14 oct. 2013

El Papa Francisco lucha contra el demonio.

El Papa Francisco critica a los curas que niegan la existencia del demonio y la posesión diabólica.



En mayo el Papa Francisco pronunció una oración de liberación sobre un mexicano que reaccionó con síntomas de acción diabólica


El Papa Francisco en la misa matinal del viernes 11 de octubre en la Casa de Santa Marta reiteró que no se debe relativizar la verdad en la lucha contra el demonio, y que hay que tomar en serio los exorcismos de Jesús.

Jesús expulsa los demonios en la Biblia, y el Papa critica que algunos intenten dar explicaciones “para disminuir la fuerza del Señor”.

Que no minimicen a Jesús
El Obispo de Roma centró su homilía en el Evangelio del día recordando que existe siempre la tentación de minimizar la figura de Jesús como si fuese “en el mejor de los casos un curandero”, al cual tomar “muy en serio”. Una actitud, observó, que “ha llegado hasta nuestros días”:

“Hay algunos sacerdotes que cuando leen este pasaje del Evangelio, este y otros, dicen: “Pero, Jesús ha sanado a una persona con una enfermedad mental”. No leen esto aquí, ¿no? Es verdad que en aquel tiempo se podía confundir una epilepsia con la posesión de demonio; ¡pero también es cierto que existía el demonio!"

"Y nosotros no tenemos derecho a simplificar las cosas, como diciendo: ‘Todos esos no estaban poseídos; eran enfermos mentales’. ¡No! La presencia del demonio está en la primera página de la Biblia y la Biblia termina también con la presencia del demonio, con la victoria de Dios sobre el demonio”.

Liberarnos de la esclavitud del demonio

 
Por esta razón, advirtió, “no debemos ser ingenuos”. El Santo Padre observó luego que el Señor nos da algunos criterios para “discernir” la presencia del mal y para seguir el “camino cristiano cuando hay tentaciones”. Uno de los criterios es “no seguir la victoria de Jesús sobre el mal” sólo “a medias”. “O estás conmigo - dice el Señor - o estás contra mí”. Jesús, añadió, ha venido para destruir al demonio, “a liberarnos” de la “esclavitud del demonio sobre nosotros”.

Y, advirtió, no se puede decir que así “exageramos”. “En este tema - dijo - no hay matices. Es una lucha donde se juega la salud, la salud eterna, la salvación eterna” de todos nosotros. Luego está el criterio de la vigilancia.

“Siempre debemos vigilar -exhortó el Papa- vigilar contra el engaño, contra la seducción del maligno”:

“Podemos hacernos la pregunta: ‘¿vigilo sobre mí, sobre mi corazón, sobre mis sentimientos, sobre mis pensamientos’? ¿Custodio el tesoro de la gracia? ¿Custodio la presencia del Espíritu Santo en mí? ¿O dejo las cosas así, seguro, creyendo que todo está bien?"

"Si tú no te custodias, viene aquel que es más fuerte que tú. Pero si llega uno más fuerte que él y lo vence, le quita las armas en las que confiaba y reparte el botín. ¡La vigilancia! Pero, tres criterios, ¡eh! No hay que confundir la verdad. Jesús lucha contra el demonio: primer criterio. Segundo criterio: quien no está con Jesús, está en contra de Jesús. No hay posiciones a medias. Tercer criterio: la vigilancia sobre nuestro corazón, porque el demonio es astuto. ¡Jamás ha sido expulsado para siempre! Sólo el último día lo será”.

"Toma otros siete peores y vuelve"
Cuando el espíritu impuro sale del hombre, ha recordado el Papa, “deambula por lugares desiertos, buscando reposo, y no encontrándolo, dice: ‘Volveré a mi casa, de donde salí’ Y cuando la encuentra ‘barrida y ordenada’, va ‘toma otros siete espíritus peores que él, entran y se instalan ahí’. Y, de esta manera, “la última condición de aquel hombre resulta peor que la primera”.



“Vigilancia, porque la estrategia del demonio es ésta: ‘Te has convertido en cristiano, va adelante en la fe, te dejo, te dejo tranquilo. Pero luego, cuando te has acostumbrado, y no vigilas tanto, y te sientes seguro, yo regreso’.

El Evangelio de hoy comienza con el demonio expulsado y el demonio ¡que regresa! San Pedro lo decía: ‘Es como un león feroz, que da vueltas a nuestro alrededor’. Es así. ‘Pero, Padre, ¡usted es un poco anticuado! Nos asusta con estas cosas’... ". No, ¡yo no! ¡Es el Evangelio! Y no son mentiras: ¡es la Palabra del Señor! Pidamos al Señor la gracia de tomar en serio estas cosas. Él ha venido a luchar por nuestra salvación. ¡Él ha vencido al demonio! Por favor, ¡no negociemos con el demonio! Él trata de volver a la casa, de tomar posesión de nosotros... No relativizar, ¡vigilar! ¡Y siempre con Jesús!” 


Posts anteriores relacionados:
(Clique sobre ellos para acceder)

El Papa Francisco habla sobre el demonio.

Habla Angel, el poseso que visitó al Papa Francisco.

7 comentarios:

Eduardo dijo...

Estimados hermanos:
He leído sobre este poseso y he quedado muy triste. El pensar que no haya podido ser liberado, el demonio no puede entrar en un cuerpo así por así y Dios no puede dejarlo entrar así por así, Dios respeta nuestra libertad, aquí debió abrirse una puerta por parte del poseso. Si no ha sido liberado, no podemos creer nada de lo que diga, ya que si no ha podido ser expulsado, él demonio siente que tiene el control, así que no es posible que sea obligado a decir la verdad, porque si obedeciera, ya hubiera sido expulsado, él no puede obedecer a unas cosas y a otras no.

En mi vida de fe, he tenido muchos encuentros con las fuerzas del mal, pero siempre he dicho y lo sostengo, la liberación es un acto de amor. Dios permite cosas, pero no es su Voluntad que ocurra.

Voy a tener a esta persona en mis oraciones, para que sea liberado en nombre Jesús y de su Amor, y para la gloria de Dios.

Gracias hermano Administrador por compartir este relato.

Administrador del blog dijo...

Hola, Eduardo,

Siempre una alegria verte!

Este post habla sobre el posicionamiento del Papa Francisco, en cuanto a los que no creen en el demonio, principalmente se dirije a los religiosos.

Al final del post, para mas información hay dos posts anteriores (links) donde puedes ver mas a fondo el caso del poseso.

Si, en algo tienes razón, el (por lo que leí y creo entender) se ofreció, u ofreció este sacrifício contra la ley del aborto en Méjico.

Dios te bendiga.

Eduardo dijo...

Estimado Administrador del blog:
Cuando hice mi comentario sobre el tema del post, ya había leído los enlaces del final.

Abordé el tema por la foto del inicio del post. Las declaraciones del Papa, son muy oportunas e ilustrativas, y está bien, ya que esto da oportunidad para desarrollar el tema en este post dedicado a desenmascarar las estrategias del demonio y a ilustrar.

Pero sigo triste. La presencia de la fuerza del mal, es una realidad, y un poco delicado abordarla desde el punto de vista humano; es bueno anotar lo que dijera el evangelio tratado al final del tema, Jesús habla de la ruina de un hombre si cae en las garras de esos demonios después de ser liberado, esta fuerza es muy astuta y uno de los mayores logros es que no se crea en él o se le tenga miedo.

Por eso hablé de la tristeza sobre el caso de Ángel V. Hay que desenmascarar el mal, pero como cristiano testigo de tantas Ternuras del Señor en mi vida y a mi alrededor, quiero citar la palabra de Dios; recordando el caso de Lázaro y el rico Epulón, Abraham hace una declaración, “que escuchen a Moisés y los profetas, sino lo hacen aunque resucite un muerto no le creerán”, así que las palabras del Papa vienen del Poder del Espíritu Santo, sino las entendemos o asimilamos, ¿cómo se va a escuchas a unos demonios a través de un poseso?, el aborto es un flagelo. Pero Dios nunca pediría a un ser humano que como penitencia o prueba sea poseído para revelar algo a la humanidad.

Lo que sí es una realidad, es que de ese camino torcido salga un gran testimonio para la gloria de Dios.

Hermano mi comentario no va en la línea de la descalificación, pero si me siento igual que tu comprometido con desenmascarar las artimañas de Satanás.

