29 jul. 2015

La masonería, anticristiana.

Sabías que la Masonería comenzó inmediatamente después de la muerte de Jesucristo? Esto y muchas cosas más le revela en exclusiva Pilar Zarama a Manuel Ignacio Serrano

Presentamos una entrevista que realizó el periodista y artista plástico colombiano  Manuel Ignacio Serrano (El Halcón Marcando Territorio) a la colombiana Pilar Zamara, psicóloga y especialista en Masonería y Últimos Tiempos.

entrevista manuel y pilar

La exposición de Pilar Zamara analiza a la Masonería en el video de abajo partiendo del hecho de que es:

la mano de obra “en la batalla en la cual estamos en este final de los tiempos, en la cual existen dos bandos: los hijos de Dios luchando por la conversión y salvación de nuestros hermanos y los hijos de las tinieblas luchando por lo que ellos pueden considerar el imperio de su ego engrandecido pero que realmente son los esclavos del Gran Engañador, de la Antigua Serpiente, quien después de utilizarlos como secuaces para sus propósitos de destruir a los hijos de Dios y a su Iglesia, van a ser traicionados y martirizados por él por la eternidad”.

Por eso Pilar dice que

es importante que los Hijos de Dios conozcamos de dónde viene este misterio de iniquidad [la Masonería] que es el que ha estado dando la batalla a Cristo y a su Iglesia, y que se remonta a los mismos momentos en que la Iglesia se estaba formando con los primeros apóstoles y mártires”.

Por medio de esta entrevista, el Halcon Marcando Territorio logra que Pilar Zarama descubra los soportes de la Masoneria, logrando dejar al descubierto el hilo conductor a través de su historia, y sorprendentemente nos revela que comienza inmediatamente de muerto Jesucristo en la cruz.
Esta entrevista Pilart Zamara revela una serie de secretos también sobre el Final de los tiempos, la Batalla Espiritual y el Anticristo.
Mira aquí la entrevista:


QUIEN ES PILAR ZARAMA, LA ENTREVISTADA

Elisa del Pilar Zarama de la Espriella nació en Pasto, capital del departamento de Nariño, Colombia, en el año 1956.

Se graduó de bachiller en el Liceo de la Merced Maridíaz regentado por las madres franciscanas de María Inmaculada en el año 1974, en la misma cuidad de Pasto.

Estudió Psicología en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, 1976-1980. Contrajo matrimonio en el año 1982.

Fue ganadora del concurso “El Maestro Tiene la Palabra” a nivel nacional, en la categoría de historiadores, escribiendo un ensayo sobre Bolívar y la Educación, en el año 1983.
Recibió un “Master of Arts” de la Facultad de Psicología de la Universidad del Estado de Nueva York en Stony Brook, 1983-1985.

Trabajó en la Universidad Católica de Bogotá como docente y como directora del Departamento de Ciencias Básicas de la Facultad de Psicología, 1987-1989.

Con el nacimiento de su primer hijo en el año 1989, se retira del cargo de directora del departamento de la facultad y un semestre más tarde, se retira del cargo de docente y se dedica a sus hijos.
Cuando estaba viviendo en Washington, por el trabajo que su esposo estaba desempeñando en el Banco Mundial (años 1994-1996) y como consecuencia de su fracaso matrimonial, en el año 1995, se sienta sola a preguntarle a Dios el porqué de ese fracaso si ella siempre había tratado de hacer las cosas dentro de sus mandatos.

Dios no le responde directamente pero empieza a obrar cambios en su estado de ánimo y en la manera de ver las cosas y a inspirarle lo que tenía que hacer. Sentía que debía estudiar la Biblia, volver a la Santa Misa, había estado alejada de la Iglesia y de Dios porque su esposo le decía que todo eso era un engaño.

Con su regreso a Colombia en el año 1996, empieza a participar de la vida activa de la Iglesia asistiendo a grupos de oración, a retiros espirituales, practicando los sacramentos. Una amiga le acerca dos libros que marcaron su interés hacia el futuro: “La hora final” y “A los Sacerdotes Mis Hijos Predilectos”. El primero habla de los últimos tiempos, y el segundo sobre el tema de la masonería y de la masonería eclesiástica y revela páginas enteras del Apocalipsis.

Este es el gancho que le lleva a estudiar todas las apariciones y revelaciones marianas y de Nuestro Señor Jesucristo que podía encontrar en las diferentes librerías espirituales.
Se dedica muchos años a leer sobre todos estos temas además de vidas de santos, enseñanza y magisterio de la Iglesia. Siempre el objetivo final era entender el Apocalipsis de San Juan.
En el año 2001 publica el primer tomo de “Los profetas del Apocalipsis” y en los años 2003 y 2004 publica el tomo 2 y el tomo 3 con el mismo título. El objetivo de los tres tomos es el de mostrar cómo las apariciones y revelaciones de los últimos tiempos nos llevan a entender que estamos en los últimos tiempos que están descritos en el libro del Apocalipsis y que se nos están dando las luces necesarias para entender lo que está sucediendo ahora y lo que vendrá después para terminar todo con el retorno glorioso de Nuestro Señor Jesucristo y la instauración de su Reino de la Paz.

Actualmente se encuentra participando de la espiritualidad de los Siervos Reparadores, Apóstoles del Sagrado Corazón, que siguen las instrucciones que Nuestro Señor da a Agustín del Divino Corazón, obra que tiene la aprobación eclesiástica de varios obispos colombianos y en especial del obispo de Manizales, obispo de la zona donde está el hermano Agustín con los Siervos Reparadores en el Monasterio de San José.

26 jul. 2015

La vocación, sea cual sea...

¿Cuál es la Razón por la que Hemos Venido?

¿Cuál es tu llamado? ¿Cuál fue una razón clave para que estés aquí? Cuando se nos lo pregunte al final de nuestros días ¿Qué contestamos? ¿Lo hemos comprendido? ¿Lo hemos pensado siquiera alguna vez? 

Muchos de nosotros tenemos claro que hemos recibido una misión para Dios en nuestra vida, pero cuando tratamos de seguir ese camino nos encontramos con infinidad de trabas y problemas.
 
hombre en un tunel

Y esto sucede porque la misión que Dios nos encomendó, siempre lleva a una guerra espiritual con el maligno, que trata de entorpecer nuestro camino y el de Dios. La misión y la profecía que hay detrás, llevan a una guerra espiritual.  


BUSCANDO PISTAS

Uno de los procesos más útil para identificar la misión con la que vinimos es comenzar a notar esas cosas que haces que te apasionan, que despiertan tu creatividad, esas cosas por las que obtienes energía a partir de cuándo las haces y encuentras satisfacción en hacerlas, no por lo que te paguen por ello, sino simplemente en hacerlo.

Esas cosas que hacemos que nos ponen en ese tipo de ambiente son nuestros recursos naturales, la mayor parte de lo que nos hace más eficaces en nuestras carreras, actividades empresariales, nuestras amistades y vidas.

Muchas personas no hacen eso. Pasamos mucho tiempo haciendo lo que tenemos que hacer y no bastante tiempo haciendo lo que fuimos creados para hacer.

Se natural. Se quien eres. Da rienda suelta, a tu “unidad innata”. Si tienes un don, ésta es tu pista. En realidad, todos lo tenemos; sólo tenemos que reconocerlo.

¿Qué te gusta hacer? ¿Lo que te resulta más natural? ¿Qué te trae inspiración? ¿Qué te da energía (y a la inversa lo que te fatiga)?
mision

¿CUÁL PUEDE SER LA MISIÓN?

Tu corazón tiene el secreto. Tu puedes encontrar tu misión a través de “accidentes”, a través de encuentros casuales, a través de las palabras de otros, a través de un “trauma”, a través de algo que cae de la nada, o de algo que siempre ha estado ahí en frente tuyo – algo que estás haciendo, pero no del todo con el espíritu correcto.

Una misión puede ser muchas cosas – y más de una. Puede ser la maternidad simplemente. ¡Qué gran llamado! Esta fue la misión de la Santísima Madre.

Puede ser en la profesión médica (cuando el motivo no es el dinero). Puede ser en la plomería o carpintería – ayudar a los demás, ayudar a la gente vivir. Puede ser cultivando. Puede ser evangelizando. Puede ser enseñar, o puede estar en ayudar a los inválidos. Puede ser la oración – simplemente orar por otros. Puede ser la música, o trabajar en el jardín o la cocina, cuando se hace algo en alabanza a Dios.

Cualquier cosa que sirva para mejorar la vida y las cosas pueden ser parte de tu misión: un empleado de supermercado, sonriendo a los clientes; un paisajista, embelleciendo el mundo que le rodea; un conserje de escuela, bendiciendo a los niños; un alcalde; un policía, manteniendo a raya al mal.

Mision Gaia,rescate humano

PREGÚNTALE AL ESPÍRITU SANTO

Solamente en oración al Espíritu Santo, podemos discernir la dirección que debemos tomar y cómo debemos acercarnos a nuestros puestos de trabajo.
Puedes estar haciendo el trabajo correcto, pero de la forma equivocada. Casi cualquier cosa que no conduzca a pecar se puede utilizar para ayudar a los demás; si se hace bien, significa la mayor gloria de Dios. No importa la edad que tengamos, y aunque no tengamos idea de lo que podría ser, tenemos una misión que cumplir en el tiempo que estamos vivos.
Mira en Hechos 20:24:

“Pero ya no me preocupo por mi vida, con tal de que pueda terminar mi carrera y llevar a cabo la misión que he recibido del Señor Jesús: anunciar la Buena Noticia de la gracia de Dios”.

Ve con tus instintos. Sé más consciente de lo que son tus instintos. ¿Qué te conduce a la alegría? ¿Que hace que te sientas contento? ¿Qué te parece que vale la pena hacer? ¿Qué te trae paz? ¿Hay algún bagaje espiritual en tu familia que te ata y te detiene?

Quizás nada interfiere más que la orientación hacia el dinero, que ha causado que muchos hagan lo que ellos piensan que deben hacer en lugar de lo que ellos sienten que deben hacer; lo que Dios quiere que hagas.

Cuando hacemos lo que Dios quiere, el dinero está ahí cuando lo necesitamos. Él nos envía sustento. Si hay una gran cantidad de él, puede ser un regalo que podemos utilizar para ayudar a los demás.

¿Qué ayuda a alguien o a algo? Pregúntale al Espíritu Santo.
Es a través del portal de su corazón que entrarás en la eternidad.

guerra espiritual

PERO LA MISIÓN CONLLEVA UNA GUERRA ESPIRITUAL

La asignación de una misión es Dios que está anunciando su voluntad específica para ti. Las palabras de edificación, de exhortación y consuelo no tienden a suscitar muchos demonios, pero las profecías que te direccionan o palabras reveladoras acerca de tus tareas, o llamamientos o destinos, dan al enemigo una nueva agenda.

En otras palabras, una vez que el enemigo tiene conocimiento sobre donde Dios quiere llevarte, él estará tratando de establecer trampas a lo largo de tu camino para llegar allí, como un Judas para traicionarte, una enfermedad para reducir tu velocidad, dificultades financieras para asustarte, problemas de relación, o situaciones estresantes que te hacen olvidar la profecía y apagar tus fuegos personales.

DOS CASOS

Esto es bíblico. Dos ejemplos enseguida vienen a la mente son el de David y el de José.
David fue el rey profetizado, ungido por Samuel en medio de sus hermanos (1 Sam. 16:13). Pero David pasó por el infierno y estuvo de regreso antes que el acto profético se convirtiera en una realidad. Fue casi inmediatamente sacado de su casa y se le asigna convertirse en el escudero del rey Saúl. En el renglón seguido, se enfrentaba a la batalla de todas las batallas con el gigante Goliat.
Cuando David derrotó a Goliat, Saúl se puso celoso y trató de matarlo. David terminó huyendo al desierto y se encontró con todo tipo de peligros en el camino, como el ejército de Saúl que lo perseguía. Sus esposas fueron capturadas. Sus hombres se volvieron contra él. Los salmos de David revelan las emociones de un hombre frente a la guerra viendo su destino profético haciéndose realidad.

Luego está José. Él tuvo dos sueños proféticos como adolescente. Los dos sueños esencialmente indicaban que gobernaría sobre sus hermanos mayores. Cuando se enteraron la guerra comenzó. Los hermanos de José lo tiraron a un pozo y lo vendieron como esclavo. Fue acusado falsamente de intentar tratar de violar a la esposa de Putifar. Y fue echado en la cárcel.

pruebas de la vida

SE VIENEN LAS PRUEBAS

Entonces, cuando recibes una verdadera misión de Dios y un camino, ella trae la guerra espiritual. Probablemente no vas a ser perseguido por el desierto por un rey celoso, pero puedes tener problemas en tu parroquia. No serás vendido como esclavo, pero puedes ser traicionado por las personas más cercanas a ti. Tal vez no puedas ser falsamente acusado de violación, pero puedes ser falsamente acusado de algo. Usted quizás no puedas ser puesto en la cárcel, pero puedes ser arrojado fuera de su zona de confort.

La guerra espiritual viene en todas las formas y tamaños. A veces son niños desobedientes que se meten en problemas por haber perdido su camino. A veces es la enfermedad por las presiones financieras mencionadas antes. A veces es una batalla furiosa en tu mente que te hace morder el cebo del enemigo, generándote agotamiento, depresión, confusión o algo más.

¿CÓMO ME MANEJO EN ESTA GUERRA? 

Con la gracia de Dios, por supuesto, pero también tomando el consejo del apóstol Pablo a Timoteo

Al darte estas recomendaciones, Timoteo, hijo mío, pienso en las profecías que fueron pronunciadas sobre ti; que ellas te guíen en el buen combate que debes realizar. (1 Tim. 1:18).

¿Qué es lo que significa prácticamente? Significa que sigas la palabra profética sobre tu vida. Aunque una palabra profética no está a la par con las Escrituras, una profecía que se ha juzgado verdadera puede ser utilizada como una espada en el reino espiritual para luchar contra el enemigo. Después de todo, el enemigo no quiere que la palabra profética suceda porque cuando lo hace, la voluntad de Dios viene a la tierra.

Si estás en tu camino y en guerra, espera. Recuerda, que pasaron por lo menos 15 años entre la unción profética David y el reinado de David. Y alrededor de 13 años entre el sueño de José y su promoción a primer ministro de Egipto. Es probable que no tome tanto tiempo para que puedas ver los primeros frutos de esas palabras proféticas pronunciadas sobre tu vida. Pero incluso si lo hace, no cedas a las estrategias del enemigo.

Recuerda que esta es la batalla del Señor. Sigue la palabra profética sobre tu vida y continúa peleando la buena batalla de la fe.

23 jul. 2015

Consejos para laicos


Libro del eclasiástico.

Capítulo 2 

1 Hijo, si te decides a servir al Señor, prepara tu alma para la prueba.
2 Endereza tu corazón, sé firme, y no te inquietes en el momento de la desgracia.
3 Unete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido.
4 Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación.
5 Porque el oro se purifica en el fuego, y los que agradan a Dios, en el crisol de la humillación.
6 Confía en él, y él vendrá en tu ayuda, endereza tus caminos y espera en él.
7 Los que temen al Señor, esperen su misericordia, y no se desvíen, para no caer.
8 Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa.
9 Los que temen al Señor, esperen sus beneficios, el gozo duradero y la misericordia.
10 Fíjense en las generaciones pasadas y vean: ¿Quién confió en el Señor y quedó confundido? ¿Quién perseveró en su temor y fue abandonado? ¿Quién lo invocó y no fue tenido en cuenta?
11 Porque el Señor es misericordioso y compasivo, perdona los pecados y salva en el momento de la aflicción.
12 ¡Ay de los corazones cobardes y de las manos que desfallecen, y del pecador que va por dos caminos!
13 ¡Ay del corazón que desfallece, porque no tiene confianza! A causa de eso no será protegido.
14 ¡Ay de ustedes, los que perdieron la constancia! ¿Qué van a hacer cuando el Señor los visite?
15 Los que temen al Señor no desobedecen sus palabras y los que lo aman siguen fielmente sus caminos.
16 Los que temen al Señor tratan de complacerlo y los que lo aman se sacian de su Ley.
17 Los que temen al Señor tienen el corazón bien dispuesto y se humillan delante de él:
18 «Abandonémonos en las manos del Señor y no en las manos de los hombres, porque así como es su grandeza es también su misericordia».


20 jul. 2015

Consejos a los consagrados.

