27 jun. 2014

Exorcismo de parroquia

Sacerdote exorcista Jose Luis del río

El P. José Luis del Río y Santiago, de la diócesis mexicana de Saltillo, que se vio forzado a realizar un exorcismo durante una Misa de curación el lunes pasado, alertó contra el esoterismo, los curanderos y las prácticas de adivinación porque "están abriendo las puertas al satanismo".

Durante la Misa celebrada en la parroquia del Ojo de Agua, una joven mujer presentó signos de posesión demoníaca, obligando al P. del Río a practicar el exorcismo frente a los asistentes.

El P. del Río, autorizado por el Obispo para practicar el rito de exorcismo en la diócesis, advirtió que las prácticas de adivinación, la brujería y el ocultismo está llevando a que aumenten notablemente los casos de posesión satánica.
"Hay gente que se involucra en ese tipo de prácticas sin saber que lo que está haciendo es abrir la puerta al demonio", destacó.

"La gente comienza a ver el ocultismo o la adivinación como algo natural y legítimo; y ve en los medios los programas de astrología, de parasicólogos y maestros síquicos. Por la ignorancia se dejan llevar y pueden caer en prácticas de ocultismo. Hay que advertir a los fieles que estas prácticas abre la puerta al demonio", agregó.

La joven exorcizada, que el lunes pasado abandonó el templo con paso vacilante, asistida por sus familiares, "tendrá que volver a recibir varias sesiones para asegurar su recuperación", dijo el P. del Río.
17 exorcismos en Saltillo desde 2009

Con tres exorcismos realizados hasta el cuarto mes del 2014 suman ya 17 los realizados en Saltillo a partir de 2009.

Algunas de las enfermedades con las que se confunden las perturbaciones y posesiones son la esquizofrenia, la neurosis y la epilepsia; sin embargo, cuando hay presencia demoniaca los síntomas son claros y difíciles de confundir, señaló el sacerdote José Luis del Río, párroco de Santiago Apóstol y único presbítero autorizado para realizar este ritual en Coahuila.

Dijo que generalmente las personas tienen ira y pueden hablar en idiomas extraños, pero estas actitudes se combaten con la presencia de un crucifijo y es la Semana Santa en la que mayor riesgo hay de que se presente el demonio en algunas personas, sobre todo en las que recurren a fuerzas malignas. 

No hay comentarios: