29 ago. 2014

Un niño poseso


El caso de Rubén

El Padre Padre José Antonio Fortea desde Madrid, España, narra esta experiencia en su libro “Exorcística"

Aunque no es único, el caso de este niño español de 11 años nos da una lección para la vida en la noche de octubre 31, fecha cuando se celebra el Halloween, su escuela pidió a los niños y a sus padres adquirir un disfraz para tal ocasión. Rubén y su padre fueron a la tienda especializada y escogieron un disfraz horrible, una calavera con un machete y una bola de la que surgía sangre.

La madre expresó su desagrado por “lo excesivamente sangriento que era”, pero lo dejaron así y el chico lo usó esa noche.

Al regresar a casa el chico notó que una sombra con figura humana se le acercaba. Dos o tres días más tarde comenzaron sus pesadillas, temblores y mucho miedo. Para llevarlo al comedor tenían que cubrirle la cabeza con una manta pues veía con terror en el pasillo personas que lo querían agredir, lo insultaban y amenazaban. En sus sueños un hombre lo perseguía para matarlo.

Durante cinco meses el comportamiento del niño empeoraba, amenazaba a la familia e intentaba matarse. Algunas veces su voz se extinguía y sólo podía susurrar.

Otras veces no podía pasar alimento ni líquidos por su garganta. En este punto los padres lo llevan al médico y éste los remite al psiquiatra. Lo diagnostican con cuadro de alteración de conducta de inicio brusco.

Después de año y medio de tratamiento el niño no mejora. Ni terapia ni medicamento dió resultado, al final lo mantenían dormido. Pasa año y medio, los médicos declaran su impotencia para curarlo y le aconsejan a sus padres enviarlo de nuevo a la escuela.

 La escuela, no lo aceptó. Pero a petición de la Junta de Profesores el ministerio de Educación aceptó enviarle un profesor a su casa

UNA ESPERANZA: Aunque los padres no eran practicantes de la religión y además tenían muchos prejuicios contrarios a la Iglesia y a los sacerdotes, decidieron ir a consultar a su parroquia.

El párroco los remitió a la parroquia del Padre Exorcista José Antonio Fortea en Madrid, España y allí discutieron con él los hechos, síntomas, acciones tomadas, diagnósticos médicos y opiniones de la familia. El Padre Fortea aceptó tratarlo.

Exorcismo y liberacion: Al llegar los padres con el niño en el auto a la iglesia, el niño no pudo andar ni hablar, el padre lo cargó a cuestas y lo llevó a la capilla de la cripta donde hacían las oraciones. Allí el comportamiento de ese niñito frágil, cambió radicalmente y con voz de adulto áspera y grosera empezó a proferir insultos soeces, a escupir al sacerdote, a burlarse, desarrolló una tremenda fuerza. Se le hizo un exorcismo inicial seguido por varios más.

Después de cuatro meses, el P. Fortea invocando la asistencia del Arcángel San Miguel y el Amor y Misericordia de Dios, logró la expulsión del demonio y Rubén quedó en paz. Los padres del chico se abrazaron y lloraron. La pesadilla se había acabado. Sobra decir que su fe se ha fortalecido y han vuelto a la casa de Dios.

23 ago. 2014

Entrevista al padre Fortea


Pregunta. Ha publicado Memorias de un exorcista. ¿Tanto demonio ha visto?

