22 nov. 2009

Santa María



..para que sintiesen los demonios que salía de ella una fuerza, aunque no les mandase ni obrase contra ellos, que les afligía y atormentaba si querían acercarse a su persona. Tiene María Santisima particular potestad para expeler los demonios de los cuerpos humanos con la invocación de su dulcísimo nombre, tan poderoso contra estos espíritus malignos que en oyéndole quedan rendidas y quebrantadas sus fuerzas.

La mística ciudad de Dios (pag. 142).





Cuerpo incorrupto de la venerable Sor María de Jesús de Ágreda.

1 comentario:

+Sergio dijo...

Nuestra querida Santa María!