30 dic. 2014

El amor hunde al demonio

Los demonios saben el poder del catolicismo y las debilidades de nuestras emociones.
Varios analistas han coincidido que esta época es la de mayores persecuciones sobre los cristianos. Por un lado son perseguidos por el ateísmo y el laicismo en el mundo occidental, y por quienes sustentan la ideología de género, la homosexualidad y el aborto. Y fuera de occidente son perseguidos, y los fieles son martirizados físicamente, por musulmanes e hinduístas.

Estas persecuciones nos muestran una actividad más fuerte de los demonios, que también puede apreciarse desde dentro del cristianismo, ya que algunos grupos consideran que su misión es primordialmente atacar la doctrina del catolicismo y/o decir que la Virgen María es un disfraz del demonio.

LA AUTENTICIDAD DE LOS 2000 AÑOS DE MISERICORDIA

Cuando una religión está bajo ataque constante, y sin embargo sigue siendo la fuerza religiosa más visible en la tierra (y lo es desde hace 2.000 años, la institución más antigua del mundo), y nunca toma represalias (teniendo sólo palabras buenas para los demás, y se esfuerza por el ecumenismo), usted sabe que esto se trata de autenticidad.

Usted también sabe que se trata de cosas reales, cuando la Iglesia – con la ayuda especial de la Virgen María y el Arcángel Miguel (a quien celebramos con los otros ángeles el 29 de septiembre) – son nombrados como el arma más poderosa y plenamente eficaz contra el diablo dicho por una ex-satanista.


Así es que una mujer llamada Débora Lipsky de Maine que pasó años en verdaderos rituales satánicos y otras formas de ocultismo, nos da una visión nítida del poder de la Iglesia, de lo cual fue testigo de primera mano mientras buscaba escapar de un mundo de oscuridad increíble y feroz.

“Después de dejar el satanismo me uní a un culto religioso y pasé los siguientes dieciocho años denunciando la fe católica y proclamando que la Virgen no era más que un demonio disfrazado”, escribe en un nuevo libro.

”No fue hasta 2011 cuando la Virgen se me hizo conocer de una manera muy personal, que vi su amor y compasión,  incluso por mí, alguien que había hecho todo para ridiculizarla en nombre del cristianismo. Me dio la luz sobre mis demonios personales y la esperanza de que ella estaba detrás de mi”

CUANDO ERA UNA SATANISTA PRACTICANTE

Dice Lipsky:

“Solía tener placer de poner a los cristianos nacidos de nuevo de rodillas si trataban de “exorcizar” mis demonios o me hablaba del amor de Jesús. Protestantes de todas las denominaciones eran también mi “deporte” ya que rápidamente cedían ante mi poder cuando trataban de convertirme. Pero incluso en aquel entonces temía al sacerdote católico que yo sabía, al igual que mis demonios, que yo no era rival para el poder que le llegaba a través de Dios.

Lipsky, quien habla en las iglesias y también hace presentaciones sobre autismo (tiene una maestría en educación), advierte que los nacidos de nuevo, que se declaran inmunes al mal, se están engañando a sí mismos – y que a María, tantas veces menospreciada por las denominaciones que buscan desprestigiar al catolicismo (y con ello evitar el enrolamiento), de hecho le han sido concedidas facultades extraordinarias contra el maligno.

LOS SENTIMIENTOS DE VOLVER AL CATOLICISMO

“En 2009 comencé a tener estos sentimientos inquebrantables para volver a la Iglesia Católica”, escribe la ex ocultista, que nació católica pero que abandonó después de una crianza horrible y abusiva.

”Cuanto más trataba de ignorar estos impulsos, más intenso este anhelo se hizo. Yo no sabía qué hacer, ya que no creía en la Santísima Virgen, por lo que estos sentimientos no eran racionales. Para hacer las cosas más confusas, el tormento demoníaco que había permanecido latente durante muchos años resurgió. Cuanto más me entretenía la idea de redescubrir el catolicismo, la noche de los peores tormentos vino. El tormento sin duda, fue el resultado del temor por parte de los demonios. Mis intereses previos en varias denominaciones no representaban ninguna amenaza para ellos así que básicamente me dejaban en paz. La Iglesia Católica, sin embargo, era otra historia. Los demonios conocen el poder de Cristo que ha heredado la Iglesia. En un último esfuerzo empleaban la misma táctica que antes en un intento de descarrilar mi deseo incipiente de volver a casa, a la Iglesia”.

A PESAR DE ALGUNOS CATÓLICOS, LA IGLESIA ES LA IGLESIA

En varios puntos, dice Lipsky en “Un Mensaje de Esperanza” (Confesiones de una ex-satanista), ella estaba profundamente decepcionada por la reacción de los sacerdotes que no estaban familiarizados con el mal o que no creían en el diablo – o en el caso de uno, que la rechazó porque él no creía que la satanista se hubiera convertido.

Pero la Iglesia es la Iglesia (fundada no por los hombres, sino por Jesús) y el poder detrás de ella prevaleció.

”Me llevó tiempo y mucha paciencia”, dice Lipsky, “pero cuanto más me acercaba a la Santísima Virgen en sentidas oraciones por la liberación, más los ataques demoníacos disminuían. Esto provocó una profunda reverencia dentro de mi corazón por su título, ‘Reina de los Cielos’”.

¿CÓMO NOS AFLIGEN LOS DEMONIOS? 

A través de los pensamientos negativos, dice Lipsky. A través de la mentira. A través de la ira. A través de películas de terror. Incluso una pequeña fuga de agua en un barco eventualmente puede hundirlo, señala.


Una vez que Ud. produce un pensamiento negativo, tiene un nivel de frecuencia que se conecta fácilmente con un demonio, porque atrae a lo semejante. Esto le da al demonio acceso a sus pensamientos, donde plantará pensamientos afines con el fin de permanecer en su espacio. ¿No es increíble cómo un pensamiento negativo ‘dispara’ otro y luego otro? Los demonios tienen un insaciable ‘hambre’ de la negatividad”.

Ellos también se sienten atraídos por “las heridas no resueltas” que se pudren con el tiempo como heridas infectadas y “llegan a ser como el perfume que atrae a los demonios”.
Les encanta el miedo y la ansiedad, ya que les da energía, y se ciernen en torno a los jóvenes y a los adolescentes, que están hormonalmente cargados y propensos a las líricas demoníacas, para despertar la energía, evocar la ira, el desafío, la lujuria, y la rebelión.
También:

La forma más rápida de entrada del demonio es a través de la participación en ocultismos de cualquier tipo, escribe.

”No importa si usted practica magia negro o simplemente ve la última película de terror en 3D, ambos son una invitación abierta a los demonios, que no se niegan”.

Esto es de una mujer culta que – si bien todavía es muy nueva en el verdadero catolicismo – tiene la visión de quien evocó a diversas entidades y en ocasiones vio su manifestación física.

LA PRÁCTICA ‘INOCENTE’ DE ENTERRAR UNA ESTATUA DE SAN JOSÉ

Lipsky también advierte contra prácticas aparentemente “inocentes” como la de enterrar una estatua de San José, con el fin de vender una casa.
Sostiene que no es inocente, los objetos sagrados no deben ser utilizados de esta manera, dice ella. Una cosa es proteger la propiedad con medallas y otra cosa es utilizar objetos sagrados de una manera supersticiosa.

“Lo que realmente me dejó perpleja es la creciente tendencia a enterrar una estatua de San José al revés (a diferencia de la costumbre de ponerlo con la cabeza hacia arriba) en su propiedad con una oración que dice:

“Oh, San José, guardián de las necesidades del hogar, sabemos que no te gusta estar boca abajo en el suelo, pero cuanto antes nuestro fideicomiso se cierre, más pronto vamos a desenterrarte y ponerte en un lugar de honor en nuestra nueva casa”.

Esto, según ella, “huele a un ritual satánico.”

“Sé que es una práctica habitual entre muchos católicos, pero esto no significa que sea correcto”, dice Lipsky.

”¿Cómo se atreve alguien ‘amenazar’ y atormentar a un santo de tal manera?  En la misa negra satánica, los objetos sagrados como estatuas y el crucifijo sobre el altar siempre se invierten (se ponen al revés). Esto es hecho de profanar la santidad.

”No nos equivoquemos al respecto; personas que se dedican a esta práctica están llevando a cabo, aun sin saberlo, un ritual satánico directamente de la misa negra. Siguiendo esta práctica, la gente abre accidentalmente sus casas a las influencias demoníacas, porque los demonios son atraídos por los rituales familiares. En cambio, las personas deben tener una estatua bendecida de San José en su casa, encender una vela delante de él, y orar con humildad completa a San José para que interceda en su favor a Dios Todopoderoso para ayudarlos con esta petición, si es la voluntad de Dios“.

EL AMOR TRIUNFA

El amor es una emoción poderosa, especialmente el amor puro Divino, que cuando los demonios están expuestos a él, les hace huir retorciéndose de dolor”, señala Lipsky.

”¡El amor atormenta a un demonio! El amor nos recuerda que somos hijos de Dios y no esclavos del diablo.”

27 dic. 2014

El diablo y el infierno, mitos o realidades


Recomiendo ver todo el vídeo aunque es largo, pero muy interesante.

Si alguien quiere abreviar, sobre el infierno, puede ver desde el minuto 16,20 al 24,10.


24 dic. 2014

¿Vendió su alma?

Parecía que tocaban dos guitarras.

Entre los guitarristas de rock y blues hay una serie de leyendas de la venta del alma al diablo para lograr el talento y el éxito. Algunas probablemente no sean más que estrategias de marketing promocional y otras tal vez sean una leyenda construída para recordar a un músico genial, que muchos no está dispuestos a admitir que sea un producto del talento humano. Pero en el caso del guitarrista de blues Robert Johnson parece que hubo algo más. 


Robert Johnson está catalogado como el mejor guitarrista del mundo y cantante de blues, y siempre que se le nombra también se recuerda su leyenda, que habla de un pacto con el diablo, que llevó a que a un músico sin talento a que de repente lo tuviera.