Respuesta. No, no he visto tanto demonio. Pero llevaba unos cuadernos de anécdotas desde mi primera parroquia y se les ha dado forma unitaria a través de mi vida.
P. Porque su biografía se entremezcla con la existencia del Maligno.
R. Sí. Mi existencia es la mezcla de la vida parroquial, la lucha contra los poderes de las tinieblas y mi afición por los libros.
P. ¿Es el número uno de los sacadiablos españoles?
R. La fama no tiene que ver con la realidad. El mejor exorcista será el que tenga más amor, más paciencia, más vida ascética.
P. En España son sólo cinco. Con la cantidad de demonios que nos rodean. (Esta entrevista es del año 2009, actualmente hay varios exorcistas mas trabajando en España).
R. Tampoco hay trabajo para todo el día con los demonios de nuestra especialidad. Para los otros hay ya muchas profesiones.
P. Ventaja: si no se cree en nada, el diablo no vende una escoba.
R. Cualquier ser humano puede quedar poseído si se pone en peligro haciendo espiritismo, magia, santería, conjuros, o invocando espíritus de la oscuridad. De cualquier religión. Incluso los que no creen.
P. Cuenta que tuvo un caso de una niña no bautizada y poseída, que habló en perfecto latín.
R. Yo le hablé en latín y ella lo tradujo al cien por cien.
P. Dígame algo en latín, a ver si me entero.
R. ¿Quousque tamdem abutere Catilina patientia nostra?
P. Témase lo peor: ¿Hasta cuándo vas a abusar de nuestra paciencia, Catilina?
R. Lo sabía. Está usted posesa.
P. Triunfa en México, Costa Rica, Colombia. ¿El Maligno se explaya en el Caribe y aledaños?
R. No. No hay lugares geográficos más propensos. Donde más se le invoca es donde más personas sufren fenómenos extraordinarios.
P. ¿En el Vaticano hay algún demonio fijo, de plantilla?
R. En el Vaticano hay, como en todas partes, gente con virtudes y gente con defectos. Gente buena, otra regular y alguno suelto habrá que sea malo, claro.
P. ¿Y a usted, Satanás personalmente, nada de nada?
R. Yo en eso tengo mucha suerte. No me pasan cosas raras.
P. Dice el arzobispo vaticano Angelo Amato que en España hay estadolatría, que somos lo peor. ¿Se pasa?
R. Las palabras de monseñor Amato las veo ajustadas. Aquí se usan todos los recursos para atacar a la Iglesia cuando gobierna el PSOE.
P. ¿Cree que Zapatero tiene dentro alguna entidad maligna?
R. Entidad maligna, no. Pero no es neutral. Trata muy mal a la Iglesia.
P. ¿Y Rajoy? ¿Es un diablillo?
R. No. Pero estoy convencido de que, dentro de muy poco, para alguien que crea en el Evangelio dará lo mismo votar al PP que al PSOE. La política es una verdadera porquería. Lo que interesa es engañar a la población.
P. ¿En la Conferencia Episcopal hay alguien necesitado de un exorcismo?
R. Absolutamente no.
P. ¿Los ha mirado bien?
R. Absolutamente no.
P. ¿Qué es lo que produce mayor contrariedad al Maligno?
R. Cada demonio tiene su psicología. Y durante el proceso de expulsión uno va viendo cómo reacciona.
P. O sea, que usted tiene muy calado al Maligno.
R. Bueno, podríamos decir que sí. Bastante calado.
P. Es usted de Barbastro, como Escrivá de Balaguer. Ahora lo entiendo todo.
R. [Carcajada] No me imaginé que para el mundo exterior esto imprimiera tanto carácter. Sí, soy barbastrense, pero no soy del Opus Dei.
P. Si tuviera que elegir, ¿mejor el mundo, el demonio o la carne?
R. Le aseguro que ninguna de las tres cosas sacia al ser humano. El demonio es el mal. El mundo está muy sobredimensionado.
P. ¿Y la carne?
R. La carne, sólo vivir para el sexo... Hasta los placeres culturales y espirituales suelen ser un placer más agradable.
P. Me pregunto si en la piscina que tiene abajo ve muchas diablas en verano.
R. No. Además, yo me baño justo antes de la hora de la comida, que no hay nadie. No, no veo nada.
P. ¿Se ha planteado que, a lo mejor, el diablo es usted?
R. Tengo una razonable seguridad de que no lo soy. No me veo ni como un san Francisco de Asís ni como un demonio. Estoy en un término medio.
P. Una vez dijo que era del Rayo Vaticano. ¿Cree que su equipo gana muchas ligas?
R. El permanecer ya es una victoria.
Fuente: Diario El País,
domingo, 1 de febrero de 2009

20 ago. 2014

Exorcista de México


Es exorcista porque ha realizado actos de exorcismo, pero aclara con énfasis, “no he sido nombrado exorcista, para eso se requiere un nombramiento del obispo, y el cardenal de Guadalajara ha decidido que no hace falta hacer el nombramiento de uno”, no obstante sus experiencias con el demonio, Satanás, Luzbel, Belcebú el Diablo o el Demonio, nuestro entrevistado de la semana, el sacerdote J. Jesús Ceja Álvarez, agrega: “el demonio tiene muchos títulos, ‘Príncipe del Mundo’ lo llamó Cristo, entendiendo como mundo, lo que es material, las tentaciones”.

El padre Álvarez conoce de primera mano el trabajo del demonio, sabe cómo actúa, en quiénes puede actuar y de quienes se puede apoderar Satanás, sobre todo de personas buenas e inocentes. Entrevistado después de dos días de un retiro espiritual que encabezó con decenas de fieles en la iglesia Providencia de Dios, el sacerdote lamenta que “el mundo actual no sea favorable para la fe y esto se ve en la división de familias y de matrimonios”.

El sacerdote michoacano, autor de ocho libros sobre la fe y la espiritualidad de los cristianos, coincide en que la guerra de los cristeros, de 1926 a 1929 en la que murieron miles de mexicanos defendiendo su fe católica, sembró sangre mártir en los campos de los estados de Michoacán y Jalisco por lo cual es de donde más sacerdotes han surgido en las últimas décadas.

Las fuerzas del mal, que –nos señala- son reales y evidentes, es tema que ha ocupado al Padre Jesús desde iniciada su vida sacerdotal y nos declara cómo la Biblia cita la existencia del demonio en el Antiguo y en el Nuevo Testamento. “De que el demonio existe es indudable, las Sagradas Escrituras lo señalan en múltiples ocasiones” y cita: “San Pablo lo menciona en la carta a los efesios, Capítulo Seis ‘sé que vuestra lucha no es contra los seres de carne y hueso sino contra el demonio’”. San Pedro nos dice que ‘debemos estar alertas porque el enemigo, el diablo, ronda constantemente buscando a quién matar’”.

