18 ene. 2013

Atrapada por el sexo y el alcohol, estaba a punto de suicidarse cuando una visión la salvó

A los 11 años, una amiga mayor le puso un vídeo porno. «No podía esperar a ser mayor y probarlo yo misma», recuerda. Llenó el vacío interior con amantes, música satánica y borracheras. «Y entonces, Jesús vino a mí». 

 Las estadísticas indican que aunque hombres y mujeres se ven igualmente tentados por tener relaciones sexuales inapropiadas con otra persona (le sucede a entre un 9% de ellos y ellas), en lo que se refiere a la pornografía son muy distintos: ésta tienta con fuerza a un 28% de hombres, pero sólo a un 8% de mujeres.

La revista “Amaos”, editada por el Movimiento de los Corazones Puros, de origen polaco, recoge en su tercer número en español el testimonio de una chica que fue expuesta a la pornografía muy joven y eso la dañó en su sexualidad llevándola al alcohol y la depresión.

El acosador, la amiga y el primer porno
La muchacha, que firma como A.N., probablemente polaca, explica que de niña era víctima de intentos de abuso sexual por parte de un conocido de la familia que a menudo estaba borracho.

Aunque se zafó de él, “ese hombre despertó en mí la curiosidad”. Ella tenía 11 años. Una amiga algo más mayor le puso una película porno. “Lo que vi me gustó mucho”, recuerda. “Fui creciendo con amigos y amigas mayores que hablaban de sexo, pero no de amor”.

Sexo sin amor
Su padre siempre estaba ausente en el trabajo o en sus obvies, y no mostraba amor por su madre, a la que humillaba. Ella dedujo que el sexo era pura biología placentera, sin nada más. Quería experimentarlo. Al acabar el primer curso de formación profesional, cuando le dejaron ir a la discoteca, tuvo su primera relación sexual. Enseguida estableció una relación sólo sexual, sin compromisos, con un chico.

Dejó completamente la iglesia, se volcó en la música heavy y punk de tipo satánico y empezó a beber en exceso, a veces hasta perder el conocimiento.

Una vez soñó con Jesucristo, tal como aparece en el cuadro de la Divina Misericordia, el “Jesús, confío en ti”, muy extendido en Polonia. “Jesús me miró con tristeza y me dijo que me convirtiera, que Él venía en breve. Pero pensé que era sólo un sueño, no le di importancia”.

Beber contra el temor y la vergüenza
Ella ya tenía reputación de chica sexualmente disponible, recibía llamadas groseras y muchos chicos se burlaban de ella. “El temor y la vergüenza eran tan fuertes en mí que para salir de casa tenía que beber algo fuerte”, recuerda. Se acostaba con su primer “novio”, pero también con otros chicos y con algunos hombres casados.

Una voz en el suicidio
“Empecé a creer que de verdad acabaría como prostituta. En mi interior sentía un dolor que me despedazaba por dentro. Deseaba morir, me odiaba a mí misma. Y decidí acabar con mi vida. Pero aquella noche oscura, en el lago grande, junto al embarcadero, comprendí que suicidarme me condenaría a vivir eternamente en el mismo estado en el que me encontraba, que iba a arrojarme al infierno, lugar de desesperación, tinieblas y dolor”.

“Pero Alguien estaba a mi lado, y en medio de mi vacilación me susurró al corazón: Huye, ¿no lo ves?, allí hay luz.” Ella vio unos bloques de vivienda iluminados. El momento había pasado.

Entre Dios y las drogas
Volvió a casa, asustada, a la espera. Escuchó testimonios de satanistas que habían dejado esos ambientes y se habían vuelto hacia Dios. Se planteó si Dios podía ayudarla. Su madre no la ayudaba mucho porque lo que ella decía desanimaba más que apoyaba: “cuando tengas marido se avergonzará de ti, tus hijos sentirán vergüenza de su madre”, etc…

Así que la chica ya pensaba en iniciarse en las drogas, porque el alcohol no bastaba para ahogar estas penas.

“Y un día, después de una llamada telefónica francamente asquerosa, grité en mi interior: ¡ya no puedo más, ya no aguanto más! Y justo entonces, Jesús vino a mí. Lo vi interiormente. No sabría como explicarlo. Me dijo: Te amo, apóyate en Mí y ya no peques más”.

“Fue el día más feliz de mi vida, me había dado fuerzas, me había abierto los ojos a su presencia”, recuerda ella.

Esa noche se encomendó a Jesús. En pocos días, pese a su miedo, se confesó con un sacerdote, y al acabar sintió una gran alegría. Empezó a ir a misa a diario.

Conversión y tentaciones
Ella se había convertido y con oración estaba venciendo al alcohol y la lujuria. Cortó con todos sus novios. Tenía tentaciones, pero las controlaba. Se fue a otra ciudad a estudiar Reinserción Social, para ayudar a otros jóvenes. Durante dos años se sintió bien encarrilada. Incorporó el Rosario diario.

Después sufrió un periodo espiritualmente muy duro. Durante un año, en cuanto empezaba a orar o entraba una iglesia le asaltaban imágenes y pensamientos groseros y blasfemos que la perturbaban y distraían. Volvieron los antiguos miedos y el ansia de alcohol. “Me sentía repugnantemente impura, merecedora únicamente de la ira de Dios”. Eran tentaciones para quitarle la esperanza y la estabilidad.

Un sacerdote le apoyó todo ese año, se mantuvo con su rosario y misa diaria, añadió la adoración eucarística cada día y acudió a unos ejercicios ignacianos. “Fue una época de aceptarme a mí misma y de perdonarme, y el Señor me estaba abriendo mucho más a Él”.

Entrega total y sanación
Un poco más tarde cometió “un pecado contra la pureza”, pero fue el último y arrepentida hizo una opción firme por entregarse entera a Dios: “con mi mente, mi cuerpo y mi sexualidad”.

Desde entonces, ha aprendido a tratarse con la gente y los hombres sin temores. También señala que “no es sencillo encontrar compañía de gente diferente y decente”.

Y tiene un mensaje para quienes pasan por dificultades similares. “Deseo a todos los que luchan contra la impureza, el alcohol y otras formas de esclavitud y pecado, que no tengan miedo de dirigirse a Jesús. Él nos quita esos males, nos purifica, nos libera y nos sana y se entrega a Sí mismo”.

14 comentarios:

Boss dijo...

"...Durante un año, en cuanto empezaba a orar o entraba una iglesia le asaltaban imágenes y pensamientos groseros y blasfemos que la perturbaban y distraían..."

Esto tengo visto que es más normal de lo que parece, pero no solo entre posidos, ni santos en las grandes tentaciones, sino más habitual. Es un arma del malo, para hacernos creer sucios en indignos de Dios.

Nos mete ideas suyas en nuestra mente, que nosotros podríamos creer que son nuestras.

Hablarlo con un sacerdote en la confesión es fundamental para no acabar desesperado por los escrúpulos.

Un saludo!

merche dijo...

Historias como esta, desgraciadamente hoy en dia, son la mayoría.
Los jóvenes andan inmersos en la pornografia, sexo, drogas y alcohol y todo eso les lleva a estar muy cerquita del maligno, luego, sus vidas están vacias y muchos de ellos llegan, incluso al suicidio.

Yo he tenido la desgracia de no haber encontrado el amor, porque al no estar conmigo en sintonia espiritual, durante la relación de noviazgo, querian tener sexo y claro asi las cosas no funcionan. Dios tiene que estar en medio de esa relación, si por parte de uno de los dos, no es asi, ese amor mas tarde o mas temprano se acaba.

En la vida de la chica ésta, el Señor fue a su encuentro. Estoy segura que El se manifiesta a mucha juventud, unos oyen la llamada a la conversión, y la siguen. Y otros, la oyen, pero no siguen su voz

merche dijo...

Es una lástima, que las personas no entren mas a comentar en estos blog tan buenos, pero claro, saber sobre el maligno, por desgracia, no le interesa a casi nadie.

merche dijo...

Yo, no siempre he sido una persona espiritual, tuve una conversión a los 24 años, anteriormente mi vida estaba completamente vacia, sin el amor de Aquel que todo lo llena.
Al igual que esta chica tuve un sueño con el Sagrado Corazón de Jesús fue tan real, que incluso me desperté y el corazón me latia tan fuerte, que parecia que se me iba a salir del pecho, tal fue mi impacto. Y durante esa visión el me llamó tres veces, me dijo: ven, ven, ven.
Y escuché su llamada, nunca la olvidare, ni esos ojos tan penetrantes que me atravesaron el alma.

Boss dijo...

Hola Merche, siguo rezando por tí. Me encanta tu testimonio, es precioso. Y tienes razón, blogs sobre auténticas tonterías tienen miles de visitas diarias,es lo que hay.

Un saludo y que Dios os bendiga!

merche dijo...

Gracias Boss por rezar por mi, te pido que sigas rezando, seguro que me pongo mejor con tus oraciones.
Me alegro que te haya gustado mi testimonio, contaré otro, nunca los he contado a nadie, pero lo dejaré aquí escrito, porque a lo mejor le hace bien a personas que entren a leer el blog.
Dios te bendiga y te cuide Boss.

merche dijo...

Este testimonio lo cuento para mayor Gloria de Dios.
Hace ya unos años asistia a una parroquia y formaba parte de un equipo de oración por los posesos, es una llamada que yo sentí, tras leer unos libros sobre exorcismos.
Recuerdo que una tarde habia un chico joven, que tras las oraciones del exorcizta, se puso a vomitar espumarajos por el mal que llevaba dentro, yo me puse a su lado y le toqué la frente, sudaba mucho y entonces saqué un pañuelo para retirarle el sudor y justo cuándo llevaba el pañuelo hacia su cara, vi el rostro de Jesús con la corona de espinas y todo ensangrentado. Me miró y me dijo, LO QUE HAGAS A UNO DE ESTOS, A MÍ ME LO HACES.
Yo sentía un gran amor por estas personas que sufren tanto por el maligno, pero el Señor actua siempre, El nunca nos abandona, tal es el amor de Dios por todos sus hijos.

merche dijo...

El amor sana, el amor cura y ese amor que siento, me esta sanando a mi. Por que es un sentimiento que el demonio jamás podrá sentir.
Bendito amor.

Un saludo administrador del blog.

Boss dijo...

Gracias por tu segundo testimonio. Es normal que una vez que has visto al maligno a cara descubierta actuar, porque así lo ha querido Dios, el maligno se te quiera mostrar más claramente,ya es absurdo que quiera pasar desapercibido contigo, y recuerda que eso es así porque también porque así lo quiere Dios.

Es muy bonito presumir de talentos, pero no se los debe olvidar que cuantos más se nos den, más vamos a tener que devolver al sacarles un mayor rendimiento. Si esconder un solo talento está mal, esconder muchos talentos mucho peor.

El Señor te ha dado la fe única y verdadera la católica, sacerdotes, sacramenentos, ver el poder de la oración, cómo el mal existe, que el demonio como ser personal espiritual existe y como actúa, te ha dado varias experiencias místicas preciosas...

Oye merche! todo eso son talentos.

Y les tienes que sacar partido, si el Señor permite que tengas una depresión es porque te va a venir muy bien. Te lo aseguro.

Empieza ya a darle gracias por ella, antes incluso de verla desaparecer.

En mis oraciones tú, y el administrador del blog.

Que Dios os bendiga!

PD: La primera táctica del maligmno es NO EXISTO, así de incógnito trabaja muy bien.
La segunda una vez es descubierto es: TE VAS A ENTERAR. Te amenaza para meterte miedo, para que creas que si no te metes con Él y no rezas por los demás te dejará en paz, lo cual es falso porque justamente será al revés, más te atacará al ver tu miedo.
Y la tercera estrategia, será LE HARÉ CREER A TODO EL MUNDO QUE ESTÁ LOCA, de hecho tratará de hacértelo creer a tí misma la primera.

En mi opinión estás en la tercera situación.

Administrador del blog dijo...

Hola, Merche, gracias por acordarte de mí. Ya he borrado los comentarios que salieron expuestos de mas, como ves. Si, Boss tiene razón, esas son las estrategias del demonio, con las personas, en los exorcismos, se repite igual, solo que a veces la tercera formula la cambian en que quieren irse "negociando" y solo pueden irse a patadas, perdonadme la expresión, no s emerecen nada, no los odio, pero no se merecen nada, que tontos, perder la gracia tan tontamente. Dios os bendiga.

merche dijo...

También me acuerdo de ti en mis oraciones. Me he leido el blog entero incluido comentarios, me ha encantado tu blog y leyendo algunas historias que cuenta la gente en el, he bostezado mucho, sobre todo en el comentario de una mujer que tenia problemas con el marido, satanás se las sabe todas.
me ha hecho mucho bien leer el blog, sobre todo porque he recordado cosas de cuando iba a la oración por estas personas atribuladas por el maligno y todas las gracias, que sin merecerlo me ha otorgado el Señor, Dios da el ciento por uno.
He sentido que me hace bien contar los testimonios, me hace recordar el amor en esta epoca de mi vida tan dura y he sentido que el Señor está contento porque otras personas lo pueden leer y acercarse a Dios, que es de lo que se trata, porque yo no soy nada sin El.
Un saludo muy afectuoso y que Dios te bendiga.

merche dijo...

Mi querido amigo Boss, tienes toda la razón, son talentos que el Señor da y no dejo de dar gracias por ello, aunque ahora me sienta como una inutil que no sirve para nada desde que sufro esta depresion y como tú dices, el demonio se me ha mostrado a cara descubierta.
primero me hizo creer que no existía, luego me amenazó con volverme loca y también estuvo intentando asustarme en mi casa y por ultimo me está dando palos hasta en el carnet de identidad.
Todo sea para mayor gloria de Dios.
Lo único que me da miedo, es perder la fe, teniendo a Dios lo tego todo.
Te he incluido a ti también en mis oraciones.
Un abrazo.

Administrador del blog dijo...

Pues ya sabes, Merche, bienvenida siempre!

merche dijo...

Muchas gracias por tu acogida en el blog, me siento como en mi casa.
Un abrazo.