28 nov. 2013

Obispo y exorcista

Revelaciones del obispo argentino Carlos Mancuso, quien lleva 30 años expulsando demonios. 

 

Monseñor Carlos Alberto Mancuso, quien estuvo en Bogotá, ya perdió la cuenta de cuántos exorcismos ha hecho a lo largo de su vida.

El diablo, Lucifer, Belcebú, el ángel caído. Como quiera que se llame, dice el obispo argentino Carlos Alberto Mancuso, lo conocía desde antes de que él naciera. Ya sabía que ese niño, hijo de campesinos de La Plata (Argentina), se iba a convertir en sacerdote y, más adelante, en su enemigo. Monseñor Mancuso, de 79 años, lleva 30 persiguiendo y expulsando demonios. Es el exorcista más reconocido de su país y uno de los más ‘cotizados’ de América Latina. El papa Francisco, cuando era arzobispo de Buenos Aires, le enviaba endemoniados para que él los exorcizara.
Vino a Colombia invitado por el canal católico Teleamiga, a dar conferencias sobre cómo evitar caer en las garras del demonio. En su visita al país, dice, ha visto a muchos endemoniados.

¿Cómo terminó convertido en exorcista?

De la manera menos pensada. Ningún sacerdote se propone ser exorcista. En el seminario me interesé por todo lo que estaba vinculado con el espiritismo, el esoterismo, la masonería. Después, en 1984, se presentaron dos posesiones demoniacas en La Plata, y unos amigos sacerdotes me llamaron y me dijeron: “Padre, ¿quiere venir a ver qué opina?”. Fui como sacerdote de consulta y ahí comenzó todo.

¿Cómo fueron esos dos casos?

Era un muchacho que se revolcaba y que bramaba como un cerdo. Pero esa primera vez no pudimos hacer nada, hubo necesidad de otro exorcismo, porque ‘tomó la de Villa Diego’, como decimos en Argentina. Es decir, salió huyendo. El otro fue de una muchacha que había sido embrujada por la mamá del novio, que no quería que se casara con el hijo. Fue adonde un hechicero y le encargó una torta, le puso un encantamiento y quedó endemoniada. Pensaba que así el hijo la iba a rechazar, cosa que no sucedió, porque el amor lo vence todo.

¿Cómo se resolvieron esos casos?

Reitero que a estos dos casos yo fui como observador. A ambos hubo que hacerles varios exorcismos. Pero con la chica pasó algo muy especial. Un sacerdote chileno era el que estaba dirigiendo todo, pero cuando llegué, el demonio, a través de la chica, se puso furioso y me gritó: “¡Fuera, basura!”. Y me escupió. Con el chileno no tenía ningún problema. Sabía que algún día tendría esa misión. Él sabe distinguir al exorcista de quien no lo es.

¿Y usted qué le respondió al demonio?

Como el escupitajo no me alcanzó, le dije con ironía: “¿Ni fuerza para escupir tenés vos?”, cosa que al demonio lo encabrita, porque es muy soberbio. Le muestro la cruz y le digo: “Este te va a derrotar, te va a hacer salir”. Y él me dice: “A ese yo ya lo derroté”. Le respondí: “¿Ah, sí?, eso lo vamos a ver después”. Y me atacó el estómago, con un dolor que no era propio en mí.

¿Cómo fue el primer exorcismo que usted hizo?

Una vez fui a un hospital, donde había un ingeniero endemoniado. Luego me enteré de que a la hermana de él, que era una docente, otra compañera que la odiaba le había mandado una caja de bombones que había pasado por las manos de un hechicero. Y este hombre se los comió. Y el demonio, que tenía que entrar en esa mujer, entró en este hombre. Lo llevamos al altar, lo tuvimos entre seis sacerdotes y lo exorcizamos.

¿Qué le pasa al endemoniado?

Va perdiendo su propia voluntad, siente odio hacia la familia, la casa, los seres queridos, por lo que hace, por la religión católica. La persona sufre ciertas alteraciones físicas, la mirada se le vuelve siniestra.

¿Cómo hace el rito?

El ritual que yo utilizo es de 1614. Es una oración que la Iglesia pone en boca de los sacerdotes para conjurar y expulsar al demonio que está poseyendo a una persona y dejarla libre de todo sufrimiento. Hay gente que acude a curanderos y a otro tipo de ritos y eso es muy peligroso, porque salen de las llamas y se tiran a las brasas. Solo hay que ir a la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, que es la que tiene la facultad que Jesucristo, nuestro señor, entregó a los santos apóstoles.

¿Hay parecido con los exorcismos que se muestran en las películas?

Toda la espectacularidad de una película es producto de la ficción. La gente cree que todos los días vemos endemoniados que vuelan, que vomitan verde, que caminan por el techo o cuya cabeza les da vueltas 180 grados. ¡A mí me encanta ver eso!, pero es solo una fantasía. La realidad no es así; es, más bien, aburrida.

¿Qué sucede durante el exorcismo?

Yo no ato al endemoniado, como lo hacen otros exorcistas; lo acuesto sobre una alfombra, sobre una almohada, bocabajo, y cada uno de mis cuatro ayudantes le traba un miembro. De ahí no se va a ir, porque intenta salir disparado. Si no se libera, no hay más remedio que hacer más exorcismos. Hay casos más fuertes que otros, no hay dos casos iguales. Y eso hace que no todos los endemoniados se comporten igual: unos tienen un demonio mudo, otro que grita y escupe, son distintos.

¿Y cómo reacciona el diablo?

Con furia y soberbia. Miro los ojos de los endemoniados y el diablo no puede sostener mi mirada. Lo miro, el otro mueve la cabeza. Al demonio hay que hacerle la vida lo más intolerable posible; si no, no se va nunca.

Usted vino a Colombia a hablar sobre estos temas. ¿Habrá muchos endemoniados en este país?

En todos los países hay endemoniados, ¿por qué va a ser Colombia una excepción? Siempre he dicho, y es cierto, que Colombia es el país más católico de América Latina. Pero hay demonios por todas partes, aunque están escondiditos. El otro día, en Cúcuta, en una oración de liberación, se cayeron como 16 personas. Se cayeron porque están endemoniadas. En Bogotá conocí dos casos muy fuertes, y otro más en Cúcuta.

¿Dos endemoniados en Bogotá y uno en Cúcuta?

He visto a un chiquito, a una chica y a un hombre, tres posesos ‘machazos’. Un chiquilín de 8 años que, sabrá Dios qué cosa habrá visto en televisión y quedó poseso. ¿Y cómo se da cuenta la familia? Porque comienza a insultar, a dejar de comer, a no querer que recen. Le faltaba la Primera Comunión. Cuando le fui a dar la bendición, que le di varias, el chico me gritó: ¡Basta de bendiciones!

¿Cómo fue el caso de la muchacha?

Cuando empezamos la oración de liberación, empezó a gritar, se cayó y me la llevaron una vez terminada la ceremonia. Había policías y les pedí que la sostuvieran. En La Plata yo tengo a veinte muchachos que me ayudan. Cuando empecé las primeras palabras de la oración, ella vociferó; me di cuenta de que estaba endemoniada, seguí la ceremonia, pero me detuve porque esto no sirve, porque si una persona está endemoniada, con una oración no se va a curar.

¿Y el tercer caso, el del hombre?

Me siguió en el avión, desde Cúcuta, y se me presentó: “Estoy muy mal desde hace tiempo”. Empecé a orar y él empezó a alterarse, a querer huir. Le dije: “Usted está endemoniado”.

¿Pudo hacer algo con estos tres casos?

Hay mucha gente que está pidiendo verme, pero no puedo con todo, no me alcanza el tiempo. Además, la altura de Bogotá me ha hecho muy mal: ya estoy viejo y tengo diabetes. Les he sugerido que acudan a sus obispos y pidan ayuda urgente.

Este es un tema que, de entrada, produce miedo. Usted ha dicho que no siente miedo. ¿Cómo lo logra?

A mí se me ocurre esta respuesta, no sé si será la verdadera: Dios le da a cada hombre la cualidad que necesita para desempeñar su oficio. Si a mí el Señor me puso para hacer exorcismos, se hizo cargo de revestirme de un manto y una habilidad para mantenerme sereno en medio de la dificultad. Nunca he sentido miedo.

La Iglesia ha reconocido que el diablo realmente existe. ¿Hay que creer en él, hay que respetarlo o tenerle miedo?

Hay que tomar precauciones, no acercarse. Este es un perro, atado, que ladra pero no muerde. Pero por más atado que esté un perro, si usted le pone la mano, el perro le va a dar un mordisco. Porque no quiere que usted esté pateando su verdadero hormiguero y se defiende. Y, sobre todo, hay que tomar precauciones.

¿De qué tipo?

Generalmente, por imprudencia, la gente que se acerca demasiado a las cosas malignas que el demonio va sembrando en el mundo. No hay que practicar magia, ni espiritismo, ni el tarot, no consultar adivinas ni curanderos. Eso le abre puertas al diablo.

Usted ha dicho que el demonio es un espíritu que se puede materializar, un ser real. ¿Cómo es?

Es un espíritu, con la diferencia de que no tiene materia. El cuerpo no existe. Es un ser que es inteligencia y voluntad, que está metido en la humanidad, en las cosas de la gente. Eso de que tenga cachos, cola y tridente es pura imaginería popular.

Usted también ha dicho que las mujeres son más vulnerables a estas posesiones. ¿Por qué?

No es fácil discernirlo. Yo pongo siempre este ejemplo: ¿a quién se le acercó el diablo en el paraíso: a Adán o a Eva? A Eva.

¿Cómo distingue entre un caso psiquiátrico y una posesión real?

Para mí es muy fácil distinguir entre una persona que tiene una enfermedad mental y la que está endemoniada. Son cosas muy distintas.

¿Hoy hay más casos de posesiones o antes había más?

Eso es muy difícil de evaluar. Todos los siglos de la historia han tenido sus endemoniados.

¿Siguen siendo muchos?

¡Claro! No le digo que en Bogotá y estas zonas que hemos visitado encontramos muchos casos. De cada pueblo un paisano, dice el refrán.

El diablo es uno solo, pero tiene una especie de legión de demonios...

No hay un solo demonio, son muchos. Pero Satanás, Lucifer, o como se le llame, es el superior. Y después hay miles de demonios subalternos.

¿Es cierto que el entonces arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Jorge Bergoglio, hoy el papa Francisco, le enviaba endemoniados?

Sí, eso es cierto. Él solía enviarme los casos porque no tenía exorcistas en Buenos Aires. Me los enviaba a La Plata, que queda a una hora; hacíamos ese servicio y quedaba muy agradecido.

25 nov. 2013

Obispo de USA exorcisa ley contraria

USA, obispo presidió un exorcismo contra la ley del gaymonio.



 Thomas Paprocki, Obispo de Springfield

El titular no hace justicia, pero es que quedaría muy largo. El día 20 de noviembre, (ya ha sucedido, mientras escribía preparando este post, hoy, es este día) Pat Quinn, gobernador de Ilinois, firmará el proyecto de ley que, obviando hacer consulta popular, desnaturaliza el matrimonio legalmente.
El mismo día, Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, presidirá una oración de súplica y exorcismo en reparación por el pecado del «matrimonio» homosexual. Acto al que han sido invitados sacerdotes, religiosos y laicos.
El contexto para esta oración puede entenderse recordando las palabras del papa Francisco cuando tuvo que afrontar una situación similar, como arzobispo de Buenos Aires, en 2010.
Respecto a la re-definición del matrimonio civil en Argentina, el entonces cardenal Bergoglio escribió el 22 de junio de 2010: «El pueblo argentino deberá afrontar, en las próximas semanas, una situación cuyo resultado puede herir gravemente a la familia. Se trata del proyecto de ley sobre matrimonio de personas del mismo sexo.
Está en juego la identidad, y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos. Está en juego la vida de tantos niños que serán discriminados de antemano privándolos de la maduración humana que Dios quiso se diera con un padre y una madre. Está en juego un rechazo frontal a la ley de Dios, grabada además en nuestros corazones.
No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una movida del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios»
El obispo de Springfield afirmó que «la referencia del Papa al ‘Padre de la mentira’ está tomada del evangelio (Jn, 8, 44) el que Jesús se refiere al demonio como ‘mentiroso y padre de la mentira‘. Del mismo modo, el Papa Francisco dice que ‘el matrimonio del mismo sexo viene del demonio y como tal debe ser condenado‘».

Identificado el origen, el obispo no se queda en un simple discurso o condena, pone los medios adecuados y proporcionados, como tiene que ser.
Las oraciones de «Súplica y Exorcismo que pueden ser utilizadas en circunstancias especiales de la Iglesia» están tomadas de los Apéndices de la Edición Latina de 2004 del Ritual de Exorcismos, en cuya introducción se explica que «La presencia del Diablo y otros demonios se pone de manifiesto no solo cuando tienta o atormenta a las personas, sino también por la intervención de su acción en cosas y lugares, de alguna manera, así como por las diversos modos de oposición y persecución contra la Iglesia. Si un obispo diocesano, en circunstancias especiales, considera conveniente convocar a los fieles a rezar juntos, presididos y dirigidos por un sacerdote, se pueden tomar textos de estos apéndices para preparar la oración de súplica».
Mons. Paprocki, no se arredró y señaló tanto el pecado público de los «contrayentes» como el de los políticos que aprueban esa legislación, que son «moralmente cómplices y cooperadores al facilitar este pecado grave». Y, como en el caso anterior, no se limita a identificar la causa, da el remedio instando a la acción:
Todos los políticos tienen ahora la obligación moral de trabajar para repeler a esta legislación perversa y rechazable. Debemos orar para ser librados de este demonio que ha entrado en nuestro estado y en nuestra iglesia. Debemos rezar para ser liberados de este demonio que ha entrado en nuestro estado y en nuestra Iglesia.
No podía ser de otro manera, con esperanza cristiana, no optimismo tonto, esperanza y misericordia: «el Papa Francisco nos urge también a acudir a la misericordia divina, así que es bueno recordar la expresión profunda de la misericordia de Dios que susurró Jesús mientras expiraba en la Cruz para salvarnos de nuestros pecados: ‘Padre, perdónales porque no saben lo que hacen’ (Lc 23, 34).
Hace tres años, por estas fechas Mons. Paprocki lideró una iniciativa para que en todas las diócesis de USA hubiese exorcistas. Al igual que lo que comentaba sobre Mons. Kurtz y su defensa de la vida con medios sobrenaturales por delante, ojalá este tipo de actuaciones también sean contagiosas. Es sólo una idea.

22 nov. 2013

Niña de 12 años, ex-posesa

Díce un exorcista:


Mi profesor de teología dogmática, el Padre Francisco de Paula Solá, jesuita, fue durante unos años exorcista de la diócesis de Barcelona, pero antes de este nombramiento oficial del Arzobispo de la Archidiócesis catalana, se vio en la urgencia de aplicar algún que otro exorcismo particular.

                  Uno de estos exorcismos, lo realizó siendo joven sacerdote, en Zaragoza. Una niña huérfana de 12 años, interna en un colegio de religiosas, hacía en ocasiones cosas muy raras que observaba asombrada una religiosa. Esta habló con el P. Solá quien después de unas pruebas, rigurosamente científicas, decidió aplicarle el exorcismo.

                  La niña que solo se defendía hablando en español, en los momentos de posesión diabólica, habló perfectamente con el P. Solá en griego, latín, francés, alemán y catalán. El Padre nos hacía observar que eran conversaciones largas y que había idiomas que la niña los hablaba mejor que él, prueba evidente de posesión diabólica, porque en estado normal, la niña solo sabía hablar en español.

                  Otra prueba que realizó muchas veces era mandar a la niña a echar una carta al buzón de correos. Pues bien, siempre que dentro de la carta había una estampa del Señor o de la Virgen, de un crucifijo… O al tocar la carta la niña la tiraba inmediatamente al suelo, porque le quemaban las manos. Sin embargo, cuando en la carta no había nada religioso, la llevaba tranquilamente al correo.

                  El Padre decidió aplicarle un exorcismo de urgencia, porque tenía que marchar a un nuevo destino de Roma. A tres personas les costó muchísimo llevarla hasta la capilla; le hizo tocar con la mano el agua bendita y la niña gritaba como un diablo. Rezadas las oraciones del exorcismo, la niña salió volando horizontalmente a casi un metro de altura, atravesó toda la capilla y se pegó un trompazo contra el altar que hizo estremecer de pavor a todos los presentes, cayó al suelo, manos y pies entrelazados, girando vertiginosamente, como una peonza, mientras el padre rezaba y le echaba agua bendita. En un instante, paró, miró al padre y le preguntó, ¿Dónde estoy? En la capilla le contestó el padre le cogió de la mano, la levantó y nunca más el diablo volvió a poseer su cuerpo.

P.Manuel Martínez Cano mCR

19 nov. 2013

Tentaciones y libre albedrio


Existe más de un demonio. El Apocalipsis nos habla de un tercio de las estrellas de los cielos, empleándose siempre simbológicamente cuando se quiere aludir a un número tremendo de grande. Y esto es dogma de fe pues figura en los evangelios en la parábola de los endemoniados de la tierra de los Gadarenos. Hablamos siempre del demonio como si solo fuera un ser, pero son muchos.

¿Cuáles son las posibilidades que tiene el demonio para actuar?

-El demonio, en sus buenos tiempos de querubín, antes de su caída, pues esta era su elevada categoría en los coros angélicos, adquirió la inteligencia de que dispone, pues tenía libre acceso a la contemplación del rostro de Dios, en el superior grado de querubín.

Esa inteligencia tremendamente superior a la nuestra, tiene su uso controlado por la voluntad divina. El demonio no puede llegar más lejos frente a nosotros, de lo que le autorice el Señor, que emplea la actuación de los demonios como medio para que adquiramos méritos venciendo sus tentaciones. Pero nunca nadie será tentado por encima de sus fuerzas para rechazar la tentación.

Si se cae en la tentación es siempre por propia voluntad, en uso del libre albedrío del que Dios nos ha dotado a todos..

Si el demonio pudiese actuar libremente sin el control divino y nosotros no estuviésemos auxiliados por la gracia divina, estaríamos ya todos condenados en el infierno para hacerle compañía eternamente.

De la misma forma que la intervención del Señor en todos los acontecimientos humanos es absoluta es grande, con la autorización y control de Dios, la intervención demoniaca en todo lo que sucede en este mundo.
 

16 nov. 2013

Caroline, ex: atea,espiritista,reiki y esoterista, una misa le cambió.

Caroline, invocaba espíritus, y hacía rituales de reiki y cristales, una misa de jueves le cambió.

(En el santo rosario los misterios luminosos del jueves, fueron  instaurados por el Papa Juan Pablo II. )


Caroline Burt

"Hasta septiembre de 2011, yo no tenía ningún interés en la religión, en absoluto", explica la inglesa Caroline Burt en ChNetwork.org. Había estado implicadísima en la nueva era, el reiki y el espiritismo, pero Dios no le interesaba. ¿Qué le cambió y le llevó a un cristianismo alegre y gozoso?

Una misa de diario con la puerta abierta.
Un convento con una librería bien atendida y el libro adecuado.
Una señora que le invitó a rezar el Rosario.

Pero el camino hasta llegar allí fue largo y atravesó valles realmente tenebrosos.

Familia sin religión
De bebé, Caroline fue bautizada en la Iglesia de Inglaterra (anglicana), aunque su padre era ateo convencido y su madre no iba a la iglesia. "De hecho, de niña en casa se me animaba a no practicar la fe cristiana", recuerda.

Creciendo en el sureste de Inglaterra, se educó en escuelas anglicanas, donde había clases de religión y oraciones por la mañana, pero ella no prestaba ninguna atención ni lo valoraba. Cuando acabó la escuela, desapareció cualquier oración en su vida.

Alguna vez que iba a la iglesia para bodas o funerales, pensaba que la gente religiosa era rara; ¿por qué ir a la iglesia los domingos, pudiendo quedarse en la cama durmiendo tranquilamente?

7 años de espiritismo y
new age
En 2003 se mudó a la Isla de Wight, frente a la costa sur de Inglaterra. Allí acudió a una echadora de cartas de tarot, que la invitó a su grupo de "new age" (nueva era). "Esa señora era una medium practicante y dirigía un grupo psíquico". Acudió al grupo por curiosidad... y se quedó 7 años.

Una sesión de reiki "sanador"

"En ese tiempo, aprendí cómo ser yo misma una medium, canalizando espíritus a través de mi cuerpo, leyendo cartas del tarot, entrenándome para ser una sanadora con reiki, y entrenando a otros para que lo hicieran. Impartía talleres de cristales y de "ángeles", que incluían sanación y ciertos hechizos "mágicos" para atraer a nuestra vida lo que yo y otros deseábamos".

[Para un análisis católico del reiki, lea aquí las conclusiones del padre Gareth Leyshon.]

Fiestas neopaganas
"Además, celebraba los shabats, las octavas, los días de cuarto de luna que representan las estaciones del año en las que invocábamos los poderes de los dioses y diosas y realizábamos ciertos rituales. Asistí a una ceremonia del nombre (que es como un "bautizo pagano") y un enlace de manos entre dos ex-católicos."

En enero de 2011 todo eso ya no le llenaba. Pensó que no podía crecer más en esa dirección. Además, su nuevo trabajo como cuidadora en casa de una anciana durante 24 horas al día no le dejaba casi tiempo libre para esas cosas.

Una parroquia con la puerta abierta
A mediados de septiembre, teniendo algo de tiempo para sí misma, visitó su pueblo de Ryde, en Isla de Wight. "Por alguna razón, decidí dar un paseo. Mientras caminaba por la parte alta de High Street, vi una puerta abierta y mis pies me llevaron dentro. Había vivido en Ryde 14 años, y aunque suene raro, nunca me había dado cuenta de que allí hubiese una iglesia, aunque pasé ante ella cientos de veces".

"Entré en la iglesia cuando estaban celebrando la misa católica. Yo no sabía entonces que era una iglesia católica. No quería llamar la atención, así que me senté para pasar desapercibida. El cura decía algo, la gente respondía, las palabras pasaban de largo para mí, pero estando allí sentada, escuchando, algo en mi interior se movió. A lo largo de esa misa, la gente se arrodillaba, o se levantaba, o se arrodillaba otra vez, y yo con ellos, fingiendo que sabía lo que pasaba. Entonces se levantaron todos y fueron delante, y el cura repartía lo que -según supe luego- era la Sagrada Comunión. En ese momento, simplemente me quedé sentada pensando: vale, aquí estoy sentada en una iglesia un jueves por la mañana, pero, de verdad, yo no soy de ir a iglesias."

La paz del monasterio
La vida pareció seguir sin cambios, pero unos días después, estando en Ryde otra vez, Caroline acudió al cercano monasterio de monjes benedictinos de Quarr Abbey (www.quarrabbey.co.uk). Lo había visitado una vez con su madre, 8 años atrás, sin prestarle atención, y había pasado varias veces ante él yendo a cualquier otro lugar. Pero esta vez aparcó su coche, entró en el templo y se sentó allí, preguntándose porqué ella, una seguidora de la Nueva Era, sin interés en Dios, se sentía atraída.

Librería de la Abadía de Quarr, donde Caroline decidió hacerse católica

"Estando allí sentada, un sentido profundo de paz vino sobre mí, y de nuevo sentí que algo cambiaba en mi interior. Al cabo de un rato, salí, vi el cartel que señalaba la librería, me acerqué a la señora del mostrador y le espeté: ´¿Cómo me hago católica?´ Creo que esperaba que se riese de mí, pero ella parecía pensar que era una pregunta perfectamente razonable. Me llevó ante una selección de libros de la Sociedad de la Verdad Católica y tomó uno titulado "Cómo hacerse católico". Fue el primer libro religioso que compré".

Los cursos de iniciación para adultos
En la librería también le dieron el número de teléfono de la parroquia que ya había visitado. Les telefoneó y habló con la responsable de los cursos de iniciación cristiana de adultos, que empezarían dos meses después. Por cuestiones laborales, no pudo ir a la primera sesión.

A la segunda sí: vio gente muy agradable, pero se sentía muy fuera de lugar aprendiendo sobre la fe católica desde cero. La tercera sesión se la saltó, con el pensamiento "eso no es para mí", pero se sintió inquieta toda la tarde, así que decidió ser constante en las siguientes sesiones. Y se enganchó. Cada miércoles quería ir y aprender más de la fe.

El Primer Mandamiento choca con la New Age
Aprendió el Primer Mandamiento: "Yo soy el Señor, no tendrás dioses extraños ante mí". Chocaba con toda su experiencia Nueva Era, su invocación de espíritus y energías...

"Y cuando hablamos de pecados mortales y veniales, me preocupó porque supe que había pecado gravemente, pero mi tutora puntualizó que en esa época yo no había tenido un conocimiento pleno previo de que lo que hacía era un pecado contra Dios. Eso me confortó, pero he de admitir que no fue fácil".

En enero de 2012 Caroline realizó los primeros Ritos de Elección en la catedral de Portsmouth, exactamente 50 años después de haber sido bautizada de niña, muy contenta y emocionada.

La confesión casi le aleja del catolicismo
Había algo que le asustaba: su primera confesión. Se acercaba marzo, la Cuaresma, y ella se ponía muy nerviosa. Tanto, que incluso decidió ¡desertar a la Iglesia anglicana! Pidió cita a la parroquia anglicana, y allí se dirigía un viernes por la tarde, cuando se encontró por la calle con su madrina de confirmación, que casualmente había pasado por Ryde para atender unos asuntos.

- ¿Qué te parece si vamos a la parroquia y rezamos juntas el Rosario un rato? -dijo la señora.

Caroline nunca había rezado el rosario. Pensó que acabarían muy pronto, y que aún tendría tiempo de ir a su cita en la parroquia anglicana. Así que accedió, y rezó su primer rosario.

"Fue adorable. Me equivocaba, me liaba aquí y allá, pero algo me sucedió durante el rosario. Supe que Dios me había enviado a esta señora para que no abandonase la Iglesia Católica. Al acabar, dijimos una oración, y di gracias a Dios. Después, le expliqué a ella lo que había estado a punto de hacer. Nunca fui a la parroquia anglicana, y una semana después me confesé por primera vez. Resultó que no era tan malo como pensaba. Sí, estaba nerviosa, pero el sacerdote no podía haber sido más agradable".

Confirmación y vida de oración
Su confirmación tuvo lugar una semana después. Sus padres y parientes no acudieron, no querían saber nada de su decisión de hacerse católica, o cristiana de ningún tipo.

La abadía de Quarr, desde el cementerio.

Pero ella hoy declara estar muy contenta. Le encanta participar en el coro. Es miembro de la Legión de María, y cada día reza el rosario y la coronilla de la Divina Misericordia. Hoy es incluso voluntaria en la librería de la Abadía de Quarr, donde por primera vez decidió hacerse católica.

"Cada día empiezo la mañana con oración y doy gracias a Dios de que vio una oveja perdida y la trajo a su rebaño", explica.


Nota del administrador; por gracia de Dios, esta mujer no acabó posesa.

13 nov. 2013

El satánico en el avión


De como aconteció, que un satánico estaba sentado al lado de un sacerdote católico en el avión, de como odiaba el demonio que lo poseía, y de como Jesús de mi corazón, ayudado por la providencia pedida amorosamente a ese sacerdote, el satánico obtuvo una oportunidad de gracia, la aprovechó, se convirtió y salvó su alma.

Cosas de Dios.



7 nov. 2013

María Claudia, escribió...


María Claudia de Bogotá, Colombia, expuso;

DOY GRACIAS A DIOS POR ESTA PAGINA,MUCHOS CATOLICOS LA NECESITAMOS PORQUE SOMOS IGNORANTES EN MUCHAS COSAS DE NUESTRA FE.

YO ASISTO MENSUALMENTE A DOS CONGRESOS DE LIBERACION,ME GUSTA ESTE MINISTERIO QUE NO ES FACIL PERO QUE SIEMPRE PODEMOS VER LA GLORIA DE DIOS Y EL TRIUNFO DE NUESTRA MADRE DEL CIELO.

DESEARIA PEDIRLES EL FAVOR DE ENSEÑARME NO SOLAMENTE ORACIONES, SINO EN CUANTO A LAS ACTITUDES DE LAS PERSONAS EN LIBERACION,UNAS GRITAN HORRIBLEMENTE,OTRAS SON MUY AGRESIVAS,OTRAS LLORAN INCONSOLABLEMENTE,ALGUNAS CAEN EN DESCANSO EN EL ESPIRITU,PERO YA EN EL SUELO SE MUEVEN DE MANERA DIFERENTE,SE ENCOGEN,SALTAN.

MI PREGUNTA ES ¿EN ESTOS CASOS HAY ORACIONES ESPECIFICAS? QUE QUIERE DECIR TODOS ESTOS MOVIMIENTOS Y ALARIDOSD,GRITOS Y TANTA CONFUSION DE ESTOS POBRECITOS?MI ORACION ES A SAN MIGUEL,A LA SANTISIMA VIRGEN,EL SANTO ROSARIO EN LATIN,LA SANGRE DE CRISTO,Y SUPLICO LA MISERICORDIA DE NUESTRO SEÑOR PODRIA CONOCER POCO A POCO UN POCO MAS DEL TEMA? LES AGRADEZCO QUE ME RECIBAN EN ESTA HERMOSA PAGINA.BENDICIONES Y MUCHAS GRACIAS. 

Hola, María Claudia, 

Las oraciones que realizas, ya son suficientes, pues es Dios quién actúa y tú así mismo, lo has visto. Las reacciones del demonio, son así, y Dios quiere que sean así, para que veamos que esta realidad existe, Dios lo ha determinado así, pues son cosas, que normalmente para nosotros, pertenecen al mundo invisible, solo son visibles en el mundo espiritual.

Para mas información, clique aqui.

Las reacciones que tiene el demonio en esas personas posesas, es de sumisión al poder de Dios.

Las distintas manifestaciones, son objeto según la naturaleza de ese / esos demonio/s y según actúa Dios y/o Maria Santísima en ese momento contra el demonio, y que va liberando al cuerpo poseso.

El alma de la persona afectada, siempre es libre.

Lo único que ha de hacer el sacerdote o laicos encargados de la oración de liberación, es mantenerse en el combate, orando, sin dejar de hacerlo, así se va debilitando el demonio hasta que ha de marchar. 

No hay que hacer caso, haga lo que haga o diga lo que diga el demonio, pues hasta el sabe, que ha de marchar de ese cuerpo.

Hay una oracion de liberación para laicos; clique aquí  por si quereis usarla contra el mal, pero lo que haceis está muy bien, y evidentemente, como cosa de Dios, las oraciones de intercesión, Dios las apoya y tiene misericordia de los necesitados.

Dios te bendiga, y a seguir adelante, cada vez mas hay necesidad de este ministerio de liberacion, pues muchas son las personas que caen, por adentrarse en cuestiones, espirituales prohibidas que abren las puertas al mal; adivinación, falsas doctrinas, como nueva era, reiki, brujeria, satanismo, adivinación, o espiritismo.

Deuteronomio 18,9.
  
9 Cuando entre en la tierra que el Señor, tu Dios, te dará, no aprendas a practicar las abominaciones que cometen esas naciones.

10 Que no haya entre ustedes nadie que inmole en el fuego a su hijo o a su hija, ni practique la adivinación, la astrología, la magia o la hechicería.

11 Tampoco hará ningún encantador, ni consultor de espectros o de espíritus, ni evocador de muertos.

12 Porque todo el que practica estas cosas es abominable al Señor, tu Dios, y por causa de estas abominaciones. él desposeerá a esos pueblos delante de ti.

13 Tú serás irreprochable en tu trato con el Señor, tu Dios.
14 Porque las naciones que vas a desposeer escuchan a los astrólogos y adivinos, pero a ti el Señor no te permite semejante cosa.

Efesios 6,12

 12 Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.

4 nov. 2013

El poder de la sugestión

En este post, quiero comentar sobre la sugestión.

En el siguiente enlace, podemos ver un reportaje grabado por el periodista Jesús Hermida en el año 1.974, tras el estreno en los cines de la película el exorcista.

Tuvo un gran impacto en muchas personas, las cuales por la sugestion en el cine, se desmayaron, fueron presa del terror, vomitaron, y se comportaron de forma histérica, aunque algunas, quizás, habrian estado influídas por el mal.