2 ago. 2014

Exorcista de Indiana, EEUU

Sacerdote exorcista dijo que está viendo nuevos tipos de posesiones que antes no veía 

Las posesiones no son como las pinta Hollywood.

Un sacerdote católico, compartiendo sus experiencias sobre exorcismos y los enfrentamientos con la realidad del mal en el campus de la Universidad de Illinois, dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.

Las cosas que suceden en los exorcismos en que él ha participado no son como los de las películas dice, pero últimamente se está encontrando con fenómenos más extraños.

SU TRABAJO COMO EXORCISTA

El reverendo Vincent Lampert, pastor de la Iglesia católica de San Francisco y Santa Clara en Greenwood, Indiana, es uno de las aproximadamente 50 exorcistas en los Estados Unidos. Fue entrenado como exorcista en el Vaticano.
Lampert, de 50 años, que recibe alrededor de 10 llamadas o correos electrónicos a la semana preguntando sobre exorcismo, dijo que éstos siguen siendo relevantes en los tiempos modernos.
“El objetivo de un exorcista es ayudar a la gente ver el rostro de Dios en sus vidas”, dijo.
Dijo que más de la mitad de las personas que entran en contacto con él acerca de cómo obtener un exorcismo no son católicos.
Lampert dijo que cada obispo está autorizado para realizar el rito de exorcismo y puede otorgar a los sacerdotes la autoridad para llevar a cabo el rito.
Y añadió Lampert que pedía a su arzobispo en Indianapolis, que antes de realizar un exorcismos, el arzobispo rezara por él y la persona que recibe el rito.

LAS DIFERENCIAS CON HOLLYWOOD

Durante el rito del exorcismo, Lampert ordena al demonio se aparte de la víctima.
A diferencia de exorcistas retratados en películas como “El Exorcista” o “The Rite”, dijo Lampert, que él no lleva a cabo exorcismos de personas poseídas en casas abandonadas en la medianoche, sino que a menudo lo lleva a cabo en una capilla, y que no ha visto las cabezas de las personas poseídas dando vueltas o vomitando sustancias verdes.
“Y los demonios no saltan de un cuerpo a otro como se ve en las películas”, dijo.
Sin embargo, quienes participaron en el exorcismo real que dio lugar a la película “El Exorcista”, se encontraron con fenómenos que Lampert dice que no ha encontrado o que recién ahora ve, ver aquí y aquí.
Cuando se llevan a cabo exorcismos, dijo, se convoca al poder de Dios para que llame al espíritu malo para que deje el cuerpo de la persona poseída.

ALGO NUEVO QUE ESTÁ VIENDO

El exorcista del Vaticano dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.
Él describió la realización del rito en una mujer con una voz profunda que dijo estar poseída por el demonio Leviatán, quien exhibió un comportamiento animal, incluyendo aullidos y gruñidos.
“Ella se abalanzó sobre mí como un perro salvaje”, dijo.
Cuando Lampert completó el exorcismo, la voz de la mujer cambió de grave a aguda mientras recitaba las palabras: “Dios te salve María, llena eres de gracia”.
“La mujer cambiaba frente a mí más rápido de lo que podía chasquear los dedos, dijo.
Dijo que una vez vio a una mujer poseída sacudirse violentamente antes de que comenzara a levitar unos 4 o 5 centímetros por encima de una silla durante un exorcismo.
“El diablo, el padre de todas las mentiras, utiliza el ilusionismo o el engaño”, dijo.
Lampert dijo que también ha visto a la gente hablar y comprender idiomas que no habían conocido anteriormente.
Una persona poseída, le arrancó la estola que el sacerdote llevaba en su cuello y la pisoteó, presentando lo que Lampert describió como “una fuerza sobrehumana”.
Y otra persona experimentó lo que Lampert llama percepción elevada: conocer información no conocida previamente.

DISCERNIMIENTO DE LA POSESIÓN DE LA ENFERMEDAD

Aunque algunas personas creen que los exorcismos son reliquias de la época medieval. Lampert dijo que la Iglesia Católica sigue creyendo que el mal existe. El Rito de exorcismo revisado de la iglesia entró en vigor, dijo, en 1999, en sustitución de un texto que había estado en uso desde 1614.
“El tema principal del Nuevo Testamento es el choque entre el reino de Dios y el reino del mal”, dijo.
Lampert añadió que la mayoría de las personas que experimentan una crisis espiritual no están siendo poseídas por un demonio.
Dijo que muchas de las condiciones físicas o mentales, como la epilepsia, el síndrome de Tourette y la esquizofrenia, pueden imitar los síntomas de posesiones demoníacas.
Y él siempre exige que la víctima tenga una evaluación con un profesional de salud mental, y luego se reúne con el profesional acerca de si en él o en ella hay una causa médica o si pasa algo que no se puede explicar, antes de proceder. Dijo que el objetivo general es dar a la persona la ayuda que él o ella realmente necesita.
“La psicología y la religión no deben estar en contradicción entre sí debido a que el objetivo general es proporcionar ayuda a la persona”, dijo.

No hay comentarios: