5 feb. 2013

A Cristo en pureza, sin mezclas.


Hola de nuevo!

Hace pocos días que barruntaba escribir el presente post.

Quería tratar el tema de las personas que se consideran cristianas pero que se  mezclan con otros rituales, y eso, por supuesto, que no es del agrado de Dios, ni es necesario, y mas aún retira la gracia de la persona, pues Dios ES PURO y no necesita nada mas, y aborrece quienes se venden a otras practicas apartadas de Dios.

No me refiero en estas lineas, a los sincretismos, como el caso de la santeria afrocubana donde los antiguos esclavos llegados a américa mantenian sus rituales poniendo sus nombres a las imagenes cristianas

Me refiero a las personas que son buenas cristianas, pero que por no haber estado bien instruídas cristianamente cometen errores, pero, el buen Dios que siempre está cerca amandonos, nos proteje de forma extraordinaria.

Hace pocos días me comentaron sobre una joven mujer española, la cual  pidió con urgencia tratar un asunto que le tenia muy preocupada.

Resulta que ella se considera buena cristiana, ora y todo lo demas, entrar en una parroquia, y mas, en una catedral le infunden una paz enorme...

Dijo; ...es que una mujer, me dijo que yo no podria hacer nada, ni orando que dejase de orar pues las oraciones no me iban a protejer...

Y se le respondió ¿Como? ¿quien te ha dicho eso y donde has estado para que alguien te diga algo así? hace poco, cuando fuí a por material a una tienda esotérica, yo sin preguntarle nada a la mujer que despachaba, vino a mí y me dijo eso.

Y se le  dijo, mira, esa mujer que te dijo eso, es una bruja, está posesa y te habló el demonio.

¿Que cosas haces tu, y porque vas a esa tienda? y dijo, que ella se baña de vez en cuando "para purificarse" y echa romero, petalos y otras hierbas, siguiendo un poco un ritual y el agua hierve... tambien se pasa una raiz de radua o algo así, que es lo que fué a comprar a la tienda esotérica.

Le respondió, mira, deja todas esas prácticas, no vayas nunca mas a esos sitios, tú, solo sé una buena cristiana por la oración, y siguiendo solo la doctrina cristiana da gracias a Dios porque no ha permitido que te contamines por nada de lo que has hecho, por la ignorancia. Confiesa este y otros pecados que puedas tener y sigue adelante.

Y no temas por lo que te dijo esa bruja, pues el demonio, sabedor que estabas protejida por la oración te pedia que no confiases en Dios, y dejases la oración.

Mi discernimiento me dice que esta mujer estaba a punto de entrar en un gran combate espiritual, por sus errores, y  Dios que siempre le ha llamado amorosamente, cuidadosamente le ha dado la oportunidad de rectificar, en este caso, a través  deesa persona para advertirle seriamente de sus errores.

Tras un tiempo y vuelta a poner en contacto dijo, que había tirado todo, y que nunca mas cometería esos errores.

Ella que es buena cristiana, lo comprendió todo y sigue su vida muy bien.

Algunas cosas notaba la mujer, y aquella "purificación" "la aliviaba" estaba entrando en tremendo engaño, pero ella oraba con fe, eso es lo que hizo inclinar la balanza y que Dios no permitiese un mal en esta mujer.

Únicamente ante todo y siempre, la doctrina cristiana de forma pura, biblia, catecismo, rosario, misa, eucaristia. Fe y obras cristianas.

Dios, siempre provee...

La magia y la posesión

El negocio de la magia al descubierto: económicamente atrapados y en las redes del diablo
En medio de la crisis económica y la desesperación, hay un negocio boyante: la magia, brujería y quiromancia. Invocando a poderes satánicos, destrozan vidas.
Actualizado 5 febrero 2013



El programa “Al descubierto” de 13tv, que se emite los domingos a las 21:30 horas, abordó el pasado domingo el polémico y próspero negocio de las brujas, quiromantes y echadores de cartas en España.

Varios fueron los testimonios de personas atrapadas y amarradas por esas magias, brujerías, cartas, rituales, ouijas, sortilegios y santerías, que no son inofensivas puesto que están relacionadas con el diablo.

De consultar por curiosidad y quedar atrapada, a liberarse
Paula, es una mujer que pagó más de cien mil euros en doce años y medio a un brujo africano con consulta en Madrid. Una relación de extorsión que Paula explica: "Fui por curiosidad, porque me llamó la atención y ahí conocí a ese hombre que me supo adivinar una serie de cosas y me enganchó. Supo lo de mi novio, con quien lo habíamos dejado sin que yo le dijera nada, una serie de sueños que yo había tenido unos meses antes y una serie de sensaciones físicas que había tenido y que yo no había comentado a ninguna persona”.