Preguntamos ¿Por qué no se habla del demonio en los sermones dominicales?. “Puede ser una omisión que en un momento se podría explicar o justificar porque la prédica debe poner como ejemplo el amor de Jesucristo. Sin embargo, el Papa Benedicto XVI ha lamentado que no se trate convenientemente y que de este tema se hable muy poco, puesto que es importante señalar a los fieles los peligros que le acechan. Advirtiendo, para que no caigan en las tentaciones del mal”.
Además de las Sagradas Escrituras se sabe de la experiencia en las vidas de los santos que lucharon literalmente a brazo partido. “Ellos han experimentado enfrentamientos contra el Espíritu Maligno, como el Santo Cura de Ars, al grado de que el Demonio le quemaba su ropa y le tiraba al suelo su comida. Otro santo que da testimonio, es San Pío de Pietrachina quien mostraba las heridas tras sus luchas cuerpo a cuerpo. Sólo eso puede ser suficiente para probar de que sí existe Satanás y que tenemos que luchar contra el mal”.

Datos sobre la existencia del demonio y del infierno, no sólo son bíblicos sino también históricos, según nos cuenta el sacerdote en forma abundante: “la Santa Virgen de Fátima, permitió a los pastorcitos ver el infierno y como caían a las llamas muchas personas, momento a momento”.
“Sólo la Iglesia Católica cuenta con exorcistas, debido a su experiencia en el tema, no por nada “es la portadora de los deberes de liberar al hombre del mal.”. Más adelante agrega que “exorcitar es la liberación de una persona de las fuerzas del mal”.

Si como se ha dicho, Dios es amor y es todopoderoso, ¿por qué permite la existencia del Demonio? ¿Por qué existe el infierno?. “Se debe de descartar que Dios es el que castiga. Al infierno se va uno por sus pecados y se gana el premio del castigo. Dios es poderoso pero respeta ciegamente la libertad que le dio al hombre”.

“El demonio se refleja en las malas acciones de los hombres. El pecado se originó con las tentaciones de Satanás quien existe desde antes que la misma humanidad cuando se vivía un reino angélico”.
Sobre la personas candidatas a poseer el demonio nos indica que “todo ser humano está en peligro de ser poseído por Satanás. Personas buenas y malas. Por eso cada ser humanos debe  mantenerse implorando la Gracia de Dios. Pero quienes reciben los dones de Dios deben tener más cuidado. Porque, si no somos humildes y sencillos al recibir estos dones y nos dejamos atrapar por la soberbia, este mal sentimiento nos puede llevar a una contaminación del mal y creernos santos y superiores a las demás personas, viendo a los demás muy chiquitos y en eso consiste la soberbia”.

El sacerdote no es ajeno al tema del abuso sexual de ciertos sacerdotes con los niños, sabe de la pederastia reportada principalmente en México y los Estados Unidos, y reconoce que el mundo en que nos ha tocado vivir no es propicio para nuestra fe. No obstante dice que “la prensa sabe de un caso de abuso y con morbo repica la misma noticia una y otra vez” y recordó que “esto no solo está pasando en la Iglesia Católica, sucede en otras religiones con pastores y entre los budistas”. Hace recordar la condena a estos casos ocurridos entre los católicos, por el Papa Benedicto.

El Rev. Álvarez, de 53 años de edad, prepara un noveno libro ya titulado: “Prácticas de una vida cristiana que llevan a la total sanación y liberación”.

17 ago. 2014

Engaños del mal

Cuidado que hay imitaciones falsas de los regalos del espíritu santo

El maligno nos puede engañar.
El maligno es el maestro de la mentira y del engaño, por lo que es coherente lo que dice el exorcista croata Milivoj Bolobanic de que puede realizar falsos milagros, como curaciones momentáneas o hacernos parecer que recibimos ciertos dones para confundirnos. Por eso, es necesario discernir en oración, ayuno y humildad cuales hechos vienen de Dios y cuáles del maligno, aunque todos aparenten ser sobrenaturales.
Y en particular, deberíamos ser más exigentes con los mensajes que circulan en internet y que aparentemente vienen de la Virgen o de Jesús, aunque parezcan a primera vista piadosos y celestiales. Deberíamos interpelarnos ¿qué se sabe del vidente?, ¿qué vida lleva?, ¿cómo está siendo guiado?, porque muchas veces llegan mensajes de videntes que no quieren revelar su identidad ni ningún otro dato que sólo el mensaje crudo. 

NOS PUEDEN ENGAÑAR Y LO HACEN

Cuanto más orgullo tengamos, más posibilidades tendremos de ser engañados.
Le pasa a todo el mundo. Incluso los mejor intencionados pueden ser engañados en los asuntos del mundo o del espíritu.
En el ámbito de la mística, esto puede ocurrir incluso con los “dones del Espíritu”, como la curación. Es una de las razones por las que la Iglesia es tan cuidadosa.
Hace años, una persona que conocemos fue “sanada” por un “vidente”, pero la recuperación fue temporal y esta persona no tardó en empeorar más que cuando la aflicción original.

