27 ene. 2007

Obediencia y los dones carismáticos exorcísticos


Pregunta el hermano Carlos:


Queridos hermanos, yo soy un laico que ama profundamente a Dios y por consigiente a la Iglesia católica, le debo obediencia a las disposiciones que amorosamente se me presentan para actuar de acuerdo al Sacerdocio Común, ahora bien, yo no he buscado participar en la liberación, más sin embargo Dios se ha manifestado en la oración, me recuerdo la primera vez que Dios me permitió tener ese tipo de experiencias, estabamos en un retiro espiritual de 3 días, yo tenía a mi cargo un grupo de hermanos que estaban perseverando en la comunidad, al terminar las actividades del segundo día, fuimos a orar a la capilla, en medio de una oración profunda Dios me permitió que impusiera las manos sobre mis hermanos, la intención de mi oración era que Dios derramara su Espíritu Santo sobre mis ellos, en ese momento uno de estos hermanos empezó a tener manifestaciones extrañas, los que han tenido experiencia de la guianza del Espíritu Santo comprenderán lo que les estoy diciendo, se me inspiró lo que debía de hacer, no fue algo inspirado por mi voluntad, le pregunte como se llamaba, no sabia porque lo hacia pero obedecí, a lo que me contestó que se llamaba Homosexualidad, empecé a ordenarle que dejara libre a mi hermano, en seguida se dieron una serie de Arcadas, ( ahora sé que asi se le llama ), bueno esa fue la primera vez, ya llevo varios años orando por las necesidades de mis hermanos, nó especificamente por liberación, pero se dan las liberaciones, incluso me he topado con una legión, y Dios liberó, Dios sabe que todo lo que hago es para buscar la gloria de él, no me gusta que se hable de mí, ni que se me considere como alguién que puede orar por liberación, he tratado de mantenerme de incognito, pero cuando oro Dios se manifiesta y libera a mis hermanos, el punto es que por lo que he leído por parte de ustedes, personas que tienen la confirmación de la Santa Madre Iglesia para ejercer este carísma, me cuestiono en que lugar quedo yo, no quiero ser desobediente ante los lineamientos de la iglesia, en nuestro pais Guatemala, no se sabe de algún sacerdote que se dediqué a los exorcismos, es más cuando alguna persona tiene problemas de este tipo los sacerdotes los mandan a los grupos de oración de la Renovación, yo le he dicho a Dios que me confirme que debo de hacer, y pienso que ustedes hermanos pueden ser ese instrumento que Dios utilice para darme luz, ya que el pensamiento que no lo debo de hacer esta constantemente en mi mente y que si lo sigo haciendo seria un desobediente, por favor hermanos necesito luz.


Responde otro hermano:


Hola hermano Carlos. El don que te ha sido concedido por Dios se llama( lo llama así el padre Fortea) canaliculus. En cada bostezo profundo se rompen ligaduras que tienen los demonios sobre algunas personas, y en cada arcada sale un demonio, sea de posesión o de influencia. ¿ A donde van los demonios después de la arcada? No lo sé, pero tengo claro que no se quedan en el lugar de oración, por lo que puedes rezar tranquilamente en casa o en el auto.Es un don, según el padre Fortea, que es " bastante común", es decir, que no son pocos los laicos que lo tienen, siempre concedido por Dios. Algún laico lo recibe por imposición de manos del sacerdote, otros( tu caso) durante la oración, sea pública o privada.Lo importante es considerar que:- El don viene de Dios y pertenece a Dios. En ningún caso debemos caer en orgullo espiritual. El don puede retirarlo Dios si así lo estima.- El don es concedido para ser usado( en público o privado) bajo la estricta obediencia a la Santa Madre Iglesia. Por eso tu inquietud es buena, la de buscar obediencia. Te recomiendo que lo pongas en conocimiento de tu director espiritual.- El peligro de soberbia y vanidad es muy grande, pues " parece que los demonios los expulsa quien ora", pero son expulsados por el espíritu santo. Quien tiene el don es un mero CANAL( de ahí el nombre de canaliculus) que no puede provocar el funcionamiento del don, pues es de origen sobrenatural, aunque puede( y debe) disponerse a ello, con oración humilde.- A veces puede venir conduciendo el auto, trabajando, etc. Uno puede frenarlo si lo desea. Normalmente no vendrá " cuando no deba venir". - A veces uno puede rezar por una persona( por ejemplo, un amigo homosexual) y venir el don, con dos o tres( o muchas más) arcadas. Eso no significa que ese amigo estuviera poseído, esos demonios pueden ser que fueran de influencia y tentación sobre esa persona. La persona queda en verdad liberada de esos demonios, está recibiendo esa gracia de Dios, pero si recae en el mismo pecado, enseguida se vuelve a rodear de demonios, que lo volverán a poner en su estado anterior- Los dones evolucionan, Dios los desarrolla con el uso. - A veces Dios concede este don( y otros) por el hecho de que haya alguien que pueda ser consuelo para el rebaño de Cristo, en un entorno donde no hay sacerdotes exorcistas. Por eso este don se puede dar incluso entre no creyentes, porque Dios ama al ser humano y concede este son para su alivio espiritual.Se que esto de los dones puede ser un poco raro( bastante, no?). Pero ahí están.