UNA VIDA PROBLEMÁTICA Y APARENTEMENTE SIN TALENTO

Robert LeRoy Johnson nació en 1911 en Hazlehurst, al sur del estado de Missisipi, nació fruto de una relación esporádica, y Robert tardó años en saber su verdadero apellido. Fue el undécimo hermano de una familia negra en una época y lugar muy complicados para alguien de color.
La música comenzó a atraerle a una edad temprana y comenzó a tocar el arpa y la armónica y a faltar a la escuela, y un problema de la vista fue excusa para que abandonara las clases definitivamente y se centrara en la música, en la que era mas bien mediocre, y en las mujeres, una pasión que le obligó a huir y a cambiar de nombre más de una vez ante maridos celosos.  En la adolescencia comenzó a tocar la guitarra con idéntico poco virtuosismo.
Pero en 1929 encontró la estabilidad junto a Virginia Travis, con la que se casó. Ella quedó embarazada y por primera vez aparecía la felicidad en su vida, pero en abril de 1930, Virginia murió en el parto junto al bebé. Ella tenía 16 años.
La vida de Robert dio un vuelco y refugió su tristeza en el blues, y comenzó a viajar siguiendo a los grandes del blues y tocando sin ningún éxito, hasta que decidió volver a su ciudad natal donde una viuda adinerada, Esther Lockwood,  le acogió y con ella tuvo un hijo.

REPENTINAMENTE COMIENZA LA PERFECCIÓN EN SU MÚSICA


Es en este periodo de tiempo cuando sus conocidos comienzan a sospechar , ya que Robert, que nunca había sido buen músico, comienza a tocar con una ejecución perfecta propia de admiración de grandes figuras de la época, que consideran que tocar así de repente no puede ser otra cosa que fruto de un pacto con el diablo.

La leyenda dice que  Robert Johnson vendió su alma al diablo en el cruce de la actual autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Missisipi), a cambio de tocar blues mejor que nadie.


Esperó en el cruce de caminos hasta medianoche, con la guitarra en la mano, hasta que el diablo se la devolvió, y las manos de Robert solo tenían que deslizarse por el mástil para interpretar el mejor blues de la historia.

Si clica aquí verá una escena de pacto. 

En el vudú haitiano Papa Legba o simplemente Legba es el protector del mundo espiritual, es el mediador entre el hombre y los "loa", que son los espíritus o dioses menores. Se encuentra en una encrucijada espiritual entre permitir (o denegar) el permiso para hablar con algunos espíritus.
Que gran tontería negar a Dios y al cielo por toda la eternidad por alguna cuestión efímera y tonta, y hoy día siguen habiendo tontos y tontas, que no sé que es lo que creen, si lo supiesen, nadie de esos, haría lo que hace.



Robert tocó por todo el sur de Estados Unidos. Nunca se quedaba en el mismo lugar, como si huyera constantemente. El público afirmaba que tenía algo mágico que cautivaba. Sorprendía al público con su música y su  guitarra que sonaba como si fueran dos, su voz que podía cambiar de formas, sus ojos fijos que miraban como poseídos, eran incapaces de quedarse en un solo lugar.

LETRAS MISTERIOSAS

La letra de las canciones trataban sobre desesperación religiosa y demonios interiores, y dos de sus mayores exitos hacían referencia a su supuesto pacto.

“Crossroad blues” habla de un cruce de caminos que muchos consideran como el lugar señalado para el pacto, y la letra de otro de sus éxitos, “Me and the devil blues”, dice: “Early in the morning, when you knock at my door, Early in the morning, when you knock at my door, I said Hello Satan, i believe it’s time to go”. (Temprano en la mañana, cuando golpeas a mi puerta, digo Hola Satán, creo que es tiempo de partir).

En uno de estos conciertos fue descubierto por un promotor musical, y entre noviembre de 1936 y junio de 1937, grabó 29 canciones, algunas con dos tomas, que junto con dos fotografías, son el único testimonio de su paso por este mundo. Este material, junto con alguna versión, compone los once Lp’s de su discografía y que la casa editaría poco a poco.

SE CONSTRUYE SU LEYENDA

Una anécdota es que Robert hizo las grabaciones con su guitarra Gibson medio destruida y de la que no se separaba jamás, y de cara a la pared. Los directivos del estudio corrieron el rumor que era para que no le vieran los ojos poseídos al cantar, aunque algunos músicos lo atribuyen a que la acústica así era mejor. Esto y el hecho de que  algunos conocidos le atribuyeran extraordinarias habilidades, como por ejemplo, tras una tarde de charla, con la radio de fondo y Robert sin prestar atención a la música, era capaz al día siguiente de reproducir cada canción por orden y nota por nota.

Su leyenda aumentaba a pasos agigantados, y la gente acudía en masa a vele, atraídos por su música y por el morbo de su personalidad, cada vez más esquiva que le llevaba a tocar en semipenumbra para que la gente no viera su manera de puntear la guitarra, o a desaparecer en medio de una actuación. Su vida iba frenéticamente de un lugar a otro. Buscaba a una mujer en cada ciudad, tocaba en un local y desaparecía, hasta que el 13 de agosto de 1938,  en Greenwood, Carolina del Sur, el diablo se cobró su supuesta deuda.

SU MUERTE TRÁGICA Y LA CONSOLIDACIÓN DE LA LEYENDA

Robert tuvo el error de seducir a la mujer del dueño del local donde tocaba esa noche, el “Three Forks” y le dieron una botella de whisky abierta. Antes de que Robert pudiera beber, un músico que le acompañaba se la quitó y la rompió advirtiéndole que nunca bebiera de una botella abierta,  pero Robert se enfadó y le trajeron otra botella también abierta de la que bebió.

En mitad del concierto, Robert dejó de cantar, dejó su guitarra a un lado y salió a la calle. Los tres días que siguieron estuvo delirando hasta que murió envenenado por la estricnina que contenía la botella de whisky el 16 de agosto, con 27 años, los mismos que extrañamente tenían al morir otras grandes leyendas de la música como Jim Morrison,  Jimmy Hendrix, Janis Joplin y Kurt Cobain.

En “Me and ther Devil blue”s,  pedía ser enterrado a un lado de la carretera: “You may bury my body Down the highway side”, pero existen tres tumbas que supuestamente contienen sus restos.
Leyenda, mito o realidad, o quizás algo de las tres, hicieron de Robert el mejor bluesman de la música y está entre los cinco mejores guitarristas de la historia, (algunos de los otros cuatro han hecho curiosamente versiones de sus canciones como Eric Clapton, o Keith Richards, de los Rolling Stones, tras escuchar a Robert Johnson por primera vez, enseguida quisieron saber quien era el otro guitarrista que le acompañaba. Richards no podía creer que fuese una sola persona el que tocaba.).
Cincuenta años después de su muerte, una reedición de todas sus grabaciones fue disco de oro y consiguió un premio Grammy.

15 dic. 2014

Sacerdote Exorcista Amando Sanz


Sacerdote Amando Sanz


Amando Sanz ha realizado exorcismos durante casi 30 años. Este exorcista madrileño ha visto cómo la fuerza de la oración y el perdón son más fuertes que el demonio y el odio: «No perdonar a los enemigos, guardar rencor u odio, conlleva perjuicios para la salud física y espiritual» Y asegura que «El diablo no es un idea; es un ángel rebelde, pervertido y mentiroso».


Es un sacerdote como todos los demás, salvo por ser uno de los pocos autorizados para realizar exorcismos. Sus prácticas son fieles a lo dicho por Jesucristo a los discípulos: «A los que crean les acompañarán estas señales: expulsarán demonios en mi nombre y hablarán leguas nuevas» (Marcos 16, 17).

-En el libro «Habla un exorcista», de Gabriele Amorth, dice que cada exorcista tiene sus experiencias irrepetibles. ¿Cuál es la suya?

-La liberación más notable que tuve fue en Nueva York. Allí bauticé y administré todos los sacramentos a un señor portorriqueño. Poco después alguien me dijo que este portorriqueño se quería suicidar porque tenía «líos» con el demonio. Me dijo que su hijo mayor enfermó a los dos años y ningún médico podía curarle, entonces acudió a un hechicero. El brujo le dijo que hablara con el demonio y que hiciera lo que le pidiera. Una noche de luna llena fue a un bosque y comenzó a invocar al demonio. Le entregó el alma y su hermano se curó. Pero ahora que se había convertido, el demonio le incitaba al suicidio. Yo hice una liberación, él se puso a temblar. Seguí impertérrito orando y seguía igual. Invoqué a Dios una cuarta vez y en ese momento se calmó, se hincó de rodillas, seguí rezando y el hombre se quedó muy contento.

-¿Cuál es el paso previo a cualquier exorcismo?

-Uno de los pasos importantes que pocos conocen es el valor del perdón, ya que no perdonar a los enemigos, guardar rencor u odio, conlleva perjuicios para la salud física y espiritual. Por no perdonar vienen muchas enfermedades físicas, psíquicas y del espíritu. En una ocasión en Madrid vino a verme una mujer a la que los psiquiatras, después de tratarla, determinaron que estaba endemoniada. Como tenía mucha fuerza, vino acompañada de varias personas, entre ellas su marido. Cuando comencé a rezar, ella se puso furiosa, y no la podíamos sujetar entre todos. Estaba revolcándose en el suelo, y yo seguía haciendo la liberación. Por fin se fue calmando y le pregunté si quería confesarse y se confesó. Después ella habló a todos: «Lo que más me ha ayudado a liberarme ha sido el haber podido perdonar a una persona a la que tenía mucho odio».

-La estrategia del demonio. ¿De qué formas ataca el demonio?

-Hay tres grados: posesión, obsesión y opresión. La posesión es francamente rara y ocurre cuando uno hace un trato con el diablo. La posesión es estar sometido al diablo incluso en la voluntad, es como un juguete en manos del demonio. La obsesión es más fuerte que la tentación, por ejemplo, la obsesión de suicidio. Lo que hace el diablo es alentarla. La opresión la puede tener cualquiera, incluso los santos, como el cura de Ars que tenía muchas opresiones diabólicas. San Antonio Abad en el desierto también las tenía.

-¿Por qué cree que la gente recurre más a los tarotistas y a los hechiceros que a la Iglesia?

-La fe se va extinguiendo en varios sectores. Muchas veces cuando voy en Metro me dan papeles con direcciones de brujos y hechiceros que prometen el oro y el moro. Dicen que pueden hacer resucitar el amor en el matrimonio, quitar maleficios, enfermedades. Éste es el demonio que tiene envidia de Dios y quiere imitar lo que hace Dios. Jesús predicó sanando a los enfermos. Si hoy hay pocos signos o señales es por la falta de fe. Entonces la gente, como no ve la solución en la Iglesia, se va a los grupos y hechiceros. Lo que más hago ahora es quitar maleficios. Conozco un caso en Gran Canaria de un matrimonio que fue a un espiritista porque no recibió ayuda de la Iglesia, ya que hay sacerdotes que no creen en esto.

-¿Hacer exorcismos también es bueno para usted? 
 
-Sí, ya que ayudar al prójimo es una de las cosas que más gozo me da, ya sea confesando, haciendo un exorcismo. De todos modos sólo soy un instrumento, todo lo hace Dios. Básicamente lo que motiva es ayudar al prójimo. Soy sólo un instrumento, todo lo hace Dios, pero me da un gozo tremendo.

-¿Qué es la oración en lenguas que muchos exorcistas y usted utilizan?

-La oración en lenguas es un don del Espíritu Santo del cual habla San Pablo en la primera carta a los Corintios. Es un don que venía a los cristianos cuando se bautizaban y recibían el Espíritu Santo por la confirmación, porque la ceremonia era seguida una después de otra. Santa Teresa lo llamaba «la jerigonza». En Pamplona yo estaba una vez orando en lenguas y un chico que tocaba la guitarra en un retiro me dijo: «Padre, cuando estaba usted orando en lenguas, yo escuché en español lo que usted estaba diciendo». En la Iglesia no es tan común el don de lenguas. Esto lo ha traído el Espíritu Santo en la Renovación Carismática desde hace 30 años. Es un don de Dios que se había extinguido en la Iglesia, así como algunos otros por la herejía de los Novacianos. Eran unos exagerados que no pedían para nada permiso, ya que lo que importaba era estar inspirados por Dios. Se cometieron muchos abusos, y entonces la Iglesia comenzó a recortar estos carismas: el carisma de profecía, de lengua, de palabra de conocimiento, por los abusos que se cometieron. Ahora el Espíritu Santo ha vuelto a darlos a la Iglesia, a resucitarlos, a renovarlos.

-El diablo maneja la ouija. ¿La ouija es una práctica demoníaca?

-Totalmente. Una persona que hacía la ouija estaba muy impresionada. Ella no quería ir pero su novio la obligaba. La última vez fue, pero se quedó de pie en una esquina de la habitación. Vio que a uno de los que estaban sentados se le transformaba la cara en diablo «con cuernos y todo», y que se dirigía a ella y le decía «tu padre tiene un tumor gravísimo en el cerebro». Finalmente se comprobó que era cierto y el padre murió. La chica vino a verme para que orara por ella y la ayudara. Está claro que la ouija la maneja el diablo.

-¿El diablo lo ataca por ir contra él?

-Supongo que al diablo no le gusta lo que yo hago, pero como yo siempre me protejo y le pido ayuda a Dios, no lo noto. Creo que el diablo me atacará de mil maneras, pero si digo misa y recibo al Señor todo los días, escucho su palabra, estoy archidefendido de todos los males.

-¿Es verdad que antes se decía un exorcismo después de cada misa?

-Sí, pero se quitó después del Concilio Vaticano II. Se decían dos oraciones: una a la Virgen y otra a San Miguel Arcángel. Todo surgió a raíz de una visión que tuvo el pontífice León XIII durante una misa. En ese momento se levantó y escribió esta oración que mandó a todos los obispos diocesanos del mundo. León XIII experimentó la visión de los espíritus infernales que se concentraban sobre Roma.

-¿Cómo definiría usted al demonio?

-Muchos no creen en el diablo, le llaman fuerzas negativas. Sin embargo el diablo es un ser personal pervertido y mentiroso, se opuso a Dios. El mal no es una abstracción, sino que designa a una persona. El diablo es aquél que «se atraviesa» en el designio de Dios y su obra de salvación cumplida en Cristo.

9 dic. 2014

Sueños sobrenaturales


Discernir que sueños debemos escuchar y cuales descartar por ser una filtración de la oscuridad.

Sobre las cosas que soñamos en la noche.
Como sabemos a partir de las Escrituras, hay una dimensión sobrenatural en los sueños. No cada uno de ellos es una revelación.  No cada visión en las noches tiene garantizado el recuerdo.
Durante el sueño, es como si nuestros espíritus dejan nuestros cuerpos y se toma un descanso en un reino que no podemos interpretar en términos físicos. A menudo – muy a menudo – los sueños están en el subconsciente liberando tensiones, actualizando nuestras emociones, refrescando la mente.

Pero hay aspectos sobrenaturales: Dios nos puede advertir e instruir a través de los sueños, y también es aleccionador que el lado oscuro – los demonios – también nos influyen en nuestro sueño. O sea que de hecho es un campo de batalla.

¿Cuánto tenemos que estar preocupados por los espíritus jugando con nosotros o acosándonos por la noche?

Si le preguntas a la escritora Alisha Anderson (Spiritual Warfare During Your Sleep: Dealing With Dream Invaders, a general Christian book; Guerra Espiritual Durante su sueño: Lidiando con los Invasores de su Sueño, un libro cristiano general), la respuesta es: mucho.

Por la noche, dice, espíritus plantan semillas y manipulan. Por lo tanto, insta a todos a orar específicamente antes de dormir para que ningún mal entre para sembrar cizaña (malezas).
La ansiedad, el miedo, la lujuria, y otras emociones a menudo se avivan en la oscuridad de la noche (sobre todo, por razones particulares, alrededor de la tres am). Es difícil descartarlos, cuando todos hemos tenido sueños terroríficos y algunos incluso han experimentado “terrores nocturnos” y parálisis.

No tiene por qué ser así. Cada noche antes de ir a la cama debemos pedir a Jesús, debemos pedir a la Santísima Virgen, debemos pedir a nuestros ángeles de la guarda vigilar lo que entra en nuestra mente. Y cuando despertamos, podemos declarar,

“Que cada sueño negativo que tuvimos durante toda la noche sea neutralizado por la Sangre de Jesús, en el nombre de Jesús. Que cada estrategia organizada por el mundo demoníaco contra mi vida se vuelva inútil, en el Nombre de Jesús. Amén”.

Esta es una revocación espiritual pesada, pero alguien tiene que hacerle frente. La teología mística es rica en ejemplos de este tipo de situaciones.

“Yo reclamo todas las cosas buenas que Dios me ha revelado a través de sueños”, es otra oración. “Rechazo todos los sueños malos y satánicos en el Nombre de Jesús”.

¡Un día vamos a entender todo esto! Por ahora: protección. Limpieza. Pureza.
¿Significa esto que debemos interpretar nuestros sueños?

Aquí llegamos al territorio delicado. La respuesta corta: no hay persona o recurso que le pueda dar una respuesta a las imágenes o situaciones en sus sueños. No hay una gran “clave” para los símbolos. Como se ha dicho, algunos son sólo regurgitación subconsciente (o por lo menos, de fragmentos que se conservan de una manera que no son coherentes). No se moleste con libros que dicen que le pueden decir tales cosas, ni visitar a personas que interpretan con autoridad sus sueños (aquí es donde hacemos entrar el ocultismo).

Sin duda, si soñamos con un tornado, esto evoca una sensación de agitación. Tal vez hay turbulencias. Si lloramos, algo nos está poniendo tristes. Hay sueños – no muchos, pero en ocasiones – que son precognitivos. Si tenemos dificultades para subir una montaña en un sueño – así, el enemigo puede estando introduciendo luchas o simplemente podría estar luchando contra algo. Por supuesto, el sueño de un atasco de tráfico podría significar un obstáculo, una frustración, una desaceleración de los avances. Podemos experimentar un sueño de angustia. (¿Quién no ha soñado con volver a tomar los exámenes de la escuela secundaria o la universidad?)
Pero:

“Usted tiene que permitir que Dios le de la interpretación”, dice esta autora. “Cuando los sueños son interpretados para usted, también usted debe recibir una confirmación por parte de Dios. Todos tenemos sueños en la noche (a veces similares), pero el sueño de cada persona tiene su propio significado”.

El sueño de montar un caballo de una persona puede significar algo completamente diferente del sueño de otra – si hay un significado en él para empezar.
Sueños recurrentes son son situaciones en las que deberíamos orar. Estos pueden ser más elocuentes.
En cuanto a la guerra:

“Al desarrollar el hábito de la cancelación de los sueños negativos o demoníacos usted experimentará más avance en su vida”, afirma. “Usted se enterará de que usted estaba siempre al borde de un gran avance, pero el enemigo se lo estaba robando antes de la manifestación”.

¿Qué pasa cuando usted sueña con difuntos?

Cualquier sueño puede ser una llamada de esa persona para la oración. A veces, se trata de la comunicación desde el otro lado. No hay duda sobre ello.
Pero tenga cuidado.

“Mucha gente tiene sueños en los que espíritus familiares le influyen durante el sueño, proporcionándoles información falsa”, dice esta escritora, quien es oriunda de Orlando, Florida.
“Ellos pueden mostrar a sus enemigos como su amigos y sus amigos como enemigos. Estos espíritus siguen de cerca e informan al reino de las tinieblas. Ore y pídale a Dios para hacerle saber el encargo que tienen contra usted”.

Si usted detecta que un sueño vino del enemigo, y que por tanto Dios lo dejó pasar, como por ejemplo una amenaza de que no podrá hacer esto o aquello, debe hacer lo contrario a lo que lo amenazan, porque el enemigo quiere trancarle la vida, destruirle.

Nota del administrador: nada de lo que soñemos debe quitarnos la paz, debemos confiar en Dios y seguir adelante, sin cambiar nuestros planes, siempre estamos en las manos amorosas de Dios.
 
Ellos plantan semillas. Malas hierbas. Abren las puertas. Estas puertas deben estar cerradas. ¡Un rosario antes de dormir es muy útil!

En cosas profundas, vaya a María. Clame por todas cosas buenas. Reprima el mal (en el Nombre de Jesús). Y sueñe con él.

6 dic. 2014

Sobre los malefícios (II)

Lo que díce el padre Fortea.

Consejos prácticos.
Con el crecimiento del lado oscuro en el mundo, nos enfrentamos cada vez más a maldiciones, o sea a operaciones de maldición sobre nuestra persona, sobre nuestras familias y amigos, sobre lo que poseemos.
Los exorcistas y los expertos en Liberación ofrecen una serie de consejos para evitar y contrarrestar las maldiciones que nos llegan.

¿QUÉ ES UNA MALDICIÓN?

Según el exorcista de España, el P. José Fortea,

Una maldición es una acción que se hace para dañar a otro con la ayuda de demonios. Hay maldiciones específicas para matar, para causar que uno sea poseído, para que las cosas vayan mal en los negocios, y para hacer que alguien se enferme, etc… Las maldiciones son eficaces sólo si Dios permite que tengan efecto. Cuanto más se reza más se estará protegido contra estas cosas“.

La maldición es muy simplemente la ausencia de Dios o de la corrupción de la creación.

“La corrupción de la procreación” define una maldición en su forma simple más operativa. Las Maldiciones son la ausencia de Dios. En la medida en que Dios está ausente es igual a la aflicción de la maldición. (Papa León XIII Institute).

¿SON LAS MALDICIONES REALMENTE EFICACES?

El P. Fortea explica:

… Lo primero que hay que decir es que quien hace la maldición-, así como la persona que pudo haber pedido que la maldición se haga – serán los primeros afectados por lo demoníaca. Sin lugar a dudas, ellos sufren algún tipo de influencia demoníaca, posesión, o enfermedad. El mal que desean sobrevendrá de nuevo a ellos. Un demonio nunca se invoca en vano. 

¿Pero es una maldición eficaz contra la persona a quien va dirigido? Esto depende de la voluntad de Dios. Es decir, es lo misma que con los accidentes, enfermedades o males. Durante nuestro tiempo en la tierra, Dios nos permite experimentar el bien y el mal, porque esta vida es un período de prueba, de purificación. Por supuesto, la persona que ora y vive en gracia de Dios está protegida. Mientras más uno reza y vive una vida espiritual, más se encuentra protegido (el padre Fortea, Entrevista con un exorcista).

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA CONTRARRESTAR UNA MALDICIÓN?

Fortea aconseja:

Si una persona está realmente bajo una maldición, la única forma de eliminarla es hacer justo lo contrario. Es decir, si una persona ha invocado un demonio para hacer el mal, entonces uno tiene que invocar a Dios para protegerla, ayudarla y bendecirla. El bien siempre es más fuerte que el mal.

El consejo de Fortea se hace eco de la enseñanza de Cristo,

“Pero a vosotros los que oís digo Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que les odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan”, (Lucas 6, 27-28).

El Señor nos ha dado la oportunidad de bendecir o maldecir por el poder de nuestra lengua, así que la vigilancia es necesaria.

El P. Fortea sugiere que sus feligreses utilicen las siguientes armas muy eficaces si se cree que es víctima de una maldición. Uno no puede ir mal con ellas.

Rezar el Rosario
Leer la Biblia
Hablar con Dios cada día
Asistir a misa con frecuencia, incluso a diario
Colocar un crucifijo bendecido y una imagen de la Santísima Virgen en la casa de uno.
Hacer la señal de la cruz con agua bendita todos los días.
Eliminar objetos maldecidos

La mayoría de los exorcistas están de acuerdo en que los objetos pueden ser maldecidos por algún trabajo de magia, vudú, ritos satánicos o brujería. Los objetos malditos a veces sin saberlo, se ingieren o pueden estar con la persona causando daño a través del tacto o por mantener el objeto maldito en el hogar. Los objetos malditos deben ser encontrados y destruidos, y por lo tanto la maldición se rompe.

Una cosa es dejar de comprar artefactos procedentes de países donde el vudú y la brujería son rampantes.

PROTECCIÓN ESPIRITUAL

Es importante subrayar que la vida sacramental es la protección más potente y que Dios no quiere que tengamos miedo sino que seamos sólo vigilantes, prudentes y sabios sobre la batalla espiritual. 

La carta de Pablo a los Efesios nos instruye a “ponerse al armadura de Dios” y luego confiar. En verdad, el diablo teme al cristiano que conocen su identidad en Cristo, y están llenos de su Espíritu.

El Espíritu Santo viene en nuestra ayuda y nos hace espiritualmente sensibles para discernir nuestra circunstancia espiritual y cómo protegerse o ser liberados. Dios ha dado a la Iglesia toda provisión para la guerra espiritual.
Un exorcista de Roma enseña:

“Incluso la posesión demoníaca puede convertirse en una escuela de santidad, no sólo para el alma atormentada, sino también para los amigos, que rezan, sufren y se sacrifican por la curación y la familia”.

Muchas veces Dios nos está enseñando cómo proclamar su victoria en medio de la oscuridad. Dios saca el bien de situaciones malas, pero pide nuestra cooperación en la fe, la esperanza y el amor. Él nos enseña a rezar su bendición unos sobre los otros.
Post anterior: Sobre los malefícios.

3 dic. 2014

Exorcista de Cali COLOMBIA

El religioso que lucha contra los demonios en Cali.


Rafael Morales es el único sacerdote autorizado por la archidiócesis para realizar exorcismos.

Son las 8 de la noche y monseñor Rafael Morales baja las escaleras de su parroquia, la iglesia San Francisco, en el centro de Cali, tras escuchar insistentes golpes en la puerta. El llamado es de dos angustiados padres de familia que requieren con urgencia al religioso para que sane a su hijo. “Ayúdenos, padre; está poseído”, dicen.

Ellos saben que él es el único sacerdote católico avalado por la Arquidiócesis de Cali para realizar el rito de expulsar demonios, lo que normalmente se conoce como un exorcismo.

En medio del silencio de la parroquia, monseñor camina hacia la capilla, un lugar lleno de crucifijos, con paredes blancas y un Cristo en el centro del salón, y mientras los padres sujetan con fuerza al niño –en ese momento inconsciente– señala una cruz, posa su mano sobre la cabeza del pequeño y ora, tal y como lo hizo la primera vez, cuando aún dudaba de la existencia de fuerzas oscuras. Así logra sanarlo.

Todo comenzó en 1978, época en la que se evidenciaron repetidos casos de posesiones malignas alrededor del mundo. En respuesta al fenómeno creciente, el propio Vaticano, en cabeza del papa Juan Pablo II, ordenó que cada Arquidiócesis del planeta debía asumir la responsabilidad de designar un sacerdote capaz de enfrentarse a esas fuerzas. Morales fue el escogido en la capital vallecaucana.
El sacerdote nació en Trujillo (Valle) en 1929 y desde pequeño tuvo la influencia de la religión por parte de su madre. “A mi mamá le gustaba mucho la prédica de los seminaristas y me llevaba a verlos. A mí me empezó a gustar”, recuerda.

Años más tarde, en 1946, ingresó al seminario en Bogotá y cuatro años después regresó a su tierra, donde tuvo la experiencia que marcó su rumbo para siempre. “Viví un momento duro, al estilo de los antiguos caballeros. Fui poseído por muchos demonios a la vez. Para vencerlos pasé siete días en oración y en ayuno, y Dios me enseñó a luchar. Al final los expulsé –cuenta–. En una revelación vi que se fueron muy lejos, como si se tratara de unos murciélagos. Lo único que recuerdo con claridad es el sabor a ceniza y pescado que me quedó en la boca”.

Fue así como, en 1976, monseñor Morales descubrió sus capacidades para practicar exorcismos. “No cualquiera puede desempeñar esa tarea. Para expulsar demonios se requiere de la gracia de Dios, de fe, de un llamado divino y una preparación dirigida. También permanecer en oración”, dice.

Solo en una ocasión sintió que los demonios intentaron regresar a su cuerpo. Ocurrió hace dos años, cuando tenía la intención de irse a dormir. Aquel día tuvo una presión en el pecho y antes de subir las escaleras, rumbo a su habitación, una fuerza extraña le impidió avanzar durante 20 minutos. La sensación finalmente desapareció, pero no logró recobrar la tranquilidad en toda la noche.


Nació en Trujillo (Valle) en 1929. En 1946, ingresó al seminario en Bogotá. Foto: Juan B. Díaz/EL TIEMPO.
La primera liberación

Fue en 1977, en Trujillo, cuando el sacerdote afrontó su primera prueba de fuego, tras asumir el rol ordenado desde el Vaticano. Una mujer a punto de morir era la víctima.

Los familiares de ella aseguraban que “una bruja le había puesto un sapo en el estómago”. Monseñor acercó su mano al abdomen de la señora y un sudor frío empezó a recorrer su espalda. “Sentí un movimiento extraño, como si dentro de ese estómago tuviera el corazón”, afirma. Entonces oró y luego de cuatro horas el exorcismo concluyó con éxito.

En referencia a rituales como este, el religioso explica que después de que un espíritu es expulsado, la víctima cae al suelo y empieza a vomitar y a gritar. “Es necesario sujetarlos muy fuerte, pues con mi edad es muy difícil hacerlo solo; por eso necesito siempre la ayuda de los familiares”, advierte, y hace referencia a una ocasión en la que una mujer perdió la vida, durante una sesión en Guapi (Cauca), porque se golpeó la cabeza.

Y contrario a lo que muchos creen, no todas las posesiones involucran lenguas en latín, cambio en el tono de la voz o la fuerza descomunal de los afectados. De hecho, Monseñor Morales asegura que ese tipo de casos se presentan muy poco y que hace tres años no afronta uno así. “Los demonios también entran en el hombre en forma de vicios y enfermedades”, anota.

Es tal el reconocimiento del prelado que a diario decenas de personas lo visitan para que les ayude con alguna dolencia del alma o para que les borre del todo la idea de quitarse la vida. Muchos resultan ser paranoicos y otros, terminada la oración, caen al suelo y se retuercen.

El religioso concluye diciendo que Cali es una ciudad en donde se practica la brujería, la lectura de las cartas, el satanismo y la santería: “Quien se mueva en esos asuntos es presa fácil de fuerzas misteriosas”, aseguró.

A continuación, se puede ver un exorcismo real practicado en Medjugore, Europa, lugar de apariciones de la Virgen María, y donde saltan los demonios sin poder evitarlo.