18 sept. 2008

" El sacerdocio común no obliga"


Queridos hermanos, os refiero una anécdota, un hecho sucedido ayer.




Un matrimonio( atendidos en Zulema) no soporta más la acción del demonio, llaman a un hermano que en la distancia y por teléfono reza con ellos: ora en leguas, lee la Biblia, etc.


El demonio se manifiesta por boca de la esposa, a la que tiene además postrada en cama.En un exceso de celo y ganas, el hermano laico en la distancia se dirige directamente al demonio( cosa que sabe que no debe hacer), le ordena que salga en el nombre de Jesús. No sale.Le sugiere al marido que le pregunte el nombre y cuantos hay. Dice que son legión, pero no quiere decir el nombre. El díálogo es más o menos así:




- ( ESPOSO) Por la sangre de Cristo, dime tu nombre.


- ( DEMONIO) Nooo


- ( ESPOSO) Dímelo en el nombre de Jesús.


- ( DEMONIO) Tienes que ser sacerdote para hacérmelo decir.


- ( HERMANO EN LA DISTANCIA): somos sacerdotes, profetas y reyes.


- ( DEMONIO): sí, PERO EL SACERDOCIO COMÚN NO OBLIGA.




Los laícos nunca debemos entrar en diálogo directo con los demonio, por virtud de Santa Obediencia. Sabiéndolo, es pecado mortal.




Para vuestra consideración, que Dios os bendiga!