 25 secretos de combate espiritual que Jesús reveló a Santa Faustina Kowalska.

 

Un verdadero Manual para la batalla contra el maligno.

En Cracovia-Pradnik, el 2 de junio 1938, el Señor Jesús dictó a una joven polaca Hermana de la Misericordia un retiro de tres días. Sor Faustina Kowalska registró minuciosamente las instrucciones de Cristo en su diario que es un manual místico de oración y la Divina Misericordia. 

Santa-Faustina-Kowalska-e1366467630582

Aquí están los secretos que Jesús reveló a su pequeña novia Faustina sobre cómo protegerse de los ataques del diablo. Estas instrucciones se convirtieron en el arma de Faustina en la lucha contra el demonio.

Jesús comenzó las instrucciones diciendo,
“mi hija, quiero enseñarte acerca de la guerra espiritual”

1 – Nunca confíes en ti misma, sino abandónate totalmente a Mi voluntad

La confianza es un arma espiritual. La confianza es parte del escudo de la fe que San Pablo menciona en el capítulo 6 de Efesios: la armadura de Dios. El abandono a la voluntad de Dios es un acto de confianza; la fe en acción disipa los malos espíritus.

2 – En la desolación, la oscuridad y varias dudas, recurre a Mí y a tu director espiritual, él siempre te escuchará en mi nombre

En tiempos de la guerra espiritual, inmediatamente ora a Jesús. Invoca Su Santo Nombre que es temido en el inframundo. Trae las tinieblas a la luz diciéndoselo a un director espiritual o confesor y sigue sus instrucciones.

3 – No negocies con cualquier tentación; enciérrate inmediatamente en Mi Corazón

En el Jardín del Edén, Eva negoció con el diablo y perdió. Tenemos recurrir al refugio del Sagrado Corazón. Recurriendo a Cristo, le damos la espalda a lo demoníaco.

4 – En la primera oportunidad, revela la tentación al confesor

Una buena confesión, un buen confesor, y un buen penitente son una receta para la victoria sobre la tentación y la opresión demoníaca.
demonio deformado

5 – Pon tu amor propio en el último lugar, para que no contamine tus obras

El amor propio es natural, pero debe ser ordenado, libre de orgullo. La humildad vence al diablo que es el orgullo perfecto; satanás nos tienta con el amor propio desordenado que nos hace caer en la piscina de orgullo.

6 – Ten una gran paciencia contigo misma

La paciencia es un arma secreta que nos ayuda a mantener nuestra paz del alma, incluso en las grandes tormentas de la vida. La paciencia con uno mismo es parte de la humildad y la confianza. El diablo nos tienta con la impaciencia, para volvernos contra nosotros mismos, por lo que nos enojamos. Mírate a ti misma desde el punto de vista de Dios. Él es infinitamente paciente.

7 – No descuides las mortificaciones interiores

La Escritura enseña que algunos demonios sólo pueden ser desalojados por la oración y el ayuno. Las mortificaciones interiores son armas de guerra. Pueden ser pequeños sacrificios ofrecidos con gran amor. El poder del amor sacrificial desaloja al enemigo.

8 – Siempre justifícate a ti misma las opiniones de tus superiores y de tu confesor

Cristo está hablando a Santa Faustina que vive en un convento. Pero todos tenemos gente con autoridad sobre nosotros. El diablo pretende dividir y conquistar; la humilde obediencia a la auténtica autoridad es un arma espiritual.

9 – Evita las murmuraciones como una plaga

La lengua es poderosa y puede hacer mucho daño. La murmuración, el chismerío, nunca es de Dios. El diablo es un mentiroso que suscita acusaciones falsas y chismes que pueden matar la reputación de una persona. ¡Evita las murmuraciones!
demonio

10 – Deja a todos actuar como quieran; pero tú tienes que  actuar, como Yo quiero que lo hagas

La mente de uno mismo es clave en la guerra espiritual. El diablo es un entrometido e intenta arrastrar a todo el mundo. Agrada a Dios y deja que las opiniones de los demás se expresen.

11 – Observa las reglas tan fielmente como sea posible

Jesús se refiere a las reglas de una orden religiosa. La mayoría de nosotros hemos hecho algún voto delante de Dios y de la Iglesia y debemos ser fieles a nuestras promesas, es decir, los votos matrimoniales, promesas bautismales. Satanás tienta a la infidelidad, la anarquía y la desobediencia. La fidelidad es un arma para la victoria.

12 – Si alguien te causa problemas, piensa en el bien que puedes hacer por la persona que te hizo sufrir

Ser un recipiente de misericordia divina es un arma para el bien y para derrotar el mal. El diablo trabaja sobre el odio, la ira, la venganza y el rencor. Otros nos han hecho daño en algún momento: ¿Qué bien podemos hacerles a cambio? Volver con una bendición rompe maldiciones.

13 – No descargues tus sentimientos

Un alma habladora será más fácil de ser atacada por el diablo. Descarga tus sentimientos sólo al Señor. Recuerda, los espíritus buenos y malos escuchan lo que dices en voz alta. Los sentimientos son efímeros. La verdad es la brújula. El recogimiento interior es una armadura espiritual.

14 – Calla cuando eres reprendida

La mayoría de nosotros hemos sido reprendidos en algún momento. No tenemos ningún control sobre eso, pero podemos controlar nuestra respuesta. La necesidad de tener la razón todo el tiempo puede conducir a trampas demoníacas. Dios sabe la verdad. Déjalo ir. El silencio es una protección. El diablo puede utilizar la justicia propia para hacernos tropezar también.
perro demonio

15 – No le pidas la opinión a todos, sino sólo la opinión a tu confesor; se tan franca y sencilla como un niño con él

La simplicidad de la vida puede expulsar a los demonios. La honestidad es un arma para derrotar a satanás, el mentiroso. Cuando mentimos ponemos un pie en su campamento y él va a tratar de seducirnos aún más.

16 – No te desanimes por la ingratitud

Cuando nos encontramos con la ingratitud o la insensibilidad, el espíritu de desánimo puede pesarnos. Resiste todo desaliento porque nunca es de Dios. Es una de las tentaciones más eficaces del diablo. La gratitud en todas las cosas gana el día a día.

17 – No examines con curiosidad los caminos por donde Yo te dirijo

La necesidad de conocer, y la curiosidad por el futuro es una tentación que ha llevado a mucha gente a las trastiendas de los psíquicos, brujas, etc. Elige caminar en la fe. Decide confiar en Dios, que te lleva por el camino al cielo. Resiste al espíritu de curiosidad siempre.

18 – Cuando el aburrimiento y el desánimo golpeen contra tu corazón, huye de ti misma y escóndete en mi corazón

Jesús entrega el mismo mensaje una segunda vez. Ahora Él se refiere al aburrimiento. Más temprano en el diario, dijo a Santa Faustina que el diablo tienta más fácilmente a las almas ociosas. Cuidado con el aburrimiento, un espíritu de letargo o acedia. Las almas ociosas son presa fácil de los demonios.

19 – No temas la lucha; el coraje a menudo intimida a las tentaciones, y ellas no se atreven a atacarnos

El miedo es la segunda táctica más común del diablo (el orgullo la primera). El coraje intimida al diablo, que huirá ante el perseverante valor que se encuentra en Jesús, la roca. Todas las personas luchan, pero Dios es nuestra provisión.
divina misericordia y faustina

20 – Siempre lucha con la profunda convicción de que Yo estoy contigo

Jesús instruye a la hermana del convento para “luchar” con convicción. Ella puede hacerlo porque Cristo la acompaña. Los cristianos están llamados a luchar con convicción contra todas las tácticas demoníacas. El diablo trata de aterrorizar a las almas. ¡Resiste al terrorismo demoníaco! Invoca al Espíritu Santo a través del día.

21 – No te dejes guiar por el sentimiento, porque no siempre está bajo tu control; todo el mérito radica en la voluntad

Todo el mérito radica en la voluntad, porque el amor es un acto de voluntad. Somos completamente libres en Cristo. Tenemos que hacer una elección, una decisión hacia el bien o hacia el mal. ¿En qué campamento vives?

22 – Siempre depende de tus superiores, incluso en las cosas más pequeñas

Cristo está instruyendo a una religiosa aquí. Pero, todos tenemos al Señor como nuestro Superior. La dependencia de Dios es un arma de guerra espiritual, porque no podemos ganar por nuestra cuenta. Proclamar la victoria de Cristo sobre el mal es parte del discipulado. Cristo vino a vencer a la muerte y al mal. ¡Clama a Él!

23 – No te engañes con las perspectivas de paz y consuelo; por el contrario, prepárate para las grandes batallas

Santa Faustina sufrió física y espiritualmente. Estaba preparada para grandes batallas por la gracia de Dios que la sostuvo. Cristo nos instruye claramente en las Escrituras para estar preparados para grandes batallas, para ponernos la armadura de Dios y resistir al diablo. Estemos atentos y discernamos siempre.

24 – Comprende que estás en un gran escenario donde todo el cielo y la tierra te están mirando

Estamos todos en un gran escenario donde el cielo y la tierra están mirando. ¿Qué mensaje está dando nuestra vida? ¿Qué irradiamos la luz o la oscuridad o lo gris? ¿La forma en que vivimos atrae más luz o más oscuridad?. Si el diablo no logra tirarnos a la oscuridad tratará de mantenernos en la categoría de los tibios, que no es agradable a Dios.

25 – Lucha como un caballero, así Yo puedo recompensarte. No seas excesivamente temerosa, porque tú no estás sola

Las palabras del Señor a Santa Faustina pueden convertirse en nuestro mantra: ¡Lucha como un caballero! Un caballero de Cristo sabe bien la causa que él lucha, la nobleza de su misión, el Rey a quien sirve, y con aplomo lucha hasta el final, incluso a costa de su vida. Si una joven, sin educación, una simple monja polaca, unida a Cristo, puede luchar como un caballero, todo cristiano puede hacer lo mismo. ¡La confianza es la victoria!.

17 jul. 2015

Exorcista de Indianápolis EEUU (2)

ALGO NUEVO ESTÁ VIENDO

El sacerdote católico Vincent Lampert, compartiendo sus experiencias sobre exorcismos y los enfrentamientos con la realidad del mal en el campus de la Universidad de Illinois, dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.

Las cosas que suceden en los exorcismos en que él ha participado no son como los de las películas dice, pero últimamente se está encontrando con fenómenos más extraños.
El exorcista del Vaticano dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.
Él describió la realización del rito en una mujer con una voz profunda que dijo estar poseída por el demonio Leviatán, quien exhibió un comportamiento animal, incluyendo aullidos y gruñidos.

“Ella se abalanzó sobre mí como un perro salvaje”, dijo.

Cuando Lampert completó el exorcismo, la voz de la mujer cambió de grave a aguda mientras recitaba las palabras: “Dios te salve María, llena eres de gracia”.

“La mujer cambiaba frente a mí más rápido de lo que podía chasquear los dedos, dijo.

Dijo que una vez vio a una mujer poseída sacudirse violentamente antes de que comenzara a levitar unos 4 o 5 centímetros por encima de una silla durante un exorcismo.

“El diablo, el padre de todas las mentiras, utiliza el ilusionismo o el engaño”, dijo.
Lampert dijo que también ha visto a la gente hablar y comprender idiomas que no habían conocido anteriormente.

Una persona poseída, le arrancó la estola que el sacerdote llevaba en su cuello y la pisoteó, presentando lo que Lampert describió como “una fuerza sobrehumana”.

Y otra persona experimentó lo que Lampert llama percepción elevada: conocer información no conocida previamente.

Rev Vincent Lampert

SIN ESPECIALIZACIÓN NO HAY DISCERNIMIENTO DE LA POSESIÓN

Aunque algunas personas creen que los exorcismos son reliquias de la época medieval. Lampert dijo que la Iglesia Católica sigue creyendo que el mal existe. El Rito de exorcismo revisado de la iglesia entró en vigor, dijo, en 1999, en sustitución de un texto que había estado en uso desde 1614.

“El tema principal del Nuevo Testamento es el choque entre el reino de Dios y el reino del mal”, dijo.

Lampert añadió que la mayoría de las personas que experimentan una crisis espiritual no están siendo poseídas por un demonio.

Dijo que muchas de las condiciones físicas o mentales, como la epilepsia, el síndrome de Tourette y la esquizofrenia, pueden imitar los síntomas de posesiones demoníacas.

Y él siempre exige que la víctima tenga una evaluación con un profesional de salud mental, y luego se reúne con el profesional acerca de si en él o en ella hay una causa médica o si pasa algo que no se puede explicar, antes de proceder. Dijo que el objetivo general es dar a la persona la ayuda que él o ella realmente necesita.

“La psicología y la religión no deben estar en contradicción entre sí debido a que el objetivo general es proporcionar ayuda a la persona”, dijo.

Como hemos dicho desde el principio, sólo la fe no basta para dar la batalla a los demonios, se necesita especializarse, conocer experiencias de otros, estudiar sectas, ocultismo, satanismo, etc., y tener experiencia de haberse enfrentado a casos.

14 jul. 2015

Exorcista de Indianápolis EEUU

Exorcista Vincent Lampert

Greenwood, Ind. - Tan pronto como comenzó la oración, el cuerpo de la mujer poco a poco comenzó a levitar de la silla.Los sacerdotes habían sido convocados a su casa para llevar a cabo el rito de exorcismo y estaban convencidos de que la mujer estaba bajo el poder del mal. El reverendo Vincent Lampert observado de cerca, pensando que sus ojos le engañaban. Pero el cuerpo parecía ir elevandose.Lampert se sorprendió. Pero su mentor y compañero exorcista empujaron con calma la mujer de vuelta en la silla y siguió rezando."Siempre le digo a la gente que si yo no lo veia con mis propios ojos, no lo creería", le dijo al Daily Journal.Desde entonces, ha sido testigo de Lampert de otro comportamiento extraño e inusual atribuido a la posesión demoníaca. 
 El pastor de la SS. Francisco y Santa Clara Iglesia Católica Romana en la zona Centro de Grove es el exorcista oficial de la Arquidiócesis de Indianápolis, y durante los últimos siete años, se ha ocupado de las casas y edificios espiritualmente infestados, la gente habla en lenguas no muertas y hace demostraciones de fuerza y ​​ataques extrema de la violencia.Pero su trabajo no es nada como lo representan en las películas. Pocos de los exorcismos que ha realizado cabría en una película de terror. Su trabajo es más acerca de traer gente de vuelta a Dios y fortalecer la fe en la lucha contra los demonios."Es por eso que lo hago, para desacreditar los mitos que están ahí fuera", dijo. "La gente siempre quiere escuchar historias sobre levitaciones y gente que escupe sopa de guisantes. Pero el tema no es para asustar o aterrorizar a la gente. En última instancia, no se trata de mal. Se trata de conseguir que la gente vea el rostro de Dios en sus vidas ".En un estante en su oficina, Lampert tiene el "Rito del exorcismo." El libro es junto a docenas de otras publicaciones de la iglesia oficial que utiliza en su papel como sacerdote. El libro de cuero rojo con destino está inscrito con el pan de oro frase latina "De Exorcismis et Supplicationibus Quibusdaml", o "De exorcismos y ciertas súplicas."Dentro de ella son las palabras que él utiliza para expulsar el mal de las personas y lugares. Una serie de oraciones, lecturas del Evangelio y el llamamiento a los santos están incluidos en el rito."Yo te expulso, espíritu inmundo, junto con todos los poderes satánicos del enemigo, cada espectro del infierno, y todos tus compañeros; en el nombre de nuestro Señor Jesucristo ", se lee en una línea .El exorcismo es simplemente una solicitud hecha a Dios.Cualquier persona puede realizar una sencilla ceremonia, llamado exorcismo suplicante, (las oraciones deprecativas) pedir a Dios para disipar la acción de algún demonio. Pero el exorcismo imperativo (las oraciones imprecativas) más riguroso implica el rito oficial autorizado por la Iglesia Católica Romana."El mal existe en el mundo y el diablo existe. A veces, el mal entra en la vida de una persona de una manera que realmente altera la relación de esa persona con Dios ", dijo Greg Otolski, vocal de la Arquidiócesis de Indianápolis.La influencia demoníaca en la gente se presenta en formas que parecerían familiares para los aficionados al cine de terror. Lampert ha visto a gente gruñir como animales, espuma en la boca y tenía sus ojos en blanco. Y se estremecen ante la visión de la Biblia o un crucifijo.Él ha visto la caída de una persona y girar en una forma que normalmente no sería posible, con el rostro contorsionado en una máscara horrible.En uno de sus primeros exorcismos, una mujer italiana de edad avanzada con exceso de peso y cuando Lampert y otro sacerdote comenzaron sus oraciones, ella saltó con altura desde de silla de cuero donde estaba sentada y se arrojó contra ellos.Cuando la gente oye que él es un exorcista, asumen que está tratando con gente que esta poseida físicamente por el mal. Pero Lampert dijo que los exorcismos en toda regla que implican la posesión son muy raros; que realiza tal vez uno al año en Indiana. La mayoría de sus casos implican menos  tipos de actividad demoníaca, como la infestación del mal en un lugar o ubicación.A veces, le visitan personas que están sobrepreocupados por pensamientos de maldad. Otras veces, una persona se convence de que la actividad demoníaca la está atacando físicamente."Una de las grandes cosas de hoy en día es, que la gente piensa que el mal no es una realidad, que el diablo no es real", dijo Otolski. "Lo ves en las películas, pero no crees que realmente puede existir. Pero puede tener un efecto muy real en la vida de las personas ".Los demonios pueden entrar en las personas a través de una variedad de formas. Ellos podrían estar involucrados en el ocultismo, como un culto satánico. Otras veces, pueden ser sumergidos en una vida de pecado. Algunos de sus exorcismos provienen de personas que están bajo una maldición, dijo Lambert.Sin embargo, una gran mayoría de los casos provienen de las relaciones familiares rotas. Tener una familia estable es clave para mantener el mal desde la raíz en una persona, dijo Lampert.

"Yo no tengo ningún tipo de trucos de magia en mi bolsa. Se trata de ayudar a la gente a establecer, por primera vez o restablecer, una relación con Dios en sus vidas. En última instancia, es Dios que libera a las personas del mal ", dijo.Lampert fue seleccionado para ser exorcista en 2005 por el arzobispo de la época, Daniel M. Buechlein. Credo papal da obispos la facultad de realizar exorcismos en la Iglesia católica, pero la autorización se puede transmitir a los sacerdotes individualmente con la bendición del obispo.El exorcista existente para la arquidiócesis recientemente había fallecido, y Buechlein estaba buscando un reemplazo. Pidió Lampert después de una reunión que aceptase el ministerio.Buechlein dijo a Lampert que él era el candidato perfecto - él creía en la realidad del mal y también es lo suficientemente inteligente como para saber que no todo el que vaya a el esté poseído por las fuerzas del mal.En ese momento, él era uno de los únicos 12 exorcistas en los EE.UU. Ahora, hay más de 36 en todo el país.Mientras que en su año sabático en Roma, Lampert aprendió de un exorcista existente sobre el rito. Lo comparó con el programa de residencia de un médico, donde siguió el sacerdote durante tres meses. Durante ese tiempo, participó en 40 exorcismos."Fue una experiencia reveladora para ver de primera mano las personas que estaban en contra de las fuerzas del mal y buscar la ayuda de la iglesia", dijo.Al acercarse a un exorcismo potencial, Lampert primero tiene que determinar si una persona se ve seriamente afectada por la posesión demoníaca o si se trata de una enfermedad mental ese extraño comportamiento.Cuando alguien le comunica Lampert sobre un supuesto caso que requiere un exorcismo, primero se reúne con ellos para hablar y averiguar qué manera el mal podría haber entrado en sus vidas. El mal puede haber sido invitado directamente, como una persona ha incursionado en el ocultismo y ha llegado al diablo. Otros pueden haber estado viendo a un psíquico o jugar con un tablero de Ouija simplemente por diversión, y que sirve como un portal para el mal.También trabaja con los consejeros y terapeutas que ha colaborado en el pasado para repasar situaciones y ver si un problema de salud mental es la raíz del problema.Catholic Charities, una organización de servicios de Indianápolis, proporciona una licencia a terapeutas con experiencia a quien Lampert pide ayuda de colaboración."El objetivo general de la iglesia es el de proporcionar a la persona con la ayuda que realmente necesitan, a diferencia de los que piensan que necesitan. La mayoría de las personas que vienen a mí tienen diagnosticada una posesión ", dijo Lampert. "La iglesia podría estar haciendo más daño al etiquetar a alguien como poseído si eso les impide recibir la asistencia de salud mental que necesitan."La esquizofrenia puede causar que una persona tenga alucinaciones, paranoia y arrebatos violentos que se puede confundir con la posesión demoníaca. Síndrome de Tourette fuerzas inexplicables movimientos y gritos. Las personas con narcisismo extremo o baja autoestima pueden actuar como si hubieran sido tomadas por el mal para llamar la atención sobre sí mismos.Mientras que los trastornos de salud mental pueden ser tratados con medicamentos, aquellos cuyas causas se derivan de la falta de fe se ayudada por ayuda espiritual."Cuando la fe es fuerte en nuestras vidas y el mundo que nos rodea, el mal se mantiene a raya. Es cuando la fe se debilita en nosotros y se vuelve menos relevante en el mundo que el mal tiene la sartén por el mango ", dijo Lampert.Mucha gente viene directamente a Lampert; otros son recomendados por la oficina arquidiócesis en Indianápolis. Debido a la naturaleza sensacional de exorcismo, la mayoría de los exorcistas prefieren mantener su identidad en secreto.Lampert decidió no hacerlo."Pensé, 'Si usted no sabe a quién preguntar, ¿cómo se puede obtener ayuda?'", Dijo.Cada semana, Lampert estima que usa el 60 por ciento de su tiempo en el ministerio del exorcismo. La mayor parte de lo que se hace consultando con la gente de todo el arzobispado para determinar si el exorcismo es la mejor solución para los problemas de una persona.Lampert no da crédito de algunas de las supersticiosas prácticas de ceremonias que usan algunas personas cuando piensan en el mal ha infestado sus vidas. Quemar salvia o rociar sal en torno a su casa no va a hacer nada; rezar más a Dios es la única solución."Yo en broma digo a la gente si alguien viene a ellos y dice que están poseídos, y yo les digo que vayan a rezar, parecen sorprendidos", dijo Lampert. "Pero si yo les digo que al salir  la próxima luna llena y maten una mosca que vuela alrededor  de su cabeza o aullar a la luna,  están de acuerdo. Si les popusieses  hacer algo extremo, lo harían."En última instancia, la gente tendrá la necesidad permanente en su comunidad de fe, ya sean católicos o cualquier otra tradición de fe. Si realmente han estado teniendo el mal en sus vidas, y necesitan el apoyo de otras personas ", dijo Lampert. "Así que es importante para mí para integrarlos en cualquier iglesia de la comunidad que puedan pertenecer."Porque él ha revelado abiertamente a sí mismo como un exorcista, Lampert con regularidad da charlas, aparece en los programas de tv  y habla sobre lo que hace.Sus solicitudes provienen de universidades  que deseen comparta sus experiencias y programas de televisión especializados en lo paranormal.
Con la presentación de la información a las nuevas personas y estudiantes, Lampert ayuda a la gente a entender las realidades de la vida espiritual, dijo el reverendo Robert Matya, director del Centro de Newman.Lampert entiende que algunas personas encuentran la práctica continuada del exorcismo como vergonzosa para la religión moderna. Él ha encontrado en repetidas ocasiones la duda de los católicos y personas de otras religiones sobre la validez del rito.Sin embargo, su experiencia y sus estudios deja claro que el mal existe en el mundo. El choque entre Dios y Satanás es un tema constante en la Biblia, y la razón por la que Jesucristo fue enviado al mundo en forma humana como el salvador."Cuando ya no aceptamos la realidad del mal, ya no tenemos la necesidad de un salvador. Debemos darnos cuenta de que Jesucristo es mucho más que un excelente profesor de los valores entre muchos otros que han llegado a nosotros a través de la historia ", dijo. "Tenemos que entender a Jesucristo por quien realmente es - el hijo de Dios."

11 jul. 2015

La posesa en la ambulancia.

Ocurrió en Argentina.

Los hechos sucedieron en esta ambuláncia.

"Fue como una película de terror", dijo la amiga que la vio que hablaba con voz de hombre. 

Un hecho que podría calificarse como paranormal para muchas personas conmueve a Villa Mercedes (San Luis) por lo que pasó en una ambulancia con el personal de emergencias.
Hubo dos mujeres que fueron testigos directos de lo que sucedió esa noche en su propia casa y no dudaron en asegurar que una de "ellas estaba poseída por el demonio", publicó el diario La República

La joven –que requirió atención del Servicio de Emergencias Médicas Provincial– llevaba varias horas bajo un estado aparentemente inexplicable. Ayer, dos hermanas que viven allí junto con sus padres y el hijo de una de ellas, hablaron con ese diario y revivieron los momentos de horror que pasaron.

Prefirieron mantener el anonimato: "V", la mayor de las testigos y "N", la más joven y quien tenía un vínculo un poco más cercano con la chica de 18 años que sufrió el episodio.

"Es un tema muy serio, no es para burlarse. Esta chica estaba poseída por un demonio, no la podíamos sostener, la teníamos agarrada entre varios a la cama, pero nos tomaba el pelo, nos escupía, se movía de manera extraña y con una fuerza descomunal", aseguró "V", quien negó que hubiesen estado practicando el juego de la copa, tal como había trascendido.

Las hermanas explicaron que la chica, que vive en San Luis y a la que conocieron a través de familiares hace poco más de un mes, sufre por consecuencia de las prácticas de sus padres, quienes ya no viven en la provincia.

"En realidad es porque la madre hace ese tipo de brujerías, y le hizo algo a ella, o por ahí esa gente para tener ese poder vende el alma de la hija, y le caen todos los demonios a ella. Sabemos que si la madre se dedica a eso, ella se crió en ese ámbito y cree en esas cosas, entonces todo le afecta más", relataron.

El relato, publicado anteriormente;

Villa Mercedes amaneció este miércoles dividida ante una pregunta histórica que volvió a ser el tema de discusión ante el extraño hecho que vivió el personal de emergencias en una ambulancia: ¿existen los fenómenos paranormales?. Mientras que cada uno tenía su motivo para justificar la postura, hubo dos mujeres que fueron testigos directos de lo que sucedió esa noche en su propia casa y no dudaron en asegurar que “ella estaba poseída por el demonio”.

La joven que requirió atención del Servicio de Emergencias Médicas Provincial llevaba varias horas bajo un estado aparentemente inexplicable en una vivienda ubicada cerca de la costanera del río Quinto, en el sur de la ciudad. Ayer, dos hermanas que viven allí junto a sus padres y el hijo de una de ellas hablaron con El Diario y revivieron los momentos de horror que pasaron junto a su amiga. Prefieren mantener el anonimato por lo que sólo llamaremos a las dos por sus iniciales: “V”, la mayor de las testigos y “N”, la más joven y quien tenía un vínculo un poco más cercano con la chica de 18 años que sufrió el episodio.

Según relataron todo comenzó en la noche del lunes, pasadas las 20:30. “Éste es un tema muy serio, no es para burlarse. Esta chica estaba poseída por un demonio, no la podíamos sostener, la teníamos agarrada entre varios a la cama, pero nos tomaba el pelo, nos escupía, se movía de manera extraña y con una fuerza descomunal”, aseguró “V”, quien negó que hubiesen estado practicando el juego de la copa, tal como había trascendido.

Las hermanas explicaron que la chica, que vive en San Luis y a la que conocieron a través de familiares hace poco más de un mes, sufre por consecuencia de las prácticas de sus padres, quienes ya no viven en la provincia. “En realidad es porque la madre hace ese tipo de brujerías, y le hizo algo a ella, o por ahí esa gente para tener ese poder vende el alma de la hija, y le caen todos los demonios a ella. Sabemos que si la madre se dedica a eso, ella se crió en ese ámbito y cree en esas cosas, entonces todo le afecta más”, relataron.

Las dueñas de casa, manifestaron creer en Dios. La menor no se aferra a ninguna religión, mientras que la mayor es practicante de la Iglesia Adventista. A ese grupo religioso pidieron auxilio en la noche que no olvidarán por el resto de sus vidas. “Ella estaba como desmayada, no se despertaba. Vino un pastor de mi iglesia y varias personas más, para tratar de ayudar. Fue como en las películas, ella nos hablaba, en realidad era el demonio, a mí me decía ‘es culpa tuya’, vos los trajiste. Uno de los hombres que estaba en la habitación se le ponía arriba y le decía ‘en nombre de Jesús, sal de ahí’, y ella decía “ladrá, ladrá”. Con ironía nos preguntaba “¿ya se cansaron?, ¿se cansaron?, yo no me cansé”, también se respondía. Tenía los ojos abiertos, y las mismas posiciones que uno ve en la película: Se levantaba para atrás y se movía raro en la cama”, contó “V”.

El extraño episodio fue en una de las habitaciones de la antigua casona que exhibe en su frente un viejo cartel de posesión veinteañal y que muestra un estado decrépito. Los padres de las hermanas mercedinas no sabían a quién llamar para pedir ayuda. El pequeño hijo de “V” también estaba en la casa, pero una computadora lo mantenía abstraído de la situación propia de cualquier film de exorcismo.

“Se contraía toda, tenía mucha fuerza. Empezó despacio pero después cambió: en un momento estaba un hombre sosteniéndole un brazo, otro hombre el otro, yo le sostenía las rodillas porque las levantaba. Ella hacía mucha fuerza, uno se le puso encima, le sostenía la cabeza y le decía 'sal demonio'. Éramos un montón tratando de controlar a una chica jovencita, flaquita", contó una de las testigos del hecho paranormal.

Todo se tornó tan insostenible, que las palabras religiosas, los rezos y los cantos no fueron suficientes y tuvieron que llamar al número de emergencias 107 para pedir asistencia de una ambulancia, que la trasladó hasta el hospital, no sin antes despertar pánico en el personal del vehículo de emergencias y también en los profesionales de la guardia.

“Es un tema muy difícil, la gente a veces no cree en esto. A la chica hubo algunos que la trataron de loca y a nosotros también, pero lo que vivimos fue horrible, y hubo varias personas que lo pudieron ver”, relató la joven “N”.

Ella es quien tiene un vínculo un poco más cercano con la chica que aparentemente fue poseída. “Volvió a San Luis, vive allá con unos amigos. Yo sé que ahora está bien, me comunico todo el día por mensajes de texto o llamadas; lo más importante es que esté bien, por eso me preocupo”, dijo.
La mayor de las hermanas que viven en la casa donde sucedieron los extraños hechos, no niega el pánico pero se aferra a sus creencias para combatir el mal. “Por ahí te entra miedo, también cuando apagás las luces, pero el pastor me dijo que no tenga miedo, que piense en Dios, que él no va permitir que nada malo suceda. Nos dijeron que ese demonio puede molestar, hacer algún ruido, pero la clave es no creer en eso, no darle pie o entidad”, expresó.

8 jul. 2015

Posesos por reiki y adivinación

El reiki y la adivinación abren la puerta a los demonios: los exorcistas cuentan sus experiencias.

El propio Jesucristo fue muy explícito sobre el tema, haciendo una diferenciación manifiesta entre curar enfermos y expulsar demonios en sus mandatos a la Iglesia. Más allá de ser interpretaciones de la Palabra, la acción extraordinaria de Satanás existe en nuestro mundo y en nuestro tiempo. Para contrarrestarla está la figura de los exorcistas. Ellos, nombrados por sus obispos, son testigos directos de que en la lucha entre el Bien y el mal, Cristo ya ha vencido para siempre.

Una lucha dolorosa y dramática
“Tras analizar la vida de los poseídos, he llegado a una clara conclusión en mi larga experiencia como exorcista: en todos ellos hay una lucha dolorosa y dramática, un auténtico calvario entre el Bien y el mal, entre la Luz del Amor de Jesucristo y las tinieblas del diablo, entre el Todo que es Dios y la nada que es el demonio”.

Estas palabras firmadas por el padre Salvador Hernández, exorcista de la diócesis de Cartagena, nos sirven para introducirnos en un tema que, siendo muy desconocido incluso por fieles católicos, es más frecuente de lo que pudiéramos pensar.




El padre Salvador Hernández, exorcista oficial de la
diócesis de Cartagena-Murcia, uno de los sacerdotes
que da testimonio en el libro Así se vence al demonio


La cita, extraída del libro Así se vence al demonio (José María Zavala, ed. Libros Libres) encaja perfectamente con el caso de María y Sergio, que nos piden que usemos nombres ficticios.

