31 ago. 2013

Estrategias del demonio III



Este tercer post, sobre las estrategias del demonio, lo voy a redactar de forma libre.

Ya sabemos que el demonio puede tentar (nunca obligar) para que pequemos y nos apartemos de Dios, y si seguimos la caída, podemos perder el alma, pues lo ensuciamos con los actos contrarios a Dios, de pensamiento, palabra, obra u omisión.

Su trabajo es apartarnos todo lo que pueda de Dios, por lo que un ateo sera poco o nada tentado, mientras que un firme creyente y comprometido, será mucho mas tentado, usaran mas fuerzas para contrarrestar esas decisiones, esas convicciones, lo mas normal, en un religioso, es la tentación de indignidad para que abandone el camino, por ejemplo, las tentaciones son inversamente proporcionales a la decisión de la persona, mas decisión a ir hacia Dios, mas esfuerzo para  hacerla desistir, aunque en los decididos, el demonio, nada puede, solo que esa persona notará mas la aridez, en ciertos momentos etc..

Es lo auténtico, la persona puede pensar... que felices son aquellos que van por el camino ancho del pecado, que tranquilos y relajados, claro, son poco tentados o nada, pues estan decididos a pecar, a sabiendas o no... y es por eso que el demonio les deja mas en paz.

Los soberbios, los orgullosos, los egoistas, son fácilmente tentables, el demonio con solo empujarles un poco, y la persona se echa a rodar montaña abajo. Además que no sabria distinguir una tentación de un acto contrario a su voluntad, su voluntad, ya está unida a la tentación, que con el tiempo ha creado ataduras con el demonio y hábito de pecado.

El demonio trata de desestabilizar a los que tienen claro que quieren ir a Dios, pero para el fiel decidido, nada tiene que hacer, nada puede, mas que probarlo, y en esa prueba virtuosa, el probado, mas se pule en el Señor.

Todas estas cuestiones son tratadas en profundidad en el catecismo, pero en este post, quiero tratar otra de las estrategias que usa el demonio, sus llamadas a filas, sus reclutamientos, sus engaños...

Aquí, me quiero referir a todos aquellos actos para atraer a los hijos de Dios (nosotros todos los humanos que queramos seguirle) hacia el desvío del mal, no me refiero por el pecado, que sabemos cuales son, me refiero a temas mas profundos y espirituales, las falsas doctrinas, las doctrinas de demonios. En el Deuteronomio 18,9 de describen actos contrarios a Dios, que son graves, y que el demonio se regocija en ellos, y que desde antaño han sido usados, el espiritismo, la adivinación, la brujeria, la hechiceria, la idolatría, el satanismo, y todas aquellas doctrinas que nos quieran dar a entender que no necesitamos a Dios para nada, la nueva era, etc...


El demonio llama, con falsos dones... voy a comentar uno que le agrada mucho... la adivinación... nosotros vemos el mundo visible, solo por don de Dios, o infestacion demoníaca una persona puede ver en el mundo invisible, osea, espíritus, demonios, formas u otro tipo de engaños, el demonio va tentando para reclutar pobres infelices, que ademas en el engaño creen sinceramente que ayúdan a los demás, a la sociedad.

Comentando con el caso de la adivinación, los demonios, que conocen el presente y el pasado de los hechos de las personas sus hechos virtuosos y los pecaminosos. Por ejemplo, una persona muy curiosa, le agrada mucho todo lo relacionado, con el esoterismo, "futurologia" adivinación, astrologia, "angeologia"... comienza a ser asiduo al tarot, lo aprende y lo practica... y le van llegando mociones de hechos de la persona (presente y pasado) del cliente que tiene enfrente, el tarotista cree que ha desarrollado una filosofia y "seres de luz" le ayúdan... y el/la cliente se siente sorprendido/a porque le han adivinado algo que de ninguna manera aquella persona podia saber... a estos niveles, el tarotista ya está poseso... sin saberlo, tambien un cliente asíduo si sigue los rituales que le indica el tarotista, "mago" "vidente" o "sanador" también puede acabar con una fuerte influencia o atadura con los demonios, sin saberlo, y lamentablemente en algunos casos con posesión demoníaca.

Ya es malo acudir a este tipo de personas, pero lo peor, es cuando el tarotista , mago, brujo, hechicero, sanador, vidente, agorero... se gana la confianza del cliente y comienza a hacer las cosas que le sugiere; "No hagas tal viaje previsto, pues tendras un accidente" no inviertas en tal cosa, haz tal otra... ya aquí, el demonio quiere comenzar a influir en los actos de nuestra vida, los que siguen los consejos, acabaran casi, sin poder ir a orinar sin pedir permiso... pero lo que es peor... las ataduras del mal con esta persona y eld emonio se iran afianzando... antes o después... el demonio comenzará a molestar mas y mas a la persona, por lo que el/la afectado/a  irá cada vez mas a ir a que le hegan hechizos de "sanación" para contrarrestar ese mal, y cada vez irá a peor... pues la función del demonio con nosotros, es hacernos sufrir.

El ejemplo de los tarotistas, se puede ampliar a todo tipo de adivinación; lectura del te, posicion de los huesitos o conchas o piedras, al lanzarlas el brujo al suelo, el humo, etc... estas técnicas en sí, tan diferentes, son la excusa que muestra el demonio para "justificar" un medio, una herramienta, para justificar una conexión de comunicación con "algo" o "alguien" que les lleva a hacer saber tal o cual cosa.

La gran mayoría de afectados por estos casos, son las mujeres, mas curiosas que los hombres y mas atervidas a la hora de solicitar hechizos, amarres... para sujetar a una persona o para que vuelva un amor...

Un hecho curioso, es que una persona puede ir a varios tarotistas, y salir pensando, pues vaya charlatanes, pero ir un dia a uno, que si le adivina cosas... la persona se conmueve, pero... ¡vaya desgracia! no sabe que esta persona SI realmente es bruja, y su alegría debería ser terror si supiese a lo que se está exponiendo...

No hay que tener miedo al demonio, una persona normal, mas, si está protejida por los sacramentos y su buena vida cristiana, pero los que (aún por ignorancia) acuden a realizar actos pecaminosos, y se acercan al demonio, pueden acabar dañadas, por influencias, internas o externas, o por posesión demoníaca en su propio cuerpo.

Otro tipo de engaño, es que el demonio, infrinja una falsa enfermedad en la persona, y la persona "sane" ante ese brujo, ese falso curandero, resulta que el mal, lo único que ha hecho es retirar temporalmente ese tipo de mal, pero la persona será atacada de nuevo al poco tiempo, buscando otra vez recursos demoníacos para su "sanacion" no sabe que las oraciones cristianas le habrían liberado...

La comunicación con los espiritus que muchos hacen o filosofias similares que siguen, es otra forma de abrir la puerta al mal, y ofrecernos a ser influidos o posesos.

Los "espiritus" que no son otra cosa que espíritus inmundos, demonios, se hacen pasar por fallecidos, o extraterrestres, o seres de luz o "guias" y cada vez van liando mas las cosas, queriendo lo mismo de siempre, hacer sufrir lo mas posible, incitando con ideas malísimas, incluyendo el suicidio.

El combate espiritual sigue... igual que nuestro libre albedrío, no hay que obsesionarse con estas cosas, pero si saberlas, y aconsejar bien a las personas para que su camino, sea solo hacia Dios, que es lo deseables, es la felicidad perpetua y es nuestra única salvación.

Dios les bendiga.

28 ago. 2013

Estrategias del demonio II

data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBhQQEBQUERQUFBUUFxUVFBcVFBgUFhQVFBcVFRUVFRQYHCYeFxwjGRYYHy8gIycpLCwsFh4xNTAqNSYrLCkBCQoKDgwOGg8PGi4lHyIsLCwpKSksLCksKSksKSkpKSwsKSwsLCwpLCwpLCwsLCwsLCksLCkpKSksLCksLCwsLP/AABEIALsBDgMBIgACEQEDEQH/xAAcAAABBQEBAQAAAAAAAAAAAAAAAQIDBAUGBwj/xABBEAABAwIEBAQDBgUCAwkAAAABAAIRAyEEBRIxQVFhcQYTIoEykaFCUrHB0fAHFCNi4TOScoLxFRYkQ6Kys8LS/8QAGgEAAQUBAAAAAAAAAAAAAAAAAAECAwQFBv/EACsRAAICAQQBBAIBBAMAAAAAAAABAgMRBBIhMUEFEyJRYYFxIzIzwRSRof/aAAwDAQACEQMRAD8A4lCVC6orCL0r+H+P14QUyzUBUdSLmmHU21wLjj8R4LzZdN/D/EOGLbTFTy2Pu7+7R6g0Hgd7rO9Rq30N/XI+Dwz0PGegUWuBqktqh+kQagJDGuDrQ9sD6RsFxHj/ACKl/L4msIqEeUadQXc0ToNN456dJnnM3Xb+I8YWVKZgkgMLXMMXBMGPfbYwsetmA01HaabnMa4vpk6fMp6ZexoNtYEkf8McVgZezKLSPKcM+WNPQJ6a2gab303NcyDqaHCD5bpLD8k9dTRNWVqS+im1h4EQlQpxBEJUIARCVCABTYWvpN9juFDCVMnBTi4sDNxVI03ObvexjcG4O+yiFAnZbLaLXwHW5O5c5/dlJUwOje3+eK5nUUyolh9fYbsGU3DOERAP7+a2sNX8oTbWREbgTu7p2VvIcLNRzt9LSeFibA+0qpmGFAdb6KnKWeB6WVllLN8YdLHi5bLXDm0mQfqq9LMmHjHdSVhwP/VY2JwRabAkHaL+xV3SaudUdoJLosY6i13rYQR9q4tw2Vek+E2i4tdyP5dQrlXAagHU77yLfT9FJL+q24od0MbVgyOH7unPaH/Dvxb/APnn2VQPPJLr5KvgMFjDkBy6GnU1AHmub84O3s7nwPcc+q18uGlsE+o3j8IV7QtqwZOImc4I1GhzblvDmCqOWA+vewaPmZ/+q6PBNl34TZR5pQc0GWt4HULbcCPcqPXShvcV2EX4KuHfBjmD9FYIWU6pJEW4jurdHMAQNY09eB91Z9P1CUNkhGvJYITdKcHg7GeyFrpp9DSBCEJwoJWOgg3EHgYPseCEQkaysAevZzhmVcIzEUiQ1lJoEfd4T7xfcQuZ/mP6kF7G6nj4xqsWmAZsQZieqd4Dz59RhwREtc2ppdqgtETEcfV+KjxeBdReXsYGNpCkagqwS2+l507lt9xwXJODpnKqfjr+C5F5Rz2bUauJZrgmrhA5lZrgBUdRBGg/3FoPyvJlZDXSJGxXS50Bqc4k3BpitJa6iQTp0vbaow6gJv6TB2XFYSvocaZmxcL/AGYNoPIhaHp9/ttwl14I7Y+TRSQlQt4riQhLCISgJCISwhACJUQlQAkKVlaQGvkt7+oD+0++yjhEKOyqNkdskBt+FmFlf4g5lRpYY3aT8MtMEX7pM8wpY8jZYzbXG66IYoYqkJ/1WiHf3AWD/fiue1np/srfDlD4vjBzFbqoGVHMMsJBG0Hb3V/F4YglZtVsfvdZcRc4LOYZocSzTVguGzjY/wC5Q4HCvpi+xvB4e4VN1Ra2VUi9vp1Dns5nu02G/NaGlltlkM5IsTloqX2dt37jioKfh0w4l4teNNyOczC2jhY+IAf3Md+LHGR7FTYPAip5gFZggAyQRDZEi6lutrfMe/PGBcPwYeGy1rLn1Hrt7BWKpb9qPdbZwOHaPViA4/2QI7mSs7EZrTINNoiJhxGqep6KX/mwjHbGA72vyZ7Mxa0wHah+HZymq5ieL4H93XtujMnsbSAYC4xJqNloJ5Ab/NYBcTvuqNjVj3MTZE1sZhtEEFpDriCbfNV8PUdMBwAH3iI7QqermUMudpRH48pi4R0LMPRdcPDTx0yPeyq4nHtp/BUFTnqbt7qiKJiJgHeN4CvYbB0w0QwHq4/krNc7LHth2HxRYRCWEuldIQDYQnaU4MQBJgMY6jUbUYYcwgj24HovSq2fUMS1lcOpt1U3UqjXt1Q4wWh43DZm46LzMU1ayzECjVa9zG1AN2u2KzNfolet6/uX/v4JIT2mlnD6r8PWZUcxjmw8UbCk5gA016LunFo+QXIZjhjUMttVgFzWgaC3TGtjwYNrx16L0KlljsyZqY1rW0nEUW+ZpewOEkSAQ4A7Bw4wuNzbw8+g01SQ/wAuoGVm/AabrSXNabggiHCFz0JqLcJd/RYfKMjAY7ZsEgNk8dMWJHMcei02uBEi4VDE5WQXPoGSPXDTOhpn1B1pHDgRxVTLKr9QbTBe5xs373Yc1s6XW7PjN8fZBKH0bUIQ108CCLEGxB5EJYW1FqSyiIRInQiE4BEQnMYSQACSdgBJPslquZTkVXwRYsaNT56/ZHufZRWXQrWZsBsJ9PDucJAtz2H+42VOrnoH+lTA/uf63fL4R8ln4jMKlQ+txd3Mx2HBZ1nqS6gv+xcG299NnxPB6MGo9tRgKpUz7Sf6QDIuDALp5kn8oWRqJT2UZWZdqLLf73x9IEjpcuzP+a9LgGv5jZ2/DgUlfLZmNxvxIjeyzcvpmk6YPMTb6brpsscf9Sq0aSCx24LgYgdTbpw5KlLYk2xyTbMChkxe9oNgTeSJ08Y9ldzF4pnTSJDAIDfznieqbQe2nUJcYADo78OyysVip2Nz8yooSc+hyZJVxjtuJsBzVt2EFOnIa6o9xDdUekE/Za0/ifonZF4aqVKgdU/psb6nOdYhvPorGZeIaZOmgdFOiCGTu8mdT+rjt2U8Y84RJ1yyrVwlOiAcQ9rTvoaJee4GyzMwzJjyPKbpaN/vG/FZdSoXuLnGSbklSUKRJUuMIa5HQZKzWIN5sRwI6xdV878POoetoJp8eJYTwPTqr2Ryw7TxW/icW6oxzC1oY4Q6RJi3yUG/ayupYZw+Byl9baw5n8laxGReWbzK0srhtxw/YTsViNbpVvT1u+e0VyZnMwnDgrDGwICfCF0NGmhT/aITCinCir7aKf8Ay6f7gGeKCeMOtBuHT/ITXaGDOFBL5SvGimOpJPcDAzLcxqYZ+uk6DxHAjkQtVmO/m6r3llNktmpdoe8wASyRcwNjIssl1JQvoqnqdHXqPl1L7HwscTpMxydvn0azGmoyqxzDUgsItOp2kQdouOK88xeG8p2tpOprwWRDdMEizQPULAy36Fe0eEc8ZiKPkkBrmN06RxbzauE8fZWKD6WiCyq9ur7Incai34TfcR89+Yo312ypsRbbTWUZleh/MUfOp03/AMyKrmVmgmKgguLmtO0CLDZUGukSOK6HJsv0VKj3GP6hfq9RLHMIhwcPiDpIJ6mdwszxBlzMLi306bnOY8Co3ULtL7uaTsd1vaC/25+y+n0QTjlZKSfUDabdVQm9w1t3uHPk0dT8lay/CayTE6dhzJ2B6K3/ACjYd5znB5EzosTe3bYWVnXa10/GHZB0c1ic3qOltMeUw8B8R/4n7ntt0Wd5RXStwTHap3j0gfetv9VaoZS1rC4t1RAJHwtnaeSwHqHJ5Ybzkm4YnYFWKGVPcYAXYHAgFmkjTG0Xnvx5+6tUsOBymOMWHEprs4E3HKU8h0zN+5/IK4zLYsAOcAX6dSpMxz6nRloPmu+QB7dufyVXC4573tNZ0NIL20memQAXAvI2bDfryTXulyP2y7HVqZpm5aLAjUbwdgRuOytVX+mmJ+FoP/M4aj/7o9lj5Y01qkuJkkuJmBE3J6LRrYovc6BAJMGZho9t44qvZFv4iLgqZkQ0TUPqN2sG/d33U3LM3ptN6YZzfOt3YTt7LPrguMmST7noFBjGGmQOMSek8FfqqxDhcEqSNTPPFL6rPKpjRT3I3c883nj2WHRI1CdpE9kxzpVjBYsMs5rSDx0y5vLSfyUmMLgcTUsESVepYLSR8j2KeypbUCHNM3HDhcfZ91KypO6rTlJkEmzWwtKRA4deX72V3ENIpHmWu/AqlluMbAk8YvzH7C3jh3VCWOYGloDtwbPsQYtPGFHXHlZGY5OSwo0i6QNT3NgkcrfJIus0ujjS9yYoIQlV8DoabFO2io6StUysyTY9CCikNNJj8wZQZqqGATpEXLncguax/jCo12ltJrAHBuqo6Rz+zwIvIm3NQSujHscotnSGmo3Ulxf/AH0rzvT320GI78vrZaOE8ag2rMiDGpl28bwb8CkjfFibWbrqShdTUuHxbKrdVNwcDxH4EcErmq3GQ1oqglpkEg9CQfmF2n/ZzamWivLWaC5+8tY0gsMl8knY91xz2rpcooVKmX1mO0tpeshzhqJcADDQ70iLmTsQs/1PEYK36ZJVlvBVyjBmlgDUc5rj5b6xE/6bTLWGI9TH2aWnYtBXKeLPEXmU8JTaz0UQ1oqOtU1wNdM8wJiey0sfnrTTYACyiHAvcXSapEsq6nbvcZpmB6ZXI5wwto0WuFMuqE1dbXS/T8Ia4DbbVzvcBUK5Zkm+88ErXBqBxGxI7GE+nint2ce0yPcGyjCF1uyMlyiqSGqDuI6tt/6TZKHubOkhwO4uD/tUKFn3emU2crhhgu4TFkvaDIvtCzs/8QXdTpEHg9+8kcGnkEuJxbmMcWk7QPdUcs8NVKtyIH1WLdo1RPDeR8ElyUMBhvMeNXwj1PPJou73O3chTVMxOtzgBcFsHYNPARsALLaz3Atw2Ha1ovUdc8SGAH8SPkucp0yT/lRPnsdnPJo4Os4zAAneBuOS0S13lEkbkNFu5MHhsFVwGE57fX/HdW84xnksptABnU8C9hZon31fJV1idiXgSEXOeEJRwwbfj+9liZ7TioOZHtaB+qlGYVXmxDewVOuXF41kuI48ls23VOtV1roty0lkFukVUrKZNgCTyAlTtwpcbJ1Vj2Wlw9yPwVLfHOGTR0N0luxg1clwTqcudYkRHTjI2KtYzCAjVTEfeYNrC5b+i5tmMeNnH5laWCzwggPv1G4/VX09PZDY1j8lKymUHyPw+Oh0cD+K7Hw5mgALCYt6Y6rj80w40+dTIifUBsCdnDvx691ZyavILukKg9PJWKKIZLyW3blIlRC6xLCGiISwhKIblOqreGJe5rW3LiABzJMBZDKi1/DtX/xVGTHrEHeDeDHeFn3R2xbHLss+JMI00dTAanky6kHT5es02ue98SHBopuBH3qrGryfEkknVuIExEhoj3/wvd8bSYRWBaxocHUqbWhpaWuqFteq0tidbmjWwX+Ei8LxDMcudTq+WeMFtw4EG06hYiy5+Cb5ZaZRYCIMSARuLHoei7SjlNGsGP1MFTy58rD4c1g0FtvMOo8Aeo67LNw/h+o2Lt4b3gja2yt5XTr4cuDdbWOc3Xo0B7hI1/1N27SI2KdbCxLOBFjrI6jW8t4Fc4oOLQGDymUjJB0EiIe2CBvPHorvnYhsAeVWdABp03F9XVxkNHpkGZ26rMzbBuqlwZ5lRlP0tdWrfAC4uc4DbQZuOBvsqtXCigHNc0Oe6Gsc3Ew9siRIYdL6Z529kyFrXMHj8CuP2blHOy15FbC1joI81rZljTcSAJBP90LWzHxKX0msOF0UzrLG13spU/LPAE3dAFy0zcjiuUxOLq0mmkazmaiXeXSl9TUWwW1HOIc5pHCXCywMfjH1XA1JloDYM2jkDt2Fkk1O9pzfQLEei9Xz0urNrODKjg4nQ5h8schE3kknuoMKDiK5e6JJLzAAG82AsAqmFwrqjoaP8d10uCwQpNgb8TzWlpdNvmnjhEcpcE5SJULoSAbCITkIAaWp7azx8LiI+SSEyq8NBJ4KvbRVP5TQ5JyaSK3iTFGoKOrhrH/x/qq+AwoiSOoHPr2UmE01TqrEgMJdYEzqDQG9PhT8TmUuijTvsNV5/wCULlb8OTUOjRl6dfnCX78Gg6oyizVUMDhzPMNHH8ly2OxTqzy8iNg0fdaNgO373VmqHPdqqEuPDk0cgOAQWWTK4KHJo6X0jat1j5K1JzgI1EDeytFu8yT3TNFlIHzsISs2aaYQ4wT0HkEEb7EcweSr4+tNuH0H6KR1aIjdvHmFVxdUO2Cjxzkktwk0UCLoCRKraOUveWyxhsTplpux0ah77jqujwlBrWAM23nnPFcqFuZDipBYeFx24/vqtLQ2RU8S/Rn2I1EQlQtsgEQlhCAJ2uVjCYw0nte3djg4d2mR+Cpak4PUcoKSwwPQ8fpFKm9gaG1KJrPY0vcyZGs0zux0keqRMnYlef8AirKdWKaXO1CpTcWPk1CRGprjoAgiSATAlpJi66Twr4qNAGjUdFN06XEavLLhBkcWniO62MdlDNVJ9HSHMa71hugGWwXt0OAJsLGZ4k2XG6hz0dmyxceGXoreuDzilmTqbWeZDtQ3aRqaRYte2YBnqJ5Kdmf0onVA2uPyTswydzWlhL3ku9MUwxjHuc4+YXH4pEe42mFj1sK0U5ePU8O+0Ja5u7hxPWB77K5VrpY7yRyqRtOxVKsA3WLwRB0k/r2T3YIfZJbwEQC3/hMW7LlcryuvUcRSouqERIDC74mkweVrjtZb9NtbCtp/zLTTY+LvMkSNxHqIndsSPop/donLFiX6GYkuiGrkMlx8x0usbTPebz2hMb4dpi5k+8BX6GZU6hIY4GO49wCnuK0qtNTjMVkjcpeSBlFrRDQB2QU9yYVfiscIaIhKhOARCVEIASFQzSp8Lfc/ktBZGYO/qHoB+H+VR189tP8AJp+lVqeoWfHIyjPw8CRbnyXtPgXwBRbhw+qJe/4uYF4b+q8hySPOZIn1CBzPAfNfQGV5uKbAHbC3uudjjPJ0HqM7IwUYGdj/AOFuCeBDCyPukyRyJP7+a818U+AjhGOcwyBJJcRZnD3kR1kL2PEZ602g8zyhed/xJ8Qg0zSb/wCYAHHk0EGOtwlljBU0Vuo3qLeTytxRSPzCcLGfxCZsYUfaNx8PLJa4ESAf88VSqhXC+2+8yOSovKYuiK5lYhOa2UwqwW2BCsnL3x+Qx9OApMFiDTeHDhv1B3Tqrbd1WCdB4aZUkjskKDL6mqm3tCsLqYS3RTKbEQlQnCCISoSChKsjMKopGm2o5rTyPw9Wzt7KshR2VQtW2ayhU2ujpcLTw+LpspPLg4BrWtc7T8MR6xvt9dlfb/D+kw1Hve6owN1QQPSRExG7i0EXmY4rjAVvZV4yxGHAaHB7ARZ41Wm4B7fJczqvRrK5b9NLjzF/6ZajemsSX7PQfC3htjcHpJewvL3VC0hr3Oc8nU5wvqEALzbx9lL8ZmLaFJjiaYc03Elpl3mQPSBMiLElvCQu4y7xCyth/KoVS1xMmQA9rH1JeGjYkNcYjktTG4jDYSm0W1btgaqjyJGq1zEkk7BZLs9qXyjiX1/sdjP8Hh2c5UcDTph4aKlWkx5F9bDMWG4kbmRcFLRzKo1xbWplhDWmCIdpInVodciL2XVfxfwtIudUaGh9N9KgWx6nB1M1fM1TYbACDxNlwj8DW8plepTfUpf6bXOkCSCWtadzvIjjIWvRdOpKSZFJJm8x4cAQZBuCgrOyhr6csqNLJJLAbHqIN1pQukotVsFJEDWGJCEqFMIIhLCVAgkLGx4/qO9vwC24WTmjIqTzH4LO9RWav2bPo8kr8faJMkMVmdHAj2K9IZmUxcwvMMvqaarD1C7FmILbTI5rmpPDOouhuwdQ3MyGxO/v7SuM8V/aLtz8PGBtv7/RbHn2/BY/iJ80XTvb6FN3ZIaobZZOQc9NrMLd/wBylaRxumVjZSFmb4Gteoqzo90McZt+5T6jS4dvyTG8MqzlmJSIurOFdaFXdYqSgblWV0YOoXyLDh6FUCsVXKslRSkdLkhml7q/CoZEP6XuVoFdNp/8USlLtjUJUQpxokIhOQUgCISohACQlSwhAA0xcWI48uoWxgPFNWiCBpfLNEvBJDeAsbjosdCgu09VyxZHI5Sa6OkqYDC4+rgfMcajwBQrBwLHva1jnMJIPBwiZuCuhxDwGUWupBtOi6t5LdNmClDTVc0kEXMAR9omV52Cr9HP6zW6dUj1b3+L4pPGTdY1vpMo/wCN5X0yaNq8mFn+SGk8VNVUuqP1ta9sOjiTw3na1wFbBso88xlR7vOLiSDLh94cR8lI1wIBGxuOxV7QUyp3Rn2JbJSxgVJCchaZAJCWEIQAoVLN6MtDh9n8CrqVzA4EHiob6/cg4ljTXezbGf0c6Hfr7rqMrr6qQJuRvPf9FzmJw/luj6lT5bi9LoJIBXIWwaeDvVJWRTR1TawIA91nZu/0OBPxRcqhia72OIkmNiLW3/NZ+KrFwuewMnvf97qGPY1QxyUtcKKo6UVU3TKlk8Fecn0NpugqUuLZPPbuFGfS7sp6rS5oJ5E9+qbLtMrNvGCm8XSU90EoZurS6MrUdjnlMT3Cya0JUUZHU5IyKDesn6q2Qm4KlppMHQJ5XUUrbWkUpdjUJYQpRosISohIAiEsIhABCISoQAiEqRACISoQBDiyBTdO0FNy5pFGnP3R+CmqskRz37C/5Ip09IgbDbso9vz3fgXwOhCVClEEQlQgATmpoTgkAjxOEDxf/oufq0yxxB4fuV04WZm2En1ch81heoafD9xeezpPSdZn+lL9FeiHVQbi288Rz6QoaoIBa4TGzuagYeMrfw1LzGt2IO/QnefdYM8xOgm8cnNPpjaeyiYIW5jaGlxiI7zJWVVpmYjsnqSaInFdleqOKRz7DorYww0yffooXC0R+qNyIJwzyU3OunURKbUEFOomJVtdGJqFiQ+tskwlPU9o5kJj3StPw/htVSeDbqWqO6aRQm/J0xCjKlKaQuoXBRI4RCk0o0oyAiSEqEAJCEqEACEsIhACJE6EIAahLCEAJCEqEAEIQhKAiVEJYQAiUIhLCAFCSo3UIKEJk4KcXFj4TcJKUeznMXTLHkFWcDj9EDgd/wApWhj8EKg6jbr0WJWwzqd4MDpt3XK6rSyqbTXHg7DTa6F0OXyaWIY06nXg9LjsfcKBz5aDY8z+gUdDMPTp4beygfWAdIuDw7rPjWyK3VOHApw51b7/ADumVMMWzN+yd/OeqAJjqrrqReA4NcCOCmVM30iqtdzhmFiWwVEr2LokusD8lcyvIzOqoIHBp3PUq5VVOfCRV1NsW85MkUTy3XVZRgfKp33NypKGXtaZgSrS19JpHB75mXZZnhBCNKcAnALRbIBmlGlS6UaU3cBWQnJE8URCAlSgCEJUACRKhADUQlQUANQlQgAQhKlARKhKgBEqVCAEQhCAESFs7pyRNcVJYYqbXRjZpl0HU1tuOm3usynh3PPoaSusSBoG1lnT9NhKWU8ItrVPbyUctywUxLruO/RaCRKr1dUa44iVZScnliQhKhPwkIwTgkTghjRwCeE0J4UbAWEQlQU0D//Z 

DISTRACCIÓN

Ser distraídos es apartarse de lo que es nuestro principal objetivo o tarea. Y para todos nosotros, el objetivo más importante es Dios y las cosas buenas que nos esperan en el cielo. Nuestro camino es hacia el cielo, en el camino de la fe y la obediencia a la verdad, al amor a Dios y amor al prójimo. Y así el diablo hace todo lo que puede para distraernos, es decir, alejarnos de nuestro único objetivo verdadero.
Lo hace cuando estamos absortos en las cosas pasajeras del mundo. Así que muchos afirman que están tan ocupados que no tienen tiempo para orar o ir a la iglesia, o buscar otras formas de alimento espiritual. Llegan a estar tan absorbidos por las cosas del mundo que pasan por alto la realidad duradera que se avecina.
Las ansiedades y temores también nos causan muchas distracciones. Y por esto, el diablo hace que nos fijemos en los temores acerca de las cosas que pasan, y temor del juicio que nos espera. Jesús dice: No temáis a los que matan el cuerpo. Temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (Mateo 10:28). En otras palabras, debemos tener una santa reverencia y temor dirigidos hacia el Señor, y de esta manera, muchos de nuestros temores se verán en mejor perspectiva, o van a desaparecer por completo. Pero en esta cuestión del miedo, el diablo dice todo lo contrario: debemos temer 10.000 cosas que nos pueden afligir en este mundo que pasa, y que no pensemos en absoluto en la cosa más importante para nosotros, nuestro juicio.
En el corazón de toda la desviación está que el diablo quiere que nos enfoquemos en las cosas menores para evitar centrarnos en las cosas más grandes, como una decisión moral y la dirección general de nuestra vida.
Una vez más, tenemos que aprender a concentrarnos en lo más importante, y decisivamente negarnos a ser desviados a cosas menores.

