27 mar. 2015

Francesco Vaiasuso II





Sacerdote exorcista Matteo La Grua


El 15 de enero ha fallecido en el barrio de Palermo de la nuez, el padre Matteo La Grua, en un convento franciscano. Habría cumplido 98 en febrero, nació en Castelbuono.

nació en 1914 yes  sacerdote desde '37. Fue decano de los exorcistas internacional. Vicario Episcopal para la Vida Religiosa, un miembro del Tribunal de la Rota Romana, Profesor de Teología en la ascética y la mística en la universidad y en el seminario del arzobispo franciscano de Palermo. El 10 de octubre 1975, el cardenal Salvatore Pappalardo, quien fue arzobispo de Palermo, había recibido el mandato de conducir la Renovación Carismática Católica palermitano.

La Grua fue el autor de numerosas publicaciones, del '94 al '97 fue miembro del Comité Nacional de Servicio de la Renovación en el Espíritu Santo y el ministerio nacional responsable de intercesión por los que sufren, y consejero espiritual de Sicilia regional. Hay muchos testimonios de conversiones y curaciones que se han dado a la oración de este santo sacerdote.
El Señor nunca le falta para guiar a su pueblo que puede ser testigo de su acción salvadora de nuevo hoy, que se expresa ante todo en la humildad, en la sencillez, en la debilidad y en el amor incondicional del sacerdote a Él y que vierte automáticamente todos.

Hay un gran debate acerca de lo que debería ser la tarea del sacerdote, que ciertamente no es fácil. Como se ha dicho, sin embargo, el mismo Papa Benedicto XVI en el día de su elección, "Me reconforta saber que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes ... me encomiendo a sus oraciones."
En vez de ser prohibidos antes de ciertos escándalos que afectan a la Iglesia, o fascinado y encantado por los carismas que el Señor confía a sus siervos, oramos por los sacerdotes para que puedan dar testimonio de Cristo, para recuperar el vigor profético y misionero de los primeros Apóstoles, se extendió en el Pueblo Dios de todos los frutos de la acción salvífica de Jesús muerto y resucitado, testimonio del Espíritu Santo que conduce la historia de la Iglesia.

24 mar. 2015

Padre Amorth & Francesco Vaiasuso



El padre Amorth y Francesco Vaiasuso, comentan sus experiéncias.

Francesco, que estuvo poseso por satanas y 27 legiones de demonios. Si escuchamos con atención, aunque la entrevista está realizada en italiano, podemos comprenderla.


Roma (Martes, 10-09-2012, Gaudium Press) Un libro recientemente publicado en Italia ha llamado de forma notable la atención por las extraordinarias características del testimonio que contiene. Francesco Vaiasuso narró detalladamente cómo desde los cuatro años de edad fue poseído por 27 legiones de demonios y la forma en la que encontró la liberación, cuando tenía 31 años, a través de los exorcismos y la intercesión de los santos, entre ellos, de forma muy especial, el beato Juan Pablo II. "Mi Posesión. Cómo me libré de 27 legiones de demonios", es el título de su historia.
41sCtxu0KgL._SS500_.jpg
La historia es claramente inquietante.

Los sucesos sobrenaturales que se relatan son sobrecogedores y su autor, quien fue apoyado por el periodista italiano Paolo Rodari, es un testigo inigualable debido a que fue consciente en todo momento de lo que sucedía. Si bien la credibilidad que se otorgue a su testimonio está sujeta al buen juicio de los lectores, los sucesos que relata dan fe del mundo espiritual que cada vez es más ignorado en una sociedad secularizada. "Mientras el Padre Mateo ora alguien toma control de mi voz y grita "¿Qué es lo que quieres de mí?"", relató Vaiasuso, al describir el hallazgo del verdadero carácter espiritual de muchas enfermedades que le aquejaban, en una visita planeada por su familia a un sacerdote exorcista. El poseso perdió el control de sí mismo, pero era consciente de todo y podía responder las preguntas del exorcista, quien le interrogaba sobre su conducta moral o si recurría a brujería o espiritismo.

"Si debo describir lo que siento cada vez que el padre La Grua me hace una pregunta, debo contestar con estas palabras: cada signo de interrogación es una punzada dolorosa en mi mente" relató. "Se trata de un violento tirón que me permite recuperar la posesión de mis sentidos por un momento y responder con sinceridad. Entonces todo vuelve a las manos de alguién que está dentro de mí".

En esa primera entrevista, el P. La Grua ordenó al espíritu, en nombre de Jesucristo, decir si había otros dentro del poseso. "No estoy solo", expresó la extraña voz. "Somos veintisiente legiones". El sacerdote asintió lentamente. "Es la verdad", reconoció con amargura.

exorcism-300x243.jpg
Los evangelios relatan cómo Jesús expulsó demonios en varias  oportunidades, sin explicar detalladamente el fenómeno.

La historia está construida como una búsqueda del suceso que dio origen a su posesión, que la propia víctima sólo pudo establecer al final de su liberación.

El escalofriante relato describe las situaciones de un largo proceso de exorcismo, ya que la gran cantidad de demonios incluían algunos de gran poder, que lo sometieron a grandes penalidades. Enfermedades inexplicables, aversión a todo lo sagrado y mucho sufrimiento eran la constante de su padecimiento, que, según refiere Vaiasuso, convertía su existencia en algo imposible de vivir. Pero la presencia de Dios también se reveló de una forma especial durante los peores momentos de dolor. En varias ocasiones, Vaiasuso pudo ver a santos que se presentaban para consolarlo y darle ánimo. San Pío de Pietrelcina le habló en una oportunidad, según refiere su testimonio: "Francesco, también yo sufrí mucho, como tú. Pero tu sufrimiento está ayudando a muchas personas. Resiste, dentro de poco estarás libre".

Otra de las apariciones que el poseso aseguró haber presenciado fue la del beato Juan Pablo II, a quien vio en el Cielo, vestido como en el día de su elección papal. El Santo Padre le habría hecho ver una multitud de peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, lo que podría ser entendido como la invitación a compartir su testimonio a todos aquellos que no creen en la existencia del demonio y la importancia de la lucha espiritual para protegerse de sus ataques.

Más allá de esta publicación y el examen que cada persona haga de sus contenidos, las historias de posesiones y exorcismo continúan atrayendo a la opinión pública y planteando preguntas para las cuales sólo la fe ofrece respuesta.

Con información de Vatican Insider y Paolo Rodari.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/40140#ixzz3VEV97iXt
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

21 mar. 2015

Prevenir es curar

El mundo y los católicos en especial tienen una especie de deslumbramiento con los exorcismos como si fueran el culmen de la lucha contra el demonio, pero en realidad es sólo la más glamorosa y hollywoodense.

 

Los expertos, es decir los exorcistas, creen que la etapa principal de lucha contra el demonio es la que se realiza antes, previniendo su influencia y limpiándonos de sus acciones evidentes y de las sutiles, y eso lo podemos hacer nosotros mismos sin llegar a la gravedad de recurrir a un exorcista.

Míralo de esta forma. Cuando se te hinchan los tobillos te tomas la presión y si ves que está alta, lo primero que deberías hacer es eliminar la sal de tu dieta; y si aun así persiste deberías ir a un médico que te hará exámenes eventualmente te dará medicamentos; y si tampoco se soluciona te dará pase a un cardiólogo; o sea que son todas etapas desde la prevención hasta el combate de un fuerte mal ya instalado.
Exorcista Gabriel Amorth

UN CONTINUO ENTRE LA SIMPLE TENTACIÓN A LA POSESIÓN

El encuentro cara a cara con el diablo es el trabajo ordinario de un exorcista, no obstante hay que recordar que la batalla contra el demonio es permanente para todas las personas, y el exorcismo es la última etapa, pero no la más común, porque se puede parar antes la gravedad de la “infección” y el maligno no opera con tanta visibilidad en todos, ya que trata de ser poco reconocible.

Nuestra lucha diaria contra el maligno es no caer en sus redes ni ceder ante las tentaciones que nos presenta, por eso es necesario saber cómo se maneja comúnmente el enemigo.
Hay momentos en que los ataques del maligno se hacen sentir más en cada uno de nosotros a través de tropiezos constantes que nos suceden, obsesiones, depresiones, y en ese caso, son necesarias oraciones de liberación que puede realizar uno mismo eventualmente apoyado por otras personas que también oren con y por nosotros.
Si el mal se agrava, entonces queda el paso del exorcismo. Pero la táctica no la decide el damnificado ni su entorno sino el exorcista.