Ellos forman un matrimonio con una vida aparentemente normal. Treintañeros con estudios, ambos nacidos en Madrid, casados desde hace tres años y padres de un niño. Ella se gana la vida como dependienta de una tienda y él, como informático en una multinacional. Nadie diría que les pueda faltar algo para ser felices. Sin embargo, la que podría ser la fotografía de una familia de revista, esconde una realidad desoladora y preocupante.

Ella, María, sufre una posesión demoniaca y, desde hace un año, está recibiendo oraciones de exorcismo por parte de un sacerdote destinado a ello.

“Durante el noviazgo no tuvimos ningún problema –relata Sergio–. Tras dos años de novios, decidimos casarnos. Fue una alegría inmensa pero, desde el primer día de matrimonio, empezaron nuestros problemas”.

Esto bien podrían decirlo muchos matrimonios recién casados, pero los problemas de los que habla Sergio iban más allá de los normales ajustes en una recién estrenada convivencia. “Empecé a notar en mi esposa comportamientos extraños. No sé definirte exactamente en qué, pero sí que notaba que ella empezó a mostrar ideas, comportamientos, incluso gestos que para mí eran desconocidos en ella. Te aseguro que no nos casamos a la ligera, pero por momentos parecía que me la habían cambiado”.

“María cayó rápidamente en una especie de depresión cuando no había ningún motivo aparente para ello –continúa Sergio–. Ella misma decía que tenía todo con lo que había soñado desde siempre, pero, a veces, una profunda tristeza la inundaba y la enfrentaba contra mí. Al poco tiempo la diagnosticaron un trastorno bipolar del que jamás había dado síntomas y empezamos un calvario de pastillas y tratamientos que nunca mejoró la situación”.

Sergio recuerda con pavor algunos episodios en los que su mujer, después de haber provocado la discusión más absurda sin ningún sentido, “parecía que de repente se daba cuenta de que me había hecho daño y entonces, ella sufría más por ello”.

Esta descripción la vemos reflejada también en el testimonio del padre Salvador. “Las propias víctimas me han reconocido muchas veces que se sentían dominadas por fuerzas interiores diabólicas que les provocaban todo tipo de males y vejaciones, induciéndoles a hacer lo mismo con el prójimo”.




“Una carcajada que no parecía de ella”
El problema radica en identificar que esos “impulsos interiores” provienen de fuerzas diabólicas.

Sergio explica a Revista Misión cómo fue su proceso para que, después de dos años casados, llegaran a la conclusión de que lo que necesitaban era la ayuda de un exorcista. “Uno no va viendo carteles de exorcistas por las calles, ni siquiera en las iglesias”.

Las infidelidades se hicieron presentes en María de manera obsesiva, y su descontrol con el dinero creó un grave problema en la familia, aún cuando María siempre había sido muy ordenada en la economía.

Cuando Sergio ya se planteó seriamente la separación, sucedió algo que le abrió la mente a otro tipo de iniciativa: “Nunca sabía a qué María me iba a encontrar al llegar a casa. Estaba a punto de tirar la toalla cuando un día, en plena discusión en el salón de casa, en el momento en que ella pegó un grito, explotaron las bombillas de la lámpara y dejó escapar una carcajada que no parecía de ella. Fue solo un segundo, pero ahí tuve la sensación de no estar los dos solos en esa habitación”.

“Efectivamente, el caso que se describe en este artículo tiene indicios de ser un caso de posesión”. Lo confirma el padre Jesús Martínez Racionero, exorcista con varios años de experiencia en este ministerio, que parece ser más necesario que nunca. “No en vano, hoy en día hay más brujos que sacerdotes”, explica el padre Jesús en sus conferencias.

“La historia expuesta parece un caso claro de suplantación de la identidad –explica Martínez Racionero–, en el que una persona realiza actos y manifiesta comportamientos sin querer, llevada por otra voluntad ajena a ella”.

¿Por la de quién?

-“Obviamente, si esa voluntad lleva a hacer actos malos, es obligada por la de un demonio o varios, porque cuando se da una posesión, suele haber más de uno y más de dos”.

Partiendo de la premisa de que el diablo existe, y de que el propio Cristo exorcizó y dejó encomendado este ministerio a su Iglesia, cuando un sacerdote se encuentra con un posible caso de posesión, el primer paso debe ser discernir si lo que le ocurre a la persona en cuestión tiene que ver con una actividad extraordinaria del demonio o si, por ejemplo, se trata más bien de una enfermedad.

Pero sin que una descarte directamente a la otra, ya que “en ocasiones, conviven ambas realidades”, aclara el que fuera durante diez años el único exorcista de Madrid, el padre Enrique González. “Por eso es bueno colaborar con un psiquiatra que ayude a discernir cada caso”.

Ahora bien, los exorcistas se empeñan en buscar la diferencia entre enfermedad y posesión “porque el propio Evangelio es muy explícito y cuando se refiere a que Jesús curó enfermos, lo dice, pero cuando se refiere a que liberó endemoniados, también lo menciona explícitamente”.




De la infestación de objetos a la posesión
El manual de los varios exorcistas con los que ha hablado Misión es claro en cuanto a las actividades extraordinarias del demonio y establece una diferencia con la actividad ordinaria, que es la tentación.

En una escala de menor a mayor gravedad de esas actividades extraordinarias, en primer lugar está la infestación de lugares o cosas. Por ejemplo, una casa o un lugar donde se ha practicado brujería, quedará habitado por esos espíritus diabólicos.

En segundo lugar, está la vejación, que es el ataque externo y directo del demonio a la persona. Un ejemplo son las palizas que infligió el demonio a san Pío de Pietrelcina. Luego vendría la influencia demoniaca, que es cuando un demonio tiene la misión explícita de amargar la vida de una persona concreta y se pega a ella, turbándola de mil maneras diferentes, que pueden ir desde manipular objetos, quemar libros, averiar coches o teléfonos hasta sugerir pensamientos malos contra sí mismo o contra otros con intensa insistencia, aunque sin llegar a poseer a la persona.

Finalmente, como grado de mayor actividad extraordinaria del demonio estaría la posesión, cuyo síntoma principal es la suplantación de la voluntad; es decir, cuando una persona realiza actos voluntarios que no provienen de ella, en los que se sorprende a sí mismo haciéndolos y no se reconoce en ellos.

“De hecho –explica el padre Jesús– a nivel psicológico se borra la línea entre la voluntad de la persona y la del demonio”. Este es el caso de María, la esposa de Sergio.

La suplantación de voluntad es uno de los síntomas más claros; otro puede ser la aversión a lo sagrado, aunque no siempre tiene por qué darse de inicio.

De hecho, aunque una persona esté poseída, puede comulgar con aparente normalidad, como era el citado caso de María en la misa dominical, aunque esto, obviamente, “moleste mucho al diablo que se esconde en esa persona”, explica el padre Gabriel Amorth, exorcista de la diócesis de Roma.

“Esa aversión a lo sagrado suele ser más visible una vez que ha comenzado el proceso de liberación”.

La aversión a objetos sagrados y a los sacramentos, o el trance en el que entra una persona poseída al comenzar la oración del exorcismo, deja patente que la vida de la gracia tiene un poder mayor que la acción del demonio, que Jesús le vence a través de la Iglesia.

Si Dios permite la cruz de la posesión, que han vivido incluso santos canonizados como santa Gema Galgani, es porque de ella obtiene bienes mayores. El padre Salvador constata que “personas que estaban muy alejadas de nuestra Santa Madre Iglesia, llevan una vida de consagración total a Jesucristo” tras vivir una experiencia como esta, ya fuera en primera persona o con alguien cercano.

Si finalmente se concluye que hay indicios de una posible afectación demoniaca, el sacerdote que lo haya discernido debe derivar el caso al exorcista, quien dará comienzo a las sesiones de oración.

Porque, al fin y al cabo, un exorcismo no es más que “una oración de intercesión a Dios pidiendo la liberación de esa persona”, explica el padre Martínez Racionero.

“Lo que ha hecho la Iglesia, como con tantos otros ritos, es ordenar su ministerio y su celebración en el llamado rito del exorcismo mayor, con una serie de normas y oraciones concretas”.