DESALIENTO

Como seres humanos, y desde luego, como cristianos, debemos tener grandes aspiraciones. Esto es bueno. Pero como en todas las cosas buenas, satanás intenta a menudo envenenar lo que es bueno. Para tener altas aspiraciones, también es cierto que a veces nos falta la humildad para reconocer que hay que hacer un viaje a lo que es bueno y lo mejor. Demasiado fácil entonces, satanás nos impacienta con nosotros mismos y con los otros. Y, con nuestras aspiraciones, que esperamos se cumplan en el tiempo más rápido, llega la falta de caridad para con nosotros mismos o para otros. Algunos se desaniman con ellos mismos o con los otros y renuncian a la búsqueda de la santidad. Otros renuncian a la iglesia debido a las imperfecciones encontradas allí.
El diablo también nos desalienta, porque las aspiraciones son generalmente abiertas. El hecho es que siempre hay margen de mejora, y siempre podemos hacer más. Pero aquí, el diablo entra, pues, cuando podemos hacer más, también es posible pensar que no hemos hecho lo suficiente. Y así el diablo nos desalienta, siembra en nuestros pensamientos exigencias poco razonables en cuanto a lo que podemos o debemos hacer en el día a día.
El diablo también nos desalienta a través de cosas simples, como la fatiga, los fracasos personales que todos experimentamos, contratiempos, y otros obstáculos que son comunes a la condición humana, y comunes a vivir en un mundo caído, con recursos limitados.
En todas estas formas el diablo trata de desanimarnos, para querer, en algún nivel, que renunciemos. Sólo un sentido bien desarrollado de la humildad puede ayudar a salvarnos de estas obras desalentadoras de satanás. Porque el hecho es, que la humildad, que es la reverencia por la verdad sobre nosotros mismos, nos enseña que crezcamos y nos desarrollemos lentamente y por etapas, y de hecho, hay contratiempos, y vivimos en un mundo que es duro, y lejos de ser perfecto . El reconocimiento de estas cosas, y ser humildes, nos ayuda a apoyarnos más en el Señor, y confiar en su ayuda providencial, que crece en nosotros gradualmente.

26 ago. 2013

Testimonio de un joven poseso por el reiki

Eduardo es un joven español que ha explicado su experiencia con el Reiki y la Nueva Era a ReL.

"Yo aprendí en mis carnes que las ofertas de la Nueva Era no son lo que parecen, que las supuestas energías que te venden no son energías, no vienen ni de la tierra, ni muchísimo menos de Dios. La gente no sabe dónde se está metiendo", denuncia Eduardo.

La forma más común de caer en el Reiki es sufrir alguna enfermedad y buscar algo alternativo, a menudo por consejos de amigos, pseudo-terapeutas, etc...

- Uy, tú lo que necesitas es que te hagan un poco de Reiki...

- Rei... ¿qué? ¿Eso qué es lo que es?

- ¡Reiki, hombre! Es una terapia buenísima para todo… Te cura y te mejora todo tipo de enfermedades físicas y psicológicas. Incluso te puede ayudar a morir, si es que ya ha llegado tu hora. Puede ser como una terapia o tratamiento paliativo…

Diálogos así, señala Eduardo, llevan al Reiki a muchas personas.

Sin formación sobre el mal y lo sobrenatural
"Te quedas con cara de póker. Suele resultar que tú eres (como lo era yo) un total analfabeto en temas religiosos. De pequeño te bautizaron, pero tú no te acuerdas. Hiciste la Primera Comunión vestido de blanco, porque la hacían tus amigos pero realmente no te habías enterado muy bien de lo que estabas haciendo. Y jamás ningún cura en 12 años de colegio católico y catecismo te habló sobre el mal, Satanás, el demonio... Nunca te advirtieron que no debes abrir una puerta al demonio, que después cerrarla cuesta meses o años de oración y de ni-te-imaginas", explica Eduardo.

Y así la persona se apunta un teléfono, llama y acude a su primera sesión de Reiki.

El anzuelo del bienestar
»El Reiki habla de una técnica japonesa de energía canalizada para la sanación. Te explican que tenemos chakras -puntos energéticos en el cuerpo- y seguramente nos dirán que tenemos el aura de color un poco pálido y que eso denota enfermedad. Y te dicen que no te preocupes porque impondrán sus manos sobre nuestro cuerpo y todo se irá yendo progresivamente…

»Y el problema es que eso parece al principio. Llegas a notar una pseudo sensación de bien estar, una falsa sanación de síntomas… Es un anzuelo para que pienses que todo eso es maravilloso. También piensas: Uy, yo aquí tomando medicamentos y destrozándome el hígado, cuando todo esto se puede resolver con una imposición de manos".

El segundo paso, dice Eduardo, es preguntar al operario:

- Oye, perdona, y para hacer esto, ¿qué es lo que hay que estudiar?

- Pues nada en especial, esto lo puede hacer todo el mundo -suele ser la respuesta. -Solamente tienes que hacer un sencillo curso y pasado el primer nivel ya uno empieza a ser canal de energía y ya la empiezas a notar en las manos. Y a partir de ahí ya no tienes que venir a que te lo hagamos aquí, porque tú mismo ya puedes autosanarte.

"El tercer paso si eres un poco curioso, como yo lo fui en su día, es apuntarte al siguiente curso que hagan", señala Eduardo. "Y no se crean ustedes que en estos cursos se mete gente rara, con problemas sociales o con una vida diferente a la de cualquiera. No, esos cursos están llenitos de gente de toda edad y clase social. Especialmente jóvenes como yo, ansiosos de poder sanar a otra gente. Jóvenes que no saben que le están abriendo la puerta al demonio".

Amor, meditación y buen rollito
»Llegas al curso y un grupo de gente te habla de paz, amor, meditación y buen rollito… Energía positiva para tu vida y la capacidad de auto-sanación que tiene el mundo entero. Una energía que Dios repartió a la tierra.

»Según algunos de ellos, a los sacerdotes no les conviene contar esto porque a ellos les interesa tener el poder de sanación de enfermos en exclusiva. Y te dicen aquello de: “con la iglesia hemos topao, ya sabes”. Y tú lo ves todo claro y piensas que puede que tengan toda la razón e inmediatamente te metes en vereda con los chakras, las capas, el aura, la reencarnación, los seres de luz, los maestros de luz, etc… Y te compras un millón de libros porque acabas de descubrir un maravilloso mundo nuevo".

»Durante ese curso, se realiza un ritual. Antes, te dan una enseñanza teórica sobre chakras y un batiburrillo de todas las religiones del mundo mezcladas y manipuladas. Y eso se convierte en el dogma de fe número uno en tu vida. Ya hasta te apetece comprarte una túnica y pintarte un lunar en la frente, el tercer ojo".

Das permiso para sentir las energías
"Después te sometes a un ritual donde te hacen un bailecito japonés y das permiso para sentir las energías. Te tiras 3 horas intentando aprender un símbolo japonés. Te pones a dibujarlo hasta que ya te sale hacerlo sobre un papel, sobre una pared y sobre un cuerpo, hasta que ya lo dibujas con la vista sin tener que trazarlo. Luego, otras 2 horas para aprenderte su extraño nombre en japonés. Pero a las pocas horas, al fin, el símbolo ya es tuyo. Y ya empiezas a utilizarlo. Hay que repetirlo 3 veces para “llamar a la energía curativa”. Y a partir de ahí ya empiezas a sentir esa energía, como eléctrica en las manos. Y te dicen que se puede utilizar para todo.

»Vas a tu casa, marcas la casa entera con el símbolo y se lo cuentas a tus amigos y amigas y vecinos y a la gente que más aprecias en la vida y les dices: amigo, amiga, tienes que aprender a hacer esto.

»El paso siguiente es reunir a tu grupo de amistades más fiel y convencerlos para que ellos también se hagan el curso… Hasta que lo hacen…

Maestros invisibles y cosas sobrenaturales
»Y el penúltimo paso antes de enfermarte, es meterte ya en esa secta hasta puntos insospechados y de repente ir descubriendo que los maestros de Reiki (se alcanza el grado de maestría cuando te has sometido a 4 rituales fantásticos, cada uno con sus símbolos japoneses) son capaces de hacer cosas “sobrenaturales”.

Según Eduardo, a partir de cierto nivel, los "maestros de Reiki" parecen realmente ser "capaces de adivinar cosas, saber cuándo va a haber un terremoto, entender lenguas muertas, ver espíritus pasando por por el salón de su casa". Además, ellos mismos explican que obedecen las órdenes de un invisible "guía espiritual” que según ellos es un “ángel de luz” que es el encargado de guiarlos por su camino espiritual.

Así, lo que empezaba como "una energía curadora", impersonal, canalizable... pasa a ser, a niveles altos, una relación con entidades espirituales invisibles que otorgan conocimientos ocultos.

Es decir, el Reiki implica el trato con las entidades espirituales malignas que la tradición judeocristiana y la Iglesia llama demonios.

El demonio se cobra su precio
"El demonio, que ya sabe que tú lo sabes, no va a permitir que tú vayas contando esto tan alegremente por ahí. Irá a por ti. Lo más leve que te podrá hacer es empezar a arruinarte la vida en todos sus campos, especialmente en el económico/laboral. No te extrañes si tienes una racha de mala suerte que perdura en el tiempo y que no se termina nunca. Ni te extrañes de discusiones en tu hogar que no sabes ni porqué empiezan ni mucho menos, porqué no se terminan nunca. Y luego empezarás a enfermar en mayor o en menor medida. Todo es progresivo, no suele ser de un día para otro", afirma Eduardo.

»Las personas que practican el Reiki, en general no están conscientes de que están llamando a los espíritus de Reiki cuando envían Reiki o están iniciando a otros. Invitan a los espíritus del Reiki dibujando el símbolo japonés de un demonio específico y les invitan llamando su nombre 3 veces, de esta manera pueden enviar la energía Reiki a alguien. También por los mismos símbolos, inician a alguien espiritualmente al Reiki, abriendo, por rituales, acceso a estos espíritus del Reiki para que el fluir de la energía Reiki pueda venir. Los Reikianos son engañados por las manifestaciones y el bienestar a corto plazo".

Eduardo identifica así los 5 dibujos clásicos de la iniciación en el Reiki:

1- Dai-ko-myo, demonio principal, soberano del Reiki

2- Hon-cha-se-shonen, el espíritu de contacto del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel de Reiki, para hacer contacto con una persona o una situación distante. Significado: “de mi divinidad a la tuya”. Se usa en todas las iniciaciones e incluso está escrito en la mano en el ritual para el segundo nivel de Reiki.

3- Sei-heki, espíritu de guía, del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel de Reiki, para influir en los niveles subconscientes. Se puede usar en la manipulación de personas. Este espíritu revela mucho sobre la gente y sus situaciones, y envía esta información al "tercer ojo". Este símbolo también se usa en todas las iniciaciones de Reiki.

4-Tjoko-rei, principal espíritu del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel, activa o incrementa la energía reiki que se envía sobre alguien. Significa: "dios, ven aquí", mandando actuar a la divinidad del reiki.

5- Ling, espíritu principal del Harbori-reiki. Símbolo y espíritu para enviar o incrementar energía: es popular en España.

Hay muchas diferentes formas de reiki que usan otros símbolos, dan nombres a espíritus (ling, raku, dragon de fuego, etc y demonios del satanismo). Cada maestro de Reiki es libre de mezclarlo con lo que quiera. Eduardo señala distintos gurús orientales y líderes de sectas que han creado su variante: reiki de Osho o Reiki de Bagwan, Reiki de Saibaba, Reiki de Yoga, de Karuna, de Harbori, de Rainbow-reiki...etc.

Cuando los materialistas hacen espiritismo
Eduardo señala que muchos usuarios de Reiki son personas vagamente materialistas, atraídos por esa idea de una energía que no es religiosa, y es difícil explicarles lo que se descubre a niveles más avanzados: que es un edificio construido sobre el trato con espíritus. "A la gente a la que le he intentando explicar que esto viene del demonio, se han echado a reir y se piensan que el que estoy en una secta soy yo", lamenta. Sin embargo, la experiencia pastoral de sacerdotes exorcistas católicos de todo el mundo confirma lo vivido por Eduardo.

»Tengo más de 50 amigos y amigas metidos en esto, y estoy rezando para que no se enfermen como yo lo hice, pero creo que es inevitable. En la escuela de masajes que hay en los bajos de mi edificio anuncian cursos de 2º nivel de reiki por 200 euros. ¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Rezar Rosarios, rociar con agua bendita el local? Es complicado hacerles entender que están invocando demonios japoneses en el edificio donde vivo".

Por eso, pide "instruir a los jóvenes en los colegios y en las parroquia".

Para los ateos, tiene un mensaje muy concreto. "Si eres ateo y no crees en nada, al menos no hagas nada: mejor eso, que hacer algo de lo que te puedes arrepentir el resto de tu vida".

Eduardo también cree que el gesto de imposición de manos del reiki es como una mofa o burla del demonio respecto a la oración con gesto de imposición de manos de los cristianos, como se da por ejemplo en la Renovación Carismática Católica, "que en Latinoamérica es muy normal que ayuden en las liberaciones, mientras que aquí en España estamos a uvas como con casi todo".

Los 5 consejos para dejarlo
Eduardo añade 5 recomendaciones para los que ya se metieron en el reiki y quieren dejarlo.

"Si ya te metiste y ya empezaste a darte cuenta de tu gran error, estos son mis consejos:

1- Haz una Confesión completa de vida. Busca un sacerdote y confiesa todo. Empieza por decirle que faltaste al primer mandamiento y que hiciste una práctica espiritual que es una gran ofensa a Dios. Arrepiéntete de corazón y recibe absolución. Infórmate bien de lo que conlleva cumplir los mandamientos porque en España, casi nadie los está cumpliendo.

2- A partir de ese momento, haz vida 100% cristiana. Misa y comunión diaria. Rezar mínimo un Rosario al día.

3- Busca en Internet oraciones católicas de sanación, liberación y renuncia al mal, y rézalas.

4- Haz alguna novena pidiendo una completa sanación y liberación. Esto no es magia, salir de esto se tarda y es proporcional al tiempo que hayas estado practicando…

5- En casos muy graves, busca un sacerdote exorcista experimentado.

Eduardo aporta su correo electrónico ( victimasdeldemonio@gmail.com ) en el que está dispuesto a recibir consultas, comentarios y también "sugerencias, direcciones de exorcistas de cualquier parte del mundo y todo lo que pueda ayudar en estos temas". 




Testimonio de una mujer posesa por el reiki


Reiki + brujería = intentos de suicidio



CLIQUE AQUI, MAS INFORMACION DE PORQUE EL REIKI Y EL YOGA SON PERNICIOSOS



Lea también:

-"He tratado muchos que vienen del reiki, ¡es como el espiritismo, es abrir una puerta a los espíritus!", dice el exorcista de Cartagena

-El padre Gareth Leyshon avisa: «Personas en Reiki muestran actividad demoníaca en grado de opresión»

-Escribe a ReL una católica creyente y bien formada: el Reiki la atrapó... hasta que rezaron por ella

-Los obispos de EEUU critican el Reiki como una falsa sanación espiritual

25 ago. 2013

Estrategias del demonio


http://forosdelavirgen.org/wp-content/uploads/2013/08/manzana-y-una-vibora.jpg

Para reconocer su influencia.
Uno de los elementos clave en cualquier desafío es entender las tácticas de su oponente y reconocer las sutilezas de la estrategia o movimientos a que pueda recurrir. En la batalla espiritual tenemos que desarrollar alguna sofisticación en reconocer, nombrar y entender las sutilezas de las tácticas comunes del diablo.

Examinemos dos tácticas comunes del diablo.

DECEPCIÓN

Jesús dice que el diablo fue un asesino desde el principio que no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla, habla mentiras según su propia naturaleza, porque es mentiroso y padre de mentira. (Juan 8:44).
El diablo nos engaña con muchas promesas falsas y vacías. La mayoría de ellas están relacionadas con la mentira de que vamos a ser más felices y más plenos si pecamos, o negamos aspectos de la verdad. Cualquier placer viene con el pecado según él. Pero un grande y acumulado sufrimiento viene con el tiempo con casi todas las actividades pecaminosas. Sin embargo, a pesar de esta experiencia, los seres humanos siguen siendo muy ingenuos, parece que amar promesas vacías pone todo tipo de falsas esperanzas en ellas.
El diablo también nos engaña al sugerir todo tipo de complejidades, sobre todo en nuestro pensamiento. Y así pretende confundir y ocultar la verdad fundamental de nuestra acción. Nuestra mente es muy astuta y le encanta disfrutar la complejidad como una forma de evitar la verdad y poner excusas. Así que, la connivencia con el diablo, nos entretiene con infinitas complicaciones con la pregunta “¿Y si esto….? y ¿Qué pasa con eso….?”. Junto con el diablo, proyectamos todo tipo de posibles dificultades, excepciones o potenciales historias lacrimógenas, para evitar insistir en que nosotros u otros debemos portarmos bien y vivir conforme a la verdad.
El diablo también busca engañarnos con “palabras engañadoras”. Y así el desmembramiento y asesinato de un niño por el aborto se convierte en “libertad reproductiva” o “elección”. A la sodomía se llama “gay” (una palabra que se usa para significar “feliz”). A nuestra fe luminosa y a la sabiduría antigua se llama “la oscuridad” y “la ignorancia”. A la fornicación se le llama “cohabitación”. Y la redefinición del matrimonio, es llamada “libertad del matrimonio.” Y así, a través de exageraciones y falsas etiquetas, el diablo nos engaña, y con demasiada facilidad llama bueno, lo que Dios llama pecado.
El diablo también nos engaña a través de la gran cantidad de información. Información no es lo mismo que verdad, y los datos se pueden montar muy hábilmente para hacer imágenes engañosas. Además, algunos datos y cifras se pueden destacar, en exclusión de otras verdades.Y así, la información o datos que son verdaderos en sí mismos, se convierten en una forma de engaño. Los medios de comunicación y otras fuentes de información, a veces ejercen un poder más grande que lo que ellos nos informan. Y esto también es una manera por la que el diablo trae engaños sobre nosotros.
Hacemos bien en evaluar cuidadosamente las muchas formas en que satanás pretende engañarnos. No creas todo lo que piensas o escuchas. Aunque no debemos ser cínicos, debemos ser sobrios, y tratar de verificar lo que vemos y oímos con la verdad revelada de Dios.

DIVISIÓN

Una de las oraciones finales de Jesús fue que seríamos uno (cf. Juan 17:22). Oró esto, en la última cena antes de sufrir y morir por nosotros. En este sentido, destaca que un aspecto principal de su obra en la cruz es la superación de las divisiones intensificadas por satanás. Algunos sostienen que la raíz griega de la palabra “diabólica” (diabolein) significa cortar, arrancar o dividir. Jesús ora y trabaja para reunificar lo que divide el diablo.
El trabajo del demonio en la división comienza dentro de cada uno de nosotros a medida que experimentamos muchas tendencias contrarias, algunas nobles, creativas y edificantes, y otras de base, pecaminosas y destructivas. Muy a menudo, luchamos dentro y nos sentimos desgarrados, como Pablo describe en Romanos capítulo 7: el bien que quiero hacer, no lo hago… y cuando trato de hacer el bien, el mal está a la mano. Esta es la obra del diablo, dividirnos en nuestro interior.
Y, por supuesto, el ataque del diablo contra nuestra unidad interna, se derrama en muchas divisiones entre nosotros externamente. Hay muchas cosas que ayudan a manejar esta división, y el diablo seguramente se nutre de todas: la ira, las heridas del pasado, resentimientos, miedos, malos entendidos, la codicia, el orgullo y la arrogancia. Existe también la impaciencia que tan fácilmente desarrollamos sobre nuestros seres queridos, y la noción errónea de que de alguna manera, debe buscarse gente más perfecta y deseable. Y así muchos abandonan sus matrimonios, familias, iglesias y comunidades, siempre en busca de la meta esquiva en la búsqueda de personas y situaciones mejores y más perfectas.
Sí, el diablo tiene un día de campo tocando toda una plétora de tendencias pecaminosas en nosotros, pero su objetivo siempre es dividir dentro de nosotros mismos y entre nosotros mismos. Haremos bien en reconocer que, cualesquiera que sean nuestras luchas con los demás, todos compartimos un enemigo común, que busca dividir y destruirnos. Como escribe San Pablo: porque nuestra lucha no es contra la sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12).

(En el próximo post, expondré dos tácticas mas)

22 ago. 2013

El mal, toda ausencia de Bien.

Bella Virgen Maria!

La maldición de la serpiente

Génesis 3,14-15

14 Y el Señor Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho esto, maldita seas entre todos los animales domésticos y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida.
15 Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje y el suyo. Ella te aplastará la cabeza y tú le acecharás el talón».


En el início de este post, hago constar, que el mal es ausencia de todo bien. Esto es, que no existe la mas mínima posibilidad de esperar un acto bueno o misericordioso, jamás encontraremos algo bueno. El maligno/s está/n condenado/s sin remisión, ya no hay oportunidad, se rebelaron y perdieron, porque ante la verdad de Dios, todo pierde, cuando los angeles caídos se rebelaron a Dios, sabían lo que hacían, y nuestro querido arcángel San Miguel, elevando su voz, a la vez que su espada dijo: ¿Quien como Dios? El combate fué principalmente verbal, sobre las verdades de Dios, aquí el demonio siempre está condenado a perder.

Ausencia de todo bien, en esta inmundícia cayeron los angeles que se rebelaron, un  tercio.

Pero este post... va dirigido a los ateos, los incrédulos, los que discrepan de todo lo cristiano.
Las revelaciones privadas, se pueden creer o no... eso es cosa de cada uno, yo hoy, aquí quiero exponer, loo que leí, ya hace unos días... la Historia de Howard Storm, un hombre con un trabajo fijo y muy bien remunerado, lo tenía todo... menos a Dios... era el típico hombre que lo niega todo, a menos que se le demostrase "científicamente" maldecía a Dios, se reía de los que creían... este hombre pensaba incluso que al morir no somos nada,m no tenemos espíritu, acabamos totalmente, dejamos de existir... este hombre rechazaba las gracias, rechazaba el amor, era puro egoismo.

A sus 39 años, tuvo un problema, una perforacion de estómago, cayó al suelo, y comenzó a morir... pensaba que todo ya se había acabado, y se vió de pié viendo su cuerpo estirado... y se dió cuenta de que tenía un alma... al poco.. en el pasillo había una neblina... y voces y formas lejanas le llamaban... le decían que no hiciese preguntas, que fuese rápido... (eran demonios, pero el no lo sabía todavía) le hicieron alejarse mas y mas... no respondían a sus preguntas, ya lejos, se comenzó a enfadar, no sigo adelante les dijo, entonces se comenzaron amostrar segun su maldad, y comenzaron a insultarle, reirse de el, atacarle, se turnaban en la lucha, elo se cansaba y los otros se turnaban, le mordian, sentía todo! cuando no pudo mas, dejó de ser motivo de diversión, los demonios se divertían cuando el odiaba y les atacaba, algunos se fueron, el se quedó allí, rodeado de unos pocos demonios, exhausto...

Algo en su interior le dijo; reza... el pensó ¿para que? no creo, y nunca he creído y no creo que nada me saque de aquí... pero esa voz le insistía... recordó una oración cantada del colegio y para probar, pues no le quedaba nada mas, comenzó a orarla, Howard, no sabía rezar.

Se quedó perplejo, cuando vió que orando todos aquellos seres huían despavoridos y le decían que no orase, allí comenzó a ir hacia la luz, a Jesús y conversar de muchas cosas, antes de regresar a la vida.

En youtube se puede ver este relato, pero todos son en ingles, no he encontrado ninguno en español, solo una traduccion realizada a medias.

La importancia de este relato, es precisamente las vivencias de un hombre que no creía en la existencia del alma, ni en Dios, aqui no s epuede achacar a que esta persona estaba influida por sus ideas, por su fe, etc, no, esta persona nunca había creído en la verdad de Dios, y negando a Dios, se encontró con los demonios.

Cuando habló con Jesús, su arrepentimiento de vida, era tan grande! se sentía tan indigno!

Este hombre era profesor universitario, tras su vuelta a la vida física, ya se tomó en serio las cosas de Dios cristiano verdadero.

Testimonio en español, clique aqui.


Y este hombre, profesor universitario, tenía su vida resuelta, no tenia que inventarse esta historia, para escribir un libro y obtener ganancias, además tras la vuelta, su vida dió un giro y se hizo cristiano practicante.

19 ago. 2013

La Santeria es incompatible con la fe cristiana.


El pasado mes de junio, y en medio de varias noticias relacionadas con los cultos sincretistas afroamericanos (santería, umbanda, vudú, candomblé…), el obispo auxiliar de Durango (México), monseñor Enrique Sánchez Martínez, escribió un interesante artículo en El Siglo de Durango, en su sección llamada Episcopeo, con el título “La santería es incompatible con la fe cristiana”. Lo reproducimos a continuación.

He querido comentar sobre este tema porque muchos católicos, y muchos de ellos comprometidos en la Iglesia, practican la santería y muestran todo un sincretismo religioso. Hice una síntesis de un artículo en www.conoze.com, y de una Carta Pastoral de Mons. Eduardo Boza Masvidal, Obispo Cubano, que nos ayudará a entender este fenómeno.

Busque en Internet sobre éste término y existen cientos de sitios donde se informa y se ofrecen servicios de esta práctica de culto proveniente de las islas del Caribe y las Antillas. La santería ha causado curiosidad, extrañeza y fascinación al conocer que ahí se usan imágenes de santos y vírgenes a quienes se atribuyen poderes sobrenaturales, se invocan a las divinidades para lograr las causas imposibles, el éxito en los negocios, la adivinación del futuro, la solución de problemas amorosos o bien la curación de enfermedades imposibles para la medicina.
En México los santeros tienen un éxito considerable al recibir a personas necesitadas de sus servicios. Promocionan sus poderes y supuestos milagros en periódicos, sitios web y redes sociales y garantizan el trabajo mientras el cliente, desde luego, muestre los billetes y, al final, la fe requerida para conseguir lo imposible.

¿Qué es la santería?
 
En síntesis, este culto pudo tener su origen en reinos del norte de África en los siglos XVII y XVIII. Desde 1810, las crisis de los reinos yorubas africanos fueron aprovechadas por las potencias imperialistas facilitando la esclavitud que llegó a territorio americano. Entre 1800 y 1840, miles de yorubas fueron enviados a posesiones urgidas de mano de obra esclava: Brasil y Cuba.
Los misioneros evangelizaron y sembraron en nuestro pueblo la semilla de la fe cristiana. Cuando vinieron de África negros como esclavos, aquellos hombres no pudieron ser debidamente evangelizados. Ni los sacerdotes sabían sus lenguas africanas ni ellos entendían el español. Se les hacia ir a la iglesia y practicar la religión católica, pero sin que hubiera habido una verdadera conversión.
En su interior ellos seguían pensando en sus dioses paganos, y cuando veían en los templos católicos las imágenes de los santos cristianos, los identificaban con alguno de sus dioses, con los que les encontraban algún parecido o algún punto de contacto. Así nació y fue creciendo esa mezcla y confusión religiosa que después se extendió aún a personas de otro origen y raza.
La santería cree en un ser supremo, olorun, creador del universo, un ser omnisciente y justo, en su poder es totalmente distinto y apartado; para el contacto con los humanos se requieren deidades intermedias que conceden los favores solicitados. Los santeros, quienes tienen que ser iniciados, se relacionan con los orishas o santos, emanaciones de olurum.
Los orishas son intérpretes del destino y necesitan ser honrados y complacidos con rituales, oraciones y sacrificios; velas, comida o elementos naturales en su honor. A ellos se les dedica una especie de altar, cuya imagen se asocia con la de los santos y vírgenes católicos como Obatalá, la virgen de la Merced; Yemayá, la virgen de la Regla; Orúnla, san Francisco de Asís; Changó, santa Bárbara; Eleguá, san Antonio de Padua; Oyá, la virgen de la Candelaria; Obá, santa Catalina; Oshún, la virgen de la Caridad del Cobre; Babalú Ayé, san Lázaro; Ogún, san Pedro; Orisha Oko, san Isidro Labrador; etc.

¿Por qué no se pueden conciliar el cristianismo y la Santería?
 
Existen diferencias importantes que hay que señalar. El cristianismo es monoteísta, cree en un solo Dios. El Dios cristiano es el Dios de la Biblia, uno en naturaleza y trino en personas, Creador y Señor de todas las cosas. Esta creencia en un solo Dios es fundamental en nuestra fe. En el Antiguo Testamento, el pueblo de Israel tenía constantemente la tentación de volverse hacia los dioses de los pueblos paganos vecinos y los profetas les hacían una crítica dura e irónica haciéndoles ver que esos eran dioses falsos, hechura de manos humanas, que tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen, tienen boca y no hablan y es por eso que la ley de Moisés les prohibía hacerse imágenes para apartarlos de esa tentación. Jesucristo es ese único y verdadero Dios hecho hombre por amor a nosotros.
La Santería, en cambio, es politeísta, cree en muchos dioses, cuyos nombres ha dado a las imágenes de la Virgen María y de los santos cristianos. Pero la Virgen María y los santos cristianos no son dioses; son solo criaturas humanas, personas reales que han existido, y en su vida han dado ejemplo de fidelidad a Dios y de santidad de vida. Es algo completamente distinto.
El cristianismo es una religión de amor. Ese único Dios verdadero es un Padre que nos ama y al que nosotros amamos. En la oración acudimos a Él con confianza de hijos y en su Providencia descansamos confiados. La Santería, en cambio, es la religión del temor, del miedo. Hay que hacer cosas para librarse de males y apartar poderes maléficos, o para tener suerte y hacer propicios los dioses. Se teme más que se ama.
El cristianismo nos lleva a hacernos mejores, a transformar nuestra vida. En la medida en la que vayamos viviendo de verdad tenemos que hacernos mejores, vencer nuestros defectos y adquirir más virtudes, más dominio de nosotros mismos, más caridad, más humildad, más espíritu de servicio, en una palabra, más santidad. La Santería, en cambio, se queda en prácticas externas, en ritos y ceremonias que no nos transforman por dentro y que adquieren cierto sentido mágico cuyo efecto depende de los actos en sí, sin que cambiemos interiormente.
En nuestra sociedad duranguense, en general, pero especialmente entre la “alta sociedad", empresarios, políticos, profesionistas y personas con medios económicos altos, ha proliferado la creencia y la práctica de la santería.
Esto nos revela que no hemos tenido un proceso serio de Evangelización y Catequesis, y que existen vacíos de formación cristiana en nuestro pueblo. Esto hace más urgente y necesaria la Iniciación Cristiana en nuestra Arquidiócesis.

16 ago. 2013

Masonería, satanismo y exorcismo

En Alicante, se informa, que se ha dedicado una plaza a la Masonería. En Murcia hay otra plaza dedicada al Club Rotari.  El presente trabajo pretende informar de nuevo sobre el tema, para que no nos confundamos.