El P. Gabriele Amorth hace una clasificación de las actividades demoníacas en 10 instancias, diferenciando las más leves como ordinarias y las más intensas como extraordinarias. Son las actividades extraordinarias las que merecen un exorcismo. 
La línea demarcatoria entre lo que es digno para aplicar el rito de exorcismo y no lo es, resulta laxa y la define el exorcista, del mismo modo que define las tácticas a usar en cada caso y la frecuencia con que actuar con el rito, porque no necesariamente el exorcista puede desalojar al “intruso” de una vez. Esta el famoso caso del exorcismo de "Marta" que es el caso mejor documentado de un exorcismo, en el que el padre Fortea luchó contra 40 demonios y le llevó del 2002 al 2008.
A partir de la clasificación que hace Gabriele Amorth podemos definir el exorcismo, diferenciándolo de la liberación, que es bendecir y orar por un lugar o cosa, o para deshacerse de la influencia del mal.

El exorcismo que es para expulsar a una entidad del mal que se ha instalado y produce efectos muy perturbadores, que se realiza con el Rito de Exorcismo de la Iglesia Católica.
Esto incluye males como el dolor físico causado por satanás, la posesión diabólica, la opresión, la obsesión, la infestación y la subyugación o dependencia.
A la mayoría de nosotros nos debería interesar la etapa anterior al exorcismo, porque es la más común, porque previene de males mayores y porque la podemos instrumentar nosotros mismos.

Sacerdote José Antonio Fortea

18 mar. 2015

Frases de los exorcistas


Frases de los exorcistas.

Si leemos con atención estas frases podemos comprender que la posesión es fruto de un alejamiento de Dios y de la oración y un acercamiento a fuentes de ocultismo, y que más allá de la aplicación del Rito de Exorcismo, la eficacia del exorcismo depende de la vuelta sincera de la persona a Dios, a la oración y confesión y el alejamiento del ocultismo.

También nos permite comprender que el que actúa en el exorcismo es Jesús, y que más allá que la posesión u otro fenómeno satánico sea perjudicial, es Jesús el que tomará el control si se lo pedimos con corazón contrito y con fe.


Cuando entro en una habitación para hacer un exorcismo, el diablo no me ve, ve a Jesucristo.
Yo no soy un exorcista; soy un sacerdote que hace exorcismos. 

Mi gran potencia está en mi sacerdocio.

La confesión es más poderosa que un exorcismo. Una de ellas es un sacramento y la otra es una bendición. Una confesión vale 100 exorcismos.

El diablo quiere destruir el alma, y el alma se cura por la confesión.  Si la gente quiere disminuir la obra de satanás, debería aumentar el uso de la confesión.

Una vez que la línea con confesionario se hace delgada, la actividad de satanás aumenta. Para disminuir la obra de satanás, aumentar el uso de la confesión.

El poder de satanás aumenta cuando las personas no creen que él sea real.  Dios dice “Yo soy, el que soy”, pero el diablo dice “Yo soy el que no soy”.

Es mejor protegerse del mal que tratar de librarse de él. Mantente alejado de lo oculto, ora y frecuenta los sacramentos.

Es realmente la lucha del Señor. Yo estaba yendo en contra de un abuso ritual satánico y un mentor me dijo que tan sólo mirara al Padre. “Confía en el Padre, y no tienes que hacer otra cosa”, dijo.

A veces la liberación [del mal] puede ocurrir instantáneamente o necesita un tiempo. 
Es una decisión deliberada desarrollar relaciones saludables, llegar a la reconciliación, y crecer con el Señor.

Estamos llamados a ayudar a la gente a ayudarse a sí misma. Voy a orar por la gente y decirles: ahora tienes que decir y hacer las cosas de manera diferente a lo que naturalmente dices. Es la naturaleza humana caer en viejos hábitos. La gente tiene que volver a Dios y orar por la gracia. Entonces tiene que estar dispuesta a aceptar esas gracias y tratar de hacer buenas elecciones.

Renuncia al ocultismo o al mal. Puedo orar por alguien, pero si la persona todavía está en sintonía con lo oculto, todavía va a ser influida por esto. Ella tiene que romper esa relación por su propia elección.

La ausencia de miedo es una gracia.  Si dejo que el miedo me moleste, yo no puedo hacer esto.

Una mujer vino a mí preocupada por su hijo y la influencia del mal en su casa. Le dije que ella y su marido deberían tomar autoridad sobre su casa. En situaciones como éstas hay que declarar tu autoridad en oración; tú estás a cargo de tu hogar. Ella hizo eso y los problemas se fueron.
Había un espíritu que visitaba al hijo de alguien.

Los niños vieron esto como ángeles o almas perdidas. A menudo te puedes meter en problemas si exploras esto. No ofrezcas ayudar o preguntar quiénes son. Deja que el Señor cuide de ellos y simplemente ora por ellos.

Mantente alejado del mundo psíquico. No trates de comunicarte con fantasmas o de ayudarlos.

La represalia es buena porque significa que estás haciendo lo correcto. Quita el drama. No es la peor cosa en tu vida.

A los espíritus malignos no les gusta ser expulsados pero el Señor tiene algo que decir al respecto. No es drama, sino una respuesta al amor de Dios.

No es nuestra batalla; es la batalla del Señor.

Jesucristo es en última instancia, el que va a dar la libertad a la gente.

Yo ayudo a las personas de otras religiones, pero si alguien no tiene conexión con la religión, no voy a ayudarlo. No habría propósito en hacer un exorcismo si la gente no acepta crecer en la fe. Su situación podría ser aún peor. Se dice en Mateo 12:45 “Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entran a vivir allí. Y el estado final de aquel hombre resulta peor que al principio”.

Las posesiones son raras. Sólo he visto dos en más de cuarenta años, pero entre la posesión y la tentación, el diablo también puede oprimir y crear obsesiones. Esas son situaciones donde diablo es capaz de acosar a la gente.

Un tablero de Ouija se asocia con actividades ocultas, y esto puede ser una forma de que la gente abra una puerta al mal. Las personas deben mantenerse lejos de cualquier cosa oculta. Puede ser que piensen que pueden controlarlos, pero no pueden. No hay que temer, pero debemos mantenernos alejados de ella.

Si alguien no tiene una vida de oración y de relación con Dios, entonces el exorcismo de él o ella podría ser como una puerta giratoria. El comportamiento de una persona es lo que permite a un demonio entrar. Es fácil que los demonios entren en personas que se abren a través de lo oculto.

Estamos viviendo en un mundo muy oscuro, pero no debemos temer porque la oración expulsa al mal y nos protege. La oración y la relación con Dios nos protegen del mal.

La gente se olvida de que no es una lucha entre dos poderes iguales. Dios es el Creador y el que creó al diablo. Dios será el vencedor. Jesús es Dios, y por el poder de Jesús, el diablo es vencido.




14 mar. 2015

Errores garrafales

Un colegio religioso madrileño tiene previsto acoger una actividad de paramahansa yogaganda.

Las universidades de España están plagadas en sus tablones de anuncios de propaganda de todo tipo. También de talleres de orientalismo, Nueva Era y grupos sectarios. Lo constata el experto en sectas Vicente Jara, laico dominico y miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES). En nombre de esta institución, dirige en Radio María España el programa quincenal “Conoce las sectas”.

Continúa diciendo que los jóvenes podrán encontrar todo tipo de grupos. Juventud de España y de otros países que son intentados cazar con los anzuelos de las cañas de pescar de tantos grupos sectarios, de corrientes orientales, neo-indigenismo y neo-paganismo, sociedades secretas, algunos de ellos muy peligrosos. Están en las carteleras del exterior del campus y en las paradas de los autobuses, pero también dentro de las instalaciones educativas. Allí donde se ofertan apuntes, libros, viajes… cualquier cosa se puede poner.

Hace unos días en una Universidad de Madrid encontré decenas y decenas de unos carteles, y propaganda a dos caras que aquí les muestro. Estaba plagada en todas las carteleras que localicé y en todos los pisos que visité. Y no sólo en una facultad, sino en varias. Paré de seguir mirando más. Era ad infinitum. Una muy buena propaganda, masiva, a color, llamativa. Estas son las dos caras de la propaganda:

En un colegio católico

Si leemos con detenimiento los carteles otro tema más salta a la vista, y es el lugar en el que va a ocurrir este evento. Sí, en el Colegio Inmaculada Concepción. En una calle muy céntrica de Madrid, el día 6 de marzo que viene.


El mismo colegio dice en su propia página web lo siguiente al tratar de sí mismo, sobre su carácter propio: “La familia agustiniana tiene una larga historia educativa y ha desarrollado su actividad en los más diversos ámbitos. Su espíritu y estilo de educación siguen vivos y sintonizan con la sociedad actual y las demandas de nuestro mundo, de tal modo que asumimos como principios básicos de la educación y de nuestro ideario, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Declaración de Derechos del Niño, los documentos sobre educación de la Iglesia y el marco constitucional y educativo español”.
 Sin duda que el siguiente documento sobre educación de la Iglesia se les ha escapado: “Desgraciadamente, hay que admitir que en muchos casos algunos centros de espiritualidad específicamente católicos están comprometidos activamente en la difusión de la religiosidad de la Nueva Era dentro de la Iglesia. Es necesario corregir esta situación, no sólo para detener la propagación de la confusión y del error, sino también para que se conviertan en promotores eficaces de la verdadera espiritualidad cristiana. […] No pocos grupos de la Nueva Era aprovechan cualquier oportunidad para exponer su filosofía y sus actividades”. [Documento “Jesucristo, portador del agua de la Vida. Una reflexión cristiana sobre la Nueva Era” (Consejo Pontificio de la Cultura y Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso)].
O esta otra recomendación sobre la meditación cristiana y la no cristiana: “Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre algunos aspectos de la meditación cristiana” (15 de octubre de 1989), de la Congregación para la Doctrina de la Fe (firmada por el cardenal Joseph Ratzinger).
A continuación recogemos lo que las madres agustinas misioneras dicen en relación a sus labores educativas y evangelizadoras en la misma web antes enlazada:


Verdaderamente, este tipo de cosas es algo que nunca entenderemos en la RIES (Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas). Y sobre todo cuando se trata de un caso tan simple de distinguir, porque algunas veces se pueden ceder locales ante grupos que pueden parecer cristianos, pero a un Swami Sevananda, al Kriya Yoga de Paramahansa Yogananda, es cuanto menos llamativo. Y aún hoy, en la web de Yogananda se puede ver de forma muy llamativa, a la derecha, la conferencia del hermano Sevananda.



Está anunciada para el viernes día 6 de marzo. Esperemos que no se celebre. No creemos que a San Agustín, que tanto luchó contra donatistas, maniqueos, pelagianos o arrianos, le gustara ver a su Señor Jesucristo, al Hijo de Dios, su “Hermosura tan antigua y tan nueva”, en ese altar de la Self-Realization Fellowship, y mucho menos en sus propios centros educativos.

11 mar. 2015

Cuaresma y demonio

Herramientas para vencer lo demoníaco.

La Cuaresma es un tiempo para ejercitarnos para conseguir la verdadera libertad luchando contra las tentaciones.

el maligno

En la Cuaresma los textos que se leen en misa y la prédica de los sacerdotes están dirigidos a practicar las herramientas que nos permiten luchar y vencer las tentaciones.


LAS MENTIRAS DEL MALIGNO SE DESVANECEN ANTE LA PRESENCIA DIVINA

Los creyentes saben que el diablo es un mentiroso desde que Juan enseña,
“El fue un asesino desde el principio, y no tiene nada que ver con la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla según su propia naturaleza, porque es mentiroso y padre de mentira” (Juan 8:44).
Exorcistas y sus equipos han sido testigos de que cuando el poder del rito romano inflige tormento a un demonio por lo que debe huir, el Señor, o su madre, o un santo o ángel puede obligarle a ofrecer alguna información que sea verdadera. La verdad es contraria a su naturaleza, pero el Espíritu de la Verdad puede forzar al espíritu de mentira para ofrecer una verdadera declaración que a veces ayuda al exorcista.
Exorcistas han escuchado declaraciones ofrecidas por un demonio atormentado como “Deja de esos cuentos” cuando se oraba un rosario de intercesión por la víctima, o “¡El agua me quema!” cuando el agua bendita se rocía sobre la víctima, o “¡Oh, no, la mujer ya está aquí!” cuando se invoca a María.

el maligno orando


A LOS DEMONIOS NO LES GUSTA LA CUARESMA

Sobre la temporada de Cuaresma se ha escuchado de un demonio,
“¡No me gusta el tiempo de Cuaresma! ¡La gente hace lo que siempre debe hacer y lo odio! “
¿Por qué es la temporada de Cuaresma una amenaza para el mundo de los demonios?
Lo que es evidente durante el ministerio del exorcismo es que los demonios son extremadamente legalistas y muy conscientes de la auténtica autoridad, la obediencia y el poder del amor de Dios.
Ellos son los más amenazados por la autoridad de Dios operando a través de la Iglesia Católica, especialmente a través de sus ministros ordenados, los sacerdotes. Se ven amenazados también por la obediencia de la fe, que protege al sacerdote exorcista y al equipo, puesto que funcionan en obediencia a su obispo.
Lo más llamativo es la forma en que los demonios son amenazados por la caridad del sacerdote y la fe de su equipo para la liberación de la víctima.
La Cuaresma amenaza al reino demoníaco por :

La autoridad magisterial de la Iglesia que nos enseña a dejar el pecado y vivir el Evangelio.

El reino de satanás está amenazada por la obediencia de la fe manifestada públicamente por la recepción de las cenizas nos recuerdan las últimas cuatro cosas: muerte, juicio, infierno y cielo.

El plan de satanás es frustrado cuando volvemos a la confesión sacramental, de manera que nos restituye a la comunión con Dios y la Iglesia.

El ayuno cuaresmal nos da el poder para resistir las tentaciones al agudizar el discernimiento de los espíritus.

Las devociones cuaresmales: estaciones de la Cruz, misiones parroquiales y la Adoración frecuente al Santísimo Sacramento amenazan a satanás por el aumento de la fe, la esperanza y el amor entre nosotros.

La limosna cuaresmal y obras de sacrificio ayudan a recuperar el Reino de Dios en los pobres y necesitados, amenazando el orgullo de satanás.

tentacion manzana

TIEMPO DE LUCHA CONTRA LAS TENTACIONES

Durante la Cuaresma, la Iglesia invita a caminar en una peregrinación de penitencia, reparación y conversión del corazón. La gracia viene durante y después de experimentar las tentaciones en el desierto de la Cuaresma.
Jesús con decisión rechaza todas estas tentaciones y reafirma su voluntad inquebrantable de seguir el camino trazado por el Padre, y sin ningún tipo de compromiso con el pecado o la lógica del mundo.
Ten en cuenta también que Jesús no dialoga con satanás, como lo hizo Eva en el paraíso terrenal. Jesús sabe bien que no puede dialogar con satanás. satanás es muy astuto. Por esta razón, Jesús, en vez de dialogar con satanás como Eva lo hizo, decide refugiarse en la Palabra de Dios y responde con la fuerza de esta Palabra.
Recordemos esto: en el momento de la tentación, en nuestras tentaciones, no debemos discutir con satanás, sino siempre defenderemos con la Palabra de Dios. Y esto nos salvará.
Estamos llamados a participar en la “buena batalla” de la que San Pablo enseña. La Cuaresma es un momento en que nuestra armadura espiritual (Efesios 6) debe reforzarse para que podamos alegrarnos más plenamente en la victoria de la cruz que se realiza el domingo de Pascua. Como Cristo, debemos ser probados por el bien de la alegría de la auténtica libertad cristiana.
como-vencer-las-tentaciones-I

EN QUE CONSISTE LA VERDADERA LIBERTAD

En su clásico espiritual, “Transformación en Cristo”, Dietrich Von Hildebrand articula la verdadera libertad como Cristo quiere:

La verdadera libertad es una consecuencia de nuestra transformación en Cristo

El egoísmo impide el logro de la verdadera libertad

Los sentimientos de inferioridad disminuyen la libertad

La preocupación por el respeto humano disminuye la libertad

Laverdadera libertad se juzga por la norma de Cristo

Una visión de nosotros mismos como espectador limita nuestra libertad

La independencia intelectual o espiritual compulsiva disminuye la libertad

La verdadera libertad se distingue claramente entre las normas humanas y los mandamientos divinos

El rencor disminuye la verdadera libertad

La autoindulgencia es una forma de falta de libertad

Relajación espiritual también inhibe la verdadera libertad

tentaciones de cristo


COMO REFORZAR LA VERDADERA LIBERTAD EN CUARESMA

“Cristo nos liberó para ser libres. Manténganse, pues, firmes y no se sometan de nuevo al yugo de la esclavitud” (Gálatas 5:1). En nuestro camino cuaresmal de la fe cuando somos tentados en el desierto, como Cristo lo fue, retengamos a la palabra de Dios, “en todo eso saldremos triunfadores gracias a Aquel que nos amó.” (Romanos 8:37). Satanás es derrotado por el poder infinito del amor divino manifestado en la cruz.