Amarres de pareja y mucho dinero
El brujo le dijo a Paula que le habían hecho un amarre de pareja y que él podía quitarle eso a su novio y para realizar la acción le tenía que dar una cantidad, pero que no hablara del tratamiento a su familia. No le daba muchas explicaciones y le decía que “los espíritus que nos iban a ayudar se iban a enfadar si me contaba el procedimiento”, asegura Paula.

Cantidades económicas desorbitadas
“El me daba todo tipo de productos: amuletos realizados para enterrar, hierbas, algunas para soplar y otras para pasarme por la cara y el cuerpo, y líquidos, todos ritualizados. Empecé a notar cosas raras en el tema económico, cuando vi que me pedía cantidades desorbitadas. No me desengancho porque había amenazas encubiertas y ese miedo es el que a mí me hacía continuar. No he denunciado porque no hay pruebas. Esta gente sabe muy bien cómo actuar. No te dan papeles, no te dan ningún tipo de documentación que tú puedas aportar a la policía. Al final es como una olla a presión, es como un infierno, no encuentras consuelo en ninguna parte”, relata.

Camino de vuelta a casa...
Paula vivió un proceso de conversión y buscó un sacerdote exorcista. Afortunadamente él no percibió que estuviera personalmente afectada pero sí que hubo que exorcizar su casa, porque allí tenía los líquidos y los materiales que le daba el brujo. Ahora su vida ha cambiado radicalmente:

Los sacramentos, como solución a la brujería
“Lo que me gustaría que la gente supiera es que la solución a la brujería está en los sacramentos. A mí el brujo no me dejaba comulgar. Me lo tenía prohibido. Yo lo achacaba a que él era musulmán, pero no era ese el motivo, sino que el sacramento de la comunión te protege de la brujería”.

Francisco Armenteros, exorcista, atiende con frecuencia consultas de personas afectadas por el poder del mal

Sobre magia y adivinación se habla muy claramente en el catecismo de la Iglesia Católica. Francisco Armenteros, sacerdote exorcista, resume lo que supone según la iglesia acudir a magos, videntes, tarotistas y brujos:

“Es pensar que uno por su cuenta, prescindiendo de Dios, puede averiguar o solucionar las cosas. Quizás el pensar que estas cosas son banales es por ignorancia o por falta de prudencia porque se pueden meter en complicaciones que les pueden llevar a situaciones peores".

Espíritus en casa...
"Yo aconsejo que no se acuda a esas consultas, porque si se empieza luego ya no se sabe a dónde va a acabar. Luego, se puede pasar a lo que es contrario a Dios, al demonio, al maligno. En el ritual de exorcismos hay un apéndice de oraciones privadas, que uno puede decir para su devoción privada, para luchar contra las fuerzas ocultas contrarias a Dios. Por tanto esas fuerzas ocultas no citarlas ni en broma. Con frecuencia a mi acuden personas que dicen que hay espíritus en la casa, que los muebles se mueven, que la televisión se enciende y se apaga… Lo que yo hago es escuchar y rezar luego las oraciones contra el poder de las tinieblas”.

María vive sometiéndose a exorcismos
Hace dieciséis años, María, practicando la ouija, quedó poseída, según ha podido constatar el exorcista de la Diócesis de Alcalá de Henares. Ella describe lo que dicen que han oído sus familiares y la gente visto cuando el diablo se manifiesta: “Satanás tiene una voz que sale como de una cueva. Ultimamente parece que va diciendo cositas en español, pero básicamente dice blasfemias a todo lo sagrado, dice que es porquería”.

María afirma que “el que toca la ouija está jugando con satanás, está invocando al diablo. El día que yo hice la ouija pasó algo que yo noté que salía de lo normal. La mano que tenía puesta empezó a temblar de la misma forma que las convulsiones que me han quedado desde entonces y noté que había entrado algo. En mi vida empezó a torcerse todo, comencé a estar enferma de forma reiterativa. He estado en médicos y de tantas veces de ir a urgencias me ingresaron para estudiar mi salud y no tenía nada. Busque un sacerdote y dijo que tenía algo y que iba a rezar. Ese día fue el más feliz de mi vida. Yo ya estaba invalida, solo iba de la cama al sofá y del sofá a la cama”

Por las noches María debe dormir con una vela y rodeada de objetos bendecidos mientras persevera en poder recuperarse de la posesión y cuenta que “el mayor triunfo del demonio es hacer creer que no existe y cuando lo descubres te daña. Yo cuando vengo de los exorcismos estoy dos o tres días mucho peor, sin poder hablar, ni poder abrir los ojos, ni tampoco rezar. Por la noche, cuando hay oscuridad ataca más pero el diablo teme a lo sagrado, como la cruz de San Benito o todo lo mariano, como el Rosario que es muy poderoso para hacerle frente”.