A Dios la toda la Gloria, solo El sana y libera. Gloria a Dios!

Post relacionado: Sobre los dones carismáticos (clique aquí para acceder)


De los peligros del esoterismo... y del amor de Dios


Tenía yo tres años y me inflamaba en amor a Dios. Mi abuelo materno me había enseñado que el Sagrario es la Casa de Dios, y yo lo creía. En Misa, siempre nos sentábamos frente al Tabernáculo... yo miraba extasiada las motitas de polvo que caian coloreadas por el sol matutino, e imaginaba que eran miles de Ángeles diminutos que descendían hasta postrarse frente a la Habitación de Dios.En las tardes mi abuelo me leía la Historia Sagrada dejándome contemplar durante largo rato cada imagen. Él me enseñó que la Escritura es Palabra de Dios.Recuedo aquel día en que mi querido abuelo me "reveló" el Misterio, la Promesa hecha por Dios tras la caida: "pondré eemditad entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la Suya". Vi a Nuestra Madre Inmaulada, Madre de Dios y de la Iglesia. Y "compredí" el enorme poder otorgado a Sus Hijos que aplastan la cabeza de Satanás.Ya lo he dicho: tenía tres años de edad pero el Señor me ha permitido conservar en la memoria, de manera admirable, la cronología completa de mi historia.Poco después de haber "comprendido" la Fuerza de Dios en la Iglesia, Cuerpo de Cristo, extraños fenomenos comenzaron a ocurrir en mi casa: ruidos procedentes de un algo invisible, desaparición de objetos, inquietud, desasociego... temor. ¿La causa? El espiritismo: eran comienzos de los 70s y en Colombia se había generado una especie de "devoción" por el Siervo de Dios Jose Gregorio Hernandez. Pero la falta de formación hacía que muchos creyentes fieles (como mi abuelita y mi madre) acudieran a los mediums para pedir la ayuda del pobre Bienaventurado manipulado.Mi padre enloqueció un día y casi no logramos controlarlo. Mi abuelita me tomó con ella y me llevó a casa del medium para pedir ayuda. Jamás olvidaré la impresión: era un hombre joven, moreno, muy delgado. Estaba sentado frente a una mesita de madera en donde reposaba una hoja amarillenta de cuaderno que contenía letras y números. Una caja de cerillos le servía de "medio" y vi cómo se deslizaba saltando de letra en letra. Y sentí pavor.Las manifestaciones se incrementaron y, tras un período de cierta calma, volvieron con todo su furor... contra mi. Ya era adolescente por aquel entonces y sentía cómo cierta oscuridad me envolvía. Yo deseaba morir, desaparecer. Quería autodestruirme y desarrollé un gusto morboso por la culturas antiguas, especialmente la egipcia. Noté que tenía cierta capacidad para adivinar el futuro, para "leer" el péndulo... Mientras tanto terribles ruidos, blasfemias espantosas, golpes provenientes de manos invisibles y la pérdida frecuente de mi ropa (sin que existiera nadie externo en mi casa que pudiera robárlmela) me hicieron pensar que estaba loca.Me sometí a examenes mentales y neurológicos sin resultados "positivos". Al parecer estaba mentalmente sana... y lo que veía, escuchaba y experimentaba realmente estaba sucediendo.En 1993 fui a confesarme (tenía momentos de gran devocion sintiendo que el Amor de Dios me devoraba... y luego caía nuevamente en las tinieblas más densas apartándome de Dios... aunque sintiéndo melancolía y profunda tristeza).El sacerdote escuchaba mi confesión pero, de pronto, corrió la cortinilla, puso su estola en mi cabeza y reprimió al Demonio. Sentí alivio, alegría, sentí que valía la pena vivir... que Dios me amaba. Pocos días después. tras una espantosa manifestación poltergeist, el Sacerdote hizo el exorcismo de mi casa tras lo cual me pidió que tomara partido: o estaba CON Dios o estaba contra Él.Comencé, entonces, mi camino de conversión con muchas dificultades.El recuerdo de lo vivido durante tantos años me cuestionaba: ¿qué deseaba Dios de mi? ¿por qué no podía tener una vida "normal" e inconsciente como la de los demás? ¿por qué recrodaba con presición hechos, lugares, fechas y hasta horas de mi más tierna infancia cuando todos parecían olvidar con facilidad lo que habían vivido? ¿Acaso todo esto era una ficción, un invento de mi mente llena de imagenes piadosas y de aterradores "recuerdos"?En este camino vi al Demonio de cerca... lo escuché con su voz ladina y seductora. Pero Dios me protegía admirablemente. No he tenido experiencias sobrenaturales como las que muchos relatan: no he tenido visiones, locusiones iteriores, revelaciones exlícitas.Pro las anifestaciones preternaturales existían mezclándose con mi racionalidad exacerbada: comencé a conceptualizar la vida y me dediqué a estudiar juiciosamente la Doctrina de la Iglesia. Mi Fe existía, si, pero era más un cúmulo de conceptos comprensibles (para mi) que una vivencia.Pero el Señor me ha formado en la Fe y en el Amor de forma misteriosa, a veces indetectable.Hoy vivo el drama de la acción del Demonio desatada furiosamente contra mi y contra mi familia. Pienso... creo que Dios me estaba preparando desde niña: la Escuela que Él ha escogido para mi es mi propia vida. Me ha enseñado en la carne lo que las palabras de tantos santos, místicos y fieles teólogos me han hecho comprender con la ayuda inestimable del Espíritu Santo.En mi corazón deseé ser lienzo, pluma, acuerela en las Manos de Dios. Sin quererlo muchas veces se lo dije en el profundo silencio de mi alma, mientras el ruido de mis pensamientos parecía ahogar esa voz que el Señor nos da para hablarle en la pureza de nuestros corazones.Él me guía, Éll me cuida. Algo tiene destinado y me dice, sin palabras: "Ama y confía. Yo te sostengo, no temas. ¿Qué sería de tu vida sin Mi? ¡Nada! Porque nada eres. Yo lo Soy todo, deseo serlo todo para ti. Permíteme actuar y se docil. Intentarán asustarte para robarte la Paz, pero Yo te la devolveré de manera maravillosa. Te Amo. Tendrás la tentación de pensar que todo lo que has vivido es una ficción, pero Yo te daré suaves señales de la realidad que quiero que percibas. Yo te amé primero. Y recuerda: Soy la Descendencia de La Mujer, María Santísima, la Nueva Eva... y tu, hija de la Iglesia, eres Descendencia Suya por cuanto Yo soy la Cabeza de este Cuerpo".Si, hermanos: el Demonio se esconde pero no de cuantos Dios ha formado para que lo reconozcan. Nadie puede tener ese discernimiento si no es por Voluntad expresa de Dios.¡Gracias Señor! NO reniego de mi extraña historia. Antes bien, le doy infinitas gracias a Dios porque me ha permitido a mi, pobre criatura miserable, entender que la Batalla invisible es real, poderosa, nos involucra y estamos llamados a pertenecer al Eército de Dios en la humildad, la virtud que vence al Dragón Infernal.San Miguel, asístenos con tus Santos Ángeles. Ayúdanos y ruega por nosotros.

14 ene. 2007

Si tuvieras fe como un granito de mostaza... verías milagros más grandes.


Escribe nuestro amigo Sergio, citando a un sacerdote:


Reverendo Robert expuso: (lo he reducido, no he cambiado nada)“Jesús se levantó antes del amanecer, salió y se fue a un lugar desierto. Allí, oraba” Jesús mismo, Dios y Señor, que debido a su propia fuerza no tenía necesidad de apoyo alguno durante el retiro para orar, ni se veía impedido por la sociedad de los hombres, se preocupó de dejarnos un ejemplo. Antes de comenzar su ministerio de la predicación y de los milagros, se fue a la soledad y se sometió a la prueba de la tentación y el ayuno (Mt 4,1s). La Escritura nos relata que dejando a la multitud de los discípulos, subió solo a la montaña para orar (Mc 6,46). Después, cuando era ya inminente la hora de su pasión, abandona a sus discípulos y se va solo a orar (Mt 26,36): un ejemplo que nos hace ver cuán ventajoso es el silencio para la oración, puesto que él mismo no quiere orar estando junto a los compañeros, incluidos los apóstoles.No debemos dejar pasar en silencio un misterio tan grande y que nos concierne a todos. Él, el Señor, el Salvador del género humano, en su misma persona nos ofrece un vivo ejemplo. Solo, en el desierto se entrega a la oración y a los ejercicios de la vida interior –el ayuno, las vigilias y los demás frutos de la penitencia- superando, por las armas del Espíritu, las tentaciones del Adversario.Oh Jesús, acepto que, al exterior, no encuentre a nadie conmigo; pero que esta situación sea para que, en el interior, esté cada vez más contigo. ¡Desgraciado el hombre solo, si tú no estás solo con él! Y cuántos son los hombres que permanecen en medio de una muchedumbre, porque no están contigo. Quisiera estar siempre contigo, y así no estar jamás solo. Porque en este preciso momento no hay nadie conmigo y, sin embargo, no estoy solo: conmigo hay una muchedumbre.Todas estas personas han sido curadas: para que entiendan que el Mesías, ha llegado, la salvación es posible, fortalecer la fe de muchos, también porque han creído que Jesús, tiene el poder de sanación, es el motivo por el cual traen sus enfermos a su presencia. Sobre la curación, si estos fueron sanados no podemos serlo nosotros? de hecho Dios hace milagros cada día, a uno cura físicamente, espiritualmente. Yo he sido testigo de dos milagros en dos enfermos que visité, en el hospital donde soy capellán.Que falta? porque no logramos el objetivo siempre? Si reflexionas sobre tu fe, encontrarás la respuesta inmediatamente. No basta decir Señor, Señor, hay que creer sin dudar, eso hicieron los Santos y por eso eran instrumentos de Dios para realizar milagros. Muchos creen que por asistir a la iglesia y no tener vicios tienen a Dios amarrado y que ya creen, pues no, entre los paganos y los que no asisten a, misa hay también quienes no tienen vicios. No es prender velas, no es comprar flores, no es ir a las procesiones, no es estar metido en las iglesias, no es comulgar todos los días y confesar semanalmente (si esto haces entonces no dejas de pecar, pues sino hay pecado no hay confesión valida. Hay que distinguir de lo que es pecado de lo que es imaginación o neurosis.Quieres milagros? el precio es," cree sin dudar". Luego no te quejes de que el vecino borrachón, sinvergüenza, abusador, infiel, vago etc. está en salud y tiene dinero y tu que no sales de la iglesia estas enfermo/a y pelada/o. Dios no actúa de esa manera. Si, alaba al que de verdad cree, lee en los evangelios cuantas veces dijo jesús,"tu fe te ha salvado"Lean Mateo 8,26...mateo 9,9,23-24...Juan 3,18....juan,6,29 juan,20,31Santiago 2,14.Pero abran sus Biblias, mediten y comparen sino, como aprenden,como crecen en la fe si no la conocen?. Haz tú lo mismo y eso te dirá Jesús " tu fe te ha salvado. Todavía hay tiempo, Dile SI, a Jesús y a Maria hoy mismo y, serás feliz. Haz la prueba. Bendiciones

1 ene. 2007

Testimonio de un ayudante( laico) de exorcistas


Escribe nuestro hermano " flamesword":