¿PUEDEN LOS DEMONIOS SANAR?

Según monseñor Milivoj Bolobanic, un exorcista de Croacia quien ha escrito extensamente sobre el tema, los espíritus engañosos pueden
“causar ilusiones visuales y auditivas, físicas y espirituales, un falso estado de éxtasis, hacer irradiar al cuerpo y causar una sensación de gran calidez en el corazón, causar una dulzura sensual; causar estigmas y otros sucesos corporales sensoriales o místicos, y curar las enfermedades poco comunes por un instante, lo que tiene su origen en los malos espíritus“.
En otras palabras, cualquier cosa, y pueden eliminar las enfermedades que ellos mismos han causado (o agravado).
Esa no es la curación real, por supuesto, y siempre hay un precio que pagar.

LOS FALSOS “REGALOS”

Uno tiene que ser cuidadoso, porque los espíritus malignos son super inteligentes y sin Jesús, no somos rival para ellos. Observa este sacerdote:
“Entre todos los santos, Satanás y los ocultistas prefieren mistificar imitando a San Pío de Pietrelcina. Las personas que son fanáticamente devotos del Padre Pío buscan una forma de recibir los estigmas, ser capaces de bilocar, y así sucesivamente, todo con el propósito de hacer su imitación lo más fiel posible”.
Espíritus engañosos pueden causar “imágenes engañosas” en fotografías, señala Monseñor Bolobanic, por lo que cuando nos encontramos con una “señal” o una persona con un don místico, primero debemos dar un paso atrás y considerar el hecho a través de la humildad, el ayuno y la oración.
Pero también tenemos que tener cuidado de no ser demasiado cautelosos (piense cómo Jesús fue acusado, cuando hizo milagros, de operar en conjunto con el diablo), y también tenemos que mirar de cerca a cualquier persona relacionada con un suceso sobrenatural y buscar primero y sobre todo la humildad.
La santidad y una vida heroica viviendo las virtudes evangélicas son preferibles, dice, a las manifestaciones espectaculares.
Sin embargo, hay manifestaciones, y los malvados las imitan como una diversión. Esta es una táctica muy común del diablo: para distraernos. Él nos distrae con ídolos. Cuando pensamos en los ídolos pensamos en representaciones mitad humanas, mitad animales en Egipto o los becerros de oro de Babilonia o los dioses de Roma y Grecia. Y los ídolos eran el mal.
Pero hay otros “ídolos”, como el dinero, la fama, el poder, el entretenimiento, la comida, comodidades, lujos, u otros malos hábitos y “des orientaciones”, que debemos mirar en el sentido de lo que son: distracciones. Al igual que los becerros de oro de la antigüedad, como diosas con múltiples brazos y cabeza de chacal o imágenes de los faraones, nos desvían de la senda de la santidad. Somos adictos al goce fugaz pero nunca nos llenan y nos dejan satisfechos, al igual que las cosas del Señor. ¿Cómo podemos transigir con el mal y aún así estar bien? No hay tal cosa como el “mal menor”.

CEGADOS POR LA SOBERBIA

Hay maldad intrínseca y somos cegados cuando hemos perdido el contacto con la buena parte profunda de nosotros que discierne en el espíritu de humildad.
Monseñor Bolobanic señala que “algunas personas están impedidas para volverse a Dios a causa de sus “ilustrados” logros científicos y filosóficos. Su orgullo les bloquea para ver la Verdad. Como resultado de ello, se van al extremo opuesto, poniendo su confianza y adoración en sus ídolos favoritos:. ídolos de oro – el poder económico; ídolos de bronce – la tecnología y el armamento; ídolos de piedra – edificios enormes”.
¿Cuántos de nosotros somos desviados con esas cosas en los bolsillos y los llamados teléfonos celulares?
¿Cuánto tiempo pasamos hablando versus rezando, escuchando la radio o la televisión o chismes, en comparación a la espera de la suave Voz del Señor?
Ahora aquí hay una oración que él nos da:
“Jesús, mi Señor, ten piedad de mí. Me arrepiento de todos los pecados que han cometido. Detesto todos mis pecados y ocasiones pecaminosas.Te ruego que me perdones. Lávame con tu preciosa sangre. ¡Mi Señor y mi Dios, ten piedad de mí, pecador. Mi alma tiene sed y anhela tu Espíritu Santo. Lléname con tu Espíritu con tanta fuerza que pueda ser purificado, sanado y salvado. ¡Gracias, Jesús, te alabo, Jesús!”

14 ago. 2014

Exorcista de Quito (Ecuador)


El mayor pecado mortal es la posesión demoníaca.

Yo no dejo de imaginarme las escenas que ha vivido este señor, que atesora más de 100 exorcismos a lo largo de 15 años. Suenan las campanas de la catedral. Estamos sentados el uno al lado del otro en un banco de madera. Parece que me está confesando, pero siento que soy yo el que le confiesa a él.
-Ocurrió hace unos diez años. Era una chica joven, de unos dieciséis años. Sus padres vinieron aquí a visitarme. Me pidieron ayuda, me dijeron que no sabían qué hacer con ella. Fui a verla junto a otro sacerdote y lo que vimos allí no tenía explicación racional. Era un caso de posesión demoníaca. Gritaba en un idioma desconocido, parecido a una lengua antigua, sudaba mucho y sus ojos estaban del todo desorbitados. Manifestaba hagiofobia, pánico a elementos cristianos. Le acercaba la cruz y la escupía, le hacía daño, todo el mal se manifestaba a través de su mirada desorbitada y satánica- , explica en voz baja, como si contara un secreto.

11 ago. 2014

Exorcista italiano Francisco Bamonte

El combate de un exorcista hoy: lo que el diablo revela

Habla el presidente de los exorcistas italianos.
Un exorcista que está a la vanguardia en la lucha contra el diablo es el padre Francesco Bamonte. El exorcista de la diócesis del Papa dice que 
“Un comportamiento típico del diablo durante el exorcismo es hablar a menudo acerca de la destrucción y la aniquilación. Todo lo que es bello, bueno, sano, puro y armonioso puede ser burlado y en peligro de extinción y destrucción”, dice el exorcista.
 

Particularmente notable es el odio del diablo contra el sacramento del matrimonio, los vínculos familiares y el afecto. 
“Él reacciona muy violentamente cuando se bendice el matrimonio de dos personas casadas o si se les invita a renovar sus votos matrimoniales”, dice Bamonte. 
Francesco Bamonte pertenece a la joven Orden de los Siervos del Corazón Inmaculado de María fundada en 1991; el  Cordis Mariae Immaculati Servi es un orden de derecho diocesano. Nacido en 1960, el Padre Bamote fue ordenado sacerdote en 1990. Desde 2012 es Presidente de la  Asociación Italiana de Exorcistas.
Inmediatamente después de su ordenación, se dirigió especialmente al Sacramento de la Penitencia para ayudar a las víctimas de las prácticas ocultas. En 1997 se convirtió en miembro de  la Asociación Internacional de Exorcistas. Desde 2005 es profesor de la  Universidad Pontificia Regina Apostolorum, en Roma, donde dirige el curso sobre Exorcismo y Oración de Liberación. A petición de varios obispos italianos y diócesis extranjeras, él instruye a los seminaristas sobre el tema de ocultismo y exorcismo y sus consiguientes problemas pastorales.  Él también ayuda a los sacerdotes que son nombrados como exorcistas en su diócesis por el obispo.

QUIERE QUE LO ADOREN COMO A DIOS

En la reunión anual en 2013, el exorcista italiano Bamonte pronunció un discurso notable. Él dijo:
“Una repetición en los exorcismos es la insistente demanda del demonio, que los hombres deben adorarle como si fuera Dios. El demonio no acepta ser creatura, se hace pasar a sí mismo por Dios, y él tiene interés de que la gente le ofrezca a él un culto que pertenece sólo a Dios. Durante el exorcismo, a menudo dice: ‘Oren para mí, pídanme a mí, yo soy dios, yo soy dios. Arrodíllate, cuando es invocado mi nombre. Soy todopoderoso. Llámame.’”

DESTRUCCIÓN DE LO BUENO

Otra característica esencial en el comportamiento del demonio durante el exorcismo, es que es muy común que hable de “destrucción y destrucción.” Todo lo que es “bueno, bello, sano, puro y armonioso” se cubre con mofa por el demonio. Él amenaza con destruirlo todo. El odio especial de las fuerzas demoníacas se aplica al sacramento del matrimonio y de la familia. 
El sacerdote habla de un exorcismo en la que el demonio le dijo:
“No me gusta la forma en que las mujeres están vestidas. Usted debe desnudarse aún más por lo que su sexo debe ser prevalente y pueda destruir a más familias.”
En otros exorcismos, el demonio habló de una manera muy metafórica de los órganos sexuales como el “centro del mundo”.
El diablo responde con “furia”, si el matrimonio de una pareja es bendecida o si los jóvenes quieren ser castos hasta el matrimonio. El diablo maldice esas decisiones de pureza y castidad como “basura”, dice el padre Bamonte.

ABORTO Y SEDUCCIÓN SEXUAL

Una característica sobresaliente de la “personalidad” del diablo es su “odio abismal”.
Él disfruta con el mal en cualquier forma en que se produce.”
En un exorcismo, exclamó:
“Tomad este libro atroz del Apocalipsis que está escrito acerca de una mujer que da a luz. Yo siempre trato de comer a los niños ¿Sabes cómo…?”
Entonces el diablo describió con palabras aterradoras el asesinato en masa diario de miles de niños no nacidos que son asesinados por el aborto en el útero. También ilustró en todos los detalles, el abuso sexual atroz de los niños. 
Él siempre añade en sus declaraciones espantosas el horrible: “¡Cuánto me gusta eso!”,  dice el padre Bamonte.
También dijo que él habló de cómo los jóvenes se destruyen con el uso de drogas o sobre los terroristas suicidas islámicos que se inmolan.

LOS PERVERTIDOS Y BURLADORES

“Es sorprendente, cómo él tuerce todo y vuelve boca abajo convirtiendo el mal en bien y el bien en mal. Cuando le ofrecí a él una reliquia, gritó: ‘¡Qué hedor!’ Es es cómo él lo ve. Con Él, quiere decir Jesucristo, cuyo nombre nunca pronuncia por desprecio y odio. Cuando le mostré un rosario, dijo ‘cadena maldita con la cruz en el extremo’. Cuando lo rocié con agua bendita, los poseídos, el diablo, protestan airadamente: ‘No me puedes lavar con el agua, que apesta y quema’. Cuando dije las palabras sobre un poseído ‘Bendice Señor este hermano’ el diablo gruñió inmediatamente, ‘¡él será condenado, yo lo llevaré al infierno!’”
El exorcista continuó:
“Cuando llegué a las palabras, ‘inimìce fidei, hostis, umani generis, adducto mortis’ en el curso de una exoricismo, el demonio dio toda su devoción por el mal y para que el mal sea reconocido: ‘el poder del mal será ??nuestro altar en el que vamos a sacrificar la vida de tus malditos hijos e hijas en este altar, vamos a derramar la sangre de tus malditos hijos e hijas. Hay un dios para los que odian, y ese dios es mi dios’

“EL ODIO DE LA GENTE ME ALIMENTA”

El diablo muestra su verdadera cara durante los exorcismos. Él debe ser visto para revelarse a sí mismo tal como es, como quien constantemente quiere dividir a la gente en contra de unos a otros. Él goza del odio entre las personas y anhela la malignidad humana,
“este es el alimento que me nutre y me fortalece”, le había contestado una vez, dijo Bamonte.
“Muchas veces”, dice el exorcista, “he oído al demonio en perfecto acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia que el mal es una decisión libre de un hombre. Él también tuvo que admitir que él no puede hacer nada en contra de la voluntad del hombre, si él se opone a la gracia que lo apoya. Él es, como lo explica claramente una y otra vez, el gran tentador que quiere tentar a la gente siempre: ‘Nuestro deber es tentar, siempre, a cualquier persona, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia. Algunos son atrapados en nuestra red, algunos para siempre’

EL PODER DE LA ORACIÓN Y DE LA SAGRADA LITURGIA

El exorcismo demuestra la potencia inmediata de la oración, dice el exorcista de la diócesis de Roma.
El exorcismo es una acción litúrgica y por lo tanto una oración de la Iglesia. El exorcista no hace nada en su propio nombre, sino todo en el nombre de Jesucristo y de la Iglesia. Cuando vemos lo mucho que este rito perturba al diablo y los demonios y lo derrota, entonces nos damos cuenta de todas las otras acciones litúrgicas de la Iglesia, la oración y la gracia que ellas obtienen en forma más potente. Eso realmente nos debe animar a orar, a hacer uso de la ad Sacramentos, visitar la Santa Misa”. 
“En un exorcismo, el demonio tuvo que admitir, ‘aparentemente obligado por Dios’ y decir: ‘Si ustedes vivieran de rodillas delante de él y le adoran y cantan alabanzas, como lo hacen los ángeles, no tendríamos todo el poder, el que usted nos da sobre usted’

8 ago. 2014

Exorcista de Puerto rico


El Exorcista de la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico

El diablo existe. Está vencido, pero nos toca a todos dar la batalla con Cristo.

En palabras del sacerdote del equipo de Liberación y Sanación de la Arquidiócesis de San Juan, Padre Ricardo Hernández, “sólo la vida en Cristo es lo que libera al hombre de las asechanzas del maligno”.


De acuerdo con el Padre Ricardo, los avances de la sicología moderna provocaron que “muchos cayeran en el engaño de que toda perturbación se debía al subconsciente, manipulaciones del cerebro que no responden a ninguna realidad espiritual externa”.

Se “desatendió” el ministerio del exorcismo y se propagó una mentalidad que entendía al mal como la mera ausencia del bien, visualizando al demonio como un símbolo.

Entonces, el Papa Pablo VI, en la Audiencia del 12 de noviembre de 1975, recordó a la Iglesia que el demonio existe y es un “ser viviente, espiritual, pervertido y pervertidor. Realidad terrible. Misteriosa y temible”.

“Ignorar su existencia es sumergirse en una situación peligrosísima, porque el enemigo actúa y no tienes cómo defenderte. No te enteras que tienes un enemigo”, puntualizó el Padre Ricardo.

Para el presbítero exorcista, la “sana sicología” no excluye lo espiritual. Añadió que el protocolo para exorcismos requiere que la persona sea evaluada primero por un grupo de profesionales de la salud mental, para discernir si el comportamiento no responde a una condición siquiátrica.

