16 sept. 2015

Exorcismo en Medjugore.




Donde está María siempre está el demonio tratando de hacer fracasar Sus planes.

Este es el testimonio de Louise Roseingrave, una periodista irlandesa que presenció un exorcismo en 

Medjugorje en el año 2013, donde dos sacerdotes trataban de sacar al demonio de dentro de una poseída, mientras una multitud de personas recitaban el rosario tomadas de la mano.

Louise Roseingrave dice que la voz era gutural, un sonido horrible, espeluznante, como ferozmente enojado. El cuerpo de la posesa se agitaba, y se necesitaron seis hombres para controlar su fuerza. La multitud estaba orando fervientemente en italiano, “Santa Maria, prega per noi”.


Esas palabras están grabadas en mi memoria, dice la periodista. Yo había ido con una mente abierta a Medjugorje, Bosnia Herzegovina, donde la Virgen se aparece a seis videntes durante más de 30 años. Pero no esperaba encontrarme con el diablo.



UN FENÓMENO MAL INTERPRETADO


Antes de relatar lo que presenció la periodista irlandesa, hay que aclarar que estos fenómenos no son extremadamente inusuales en Medjugorje, aunque tampoco frecuentes.



La pregunta que queda flotando en aire es ¿por qué en un lugar donde supuestamente está presente la santidad de María está el diablo con su show de posesiones? ¿Cómo es que el diablo puede penetrar en estos recintos sagrados?


Algunos, que no entienden bien el fenómeno, piensan que se trata de una prueba crucial para demostrar que las apariciones de Medjugorje son falsas o peor, que son fruto del demonio.

Su razonamiento es ¿cómo el cielo y la propia Virgen permiten eso?


La respuesta es que Dios permite eso para mostrar que la tierra entera es un campo de batalla entre el maligno y Dios, que nada escapa y que siempre hay que estar en guardia.


Es más, se dan allí precisamente porque donde está actuando la Virgen María siempre está el demonio presente para hacer fracasar los planes de Ella.

El padre jesuita Sebastián Bertina dice:


Se puede afirmar, como principio general, que Satanás acude siempre donde está María Santísima para deshacer su obra, si puede


La razón teológica es porque María es la única pura criatura humana que nunca ha tenido parte alguna con el diablo. Por consiguiente, el que cierra las puertas a María Santísima, las abre a Satanás.


Donde esté María, habrá señales evidentes de la intención y acción destructiva de satanás.

Y al revés: en lugares de apariciones en que sucedan maravillas espectaculares con afluencia de muchedumbres como espectáculo o, simplemente, un lugar que no tenga contradicción alguna desproporcionada, difícilmente será obra del buen espíritu. Ver aquí.


Según el Padre Bertina entonces, estos hechos son precisamente la prueba de que Medjugorje es un lugar donde está actuando fuertemente la Virgen María.


¿Esto significa que quien va a Medjugorje corre el riesgo de ser poseído?


Decididamente no. Quienes muestran el show de posesión que el demonio ofrece en Medjugorje son personas que ya venían así, que tenían algún grado de influencia demoníaca, ante lo cual los demonios aprovechan para desatar su show.

Veamos el testimonio de Louise..

Louise Roseingrave



EL EXORCISMO

Andaba por la Iglesia de Santiago, donde millones de peregrinos asisten a hermosas misas y servicios de oración, cuando me topé con un exorcismo.


Me abrí paso a través de la multitud. Fue un espectáculo de horror que nunca olvidaré.

El sacerdote se inclinó sobre una mujer italiana, de 30 años aproximadamente, cuyo rostro estaba contorsionado de ira.


Sus labios dejaron enseñar los dientes, silbando, presionando, gruñendo y retorciéndose. El sacerdote tenía la Biblia en una mano y recitaba las escrituras.


Con la otra mano, el sacerdote hizo varias veces la señal de la cruz en la frente de la mujer. Otro sacerdote más joven estaba administrando agua bendita para que la mujer bebiera.


Sus pupilas estaban tan dilatadas y sus ojos eran como pozos negros. Sus manos estaban arañando el aire, los dedos doblados y levantados.


La escena era tan grotesca e inquietante que un buen número de los que rezaban, estaban llorando.

Tuve que luchar contra mis propias lágrimas. Para unirse en contra de este enemigo diabólico, la multitud formó un círculo de oración, tomada de la mano.


Allí estaba yo, en medio de ello, asustada pero completamente intrigada por este antiguo ritual en acción.


El demonio dentro silbaba y se ponía furioso cada vez que el público bendecía a la mujer con agua bendita. El demonio alternaba el sonido aterrador con maldiciones a sus verdugos, los sacerdotes, que lanzaba a través de su diabólico gorgoteo de otro mundo.