Perdona por invadirte, pero me he tomado muy en serio las palabras de invitación y el objetivo que se cita en el mensaje inicial de este post.

Dios los bendiga a todos, y les de su Paz

Boss dijo...

En cualquier caso Dios siempre vence.

Saludos!

Administrador del blog dijo...

Estimado, Eduardo,

Te escribí así porque me dió la impresión que te dije, nada mas, y además como siempre, con mucha caridad. No estés triste, estáte alegre pues hay muchas personas que se van salvando porque tu eres luz y sal del mundo. Las acciones cristianas dan buenos frutos, aunque nosotros no lo veamos, aqui y ahora, pero es así.

Alégrate, como yo, por creer, por confiar en Dios, y por poder ayudar a tantos.

Además... (sonrie) no hay tantos que entiendan de estas cosas y puedan hablarlas, enfremtarlas, y asesorar a tantas personas con problemas que no comprenden lo que les pasa, ni como, ni porque... esa luz de Dios que se les brinda y que se muestra efectiva es la mano tendida de Jesús, en nosotros, cuando ayudamos a los necesitados.

Estas bien instruido y haces muchos bienes, no estes triste. No hay motivo, mas bien deberias estar bien alegre de ser buen cristiano, batallador, y combativo! estamos en un combate, pero en todos los tiempos lo ha habido, alegrate por saber las cosas, claras y seguir adelante, eso es lo mas importante.

En cuanto a Angel, el poseso, pues su obra hace Diso mediante.

Cuantos afectados, viendole con el Papa Francisco, se decidieron a buscar exorcista, ayuda, etc... seguro que muchos, de todo, yendo hacia Dios, se obtienen muchos bienes.

Tantos motivos de alegria!

Siempre eres bienvenido.

Eduardo, recibe mi abrazo!

Administrador del blog dijo...

Boss... tu y yo sabemos.. que siempre venceeeee! Aleluya! Aleluya!

El que ES, el que ERA, y el que será, prevaleciendo por los siglos de los siglos, amen.

Dios te bendiga.

Eduardo dijo...

Estimados hermanos:
Total mente de acuerdo con que nuestro Dios es un vencedor y lo será siempre.

Mi tristeza no es porque piense que ha vencido el mal, eso sería un sacrilegio de mi parte. Pero el hecho me recordó además otro pasaje, lo que pasa es que no quiero hacer muy larga mi participación. Cuando el Señor envió a sus discípulos a evangelizar una de las misiones de ellos, era curar enfermos, expulsar demonios, etc. Pero todo iba bien hasta que llegó un hombre que se quejó de que sus discípulos no habían podido sacar un demonio, entonces Jesús lo hizo, pero en privado le dice a sus discípulos, ese tipo de demonio solo es expulsado con ayuno y mucha oración.

Esta es mi tristeza, ya que este muchacho ha pasado por muchos intentos de ser liberado y no han tenido éxito todavía. Me preguntaba si Jesús estuviera en este momento por esos lares que hubiera pasado.

La meta de todo cristiano es llegar a ser como Cristo, no por nuestros méritos, sino más bien por nuestra pequeñez y entrega a la Voluntad de Dios.

Me preguntaba, que pasaría si este hombre fuera mi hermana, mi esposa, mi hijo, además él ha perdido todo lo que tenía y está en la ruina, eso es lo que deja el demonio, ruina a su paso.

Pero nuestro Dios a su paso dejar vida, aunque Él sea Omnipresente, necesita de nosotros, su Poder radica en el Amor, por eso hay liberación.

En mi relación con el Señor, uno de mis incentivos, es llegar a poseer todo lo que Jesús nos prometió, esa no es voluntad mía, es la Voluntad de Dios, en todas ellas está intrínseco el Amor de Dios.

Hablas bien, al decir que somos la sal y la luz del mundo; la instrucción es parte de esa gracia, pero como dijera Santiago, una fe sin obras está tambaleando, para no decir muerta.

Esa es la causa de mi tristeza, pero además es un sentir que quise compartir con ustedes, porque soy de la opinión como testigo, que no es Voluntad de Dios que este hombre siga “pegado” como dicen mis hermanos por Nicaragua.

Otra vez caí en largos escritos, perdonen, pero ya los siento como mis hermanos de fe.

Dios los bendiga, y llene de su Amor