Ricardo de la Cierva afirma que «todos los masones de grado 33 son satánicos»

Aunque precisa que los masones de grados inferiores no tienen por qué ser satanicos, y que desconocen el objetivo último de ésta sociedad secreta.



Ricardo de la Cierva

 De la Cierva publica, por primera vez en España, los rituales de la masonería, incluído el grado 33
 «Hay ritos reservados a altos grados masónicos que son abiertamente satánicos» El historiador Ricardo de la Cierva, uno de los principales y reputados expertos mundiales de la masonería, acaba de terminar su última investigación en la que demuestra la clara conéxión del satanismo con los masones de grado 33, el más elevado de esta sociedad secreta.
 De la Cierva señala que «no todos los masones son satánicos o diabólicos, pero todos los satánicos son masones». Tras años de una exhaustiva investigación, de la Cierva descubre una conexión que hasta ahora estaba en una nebulosa, y que pocos eran los que se atrevían a aventurar esa alianza tan estrecha entre el grado superior de la masonería y el satanismo. Todo ello lo explica en «Masonería, Satanismo y Exorcismo» (Fénix).
 Los que ingresan son engañados
El historiador madrileño considera que «los masones, sobre todo al principio del ingreso en la orden, son sistemáticamente engañados por la Masonería. Los masones reciben una serie de engaños hasta que al final se les desengaña, pero ya en los últimos grados». «La Masonería ha intentado con enorme insistencia proclamar que tan sólo es una fraternidad que realiza buenas obras. Tiene mucha gente dedicada a que no se sepa la verdad que se esconde tras esa fachada».
 Testimonios de ex grados 33
De la Cierva ha tenido acceso a los testimonios de varios masones que fueron en su momento grado 33 y que por lo tanto han tenido una información vivencial de primera mano. Uno de ellos, Jim Shaw, señala que «participó en una ceremonia masónica, llamada comunión negra, en el templo de rito escocés de Florida. Los participantes de la misma eran requeridos para referirse a Jesús como apóstol de la humanidad lo cual no está precisamente inspirado por la divinidad. Entonces, llegaron a burlarse de Jesús, practicando una extraña ceremonia negra».
 El secreto de la Masonería
Otro ex masón de grado 33 es William Schmebeen, que tras abrazar de nuevo el cristianismo, desveló su desagradable experiencia en todos los años que estuvo en los grados más altos de esta sociedad secreta: «El secreto de la Masonería es éste. Como masón, usted podrá ser conducido a creer que los llamados secretos de la Masonería encierran una gran enseñanza y una gran utilidad. Este es el gancho. Estará obligado a realizar solemnes juramentos que luego se volverán contra su propia conciencia, como cristiano y su condición de americano». «Estos juramentos y obligaciones –continua William Schmebeen– actuarán con el tiempo de manera muy negativa para usted. En algún punto se dará cuenta del porqué se le ha obligado a introducirse en la logia entre muchos misterios del ocultismo y sobre la estela de Satán, y no en la de Cristo. Cuando se percate de esto, tendrá su mente completamente ennegrecida por el mal. Los juramentos masónicos le harán conocer unos presuntos avances en la justicia, pero de manera diabólica podrá ser arrastrado hacia una Biblia, un compás y una escuadra que le llevarán a formular unos juramentos terribles que le obligarán a cumplir bajo penas que llegan hasta la muerte. Estos son juramentos extrajudiciales y, como tales, contrarios a las leyes de su país. Sin embargo, se verá obligado a mantenerlos si no quiere someterse a castigos terribles».
 Lucifer y los grados superiores de la masonería
El pastor bautista Pierce Dodson manifiesta que «todo el corazón de la Masonería es luciferiano». Y de la Cierva apunta que «los masones de grados superiores creen que Lucifer realmente es Dios y se refieren a Yavé por su nombre de Adonai. Los libros masonicos que se entregan a algunos miembro selectos de los grados 32 y 33 dicen que Jesús es un impostor y que Lucifer es el verdadero Dios».
 Secretas doctrinas de Lucifer
Otro ex masón, Manly Palmer, aparece en el libro para afirmar que «muchos candidatos a la Masoneria no tienen ni idea de que al llegar a la iniciación les serán comunicadas muchas mentiras, o que el corazón de los masones es un receptáculo de las secretas doctrinas de Lucifer, porque un masón está perdido en las tinieblas del tiempo».

13 ago. 2013

Arzobispo Hector Aguer

Brujería, videntes, esoterismo y nueva era...


Muchas de esas supersticiones son la puerta de entrada a compromisos más exigentes, que arriesgan a los incautos a quedar atrapados en una secta.
 
En su habitual reflexión televisiva semanal, en el programa “Claves para un Mundo Mejor” que se emitió el sábado último por América TV, monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, advirtió que en el pasado siglo XX se verificó un fenómeno curioso:“por un lado arreció el secularismo, es decir, se impuso una manera de organizar la vida personal, familiar y social como si Dios no existiera. En la cultura han ido como entrando en eclipse los signos de la transcendencia, los signos de la presencia de Dios”. Pero por otra parte, sobre todo en la segunda mitad del siglo pasado, “se ha ido extendiendo un movimiento espiritualista, pseudo religioso.
 

Pseudo en griego quiere decir falso, porque se trata de una cosa rara que configura una falsificación religiosa. Es decir, un movimiento cultural en el que se mezclan la reminiscencia de viejos paganismos, una fascinación por las religiones del antiguo oriente, elementos de la magia, de la brujería, de las técnicas adivinatorias y del esoterismo. Todo eso se llamó New Age, el movimiento de la Nueva Era”. Puerta de entrada a las sectas Comentó que en las grandes ciudades se encuentran “centros de meditación trascendental, de estudios teosóficos, disciplinas ‘transversales’ en las que se confunden las pseudociencias con la autoayuda y otras cosas por el estilo.

Ahora es frecuente la difusión de todos estos “macaneos”
en programas de televisión que saturan los mejores horarios de la noche”. “Muchas de esas supersticiones son la puerta de entrada a compromisos más exigentes, que arriesgan a los incautos a quedar atrapados en una secta”. “Ha ocurrido muchas veces precisamente eso, que el inocente coqueteo con esas pseudo-religiones lleva a una persona a ser víctima de una especie de lavado de cerebro, de secuestro espiritual en una secta, de la cual es muy difícil salir”. Cultos umbanda y el demonio “Una advertencia seria -enfatizó- cabe respecto de los cultos umbanda, que incursionan en el campo de lo demoníaco y han llevado a muchas personas a quedar bajo la obsesión o bajo la posesión diabólica.
 

¡Con estas cosas no se juega!”. “Lo que quiero decir, a propósito de todo esto, es que la religiosidad del hombre si no se ajusta a la fe, a una fe verdadera, corre el riesgo de desviarse y de convertirse en mera superstición. Me refiero a la actitud religiosa fundamental, a la necesidad religiosa del ser humano que como creatura está inclinado a vincularse con el Creador”. También indicó que “en el régimen cristiano, en el orden de la fe cristiana, la virtud de religión es distinta de la virtud de la fe; por eso es importante que esté iluminada continuamente por la fe, que esté sostenida por la esperanza y que esté animada por la caridad. Es decir, tiene que haber una relación estrecha entre la religiosidad, que es propia de una virtud moral y el orden teologal, el orden de las virtudes teologales, la fe, la esperanza y la caridad”.

Precisó que presentaba esta reflexión “para advertir a muchos fieles que
a lo mejor porque no tienen una formación suficientemente sólida, quilatada, entonces van a la iglesia pero también frecuentan a lo mejor
un culto cristiano-evangélico, o se vinculan con uno de esos grupos extraños de religiosidad tipo New Age,con el peligro de verse atrapados por una secta. 


Practican esas alternativas indistintamente, como si todo fuera igual. Así dilapidan la posibilidad de una auténtica relación con Dios, la que nos ofrece la religión cristiana cuando está guiada por una fe viva”. En el final de su reflexión televisiva, Mons. Héctor Aguer, manifestó que “la religiosidad natural del hombre debe pasar a través de la puerta de la fe. La fe nos introduce en el vasto especio espiritual de la verdad católica, nos ofrece la experiencia de la gracia en la liturgia de la Iglesia, en la recepción de los santos sacramentos y nos inserta en una comunidad cristiana, que no es una secta sino que es la Iglesia Católica, la comunión de los santos, que se hace concreta en la parroquia, en la capilla, en una pequeña comunidad de barrio”.

La solución está en una buena formación “Como conclusión de estas reflexiones es importante destacar el valor de
una formación cada vez más amplia y más profunda en los contenidos de la fe cristiana.Poseemos un instrumento para ello, sólido y actualizado, que es el Catecismo de la Iglesia Católica, de cuya publicación se cumple este año el vigésimo aniversario. Valga esta mención como un
estímulo, como una invitación para todos ustedes”, culminó.

10 ago. 2013

Exorcista riojano en Guatemala

El sacerdote de Briones Abelardo Pérez lleva 15 años tratando casos de posesión diabólica en Guatemala, con el permiso del obispo de Sololá.
 
