas y el odio contra la Iglesia, tachada de oscurantista y opresora.
Bartolo no pasó incólume por esas influencias, que lo llevaron a círculos cerrados y elitistas, a la masonería y al espiritismo. Él mismo dijo de sí mismo que, en esa época, fue como un “sacerdote de Satanás”, pero la euforia de la supuesta “liberación del yugo de la Iglesia” se transformó en una gran desilusión con las nuevas ideas y prácticas que el joven se vio en una intensa depresión y, varias veces, al borde del suicidio.
En busca de alivio para su desesperación, encontró en el profesor y amigo Vincenzo Pepe, su compatriota, la firmeza y claridad que lo salvarían: “Si usted continúa con esas prácticas, terminará en un manicomio”. Fue Pepe quien le presentó al sacerdote dominicano Alberto Radente, director espiritual que lo ayudó a disipar del espíritu aquellas tinieblas espesas.
Fue después de varias sesiones de orientación guiadas por el sacerdote que Bartolo Longo se confesó y abrazó el cambio de rumbo.
Pero ¿quién dijo que sería fácil? La tentación y los pensamientos de desesperación se mantuvieron en su camino. Un día, mientras estaba lleno de pesares y tormentos por el Valle de Pompeya, le vino a la mente una frase que el sacerdote Radente le dijo varias veces:
“Si buscas la salvación, propaga el Rosario. Es una promesa de María”.
Él oyó el resonar de una campana a la distancia, elevó los brazos al cielo y clamó:
“Si es verdad que prometiste a santo Domingo que quien propagara el Rosario se salvaría, yo me salvaré porque no saldré de esta tierra de Pompeya sin haber propagado tu Rosario”.

A lo largo de los siguientes días, el muchacho consiguió un trabajo como administrador del patrimonio de la condesa De Fusco. Empezó a frecuentar los grupos de oración de la condesa y, algunos meses después, terminó casándose con ella.
Los nuevos cónyuges hicieron el propósito de difundir por el Valle de Pompeya la devoción al tercio. Pusieron en una antigua iglesia local un cuadro de Nuestra Señora del Rosario que ellos mismos habían recibido de una hermana dominicana, amiga del sacerdote Radente. La imagen se volvió conocida como el icono de la Virgen del Rosario de Pompeya, cuyo santuario está hoy entre los más visitados del mundo. En 1883, Bartolo compuso la Súplica a Nuestra Señora de Pompeya.

El 5 de octubre de 1926, Bartolo Longo suspiró, poco antes de entregar el espíritu a las manos del Padre:

“Mi único deseo es ver a María, que me salvó y me salvará de las garras de Satanás”.



San Juan Pablo II lo beatificó el 26 de octubre de 1980.

16 may. 2017

Al exorcista incrédulo.

Jesús el buen pastor.


Salmo 23

Salmo de David.

El Señor es mi pastor,
nada me falta.
2 El me hace descansar en verdes praderas,
me conduce a las aguas tranquilas
3 y repara mis fuerzas;
me guía por el recto sendero,
por amor de su Nombre.
4 Aunque cruce por oscuras quebradas,
no temeré ningún mal,
porque tú estás conmigo:
tu vara y tu bastón me infunden confianza.
5 Tú preparas ante mí una mesa,
frente a mis enemigos;
unges con óleo mi cabeza
y mi copa rebosa.
6 Tu bondad y tu gracia me acompañan
a lo largo de mi vida;
y habitaré en la Casa del Señor, por mucho tiempo.

Antes de comenzar a escribir, manifiesto que no soy el sacerdote Fortea, soy un colaborador suyo.

Este post va dedicado a aquel exorcista, que nombrado oficialmente no ejerce de tal, sino que dispersa a ovejas necesitadas.

Estimado sacerdote de Dios:

El ministerio del exorcismo no es un título nobiliario para lucir, es un nombramiento caritativo, difícil a veces, sobre todo cuando se comienza, pero no imposible, jamás imposible para la gracia de Dios.

Si bien es cierto que se ha de discernir desde la seriedad y esperar recibir la luz de Dios en aquellos nuevos casos que te llegan, no des por hecho nada hasta esperar en Dios nuestro Señor. No deseches a nadie hasta no estar seguro, no prejuzgues por ti mismo, espera en el Señor, visita el Sagrario, pídele a Jesús en tus momentos íntimos, a solas con EL, que nunca nos abandona, reza abundantemente, sobre todo el santo rosario cada dia. Vive la gracia.

Tu poder sacerdotal, y la autorización de tu obispo te confieren una gran fuerza contra el demonio, garantia campeona de vencer al mal siempre, no lo olvides.

Cierto que no todo serán casos de influencia demoníaca, algún caso habrá de una persona sugestionada o sobre preocupada innecesariamente, aún y así aconseja el buen camino cristiano, la mejor garantía para el alma, pero esta no es la razón para muchísimos casos. No desestimes a la ligera, no despidas vacío al necesitado, hay pocos exorcistas, muy pocos para la demanda aumentante porque las personas apartadas de la gracia de Dios abren las puertas al enemigo, sin saberlo, y por el motivo de adentrarse en las falsas doctrinas que apartan de Dios y están inspiradas y viciadas por los demonios.

¿Que sucede cuando una persona, que ha llevado una vida normal y coherente, por la razón que sea que le ha llevado a eso comienza a sentir ataques demoníacos y acúde a ti, y no encuentra tu ayúda?  la despides vacía, le cierras tus puertas, le cierras las puertas que Cristo quiere abrirle con sus manos extendidas ¿Que pasa con esa persona? ¿Jesús actuaría asi? Lee los evangelios, hay varios casos de posesión, y liberación por Jesús Dios vivo y presente, comienza a creer que existe el demonio como ser personal.

Tú no creías, pero rezaste brevemente por una persona afectada, el demonio habitante se comenzó a revolver dentro de la persona como agua hirviendo, tu oración comenzaba a ser efectiva, tú no lo sabías pero allí se estaba produciendo un efecto, una revolución, un no saber estarse quieto y escondido, ese demonio, que no era uno solo, Pero la gracia de Dios comenzaba a actuar, y el demonio a no poder resistirse, porque tú tienes ese poder y esa autorización, pero.. tu incredulidad te hizo hacer oración corta, y despediste a esa persona sin haber observado nada "raro" si hubieses seguido orando un poco mas, solo un poco mas.. los demonios ya no resistían, pero dejaste de hacer, de creer, de luchar,dejaste de pinchar donde mas les duele a los demonios, con la oración de intercesión, tu incredulidad no negaba la gracia que Dios y la autorización de tu obispo que había puesto sobre ti con esa gran bendición para ser efectivo en este ministerio contra el demonio.

Esa persona, no te preocúpes, por la gracia de Dios está siendo atendida, los demonios se han mostrado y ya estan comenzando a perder la batalla, algunos han salido ya, por la conversión personal,  su buen camino cristiano y las oraciones de intercesión que recibe de las personas que si creen en Dios y en el demonio.

Si hubieses orado un poco mas, solo un poco mas, habrías visto la realidad, fuíste muy breve. Aquella persona no es una enferma mental. Y casos así vas dejando perder, prejuzgando sin esperar en Dios, confiando solo en ti, y no, debes, debes esperar en Dios, quien  llame a la puerta de Jesús, EL atiende, a nadie deja abandonado, a tí tampoco, que eres un consagrado suyo.

Jesús te necesita sacerdote exorcista, estás ahí para ayudar y ser caritativo con esas ovejas heridas por el mal, confian en ti como buen pastor, sé buen pastor.

No todos los casos serán de influencia demoníaca o posesión, los habrá de sugestión o sobre preocupación, siendo así, y cuando estés seguro, igualmente aconseja cristianamente, y que la persona marche en paz, pero discierne bien, espera la ayúda de Dios, no prejuzgues por ti mismo no despidas a nadie vacío si te necesita,

Me ha producido mucha tristeza saber tu proceder, pero rezo por ti, pido al buen Dios para que te ilumine y te haga ver lo que necesitas, para que seas una buena obra de providencia suya.

Jesús te necesita, ánimo, 

Muchas ovejas acúden a tí, te necesitan, atiendelas como lo haria Jesús, eres efectivo, cree en tu poder sacerdotal, en tus bendiciones, en Dios, en el orden eclesial que cumples, y en el demonio que ya ha comenzado a perder su batalla cuando le descúbres y luchas contra el, con la gracia de Dios.

Si tienes muchos casos, informa a tu obispo para que nombre a mas exorcistas.