APARENTEMENTE LA POSESA SE CALMA, PERO…


El rostro de la mujer se relajó un poco y se unió a los que recitaban el Rosario y la rodeaban. La tensión disminuyó ligeramente.


Todos estábamos orando, literalmente, por su liberación. “Prega per noi”, ella dijo.

Y luego, de la nada, los músculos del cuello de la mujer estiraron y tensaron, empujando su cabeza hacia adelante derecho en la cara del sacerdote, los labios curvados, los dientes al descubierto y algo que heló la sangre, una risa espantosa surgió como diciendo ‘te engañé’. 


Me pareció todo tan inquietante que me preguntaba qué sería de esta mujer.

¿Cuánto tiempo tomaría este proceso?


Después de 30 minutos más o menos (había perdido las dos horas anteriores), el demonio desapareció, el cuerpo de la mujer se relajó, y los sacerdotes la colocaron en una posición sentada en un banco cercano. Parecía aturdida y confusa, como si alguien volviera en sí después de desmayarse. Agotada, se echó a llorar.


Entre la multitud, una adolescente estaba tan traumatizada que se echó a llorar.


El resto de nosotros se fue poco a poco, sorprendido y profundamente perturbado por lo que había visto.


Durante toda la noche, no podía quitar esas imágenes de mi cabeza. Recordando la voz chirriante que enviaba escalofríos por mi columna vertebral.



DONDE ESTA MARÍA ESTÁ EL DEMONIO, Y LA IGLESIA LO SABE


Ha habido mucha especulación de que el Papa realizó un exorcismo a un hombre en silla de ruedas, en la Plaza de San Pedro. Puede haber sido una liberación. Cualquier tipo de bendición sirve para alejar el mal. El Vaticano y la Iglesia no promocionan el ritual de exorcismo, tal vez para no asustar a los creyentes y no atraer más la mala prensa.


Sin embargo, en Medjugorje, donde la Virgen es recibida con un silencio respetuoso a las 18:40 todos los días, los casos de posesión y liberación son comunes.


“Dondequiera que la Virgen está presente, está el diablo”, me han dicho los visitantes experimentados a Medjugorje. Los demonios, dentro de peregrinos, se enfurecen en la santa presencia de Jesús y la Virgen María, como si ellos no pudieran soportar la santidad.


Algunas formas de exorcismo son sencillas, tales como la liberación, tal vez de una adicción crónica u otra, debilitando la conducta. Los casos de posesión demoníaca se pueden sacar y los dramáticos pueden continuar durante días.



¿CÓMO PUEDE HABER ENTRADO EL DEMONIO EN LA MUJER?


Cuando pregunto lo que una persona puede haber hecho para atraer una infestación demoníaca, las respuestas varían, pero lo oculto, me dicen, en particular tableros ouija, son peligros significativos.

Esto me envía corriendo a confesarse. Yo creo en Dios y voy a misa. Rezo y vivo una buena vida, aunque no siempre tengo éxito.


Pero tropezar en medio de algo tan perturbador cambia la perspectiva de una persona.

Experimentar la ira infernal de ese demonio tuvo un efecto profundo.


Me fui a Medjugorje por una semana y me quedé por tres. Yo había viajado previamente por el mundo buscando la verdad espiritual, alojandome en un ashram hindú en Nepal, con los monjes budistas en el Himalaya, y usando el generoso espíritu del Islam en el Oriente Medio e Indonesia.

Me formé como profesora de yoga en la India, me mudé a una casa en el campo en West Cork, y participé en algunas peregrinaciones rigurosas a Lough Derg



LAS MARAVILLAS DE MEDJUGORJE


Pero en ningún otro lugar he encontrado el sentido de la paz, la luz y el amor que existe en Medjugorje.


Los milagros abundan cada día; milagros personales que cambian la vida.


El catolicismo es celebrado, con todos sus sacramentos y rituales sagrados.


Miles se arrodillan y rezan ante el Santísimo Sacramento durante la “hora santa” al aire libre en la basílica, y no se puede oír caer un alfiler, tal es el nivel de reverencia.


Los adultos derraman, de forma rutinaria, abundantes lágrimas, a veces grandes sollozos, comprendiendo años de dolor acumulado, dándose cuenta de la frustración; es el primer paso en la curación.


Me convertí en una adicta a la hora santa en Medjugorje, viendo a los hermanos, parejas, amigos y familias abrazándose en el amor cuando los 60 minutos llegan a su fin. En un mundo lleno hasta el borde de mentira y engaño, encontré la verdad en Medjugorje.


Y la verdad es que el diablo existe, él es muy bueno en engañar a la gente haciéndole pensar que no existe.


No hay comentarios: