14 ene. 2007

Si tuvieras fe como un granito de mostaza... verías milagros más grandes.


Escribe nuestro amigo Sergio, citando a un sacerdote:


Reverendo Robert expuso: (lo he reducido, no he cambiado nada)“Jesús se levantó antes del amanecer, salió y se fue a un lugar desierto. Allí, oraba” Jesús mismo, Dios y Señor, que debido a su propia fuerza no tenía necesidad de apoyo alguno durante el retiro para orar, ni se veía impedido por la sociedad de los hombres, se preocupó de dejarnos un ejemplo. Antes de comenzar su ministerio de la predicación y de los milagros, se fue a la soledad y se sometió a la prueba de la tentación y el ayuno (Mt 4,1s). La Escritura nos relata que dejando a la multitud de los discípulos, subió solo a la montaña para orar (Mc 6,46). Después, cuando era ya inminente la hora de su pasión, abandona a sus discípulos y se va solo a orar (Mt 26,36): un ejemplo que nos hace ver cuán ventajoso es el silencio para la oración, puesto que él mismo no quiere orar estando junto a los compañeros, incluidos los apóstoles.No debemos dejar pasar en silencio un misterio tan grande y que nos concierne a todos. Él, el Señor, el Salvador del género humano, en su misma persona nos ofrece un vivo ejemplo. Solo, en el desierto se entrega a la oración y a los ejercicios de la vida interior –el ayuno, las vigilias y los demás frutos de la penitencia- superando, por las armas del Espíritu, las tentaciones del Adversario.Oh Jesús, acepto que, al exterior, no encuentre a nadie conmigo; pero que esta situación sea para que, en el interior, esté cada vez más contigo. ¡Desgraciado el hombre solo, si tú no estás solo con él! Y cuántos son los hombres que permanecen en medio de una muchedumbre, porque no están contigo. Quisiera estar siempre contigo, y así no estar jamás solo. Porque en este preciso momento no hay nadie conmigo y, sin embargo, no estoy solo: conmigo hay una muchedumbre.Todas estas personas han sido curadas: para que entiendan que el Mesías, ha llegado, la salvación es posible, fortalecer la fe de muchos, también porque han creído que Jesús, tiene el poder de sanación, es el motivo por el cual traen sus enfermos a su presencia. Sobre la curación, si estos fueron sanados no podemos serlo nosotros? de hecho Dios hace milagros cada día, a uno cura físicamente, espiritualmente. Yo he sido testigo de dos milagros en dos enfermos que visité, en el hospital donde soy capellán.Que falta? porque no logramos el objetivo siempre? Si reflexionas sobre tu fe, encontrarás la respuesta inmediatamente. No basta decir Señor, Señor, hay que creer sin dudar, eso hicieron los Santos y por eso eran instrumentos de Dios para realizar milagros. Muchos creen que por asistir a la iglesia y no tener vicios tienen a Dios amarrado y que ya creen, pues no, entre los paganos y los que no asisten a, misa hay también quienes no tienen vicios. No es prender velas, no es comprar flores, no es ir a las procesiones, no es estar metido en las iglesias, no es comulgar todos los días y confesar semanalmente (si esto haces entonces no dejas de pecar, pues sino hay pecado no hay confesión valida. Hay que distinguir de lo que es pecado de lo que es imaginación o neurosis.Quieres milagros? el precio es," cree sin dudar". Luego no te quejes de que el vecino borrachón, sinvergüenza, abusador, infiel, vago etc. está en salud y tiene dinero y tu que no sales de la iglesia estas enfermo/a y pelada/o. Dios no actúa de esa manera. Si, alaba al que de verdad cree, lee en los evangelios cuantas veces dijo jesús,"tu fe te ha salvado"Lean Mateo 8,26...mateo 9,9,23-24...Juan 3,18....juan,6,29 juan,20,31Santiago 2,14.Pero abran sus Biblias, mediten y comparen sino, como aprenden,como crecen en la fe si no la conocen?. Haz tú lo mismo y eso te dirá Jesús " tu fe te ha salvado. Todavía hay tiempo, Dile SI, a Jesús y a Maria hoy mismo y, serás feliz. Haz la prueba. Bendiciones

5 comentarios:

María Esther de Alvarez dijo...

La fe... ¡Que palabra tan corta! Y qué dificil comprenderla.

Hablo por mi... creí tener Fe... prediqué incansablemente acerca de la Fe, de la confianza plena.

Pero solo cuando Dios me permitió vivir las más profundas carencias pude aceptar que mi fe era poca, que debía trabajar para incrementarla... y que, siendo un don divino, solo Dios la puede dar y hacer crecer.

Antonio de alicante dijo...

Hola Mª Esther,

Sí, a veces comprobamos lo que es la fe cuando Dios de repente nos deja de coger con la mano y permite que intentemos caminar por nuestro propios medios, balbuceantes, inseguros...

Y en ese momento es cuando Dios nos dice:

" Ten valor, si caes, yo te levantaré. Estoy a tu lado y nunca te dejaré a solas, aunque no puedas sentirme".

Creo que eso es tner la fe en El, la fe que viene de El...

Que Dios te bendiga!

Carlos dijo...

Para mi tener Fe es creer profundamente que Dios existe, que te ama, que lo puede todo, que está deseando darte lo que le pidas y que tiene un plan para ti.
Esta Fe implica decir "Papá creo necesitar esto, pero hágase tu voluntad".

Recordemos que si tomáramos siempre la decisión más adecuada para nuestro beneficio personal en esta vida y en la otra, haríamos exactamente el plan que Dios tiene para nosotros, por eso es mejor descansar en Dios y que se haga su voluntad.

Luis dijo...

Estimados amigos,

Es que precisamente cuando vienen las pruebas es cuando más valiosos son nuestros actos de Fe.

La Fe también es cumplir la voluntad del Señor cuando vemos y sentimos todo en contra, y sobre todo cuando parece que hemos dejado de oir su voz.

Recordemos a la Madre Teresa de Calcuta, entregada totalmente a los más necesitados durante un periodo de sequedad y dudas espirituales que duró muchos años hasta su muerte.

Pidamos a Dios que suceda lo que suceda nunca perdamos esa Fe que Él nos regala.

Que Dios os bendiga,

Ernesto Schutz dijo...

Es muy malo alejarse de Dios, porque ahi es donde cominenza a desvanecerse nuestro mundo.