Brujería y adivinación, puertas de entrada del mal
Los orígenes de los casos de influencia o posesión demoniaca más comunes en la actualidad están muy extendidos en nuestra sociedad y están consideradas como inocuas o benévolas.

Según nos dice el padre Martínez Racionero, las más extendidas son la práctica de la magia, el espiritismo, la güija y los ejercicios de meditación trascendental.

“El noventa por ciento de los casos de posesiones se dan por maleficios. Personas que van a brujos que, invocando al demonio, le encomiendan un mal contra otra persona”.

Los relatos de casos conocidos y tratados por este exorcista son muchos: amarres, ligaduras, males de ojo, maldiciones… Sin ir más lejos, este es el origen del mal que sufre María, la esposa de Sergio. Una compañera de trabajo que se había encaprichado de él encargó un hechizo contra su mujer para que este la abandonara, y entonces conquistarlo, aprovechando la circunstancia.

Qué hacer y qué no hacer
Los exorcistas también nos dan una serie de pistas para defendernos de estos ataques de Satanás. “La práctica de los Sacramentos es importantísima, sobre todo la Eucaristía y la Penitencia. Una vida de piedad y oración, especialmente del rezo del rosario; utilizar sacramentales como agua bendita y sal exorcizada y, en definitiva, llevar una vida de cercanía con el Señor”, porque “aunque en ocasiones Dios permite estos ataques del demonio contra personas muy piadosas y santas, es lo menos común”, aclara el padre Jesús.

Algunas de las puertas más presentes por las que puede entrar el demonio en la vida de una persona son ciertas prácticas de meditación trascendental, del reiki o del yoga.

El padre Miguel Pérez no es exorcista, pero en ocasiones ha participado en oraciones de liberación, un grado menor que el exorcismo mayor. “Cualquier tipo de ejercicio espiritual en ausencia de Jesucristo y del Espíritu Santo es aprovechado por los espíritus enemigos para hacerse presentes y obrar el mal”.

Como dice el padre Enrique, “el diablo nunca descansa y aprovecha cualquier oportunidad”, y como remata el padre Salvador, “nuestro Señor Jesucristo sigue obrando hoy milagros mediante este humilde ministerio exorcista, expulsando a los demonios de los cuerpos de sus víctimas, igual que hizo durante su estancia en la tierra, hace ya más de veinte siglos”.

Síntomas de una posesión

 
LOS MÁS AMBIGUOS SERÍAN:
-Enfermedad diagnosticada persistente y resistente al tratamiento.
-Situación personal negativa en varios frentes que nunca se solucionan.

LOS MÁS EVIDENTES SON:
-Sentir presencias.
-Fenómenos paranormales.
-Voces interiores o pesadillas extremadamente reales.
-Comportamientos autolesivos: intento de suicidio, maltrato propio, etc.

Cualquiera de estos síntomas adquiere mayor importancia si, además, la persona ha participado en sesiones de espiritismo, güija o reiki, o si ha frecuentado personas que practiquen magia, adivinación o ritos satánicos.

5 jul. 2015

Una posesa comenta

Una mujer poseída entra en trance tras ver la Sábana Santa: «Recibo exorcismos desde hace 9 meses»

"La mujer en cuestión soy yo, y por razones obvias de intimidad le pido que mantenga mi anonimato": la historia, de la cual hubo varios testigos, fue finalmente confirmada por su más directa protagonista, la mujer de Lecco (bella ciudad situada junto al lago de Como, en la Lombardía) que el 12 de junio entró en trance tras visitar la Sábana Santa, que se expone desde el 19 de abril y hasta el 24 de junio en la catedral de Turín.

Como en una película de terror
Ese viernes había acudido, como una más entre cientos de miles de peregrinos, a contemplar el lienzo que envolvió el cuerpo de Jesucristo, cuando "entró como en trance: se puso a decir frases incomprensibles, en una lengua desconocida para los presentes, y cayó al suelo. Las personas que tenía al lado intentaron ayudarla, pero la crisis no parecía atenuarse", cuenta La Repubblica. Al revés: "Empezó a girar la cabeza de un lado a otro de forma no natural. Parecía una película de terror", afirma un testigo.

Las convulsiones duraron unos diez minutos y cesaron de golpe, sin mediar intervención alguna. Se levantó por sí sola y, aunque algo aturdida, hablaba normalmente, e inmediatamente abandonó el lugar.


Las dudas del sacerdote
Consultado por el diario piamontés, el exorcista Egidio Zoia mostró cierto escepticismo con el caso, señalando que "las personas verdaderamente poseídas son muy pocas" y que habría esperado otro comportamiento por parte de un poseído: "La reacción de esta persona ante la Sindone me parece demasiado floja. Si realmente tuviese dentro de sí al demonio, habría tenido una reacción violenta ante el Santo Lienzo, habría intentado destruirlo, habría blasfemado con vehemencia de modo provocativo", dijo, aun reconociendo que para emitir un juicio tendría que haber asistido a la escena.

Pero la misma protagonista precisó algunos puntos días después con la carta a La Repubblica que encabezaba esta información.

Nueve meses de exorcismos
"Ante todo", dijo, "no soy yo quien dice que está poseída, y ni siquiera he dicho que el diablo me haga hacer cosas contra mi voluntad", expresión que había utilizado el periódico: "No soy yo quien dice estar poseída, sino que el hecho ha sido verificado y comprobado por tres exorcistas diferentes autorizados por la archidiócesis de Milán. Además, la crisis de posesión, que efectivamente sufrí, no tuvo lugar delante de la Sindone, sino al concluir el tiempo de la visita, cuando ya nos invitaban a salir". De hecho, añade, algunos voluntarios que la acompañaban y conocen su situación la sacaron del templo en cuanto advirtieron los primeros síntomas: "Fue fuera de la iglesia donde tuve la crisis de posesión".

La mujer, aludiendo a las palabras de Don Egidio, explica por qué su reacción fue "floja": "Estoy recibiendo exorcismos desde hace nueve meses dos veces por semana, unidos a un profundo camino de fe en Cristo. Oigo misa a diario y recibo la Santa Eucaristía habitualmente. Preparé esta peregrinación escrupulosamente, con los muchos apoyos que el Señor me ha enviado. Empecé a advertir la aversión y la oposición del Maligno ya algunos días antes de partir, y el viaje hasta llegar a la Sábana Santa fue más bien dificultoso y lleno de obstáculos. Durante días oré al Señor para que me permitise al menos rezar algunos minutos ante el Sagrado Lienzo. Conseguí estar delante de él todo el tiempo que el Señor me concedió, sintiendo todo el rato golpes y agresiones de Satanás, que quería derrotarme. Fue durísimo, pero en la fe, en la oración y en el abandono a Nuestro Señor resistí hasta que no pude más...".

La señora explica que hizo esta peregrinación buscando "la gracia de la liberación". Afirma que el demonio la ha hecho hablar muchas veces en arameo antiguo, junto con ataques físicos: "Me ha torturado el cuerpo con contorsiones, me ha golpeado violentamente la cabeza contra el suelo... ¡pero jamás ha podido hacerme blasfemar!".


No hay otras causas
También afirma que jamás ha vendido su alma al diablo: "Los motivos de mi posesión son otros y personales. Jamás he vivido en países donde se hablase arameo, y soy negada para los idiomas. He pasado exámenes psiquiátricos y no tengo ninguna enfermedad concreta. Tampoco mis padres han pensado nunca que en mi caso estuviese por medio el diablo, al contrario, al principio fue difícil que comprendieran la realidad de mi situación".

Explica que se convirtió hace dos años, y un año después descubrió que estaba poseída: "Tras una vida sin comprender cuál era la fuente de mis problemas, pero con la profunda conversión del corazón, el perdón, la Santa Misa diaria y los sacramentos, el Señor tuvo misericordia de mí y me mostró el camino a seguir, acompañándome con su Amor".

Una vida normal, un drama interior
A pesar de las incompresiones que manifiesta haber sufrido tras descubrir su posesión, concluye afirmando que "en estos meses de agonía" ha seguido trabajando como profesional liberal y manteniendo sus relaciones personales: "Quien no lo sabe no se imaginaría que justo yo pueda ser ´esa endemoniada que explota delante de la Sábana Santa´. Y tampoco podría imaginar la lucha que ha de afrontar, en cada instante de su existencia, una persona poseída que busca la liberación con toda su alma".