Querida "Persona":Cada semana estamos en "guerra" contra el enemigo dentro del equipo de exorcismo en el que estoy y nos odia a muerte.Es real que ciertos demonios tienen el poder de mandar a otros inferiores y él sabe dónde estamos en todo momento, así que puede mandar a un esbirro a que nos "de la tabarra".Y eso es lo que pasa, que la puesta en común de nuestra experiencia le resulta muy molesta porque nos ayudamos y tenemos más armas para luchar contra él.Por eso trata de vengarse y si no puede, de asustar, pero el Señor está con nosotros y no nos deja si nosotros recurrimos constantemente a Él, orando y llevando una vida como a Él le gusta.El enemigo siempre anda buscando a quién devorar y no sé vosotros, pero yo creo firmemente en que existen demonios, que son seres personales, que tienen poder real (siempre infinitamente menor que el del Señor) y que lo utilizan libre y voluntariamente para hacer el mal de una forma cruel y sistemática, sin la menor compasión ni sentimiento de culpa.Lo normal es que tienten e induzcan a desaprensivos y a desinformados a hacer su (de los demonios)voluntad y sienten un odio terrible contra quienes estamos en el duro trabajo de oponernos a ellos. Querido hermano. Sin ser ni mejor ni peor que nadie tengo que contarte mi testimonio:Después de muchos años de enfermedad, "mala suerte", y cosas raras llegué a las manos del Padre Fortea y después de mucho discernimiento se supo que un servidor estaba poseso por lo peor del infierno desde el nacimiento.Después de meses y meses de lucha en los que permanecía consciente, me liberé.En ese proceso de liberación el Señor quiso darme unos dones exorcísticos y el conocimiento a fuerza de sufrir los ataques del enemigo en mis propias carnes y de rezar por otras personas de cómo trabaja el mal.Y lo hace de la forma más inteligente que puede. A saber:En el mundo trata de pasar desapercibido haciendo creer a las personas que no existe y a tentar a la gente con el egoismo que es el germen de todos los pecados.Con los que le conocen y le aceptan libremente (sectas) da poderes reales o ficticios para que crean y lo adoren y exige pecados gravísimos como ofrenda.Con brujos y videntes le da el poder de videncias y de provocar posesiones abriendo puertas al enemigo en la víctima de hechizos y diversas magias. O les da intuiciones al leer las cartas y esas cosas.Con las circumdatios trata de volver loca a la gente y meterles miedo para que abandonen la fe y para tratar de pillarlos desprevenidos y poseerlos.Con la víctima de una posesión o influencia trata de arruinarle la vida sin que nadie se entere provocándole enfermedades, fracaso en trabajo , negocios y amores y en todo lo que esté a su alcance, ilusionando al sujeto y después mandando al traste esos sueños y esperanzas para arrancarle las tres virtudes teologales, hecho lo cual lo arrastra a una espiral de desesperación, amargura y tentación que hace que la persona vaya cayendo cada vez más bajo. Y si provoca hechos preternaturales, hacer pasar al sujeto por loco. Y sobre todo en personas que no están en el Señor, pues dependiendo de la naturaleza del demonio que posea, puede arrastrarles al suicidio o provocar accidentes mortales.Enuncio una hipótesis en la que imagino cómo actúa Dios y por qué las cosas son como son y por qué hay una guerra real entre el bien y el mal.1-Dios hizo libres a todos los ángeles porque es la única manera en la que un ser puede dar amor a su creador.los dotó de una naturaleza con la que tienen un determinado poder.2-Dios hizo libres a los seres humanos por la misma razón que en el punto 13-Cada uno ejercita su libertad como quiere en función de su naturaleza y sus circunstancias.4-Dios respeta las decisiones libres de cada criatura aunque esas decisiones tengan consecuencias contra los Sus planes.5-Dios pide a sus ángeles que libremente acepten sus sugerencias y se opongan a los malos. Los ángeles después de haber contemplado el rostro del Creador, no pueden negarle nada, como una persona totalmente enamorada no puede negarle cosas buenas y razonables que le pida la persona a quien ama.Por tanto :a)-Dios tiene sus planes y utiliza las decisiones libres de sus criaturas para llevarlos a cabo.b)-Dios nos ama y quiere que Su plan se lleve a cabo, pero respeta que le digamos que no. Si no se le pide al Señor, Él te respeta y no te lo da. Si el humano se fía de sus pobres fuerzas sin pedirle ayuda a Dios, es con todo lo que cuenta frente al mundo visible e invisible.c)-El Señor pone límites a la acción de los demonios pidiendo a sus ángeles que actúen de contrapoder (Ej.: si un demonio trata de pegar un portazo, pero un ángel empuja con la misma fuerza pero contraria por el otro lado, la puerta no se mueve y así en todo), así el Señor acota el poder de estos demonios para que haya un orden y pueda sacar bienes de los males provocados libremente por éstos y que les pasarán factura en el juicio final.Es así como el Señor utiliza a los demonios como instrumentos de santificación, contrarrestando su poder en la medida en que desea probar a la persona y siempre según su inmensa Sabiduría para no probarnos por encima de nuestras fuerzas.Por eso los que confiamos en Dios , nada debemos temer porque aunque el Señor permita que el enemigo nos toque como se cuenta en el primer capítulo del libro de Job, siempre es para sacar bienes mayores y teniendo en cuenta que ciertas virtudes sólo se pueden obtener en grados extremos de sufrimiento (Ver sermón del padre Fortea: "El demonio como instrumentum santificationis").d)-Por eso nuestra arma es la oración porque todo lo que le pidamos al Padre en el nombre de Jesús , nos lo concede. Porque "qué padre pidiéndole su hijo pan, le dará una piedra y si le pide un pez, le dará una serpiente; pues si vosotros siendo malos sabéis darle cosas buenas a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre Celestial ,..."y en Flp 4,4-7Todo tiene su por qué y en estos temas no hablo a la ligera.Quedo a vuestro servicio para aportar mi granito de arena, si estoy equivocado, corregidme y lo que no sé , se lo puedo preguntar a gente que sabe mucho más que yo.Un abrazo y perseverad en el Señor y confiad en Él sin duda.