«La práctica de la brujería, con todo el cortejo de miserias que la rodean, de odios y ambiciones, de envidias y venganzas, abre las puertas a la acción de Satanás sobre los humanos». El padre Abelardo Pérez Ruiz llegó de España a Guatemala 23 años atrás. Dejó La Rioja para colaborar con el obispo de Sololá en la formación de los sacerdotes que acuden al Seminario Mayor Nuestra Señora del Camino. Nacido en Briones hace 58 años, comenzó a conocer el mundo de las personas que sufrían trastornos vinculados a la brujería y el satanismo, padecimientos que la ciencia no acertaba a explicar.
Tras quince años de experiencia y cientos de casos a sus espaldas -hasta hace un año con la ayuda del también sacerdote riojano Ángel María Pascual, que ahora ha regresado a su tierra-, hoy es uno de los exorcistas más prestigiosos de Centroamérica.
«En España, la brujería puede tener muchas acepciones, pero en Guatemala significa el arte de entenderse con el demonio, de invocarle, de solicitarle favores, igual da que sean buenos que malos. Desde la curación de dolores de cabeza, de estómago, o los favores de una mujer -esté casada o no-, o hacer daño a un familiar porque no reconoce el derecho a unos dineros», explica el cura riojano.
Porque en muchos pueblos del centro y el sur del continente americano, el brujo es un profesional, los hay como champiñones y a los que muchas veces se profesa una fe ciega en los procedimientos supersticiosos que emplean». Se han aprovechado, además, de antiguas civilizaciones precolombinas como la Maya para, a través de sus ritos y vestimentas, causar mayor impacto entre la gente más ignorante y desprotegida. En Guatemala estas prácticas están demasiado extendidas.
El primer caso
El primer caso con el que se encontró el padre Abelardo, según confesó a la periodista guatemalteca Gemma Gil Flores, fue el de una posesión diabólica en una chica de 17 años, curiosamente cuñada de un seminarista. «Su personalidad se transformaba por momentos, le molestaba si rezaban cerca y era incapaz de soportar el agua bendita. Eran reacciones propias de una persona poseída por una fuerza espiritual negativa que no consiente los signos cristianos. De repente, caía de rodillas y se ponía a rezar de forma fervorosa e, de manera inesperada, se transformaba en una especie de monstruo profiriendo insultos, gritos y rechazos». Abelardo y Ángel Mari lo estudiaron en profundidad, al tiempo que solicitaron la pertinente autorización al obispo de Sololá, sin la cual ningún sacerdote puede practicar un exorcismo. Pronto nos cercioramos de que se trataba de una posesión», confirma.
Fue entonces cuando el obispo de la diócesis le encomendó esta misión que, aclara el padre Pérez, «nada tiene que ver con lo que se ve en las películas».
Desde luego, trabajo no le faltado desde entonces. «Está tan solicitado el demonio, el espíritu del mal, por unos y por otros -argumenta el padre Pérez-, que no es de extrañar su presencia dentro del misterio de su acción entre los hombres, en sus vidas y hasta en sus cuerpos». Recalca el sacerdote de Briones que todos los que invocan al maligno son bautizados y que «nos encontramos ante un misterio, como lo afirma expresamente el Catecismo de la Iglesia Católica». «El tratamiento de estos casos -profundiza- nos ofrece a los sacerdotes la posibilidad de llevar a cabo una cura pastoral de resultados muy positivos. Por lo general, los afectado suelen acudir primero acudir a los médicos y, sobre todo, a los psiquiatras. Pero cuando se les cierra toda posibilidad y su mal sigue atormentándoles, entonces acuden a nosotros».
El mero hecho de que el religioso les atienda y les escuche, tanto a ellos como a sus familias, les hace mucho bien. «Nuestra misión primordial es acercar a estas personas a Dios a través de la oración y de los sacramentos, acercarlos a la Virgen. Son las mismas armas pastorales que empleó Jesús, tal como nos narran los evangelios. No hacemos otra cosa que rezar y ayudar a rezar».
Pero todo no es tan austero. El exorcismo tiene sus señas de identidad, esa parafernalia que ha sido conveniente exagerada a la hora de llevarlo al cine. Por eso el padre Abelardo le resta cualquier viso de montaje dramático. «El exorcismo es una oración ritual, dispuesta por la Iglesia, que incluye letanías a los santos, un salmo responsorial y un pasaje bíblico. También se practica la imposición de manos, una profesión de fe, una renuncia expresa a Satanás y a sus falacias, para concluir con una conjura al demonio para que, por medio de la oración, su presencia maligna abandone ese cuerpo cristiano al que está manipulando». Aunque son minoría, en los casos de posesión diabólica los afectados llegan a perder la conciencia y llegar a ser «manipulados de forma despótica por el espíritu impuro». Añade el sacerdote riojano: «El diablo habla por su boca, dicen cosas incoherentes e irreverentes hacia los objetos sagrados; la persona sufre malestar cuando se reza, si se le da un rosario, termina rompiéndolo, mira con odio las imágenes de la Virgen, grita si se le rocía con agua bendita e intenta esquivar la estola... Ni las manos del sacerdote soporta».
Vejación y posesión
Sin embargo, la mayoría de las veces estas gentes enfermas no están poseídas en sí mismas, sino afectadas por lo que los expertos denominan «vejación», un estado que anula su voluntad de forma temporal. Por el contrario, quienes llegan a padecer una auténtica posesión diabólica ven cómo su voluntad queda completamente anulada. «Estas personas -explica Pérez Ruiz- son maltratadas por el espíritu del mal a través de sustos, de sombras que aparecen y desaparecen en sus casas, de ruidos extraños, de miedos inexplicables que generan ansiedad, de trances de desesperación y accesos de angustia, que, científicamente, no tienen explicación. Porque, además, las vejaciones vienen acompañadas a problemas de salud tal como dolores de cabeza, de estómago, de nuca, de garganta, de ovarios o de vientre».
La paciencia es una de las cualidades del exorcista, pues los casos de posesión no se solventan en una sesión ni en dos. Una joven -«gran cristiana», específica- necesitó veinticinco sesiones. Aunque el caso más fuerte con el que se ha cruzado fue el de una mujer de 30 años, quizá la más sana de la familia, que desarrollaba una fuerza física descomunal, hasta el punto de que había que sujetarla entre cuatro o cinco personas. «El maligno no se manifestaba a través de la palabra, pero se reía de forma burlona. Gracias a Dios, ahora está totalmente recuperada».

7 ago. 2013

20 exorcismos por dia

Sacerdote exorcista Salvador Hernandez

"A veces hago hasta 20 exorcismos en un solo día”, afirma el padre Salvador Hernández Ramón, exorcista de la diócesis de Cartagena (Murcia), durante una reciente conversación con él.
Don Salvador es un exorcista muy experimentado de España. Por sus manos han pasado ya millares de personas afectadas por el Maligno y es tal su reputación dentro de la Iglesia, que fue elegido para formar a los 8 exorcistas designados por el cardenal Rouco en Madrid.
Tras un año entero expulsando demonios en Roma con don Gabriele Amorth, exorcista oficial del Vaticano, don Salvador advierte: “Los casos de posesión y afectación diabólicas han aumentado muchísimo en España como consecuencia de la pérdida del sentido de pecado; todo está bien: aberraciones sexuales, orgías, pederastia, intercambio de parejas, drogas, alcohol, macro-conciertos veraniegos en lugares de playa…”.

5 ago. 2013

"Exorcista a la fuerza"

Ignacio Domínguez, párroco de Sabarís y exorcista oficial de la Diócesis de Tui-Vigo

Exorcista de la Diócesis de Tui-Vigo desde hace más de 15 años, al hoy párroco de Sabarís, Ignacio Domínguez, le cuesta hablar de esta función encomendada por el obispo. "Es un tema muy desagradable", afirma sobre su cometido, que a menudo afronta con buenas dosis de psicología, porque "no siempre está el demonio detrás" de una supuesta posesión. Los casos –los últimos tres este mismo mes y en tan solo dos días– no le dan miedo, pero dice estar ya cansado de esta "nada grata" labor. Ha pedido al obispo que le releve, aunque de momento seguirá plantándole cara al mal.

D. VÁZQUEZ - BAIONA Asegura haber tratado casos "altamente diabólicos", pero Ignacio Domínguez, párroco de Santa Cristina de A Ramallosa, en Sabarís, y exorcista oficial de la diócesis, prefiere evitar la conversación sobre esta "nada grata" tarea que le encomendó el obispo hace ya más de 15 años. "Es un tema muy desagradable", apunta el sacerdote con el recuerdo aún vivo de los últimos tres exorcismos, que realizó esta misma semana y "en solo dos días".
Prefiere que sean otros, como el conocido sacerdote José Luis Portela Trigo, párroco de Figueiró (Tomiño), quienes hablen en público de estos temas. "Él está más acostumbrado y sabe mucho más que yo", afirma don Ignacio, que desde hace un tiempo tiene entre manos la lectura del libro Más fuertes que el mal. El demonio: reconocerlo, vencerlo y evitarlo, que recoge el testimonio del padre Gabrielle Amorth, exorcista del Vaticano.
Reticente a entrar en demasiados detalles, Ignacio Domínguez dice, sin embargo, haber superado su temor inicial a enfrentarse con las posesiones demoniacas. "¿Miedo? Ya no, pero la primera vez desperté en mitad de la noche con la sensación de que la habitación estaba llena de demonios; lo rocié todo con agua bendita", recuerda, para agregar enseguida que "al cabo de poco tiempo uno se acostumbra".
Y es que reconoce que el mal al que debe vencer no es siempre tan extraordinario como uno puede imaginar. "En muchas ocasiones existen problemas psiquiátricos o alguna enfermedad mental detrás que nada tienen que ver con el demonio", advierte, aunque de todos modos practica un ritual con ellos que es más bien "como una oración de súplica o una conversación de paz", explica.
Sea cual sea la razón última por la que llegan a su despacho las personas a las que trata, don Ignacio atiende con el mismo "respeto" y "cariño" a todos ellos. Muchas veces le derivan casos desde el obispado, otras llegan directamente a él, y no solo desde la Diócesis de Tui-Vigo, sino también del resto de Galicia y de otras diócesis españolas.
Aunque existen distintas fórmulas, el ritual, que prefiere no describir, dura "unos diez minutos, más o menos", pero el tiempo que el párroco de Sabarís dedica a cada caso siempre es más "porque antes hay que hablar a solas con la persona, conocer su vida y sus inquietudes", señala.
Sus más de 15 años de experiencia como exorcista –la mayor parte de ellos en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Vigo, de la que se encargó durante casi medio siglo– le llevan a concluir que la mente humana "es muy complicada". Dice que todavía no alcanza a comprender los motivos que llevan a alguien a "meterse en cosas de brujería o a hacer incluso pactos con el diablo" como ha escuchado relatar a las personas que acuden a verle.
"No es nada grato", insiste el cura de Sabarís, que lleva tiempo pidiendo al obispo que le releve en su labor, desarrollada tanto tiempo de forma callada. Se reconoce "cansado", pero de momento no le encuentran sustituto. "Me gustaría dejarlo, pero el obispo me ha pedido que continúe y así será", acepta.
De todas maneras, confía en que el tiempo entre un caso y el siguiente se dilate un poco más. "Tres casos en dos días es algo excepcional, una coincidencia que es probable que no vuelva a repetirse; normalmente pueden pasar tres o cuatro meses sin que reciba a nadie", explica.
Don Ignacio no quiere ver alterada su sosegada vida en el barrio baionés donde ejerce como párroco desde hace algo más de cuatro años. Es por eso que le cuesta hablar de otras cosas que se salgan de su actividad cotidiana, como la bendición, el próximo martes, de una imagen de Santa Cristina que preside el atrio de la iglesia de Sabarís desde hace varias semanas. Los exorcismos son otra cosa; un trabajo que acomete con rigor y prudencia, pero del que mejor ni hablar.