Las armas del exorcista incluyen: el crucifijo bendecido (icono de amor obediente), la biblia, el agua bendita, las oraciones, la autoridad de la Iglesia articulada en el rito romano, y el infinito amor del Sagrado Corazón de Jesús en el Santísimo Sacramento.
En el desierto de la Cuaresma, cada católico puede tomar estas armas del discipulado que impiden el mal:

Orar ante un crucifijo, llevar un crucifijo, venerar Sus Santas Llagas

Meditar en la Biblia: volver a leer los Evangelios

Recibir el amor del Sagrado Corazón a través de la frecuente Comunión y Adoración

Hacer un llamado al Santo Nombre de Jesús todo el día

Acompañar María en los misterios dolorosos del Rosario

Oran las Estaciones de la Cruz, sobre todo cuando la tentación del pecado

Sacrificadamente dar su tiempo, talento y tesoro, sobre todo a los más necesitados espiritual y materialmente.

Renunciar al mal y arrepentirse del vicio, nada es de Dios

Luchar por virtud, el autocontrol y la sencillez de vida

Debemos ejercitar el don de la fe, la esperanza y el amor por la oración en Cuaresma, la penitencia y la limosna. Nuestra transformación en Cristo se fortalece con nuestras observancias cuaresmales y por eso la Cuaresma es una amenaza para el reino de las tinieblas.

8 mar. 2015

Maldad intermitente

Están sucediendo en el mundo cambios en las personas que desafían cualquier lógica racional, que nos llevan a dudar de la salud mental de muchas personas.

¿La gente no se da cuenta de las consecuencias de lo que está diciendo o haciendo? ¿Hay un virus que produce insanía moral corriendo por el agua que bebemos?  ¿O es el maligno que está cambiando la forma de poseer a las personas?


¿ESTAMOS FRENTE A UN NUEVA FORMA DE POSESIONES?

Sería una falta de sentido de la realidad pensar que la reingeniería moral anticatólica se hace a la fuerza en occidente y en base a leyes que imponen el aborto, la anticoncepción, la ideología de género, la eutanasia y toda serie de males que están alejando a la humanidad del camino de la preservación de la naturaleza.

Si bien la coacción desde el poder existe, la mentalidad de los occidentales ha cambiado, a nivel de los valores de cada persona, y aceptan con gusto conductas que antes se consideraban desviadas, que atentan francamente contra la vida en el planeta.

ultraterrestree

Sólo Dios y satanás saben toda la historia de cómo los seres humanos se dejan arrastrar por acciones tan brutalmente inhumanas, para las que es necesario un auto-engaño monumental. 
Y no podemos más que pensar en la mano satánica oculta detrás de esto, pero quizás de una forma distinta a la que hemos considerado históricamente.

Hay consenso entre la mayoría de los católicos – que aún creen en satanás -, que las grandes líneas de su estrategia están claras. Poco a poco, el nuevo estándar de lo bueno se convierte en la tecnología: lo que se puede hacer se debe hacer, con la esperanza de que en algún momento en el futuro, gracias a la tecnología médica, podremos a vivir para siempre.

Una vez que aceptamos que la vida está hecha para el placer en vez de para servir a Dios y al prójimo, en preparación para la verdadera vida en el cielo, la medida de una vida de éxito se convierte en la ausencia de dolor y la experiencia del placer.

Pero para que esto haya sucedido a nivel masivo, debe también haber habido una presencia sobrehumana negativa al lado de cada persona, quizás no sólo tentándola sino también tomándola de alguna forma para profundizar el cambio moral de la sociedad.

Y aquí caemos en la consideración de la posibilidad de una nueva estrategia satánica, que son las posesiones lights o intermitentes en muchas personas, que pueden hacer de sostenedores ideológicos del cambio.

Estamos acostumbrados a pensar que las posesiones diabólicas son un fenómeno raro y que una vez que un individuo es poseído es muy evidente, con numerosos signos sobrenaturales. Sin embargo quizás puedan ser más comunes de lo que pensamos, porque quizás sean menos evidentes y hasta temporales.

Seguramente todos tenemos experiencia con personas que realmente pierden sus cabales cuando se les habla de religión y experimentan una especie de furia atacando salvajemente y sin miramientos a quien profesa una religión; o quizás haya otros que lo hagan más diplomáticamente pero con eficacia parecida. 
Y es más, quizás hasta hemos visto, como es mi caso, personas que arremeten de vez en cuando y por períodos, contra las personas que saben que son fieles cristianos, con brutales agresiones sin motivo directo aparente que escapan a todo intento de catalogar sus reacciones como normales y llevan a pensar que la persona tiene algún grado de locura. Pero que luego, en el resto de su vida diaria, se conducen normalmente, sin que nadie que haya visto a la persona en esos trances de ataques furiosos tenga elementos para alegar insanía mental.

Esto que está sucediendo cierra con la lógica del maligno, que es el rey de la mentira y del camuflaje,
¿Por qué razón él estaría interesado en hacer tan evidentes – en todos los casos – las posesiones con actuaciones sobrenaturales como se ven en las películas? ¿No sería más eficaz para él, tener poseída a una persona y que pase lo más desapercibido posible para los demás?¿Suena razonable no?
Esta es la teoría del Padre Dwight Longenecker.

UN TESTIMONIO DEL PROPIO LONGENECKER

El padre Longenecker cuenta esta historia propia para ilustrar su especulación.
diablo-empujando-un-dibujo

Se trata acerca de un hombre que conocí hace mucho tiempo Voy a llamarlo Gabriel. Conocí a Gabe cuando estaba trabajando en Londres. Era delgado, en forma y de buen aspecto. Tenía modales impecables y una manera deliciosamente encantadora. Era, en todos los sentidos, un hombre de mundo. Gabriel había comenzado su propia compañía de software que se había vuelto en un éxito increíble en muy poco tiempo. Lo vi en el lugar de trabajo. Su personalidad era magnética especialmente para las damas. Corría el rumor de que él se había acostado con la mayoría de ellas en un momento u otro. Estoy pensando en Al Pacino en ‘El abogado del diablo’.

Cuando Gabriel se enteró de que yo estaba entrenando para ser sacerdote su usualmente sonriente y encantador rostro quedó ensombrecido. Otra actitud se hizo cargo de él sólo por un breve instante. Cuando esto sucedió sentí un repentino escalofrío y asco. Luego volvió a sonreír y decir algo anodino como: “¡Qué interesante! Espero que funcione para usted….”
Algún tiempo después, estaba cenando con unos amigos que también conocían a Gabriel. James era un católico no practicante y su esposa Sally era una devota cristiana evangélica. Como Sally estaba cocinando la cena, James y yo nos sentamos en la mesa con una copa de vino. 

James dijo: “Entonces, ¿qué piensas de Gabe?”
“¿Quieres saber lo que pienso?”
“Claro”, dijo James con una gran sonrisa.
“Creo que está poseído por el demonio.”
En ese punto Sally soltó la sartén de las patatas y se dio la vuelta. “¿De verdad crees que…” se quedó sin aliento.
Yo estaba sorprendido por la intensidad de su respuesta. Había hecho mi comentario de manera humilde. “Sí. Lo creo en realidad”, respondí
“Eso es exactamente lo que he estado pensando durante mucho tiempo!”, dijo Sally, “pero pensé que estaba loca por pensarlo ya que Gabe es un buen tipo. Voy a seguir orando por él”.

¿PUEDE HABER POSESIÓN POR MOMENTOS?

Las historias de posesión son muy raras en nuestra cultura, ¿pero qué tal si estas historias inusuales son sólo la presentación de una etapa de la posesión demoníaca, lo que podríamos llamar la influencia?

ojo

En esta etapa, el demonio se muestra a sí mismo. Así que las manifestaciones paranormales son claras: voces horribles de otro mundo, levitación, odio extremo a lo santo, fuerza sobrenatural, manifestaciones físicas extrañas y así sucesivamente.
Este despligue es siempre un momento de la posesión, ¿pero qué si en algunas personas, los fenómenos sobrenaturales sólo duran un tiempo, tal vez corto, aunque sea un momento? 

¿Y si ese despliegue se produce en un momento con comportamientos extraños e inusuales, como cuando todo el mundo está borracho en una fiesta o cuando todo el mundo está un poco loco en un concierto de rock?

¿Qué pasa si el despliegue pasa sólo momentáneamente en privado y nadie más que la persona es consciente de ello, y hasta él lo descarta como un sueño o “me volví loco durante un minuto”?

LOS ENDEMONIADOS CAMUFLADOS

Sabemos que los endemoniados no siempre son monstruos delirantes aterradores. Los demonios más a menudo se esconden dentro de la persona. Cuando esto sucede, otros signos pueden indicar la actividad demoníaca: un bloqueo irracional a las cosas de Dios, una incapacidad irracional para entender los asuntos de fe, una adicción a la inmoralidad escandalosa y un disgusto implacable y repulsa ante algo que tenga que ver con Dios o Jesucristo.

mujer gritando

Si todo esto es cierto, entonces es posible que muchas personas en nuestra sociedad esten poseídos por demonios, pero al igual que Gabriel, sean aparentemente encantadoras, exitosas o que simplemente podrían ser personas comunes que viven al lado suyo.

No tienen ningún lugar para Dios o la religión en sus vidas. Viven totalmente para sí mismos y su propio placer. Aunque tienen una fachada de amabilidad y buenas maneras, uno se da cuenta de que no tienen moral y harían cualquier cosa para promover su propio camino en el mundo.

Tendría sentido – si satanás tiene a muchos bajo este tipo de control – que no se manifiesten en formas más odiosas y evidentes. ¿Por qué agitar las cosas con comportamientos espeluznantes y aterradores cuando los demonios ya los están dirigiendo?

Si la especulación del padre Longenecker es correcta, entonces puede haber millones de personas dando vueltas que llevan una vida aparentemente normal pero que, de hecho, están controladas por el maligno. Son adictos a la codicia, al egoísmo, a la promiscuidad, a la pornografía y a toda clase de perversiones. Se dan por completo a las cosas de este mundo, pero ¿eso es simplemente normal?

La única vez que el problema se manifiesta es cuando son desafiados por Jesucristo y su iglesia. Primero se alejan de la Misa, y a continuación vuelven la espalda con una resistencia irracional y terca, y si se les presiona van a llegar a ser agresivos e incluso violentos en contra de Dios y su iglesia.

Longenecker describe a personas que seguramente todos nosotros conocemos, pero el pensamiento de que están poseídas por el demonio es demasiado aterrador, porque entonces el demonio tendría millones y millones de poseídos.

OTRO EJEMPLO

Para un ejemplo de la influencia de lo demoníaca en la vida ordinaria se puede contar la historia en el lecho de muerte del  padre del músico Lenny Kravitz. Su padre, Sy Kravitz había vivido una vida de pecado de promiscuidad y adulterio, luego tuvo una experiencia espiritual increíble. Esta historia es de una larga entrevista con Kravitz aquí en el Daily Telegraph. Y Rod Dreher también comenta sobre la historia aquí .
el-humo-de-satanas

Con el tiempo, su padre tuvo que ir al hospital. Ahí es donde ocurrió.

“…los hospitales espiritualmente son lugares muy intensos. Es como si fueran las puertas de la muerte. Él estaba en su cama una noche y me miró, y no estaba en las drogas, y él me dijo: ‘Hay estas cosas volando alrededor de mi cama, y ??estas cosas están arrastrándose por el suelo’ Le dije, ‘¿De qué estás hablando?’ Esto es de mi padre. Él no piensa en ningún tipo de cosas espirituales. Se prohíbe todo tipo de esas cosas. Y él dijo, ‘Hay cosas de alas negras y están volando alrededor de mi cama… las cosas que se arrastran en la tierra, se ven como si fueran ratas y no lo son… las veo’. No sabía cómo tomarlo. Y entonces comenzó a tener esta revelación y él aceptó a Cristo – este era un hombre judío no religioso – y de alguna manera el mundo espiritual se abrió a él. Casi como si él espiritualmente hubiera estado atado toda su vida y ahora esta cosa fuese liberada”.

Después de esta experiencia espiritual, su padre comenzó a contestar algunas de las preguntas de las que Kravitz nunca conseguiría respuestas. Cuando Kravitz le preguntaba antes, “¿Por qué hiciste lo que hiciste? ¿Por qué hiciste esto a mamá? “, su padre contestaba evasivas.

Pero un par de noches después de la experiencia, sentado en el hospital con Lenny y sus dos hermanastras, Sy comenzó a hablar.

“Se disculpó con nosotros de la forma más sincera y de corazón. ‘Me arrepiento de lo que he hecho, cómo he sido, cómo los he tratado, y los amo’. Real. Y fue sorprendente… Y lo que me dijo es que él siempre quería cambiar su vida, y él sentía que tenía estas cosas en la espalda y no podía quitárselas. Toda su vida, sabía dentro de sí mismo, que era hora de cambiar. Pero, dijo, ‘yo no podía’”.

“A medida que se acercaba a la muerte, otra noche en el hospital, él estaba muy cansado y me miró y dijo: ‘Hay ángeles por toda la habitación. Gracias a Jesús’. Y eso fue todo. Se volvió y miró hacia otro lado. Si conocieras a mi padre, eso era lo más alejado de él”.

5 mar. 2015

Historias de angeles de la guarda

Están ahí afuera auxiliando a cada uno de nosotros.


La mayoría del tiempo no percibimos que están actuando, pero lo hacen todo el tiempo, porque Dios puso a nuestra disposición un Ángel Guardián para asistirnos en todo nuestro viaje en la Tierra, y no duermen, están siempre alertas. ¡Es tonto no usar esta ventaja!

EL ARCÁNGEL MIGUEL ACOMPAÑA A UN SOLDADO Y LO SALVA

En la Guerra de Corea, un soldado estadounidense llamado Miguel experimentó la extraordinaria ayuda de su santo patron, a quien él le había rezado por su protección todos los días desde su juventud.
escultura-de-san-miguel-arcangel-del-vaticano
A continuación un extracto de la carta a su madre, que fue verificada por el Capellán de la Marina.
Él y su peloton salierón a patrullar en un día nublado de invierno. Un soldado nuevo se había unido al grupo y marchó junto a Miguel. Se volvió hacia él y le dijo:
“Nunca te había visto antes. Yo creía que conocia  a todos los del pelotón”.
“Me he enlistado en el última momento”, respondió.
“Mi nombre es Miguel.” 
“¿De verdad?” dije sorprendido.
“!Ese es mi nombre, también!” 
“Yo sé”, dijo… y luego… “Miguel, Miguel, de la mañana…”
Esas eran las palabras iniciales de su oración diaria a San Miguel; ¡¿cómo es que este nuevo soldado podía conocer su nombre y mucho menos que él decia esta oración?!
Sin embargo, él había enseñado la oración a los otros soldados, tal vez, esa era la razón por la que él lo supiera.
Caminaron en silencio por un tiempo, y luego el nuevo Miguel advirtió:
“Vamos a tener algunos problemas más adelante”.
Con la niebla ellos quedaron separados del resto de las tropas; empieza a nevar. Más tarde, la niebla se despeja, deja de nevar y sale el sol. Caminaron sobre una pequeña colina, y se encuentran con siete soldados comunistas esperando por ellos apuntandolos  con rifles a 30-40 metros de distancia.
Nuestro Miguel gritó: “¡Al suelo!” y se tiró en el suelo justo cuando les dispararon, pero el nuevo Miguel todavía estaba allí de pie. Tenía que haber muerto instantáneamente.
Nuestro Miguel se levantó para salvar a su nuevo amigo inexperto, pero cuando lo hizo, fue herido en el pecho. Todo lo que podía recordar eran los fuertes brazos de Miguel rodeanlo, tendido  con él en el suelo. Miró hacia arriba y vio en ese momento a San Miguel de pie con un resplandor de gloria, su rostro brillaba como el sol. ¡Tenía una espada en la mano que resplandecía con un millón de luces!
Eso fue lo último que nuestro Miguel vio; se desmayó. Cuando se despertó, su propio grupo de soldados estaba alrededor de él, atendiendo su herida. Él les preguntó dónde estaba Miguel. Pero nadie había visto este nuevo soldado Miguel. Por otra parte, el sargento había visto que nuestro Miguel habia caminado solo.
Por su parte, querían saber cómo lo había hecho. ¿De qué estaban hablando? Querían saber cómo se las había arreglado para matar a los siete de las tropas enemigas sin disparar un tiro. Todos ellos habían sido despachados con el golpe de una espada.

SU ÁNGEL LE REVELA A UN SACERDOTE SOBRE PECADORES Y CONVERTIDOS

Uno de los sacerdotes contaba cómo un cierto obispo había oído que dos hombres de su rebaño eran unos adúlteros vergonzosos, y le pidió a Dios que le mostrara si esto era cierto. Así que después de la consagración de la Ofrenda, cuando ambos se acercaron para la Comunión, miró atentamente los rostros de cada uno.
estatua de angel pensativo
Los rostros de los pecadores se mostrarían tan negros como el carbón, con los ojos inyectados con sangre. Otros vendrían siempre con rostros serenos vestidos de blanco. Por otra parte, después de recibir el Cuerpo del Señor, las imágenes de algunos parecerían iluminarse, mientras que la de otros encenderse en llamas.
Con el fin de averiguar si era cierto que los dos hombres habían cometido el crimen, observó que al dar la Comunión vio que la cara de uno de ellos era justa y honesta y la cara del otro era negra y fea.
Al  momento que la gracia de los Divinos Misterios comenzó a surtir efecto, vio un rayo de luz iluminar la cara de uno, mientras las llamas incendiaban al otro. El obispo oró para poder entender el significado de lo que se había mostrado acerca de cada uno, y un ángel del Señor vino y se colocó a su lado.
“Todo lo que has oído hablar de ellos es verdad”, dijo. “Pero uno de ellos persiste en su desgracia y está decidido a seguir pecando.  Por eso viste su rostro negro y en llamas. El otro también ha hecho exactamente lo que has oído hablar, pero viste su cara iluminarse con una luz clara. Porque está escrito que él ha renunciado a esas malas acciones que anteriormente cometió. Con lágrimas y gemidos, el ha rogado perdón a Dios y prometió que si sus pecados eran perdonados, no los cometería de nuevo. Así que su antiguos pecados han sido borrados, y él ha alcanzado el estado de gracia que usted ha visto”.
“Estoy maravillado“, dijo el obispo, “que la gracia de Dios no sólo ha rescatado este hombre de los tormentos debido a una vida tan licenciosa, y que ya le ha recompensado con tal honor.”
“Haces bien en maravillarte”, dijo el ángel, “pues eres solamente humano, pero su Dios y el nuestro es sencillamente bueno y benévolo con aquellos quienes dejan de pecar. Los que vienen a Él a la Confesión, Él no sólo los perdona, sino los corona con honor. Porque Dios amó tanto a la humanidad, que El dio a su unigénito  Hijo por los pecadores, y por los pecadores Él lo entregó a la muerte (Jn 3:16), siendo nosotros todavía pecadores Él eligió morir por nosotros (Rom. 5: 8), así que ¡cuanto más  deberá Él amarnos cuando nos hemos convertido en uno de los suyos! Sepan, pues, que no hay pecado humano que pueda extinguir el amor de Dios, si sólo cada uno rectificara sus ofensas pasadas con la penitencia. Pues el Señor es misericordioso; Él sabe lo fuerte que son las pasiones y qué tan fuerte y dañino es el diablo.  El cuida de Sus hijos cuando caen en pecado y les ofrece enmendar sus vidas.  Él tiene compasión de aquellos que son lentos para arrepentirse, pero cuando les ha desatado de sus pecados, Él les otorga la recompensa de los virtudes”.
[traducido por Gentianus Hervetus:
Paladio, Obispo de Helenópolis (. c † 420 dC)]


VEN AL ÁNGEL DE LA GUARDA VIGILANDO

Esta historia ocurrió durante la Gran Depresión en la década de 1930 en Chicago.
Fue contada por un sacerdote, hermano del Dr. Brown, protagonista de la historia
angel de la guarda
En las primeras horas de la mañana el Dr. Brown fue sacudido de su sueño por el sonido insistente del teléfono. Recuerda estar atontado y tanteando por el receptor; una voz ronca y tensa imploró:
¿Es este el Dr. Brown?”
“Sí, soy yo.” 
“¿Podría venir rápidamente? ¡Es urgente, una cuestión de vida o muerte!” 
“Sí, voy a ir. ¿Dónde vives?” 
“Diecisiete Alan Street, por favor, venga pronto.”
El Dr. Brown se vistió rápidamente, tomó sus cosas y pronto se dirigió a Alan Street; era muy solitario manejar solo a traves de las oscuras calles durante la noche. El barrio hacia el que se dirigía estaba en el “otro lado de las vías”, donde incluso durante el día, uno podría no sentirse demasiado cómodo de caminar.
El Dr. Brown encontró la casa con bastante facilidad, una residencia; sólo que era muy peculiar porque no había luces encendidas. Se acercó a la puerta y tocó; después de una pausa, volvió a tocar. Todavía no había respuesta. Su tercer golpe, sin embargo, provocó una respuesta áspera,
“¿Quién está ahí?”
“Es el Dr. Brown. He recibido una llamada urgente por una emergencia. ¿Es esto diecisiete Alan Street?”
“Sí, lo es, pero nadie lo llamó, ¡váyase de aquí!”
Al alejarse, escudriñó la calle inquisitivamente buscando luces que podrían indicar donde realmente se necesitaba su ayuda. Al no ver ninguna, se reprochó de nuevo, pensando que no había anotado correctamente el número de la calle. O tal vez, era sólo una mala broma. En cualquier caso, no había nada mas que el pudiera hacer, sino regresar a casa, y como no habia una llamada de seguimiento, simplemente se olvidó del asunto en los siguientes días.
Varias semanas más tarde, sin embargo, recibió otra llamada durante el día de la sala de emergencias del hospital. La enfermera explicó que un hombre, un tal John Turner, que acababa de sufrir un grave accidente y definitivamente se estaba muriendo, estaba pidiendo hablar con el Dr. Robert Brown.
“Doctor, ¿podría venir rápidamente? Él no tiene mucho tiempo. Él no nos va a decir por qué él tiene que hablar con usted.”
El Dr. Brown accedió a ir, sin embargo, estaba bastante confuso, porque no conocía a nadie con el nombre de John Turner. Esta duda fue verificada por el paciente, quien dijo:
“Dr. Brown, usted no me conoce, pero tenía que hablar con usted antes de morir y pedir su perdón. Usted recordará haber recibido una llamada telefónica hace varias semanas, en la oscuridad de la noche”.
“Sí, me acuerdo de la llamada, pero…”
“Fui yo quien lo llame.” 
El moribundo se explica:
“No había tenido ningún trabajo durante meses, había vendido todo lo de valor en la casa, y todavía no podía alimentar a mi familia. No podía soportar las implorantes miradas hambrientas en los ojos de mis hijos. En mi desesperación, decidí llamar a un médico para obtener ayuda en el medio de la noche. Mi plan era matarlo, tomar su dinero y vender sus instrumentos“.
Aunque horrorizado, el Dr. Brown no podía dejar de protestar:
“Sí, pero yo fui, ¿por qué no me mató?
“Yo estaba esperando que usted veniera solo, pero cuando vi al hombre joven grande, poderoso a su lado me dio miedo; y así que enfadado lo dejé ir. Por favor, perdóname”.
“Sí, por supuesto”, murmuró el doctor Brown perturbado.
Un escalofrío se había apoderado de él; no había tenido la menor idea de que lo que le había parecido como un error molesto o incluso una mala broma había sido realmente una llamada cercana a la muerte, y menos aún habia sospechado que su ángel de la guarda (a quien él para siempre atribuyó esta intervención) había salvado su vida esa noche; de hecho, el “hombre joven poderoso” había aparecido sólo a su agresor, quien ahora moribundo, imploraba su perdón.
¿Qué impresionante son los caminos de Dios. ¿Con qué frecuencia nuestros ángeles nos protegen de todo daño sin que ni siquiera nosotros nos enteremos del hecho.

UNA MUJER INVOCA AL ÁNGEL DE LA GUARDA DE SU MARIDO

Con motivo de una misión parroquial, una mujer de un pueblo vecino buscó a uno de los sacerdotes.
“¡Padre, su consejo de llamar a los Santos Ángeles Custodios de los que nos rodean ya ha funcionado! Mi esposo solía ir a un bar con bastante frecuencia. Por lo general, él llegaba a casa borracho tarde en la noche, y entonces escuché su consejo: ‘Si un marido va a un bar, entonces la esposa en casa debe saludar y pedir ayuda a su ángel de la guarda y los Ángeles de la Guarda de sus amigos.’ Enseguida seguí su consejo”.
nube en forma de angel
“Desde hace un tiempo, mi marido ha estado viniendo a casa a las 10:00 pm, y no está borracho. Finalmente me dijo: ‘Yo no sé de qué se trata. A las 9:30, siempre me pongo inquieto e intranquilo. Me vuelve loco, la cerveza ya no tiene buen sabor, ya no me llevo bien con mis amigos. Es como si alguien quiere que me vaya.  Algo debe estar mal con mi corazón. Tengo que ir a ver al médico’”. 
“No, estás en perfecto estado de salud te conozco, Solo ven a casa en el momento apropiado. Eso será suficiente medicamento para ti”.
Entonces la mujer le dijo al sacerdote:
“Yo estoy segura que la inquietud viene de su Ángel de la Guarda. Cuando fue al bar, oré los misterios dolorosos del Rosario en honor a su ángel de la guarda y los ángeles de la guarda de todos los que están en el bar, para que mi marido se sanara y no se convierta en un borracho”.
[Padre Gerard Stegmiller, Der Schutzengelpater erzählt, Kral-Verlag, p. 14]

EL ÁNGEL DE LA GUARDA SALVA A UNA NIÑA DE UN LADRÓN

Mucha gente sabe de las intervenciones angélicas sólo en relación con situaciones de emergencia, como por ejemplo en los accidentes de la calle. Pero los santos ángeles se preocupan aún más por nuestro bienestar espiritual, aunque no siempre reconocemos su amorosa preocupacion. En la siguiente historia, se unen las dos dimensiones de su ayuda vigilante.
estatua de angel de la guarda
El 16 de agosto de 1936, un ladrón realizó una “visita” al propietario de una fábrica de cuero, Herman Moebius, que vivía en un pequeño pueblo en un lago en Alemania. La hija de cuatro años de edad de Herman, Helga, dormía en el cuarto de los niños. El ladrón, Frederick Metzler, quien ya había sido detenido en varias ocasiones por robo, entró por el jardín de atrás, se subió a la terraza y entró en la ventana en el segundo piso de la casa. Violentó un escritorio y dos armarios, y saqueó unas joyas de poco valor particular.
De repente, la niña, Helga estaba delante del ladrón en pijama.
“¿Qué estás haciendo?” preguntó la niña. (Esto es lo que el ladrón tarde contó a la policía.)
“Estoy buscando las joyas que su mamá debe tener en algún lugar por aquí.” 
“¿Joyas de mamá?” repitió la niña. 
“Ellas están donde papá guarda su dinero.” 
“¿Y dónde guarda tu papá su dinero?” 
“Yo no voy a decirtelo”, respondió la pequeña, “¡apuesto a que eres un ladrón!” 
Entonces el ladrón sacudió a la niña por los hombros y la amenaza: “¡Si no me dices dónde guarda tu papá su dinero, voy a cortarte la garganta!”
“No estás autorizado a hacer eso”, dijo la pequeña Helga.
“¡Oh, sí! ¿Por qué no puedo hacerlo?” 
“Mi ángel de la guarda no te dejará.” 
“¿Y dónde usted tiene su Ángel de la Guarda, ¿eh?” 
Helga llevó el ladrón en su pequeño cuarto y señaló la imagen del Ángel de la Guarda en la pared. 
“Siempre le pido a él”, comentó la niña.
Entonces el ladrón sintió que sus ojos se le humedecían. Vinieron recuerdos de su propia infancia, los recuerdos de su madre que había muerto hacia mucho tiempo ¿No tenía el también un ángel de la guardian sobre su pobre cunita?
“Está bien”, dijo el ladrón y salió de la habitación. Le dio una patada con desdén el montón de joyas robadas que estaban listas para ser empacadas.
Luego se bajó del balcón de nuevo en el jardín, sin haber tomado nada con él. En ese momento, fue alcanzado y detenido por la policía. Sólo más tarde fue la explicación de Metzler confirmada por el testimonio de la niña y por el botín abandonado.


2 mar. 2015

Un bebé poseso


Una madre narra desde Chile su dramática experiencia con el demonio y la ouija: La víctima fue su bebé

Una madre de familia chilena narró la dramática y dolorosa experiencia que le tocó vivir al tener que enfrentarse a la posesión demoníaca de uno de sus hijos cuando era bebé, después de que sus hijas jugaran a la ouija.

El relato fue publicado originalmente en el sitio web Portaluz.org y lo presento a continuación:

Con su esposo habían optado por sentar las bases de su matrimonio y familia en una cotidiana vida de fe, señala Teresa B. a Portaluz. Los sacramentos, las actividades pastorales y espirituales que compartían les daban una base, “que creíamos sólida para nuestras dificultades personales, las alegrías y debilidades, como pareja y familia”. Teresa y Roberto tenían tres hijas y anhelaban concebir un varón.

“Vivimos la noticia como un regalo de Dios que todos celebraban, cuando se supo que estaba embarazada esperando a Miguel. Fue tan deseado, querido y bienvenido este niño… que incluso los vecinos de mi sector enviaban saludos y regalos por montones”.

Ya en los primeros meses de gestación Teresa sintió que este era un niño especial, porque sin buscarlo empezaron las bendiciones. Estaba en su tercer mes de embarazo cuando el Papa Juan Pablo II llegó a Chile y por el vínculo activo que ella mantenía en la Iglesia, tuvo la oportunidad de estar físicamente muy cerca de él.

“Recuerdo que en un determinado momento el Papa me miró la barriga, sonrió, y me dio una bendición. Me estremecí de emoción, fue muy impactante. Ese mismo año además, dos obispos visitaron mi parroquia. Cada uno de ellos, en fechas distintas, nada más llegar, también me bendijeron el vientre. En algún momento me dije, ¡qué extraño esto!, tantas bendiciones para este bebé…”.

Una agresión oculta e inesperada

Miguel, confiesa esta madre, “era un niño que emanaba paz” y su bautizo fue celebrado, comenzando así su camino como hijo de la Iglesia… “Disfruto ir a misa cada día y por eso siempre llevaba al niño conmigo. Cierto día del año mil novecientos ochenta y nueve me comprometí para colaborar un par de horas en un retiro de oración guiado por unos sacerdotes amigos de nuestro cura párroco. Miguel tenía poco más de un año y como era una salida breve, no vi inconveniente en dejarle junto a sus hermanas al cuidado de una tía, hermana de mi padre, que me ofreció recibirlos aquella tarde”.

Cuando pasó a recogerlos Teresa notó a su hijo muy extraño. “Estaba inquieto, lloraba y lloraba”. Pensó que pronto se calmaría, pero la intranquilidad del pequeño continuó. Pasaban los días y el niño seguía muy llorón y casi no dormía por la noche. Los médicos no encontraban explicación, pero Teresa, por su sensibilidad espiritual captó que “algo” grave ocurría… “Comenzó a ponerse agresivo, especialmente cuando iba con él a misa. Luego de comulgar, teniéndolo en mis brazos… me agredía, mordía mi cara, me arañaba. Violento casi, todo era muy extraño. Me angustiaba no saber cómo ayudarlo, oraba más por él y continuaba llevándolo a misa conmigo. Pero lejos de variar su conducta se iba poniendo más agresivo y más llorón. Entonces yo decía, ¿qué pasa aquí?”
Fue su cura párroco quien después de la misa se me acercó. ¡Él también se había dado cuenta del cambio repentino de Miguel! y al saber que tampoco los médicos tenían explicación le refirió el nombre y dirección de dos sacerdotes que tal vez podrían ayudarles.
Suplicando al cielo

“Las distancias en Chile son bastante grandes y aunque estos sacerdotes vivían aproximadamente a tres horas de mi casa, decidí ir a conversar con ellos, el Padre Carlos Aldunate y el Padre Agustín Sánchez. Nada más llegar el Padre Carlos llamó al Padre Agustín y en ese momento el niño, cuando vio a este sacerdote, se puso llorón, llorón, ¡tremendo!, sin control. Me sentí horrible. Sereno, el Padre Agustín me hizo un gesto con la mano para que me acercase, al tiempo que se alejaba un poco; así es que le entregué a mi esposo el niño y fui con él… «Mira, yo no puedo ayudar en este momento a tu hijo», me dijo. «¿Pero Padre por qué, qué pasa?», repliqué. Y agrega… «Hay algo dentro de tu hijo, pero yo no lo puedo ayudar aún. Piensa Teresa, ¿con quién se quedó tu hijo, a cargo de quién, qué ha pasado en este tiempo? Mira, trata de averiguar y a la hora que sea, el día que tú te enteres, me llamas y lo traes»”.
Con el corazón apretado, muy triste, el matrimonio regresó a su hogar. Al llegar sus hijas estaban esperándolos en la puerta. Apenas se bajaron del auto les preguntaron cómo había ido todo con su hermano. Teresa les contó lo que el sacerdote Agustín Sánchez les había dicho…


“Ese día decidimos acostarnos temprano, tipo nueve y media. Estaba entrando el invierno, ya estaba frío y comenzábamos a dormirnos cuando escuchamos un par de golpes suaves en la puerta de nuestra pieza. Eran dos de nuestras hijas, las mayores… «Mamá, Papá, nosotras sabemos lo que pasó con mi hermano», fue lo primero que dijeron al entrar”...

El secreto

Teresa y su esposo se incorporaron en un segundo pidiéndoles que se explicaran…

“Nerviosa, una de ellas hizo el relato: «Bueno, ocurre que… ¿te acuerdas ese día cuando ustedes nos dejaron en la casa de la tía porque tenían un retiro y tú nos permitiste invitar a unas compañeras para hacer juntas las tareas?». Asentí, intentando mantener la calma. «Bueno –continuó narrando mi hija-  cuando terminamos los deberes nosotras nos pusimos a jugar… Es que una de nuestras amigas llevaba la tabla de la Ouija, esa con las letras, con el vasito, para hablar con los espíritus… y empezamos a ver si nos daba resultado. Estábamos en el comedor, abajo, y pusimos todo ahí en el piso, al lado del calefactor que tiene la tía…». Poco a poco, algo temerosas, casi arrepentidas diría, fueron narrándome su secreto. Nos dijeron que llevaban pocos minutos con lo de la Ouija y a su parecer todo iba bien, alguien o algo estaba allí, afirmaban. Pero repentinamente, sin darse apenas cuenta por lo concentradas que estaban en sus preguntas como en las respuestas que iban surgiendo, apareció su hermanito y sin tiempo de reacción para detenerlo, el niño con la inocencia propia de la edad, pasó corriendo por encima del tablero, que estaba en el suelo, desbaratándolo todo. Nuestras hijas nos miraban acongojadas mientras terminaban el relato confesándonos que en un primer instante sintieron mucha rabia con su hermanito por lo sucedido. «¿Pasó algo más hijas?», pregunté. Y me aseguraron que eso era todo.

Sin demora el matrimonio llamó al sacerdote Sánchez quien les indicó que la familia completa fuera de inmediato a verlo. “Partimos todos y nuevamente, nada más entrar al jardín de la casa de los sacerdotes, mi hijo se puso a llorar, se revolvía en mis brazos, estaba claro que no quería entrar allí, el corazón me dio un vuelco”.

Liberación

El Padre Agustín –cuenta Teresa- conversó con cada una de las niñas, las confesó, luego las ungió y con firmeza como lo haría cualquier papá, las reprendió por su imprudencia. En eso estaban, dice,  cuando apareció también el Padre Carlos y el Padre Agustín tomando de los brazos de Teresa a su hijo se lo entregó al recién llegado… “Miguel lloraba a todo pulmón cuando ambos sacerdotes ingresaron en la capilla del recinto llevando a mi hijo. Yo, instintivamente les seguí para entrar con ellos, pero el Padre Agustín me detuvo y dijo… «No hija, tú te quedas fuera»”.

La angustia, los nervios, pero también la esperanza de que todo se resolviera por fin, formaban un torbellino en la mente de la atribulada madre, padre y hermanas. “Yo lo único que sentía era la voz fuerte del Padre Agustín adentro exorcizando a mi hijo y como no conocía del tema la inquietud me aguijoneaba pensando… ¿pero qué le están haciendo a mi hijo?”.
Cuando Teresa estaba al límite de estas emociones “¡salieron de la capilla y traían a mi hijo, dormido, con ese rostro plácido que siempre había sido tan característico en él y que en las últimas semanas había perdido!”.

Al entregarle –dice la madre- al pequeño Miguel, el sacerdote Agustín Sánchez se dirigió nuevamente a las niñas, al tiempo que acariciaba sus cabezas, diciéndoles: «¡Y ustedes no jueguen más con tonteras… ¡porque miren lo que pasó con su hermano, se le había metido un ‘espíritu inmundo!».

Aún tuvieron que llevar al niño nuevamente en varias ocasiones con el sacerdote, según él mismo se los indicara. “En esos momentos el padre Carlos lo ungía con aceite –que supe era para exorcizar- en la frente, en sus manitos y otros lugares del cuerpo. Luego oraba por el niño pidiendo a la Virgen María que lo protegiera. Aún recuerdo que sería después de la tercera o cuarta de esas sesiones de liberación que mi hijo comenzó a estar envuelto en un aroma a flores, que se podía percibir en los lugares donde había estado y esto siguió ocurriendo varios días después que terminó todo el ciclo de unción y oraciones. Yo también rezaba cada día con ahínco por mi hijo y al finalizar, este buen sacerdote me enseñó una oración de protección que hasta hoy es una de mis devociones cotidianas; es la conocida Coraza de San Patricio, pero en versión adaptada por este exorcista.”

Con el paso del tiempo, agradecida de Dios, esta experiencia llevó a Teresa a participar hasta hoy en un pequeño grupo de laicos que colaboran con sacerdotes para liberar a otros que son atormentados por el demonio. “En un comienzo me provocaba algo de temor el saber que estaba decidiendo servir a Nuestro Señor Jesucristo enfrentando a su enemigo. Pero Jesús gracias a la vida sacramental me da su gracia y ya no temo. Si Cristo está contigo ¿quién contra ti? La clave está en mantener una vida coherente con la fe. Miguel, mi hijo, volvió a ser el mismo de siempre. Cuando comenzó a hablar, sin proponérselo nosotros, pedía él mismo ir a misa e incluso prepararse para la Primera Comunión. La hizo a los siete años y el Padre Carlos se la dio. El quería recibir a Jesús. Continuamos orando juntos por su protección. Es importante que él y todos quienes han vivido algo semejante tengan conciencia que si una vez te pasó, puedes ser vulnerable a que te ocurra de nuevo si olvidas estar en comunión con Dios… Padre, Hijo, Espíritu Santo y como mediadora poderosa la Virgen María, Madre, que siempre acude en nuestra ayuda”.

Se han cambiado los nombres de las personas señaladas en el relato, con excepción de los nombres de ambos sacerdotes. Los sacerdotes Carlos Aldunate y Agustín Sanchez, efectivamente atendieron y acompañaron en Chile a las personas que el relato refiere, en los hechos que se narran.