De lo espiritual, definió que el demonio es un ser “que actúa más allá de las limitaciones de tiempo y espacio” y que existen agrupaciones de demonios. Comparó que, según se bendicen lugares y objetos, hay lugares “infestados” donde la presencia del mal alcanza hasta los animales, ya sea por una maldición o porque es un lugar dedicado a la práctica de pecado mortal, culto satánico o espiritismo.

“Eso hace que las personas que tengan contacto con esos objetos y que no están protegidos por una vida en gracia, puedan quedar expuestos”, afirmó.

A su vez, aclaró que los casos de posesos son bien escasos. “Lo más que se ven por ahí no son los posesos”, reiteró en referencia a las otras formas de actuar de Satanás.

La primera, es la de tentar, descrita como acción “ordinaria”. Ésa, “hasta Jesús mismo la padeció en el desierto”. La segunda, es la “extraordinaria”. En ella, existen tres niveles de “infestación personal” o acción directa sobre una persona.

En el primer nivel, definido como “opresión diabólica”, las personas parecen estar experimentando una “mala suerte” inexplicable, acompañada por experiencias nocturnas específicas. En el segundo, “obsesión demoniaca”, las personas que no tienen padecimientos mentales manifiestan oír voces o tener visiones que los incitan a cometer el mal.

“Son los que vemos en las noticias. Sobre todo, cuando son personas que nunca han mostrado este tipo de comportamiento”, continuó.

Padre Ricardo especificó que en los primeros dos niveles una oración “deprecativa” -de liberación- realizada por cualquier sacerdote, “ordinariamente será capaz de liberar a un persona”.

Mencionó que, incluso, el acto de fe en Jesucristo a través de una visita a un santuario mariano ha bastado en ciertos casos. Delimitó que sólo en el último nivel, o sea, los posesos -personas en las que el demonio toma todo el control de sus facultades- es que se realiza un exorcismo. Ahí solamente puede actuar la persona autorizada por el Obispo.

EV: ¿Cómo puede alguien llegar a estar poseído?

“Hay cinco puertas por las que el demonio puede entrar y actuar”, respondió.

La primera, cuando la persona incursiona en el ocultismo. La segunda, “una vida de pecado grave”. La tercera, “heridas emocionales no sanadas”, como por ejemplo, una persona que ha sido víctima del asesinato de un ser querido o de una violación y que, en lugar de buscar ayuda para sanar, continúa albergando las heridas en su interior. La cuarta, “herencia ancestral”, como en casos de abuelos espiritistas, cuyos hijos y nietos no buscaron de Jesús, y la quinta, “saturación del ambiente”.

“Estas son puertas que el Señor tiene el poder de cerrar”, puntualizó. Describió que la práctica frecuente de los sacramentos, es como “vivir en una especie de cápsula”, que te protege del maligno. Indicó que los fieles, privadamente y sólo sobre sí mismos y sobre su ambiente (nunca sobre los demás), pueden “invocar la Sangre de Cristo, la incursión de María y de San Miguel Arcángel”, para hallar paz cuando se sientan oprimidos con tentaciones y pensamientos violentos.

En esa línea, concluyó: “Es necesario que cada uno busque de Dios, para encontrar su propia liberación. Cristo ha vencido al pecado y a la muerte. Como decía Juan Pablo II, nos toca a nosotros hacer nuestra lucha espiritual, para con Él y en Él, también vencer el mal”.

5 ago. 2014

Exorcismo a niño de 12 años

"¡Sal fuera, Satanás!",

en vivo y en directo

 "Eres una desgraciada, me las vas a pagar", le dijo el diablo a la madre del poseído

 


Redacción, 31 de julio de 2012 a las 07:25
 
La madre asegura que lo vio levitar y golpearse contra la pared varias veces
 

El sacerdote  

José Luis del Río y Santiago "liberó" de las garras del mal a un adolescente de 12 años, quien aseguró estaba poseído por cuatro demonios, hace dos años, en lo que se considera como el primer caso de un exorcismo televisado en vivo.

"José Enrique O, alumno de primer año de secundaria, empezó a mostrar signos de posesión diabólica cuando vivían en otra casa, al parecer porque quienes la habitaron hicieron brujería", relató el sacerdote.

Por eso se mudaron de vivienda a la colonia San Ángel, donde el religioso practicó el ritual y con rezos y en nombre de Dios ordenó la expulsión de los entes malignos, lo cual fue difundido por el canal 7 de Grupo RCG.

José Enrique estaba acostado en la cama cuando el padre empezó a rezar y a rociarlo con agua bendita, él se tapó con el cobertor color rojo, luego se paró de un brinco y enseguida se dejó caer y emitió sonidos extraños varias veces.

La madre del adolescente comentó que cuando estaba poseído le preguntó que por qué su hijo y el demonio le contestó: "el niño me gustó" y cuando le exigió que se fuera le respondió: "Eres una desgraciada, me las vas a pagar".

La mujer advirtió que enfrenta al diablo para salvar a su hijo: "No puedo tener miedo porque me vence". Ella aseguró que lo vio levitar y golpearse contra la pared varias veces. (RD/Agencias)

2 ago. 2014

Exorcista de Indiana, EEUU

Sacerdote exorcista dijo que está viendo nuevos tipos de posesiones que antes no veía 

Las posesiones no son como las pinta Hollywood.

Un sacerdote católico, compartiendo sus experiencias sobre exorcismos y los enfrentamientos con la realidad del mal en el campus de la Universidad de Illinois, dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.

Las cosas que suceden en los exorcismos en que él ha participado no son como los de las películas dice, pero últimamente se está encontrando con fenómenos más extraños.

SU TRABAJO COMO EXORCISTA

El reverendo Vincent Lampert, pastor de la Iglesia católica de San Francisco y Santa Clara en Greenwood, Indiana, es uno de las aproximadamente 50 exorcistas en los Estados Unidos. Fue entrenado como exorcista en el Vaticano.
Lampert, de 50 años, que recibe alrededor de 10 llamadas o correos electrónicos a la semana preguntando sobre exorcismo, dijo que éstos siguen siendo relevantes en los tiempos modernos.
“El objetivo de un exorcista es ayudar a la gente ver el rostro de Dios en sus vidas”, dijo.
Dijo que más de la mitad de las personas que entran en contacto con él acerca de cómo obtener un exorcismo no son católicos.
Lampert dijo que cada obispo está autorizado para realizar el rito de exorcismo y puede otorgar a los sacerdotes la autoridad para llevar a cabo el rito.
Y añadió Lampert que pedía a su arzobispo en Indianapolis, que antes de realizar un exorcismos, el arzobispo rezara por él y la persona que recibe el rito.

LAS DIFERENCIAS CON HOLLYWOOD

Durante el rito del exorcismo, Lampert ordena al demonio se aparte de la víctima.
A diferencia de exorcistas retratados en películas como “El Exorcista” o “The Rite”, dijo Lampert, que él no lleva a cabo exorcismos de personas poseídas en casas abandonadas en la medianoche, sino que a menudo lo lleva a cabo en una capilla, y que no ha visto las cabezas de las personas poseídas dando vueltas o vomitando sustancias verdes.
“Y los demonios no saltan de un cuerpo a otro como se ve en las películas”, dijo.
Sin embargo, quienes participaron en el exorcismo real que dio lugar a la película “El Exorcista”, se encontraron con fenómenos que Lampert dice que no ha encontrado o que recién ahora ve, ver aquí y aquí.
Cuando se llevan a cabo exorcismos, dijo, se convoca al poder de Dios para que llame al espíritu malo para que deje el cuerpo de la persona poseída.

ALGO NUEVO QUE ESTÁ VIENDO

El exorcista del Vaticano dijo que ha experimentado un comportamiento inusual en los últimos años.
Él describió la realización del rito en una mujer con una voz profunda que dijo estar poseída por el demonio Leviatán, quien exhibió un comportamiento animal, incluyendo aullidos y gruñidos.
“Ella se abalanzó sobre mí como un perro salvaje”, dijo.
Cuando Lampert completó el exorcismo, la voz de la mujer cambió de grave a aguda mientras recitaba las palabras: “Dios te salve María, llena eres de gracia”.
“La mujer cambiaba frente a mí más rápido de lo que podía chasquear los dedos, dijo.
Dijo que una vez vio a una mujer poseída sacudirse violentamente antes de que comenzara a levitar unos 4 o 5 centímetros por encima de una silla durante un exorcismo.
“El diablo, el padre de todas las mentiras, utiliza el ilusionismo o el engaño”, dijo.
Lampert dijo que también ha visto a la gente hablar y comprender idiomas que no habían conocido anteriormente.
Una persona poseída, le arrancó la estola que el sacerdote llevaba en su cuello y la pisoteó, presentando lo que Lampert describió como “una fuerza sobrehumana”.
Y otra persona experimentó lo que Lampert llama percepción elevada: conocer información no conocida previamente.

DISCERNIMIENTO DE LA POSESIÓN DE LA ENFERMEDAD

Aunque algunas personas creen que los exorcismos son reliquias de la época medieval. Lampert dijo que la Iglesia Católica sigue creyendo que el mal existe. El Rito de exorcismo revisado de la iglesia entró en vigor, dijo, en 1999, en sustitución de un texto que había estado en uso desde 1614.
“El tema principal del Nuevo Testamento es el choque entre el reino de Dios y el reino del mal”, dijo.
Lampert añadió que la mayoría de las personas que experimentan una crisis espiritual no están siendo poseídas por un demonio.
Dijo que muchas de las condiciones físicas o mentales, como la epilepsia, el síndrome de Tourette y la esquizofrenia, pueden imitar los síntomas de posesiones demoníacas.
Y él siempre exige que la víctima tenga una evaluación con un profesional de salud mental, y luego se reúne con el profesional acerca de si en él o en ella hay una causa médica o si pasa algo que no se puede explicar, antes de proceder. Dijo que el objetivo general es dar a la persona la ayuda que él o ella realmente necesita.
“La psicología y la religión no deben estar en contradicción entre sí debido a que el objetivo general es proporcionar ayuda a la persona”, dijo.