1 may. 2007

Textos de los Padres de la Iglesia sobre el demonio


Tomado de Mercaba.org




El Demonio y los Padres de la Iglesia

SELECCIÓN DE TEXTOS

Escogió el mal
1508 Si miras hacia el sol serás inmediatamente iluminado; si miras hacia la sombra, necesariamente quedarás rodeado de tinieblas. El diablo es malo por haber escogido la maldad libre y conscientemente, no porque su naturaleza esté de por sí en oposición con el bien (SAN BASILIO, Sermon 15).
Su actuacion constante cerca del hombre
1509 Siempre está ojo avizor contra nosotros el enemigo antiguo; no nos durmamos. Sugiere halagos, pone celadas, introduce malos pensamientos y, para llevarnos a dolorosa ruina, pone delante lucros y amenaza con perjuicios. Todos ahora y cada uno es probado, cada cual a su modo (SAN AGusTiN, Sermon 6).
1510 Las cosas que proceden de la naturaleza y las que parten de nuestra voluntad, son de poca importancia, comparadas con la guerra implacable que nos tiene declarada el demonio (SAN JUAN CRISOSTOMO,en Catena Aurea,vol I, p.374).
1511 Nos dice también San Pedro: Vigilad constantemente, pues el demonio esta rondando cerca de vosotros como león rugiente ,que busca a quien devorar. Y el mismo Jesucristo nos dice: Orad sin cesar, para que no caigáis en la tentación: es decir, que el demonio nos acecha en todas partes. De manera que es preciso contar con que, en cualquier parte o en cualquier estado que nos hallemos, nos acompañará la tentación (SANTO CURA DE ARS, Sermon sobre las tentaciones).
1512 Nuestro enemigo el diablo nos rodea siempre, tratando de quitarnos la semilla de la palabra que ha sido puesta en nosotros (SAN ATANASIO, en Catena Aurea, vol. Vl, p. 396).
La tentación
1513 Como general competente que asedia un fortín, estudia el demonio los puntos flacos del hombre a quien intenta derrotar, y lo tienta por su parte más débil (SANTO TOMAS, Sobre el Padrenuestro, 1. c., p. 162).
l514 Sus armas son la astucia, el engaño y la torpeza espiritual y sus despojos los hombres engañados por él (SAN BEDA, en Catena Aurea, vol. Vl, p. 30).
1515 Dos pasos del diablo: primero engaña, y después de engañar intenta retener en el pecado cometido (SANTO TOMAS, Sobre el Padrenuestro, 1. c. , p. 163).
1516 Las tentaciones de Nuestro Señor son también las tentaciones de sus servidores de un modo individual. Pero su escala, naturalmente, es diferente: el demonio no va a ofreceros a vosotros ni a mí todos los reinos del mundo. Conoce el mercado y, como buen vendedor, ofrece exactamente lo que calcula que el comprador tomará. Supongo que pensará, con bastante razón, que la mayor parte de nosotros podemos ser comprados por cinco mil libras al año, y una gran parte de nosotros por mucho menos. Tampoco nos ofrece sus condiciones de modo tan abierto, sino que sus ofertas vienen envueltas en toda especie de formas plausibles. Pero si ve la oportunidad, no tarda mucho en señalarnos a vosotros y a mí cómo podemos conseguir aquello que queremos si aceptamos ser infieles a nosotros mismos y, en muchas ocasiones, si aceptamos ser infieles a nuestra lealtad catolica (R. A.KNOX, Sermones pastorales, P. 79).
Trata siempre de sembrar la confusión
1517 El diablo no permite a aquellos que no velan, que vean el mal hasta que lo han consumado (SAN JUAN CRISOSTOMO, en Catena Aurea, vol. III, p. 345).
1518 Suponed, por ejemplo, que sobre las calles de una populosa ciudad cayera de repente la oscuridad; podéis imaginar, sin que yo os lo cuente, el ruido y el clamor que se produciría. Transeúntes, carruajes, coches, caballos, todos se hallarían mezclados. Asi es el estado del mundo. El espíritu maligno que actúa sobre los hijos de la incredulidad, el dios de este mundo, como dice S. Pablo, ha cegado los ojos de los que no creen, y he aquí que se hallan forzados a reñir y discutir porque han perdido su camino; y disputan unos con otros, diciendo uno esto y otro aquello, porque no ven (CARD.J. H. NEWMAN, Sermon para el Domingo II de Cuaresma. Mundo y pecado).
1519 El lobo roba y dispersa las ovejas, porque a unos los arrastra a la impureza, a otros inflama con la avaricia, a otros los hincha con la soberbia, a otros los separa por medio de la ira, a este le estimula con la envidia, al otro le incita con el engaño. De la misma manera que el lobo dispersa las ovejas de un rebaño y las mata, así también hace el diablo con las almas de los fieles por medio de las tentaciones (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 14 sobre los Evang.).
1520 Siendo un ángel apostata, no alcanza su poder mas que a seducir y apartar el espíritu humano para que viole los preceptos de Dios, oscureciendo poco a poco el corazón de aquellos que tratarían de servirle, con el propósito de que olviden al verdadero Dios, sirviéndole a el como si fuera Dios. Esto es lo que descubre su obra desde el principio (SAN IRENEO, Trat. contra las herejias, 5).
1521Perverso maestro es el diablo, que mezcla muchas veces lo falso con lo verdadero, para encubrir con apariencia de verdad el testimonio del engaño (SAN BEDA, en Catena Aurea, vol. IV, p. 76).
En la hora de la muerte
1522 Debemos procurar pensar con santo temor cuan furioso y terrible se presentará el demonio en el día de nuestra muerte, buscando en nosotros sus obras; cuando vemos que se presentó a Dios al morir en su carne, y buscó alguna de sus obras en Aquel en quien nada pudo encontrar (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 39 sobre los Evang.).
Trata de aprovechar cualquier circunstancia y estado de animo especialmente la tristeza
1523 Alguien podría quizá preguntar: ¿como se explica que el diablo utilice las citas de la Sagrada Escritura?
No tiene mas que abrir el Evangelio y leer. Encontrará escrito: Entonces el diablo lo tomo—se trata del Señor, del Salvador—y lo puso sobre lo alto del templo y le dijo: si eres el Hijo de Dios, échate de aquí abajo; pues está escrito: te he encomendado a los ángeles, los cuales te tomarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra (Mt 4, 5-6).
¿Que no hará a los pobres mortales el que tuvo la osadía de asaltar, con testimonios de la Escritura, al mismo Señor de la majestad? (SAN VICENTE DE LERINS, Conmonitorio, n. 26).
1524 Después (de cometido el mal) el diablo exageró de tal manera su tristeza que llego a perder al desgraciado. Algo semejante pasó en Judas, pues después que se arrepintió no supo contener su corazón, sino que se dejó llevar por la tristeza inspirada por el diablo, la cual le perdió (ORIGENES, en Catena Aurea, vol. III, p. 346).
El pecador queda, en cierto modo, bajo la potestad del demonio
1525 De la misma manera que la nave (una vez roto el timón) es llevada a donde quiere la tempestad, así también el hombre, cuando pierde el auxilio de la gracia divina por su pecado, ya no hace lo que quiere, sino lo que quiere el demonio (SAN JUAN CRISOSTOMO, en Catena Aurea, vol. III, p.
1526 Cuando el demonio se aparta de alguno, acecha el instante oportuno, y cuando le ha inducido a un segundo pecado, acecha la ocasión para el tercero (ORIGENES, en Catena Aurea, vol. III, p. 346).
"No tiene tanto poder para vencernos como para tentarnos". Incluso tiene limitado el poder de tentar
1527 El afirmar que estos enemigos se oponen a nuestro progreso, lo decimos solamente en cuanto nos mueven al mal, no que creamos que nos determinen efectivamente a él. Por lo demás, ningún hombre podría en absoluto evitar cualquier pecado, si tuvieran tanto poder para vencernos como lo tienen para tentarnos. Si por una parte es verdad que tienen el poder de incitarnos al mal, por otra es también cierto que se nos ha dado a nosotros la fuerza de rechazar sus sugestiones y la libertad de consentir en ellas. Pero si su poder y sus ataques engendran en nosotros el temor, no perdamos de vista que contamos con la protección y la ayuda del Señor. Su gracia combate a nuestro favor con un poder incomparablemente superior al de toda esa multitud de adversarios que nos acosan. Dios no se limita únicamente a inspirarnos el bien. Nos secunda y nos empuja a cumplirlo. Y mas de una vez, sin percatarnos de ello y a pesar nuestro, nos atrae a la salvación. Es, pues, un hecho cierto que el demonio no puede seducir a nadie, si no es a aquel que libremente le presta el consentimiento de su voluntad (CASIANO, Colaciones, 7).
1528 El diablo tiene un cierto poder; sin embargo, las más de las veces quiere hacer daño y no puede porque este poder esta bajo otro poder [...], ya que Quien da facultad al tentador, da también su misericordia al que es tentado. Ha limitado al diablo los permisos de tentar (SAN AGUSTIN, Sobre el Sermon dde la Montafla, 2).
1529 El diablo no puede dominar a los siervos de Dios que de todo corazón confían en El. Puede, sí, combatirlos, pero no derrotarlos (PASTOR DE HERMAS, Epilogo sobre los Mandamientos, 2).
No conoce directamente la naturaleza de nuestros pensamientos
1530 Los espíritus inmundos no pueden conocer la naturaleza de nuestros pensamientos. Únicamente les es dado columbrarlos merced a indicios sensibles o bien examinando nuestras disposiciones, nuestras palabras o las cosas hacia las cuales advierten una propensión por nuestra parte. En cambio, lo que no hemos exteriorizado y permanece oculto en nuestras almas les es totalmente inaccesible.
Inclusive los mismos pensamientos que ellos nos sugieren, la acogida que les damos, la reacción que causan en nosotros, todo esto no lo conocen por la misma esencia del alma, antes bien, por los movimientos y manifestaciones del hombre exterior (CASIANO, Colaciones, 7).
Es "como un gran perro encadenado, que solamente muerde a quienes se le acercan demasiado"
1531 Nos dice San Agustín, para consolarnos, que el demonio es un gran perro encadenado, que acosa, que mete mucho ruido, pero que solamente muerde a quienes se le acercan demasiado (SANTO CURA DE ARS, Sermon sobre las tentaciones).
Ayuda de los Sacramentos, de la oración, de la limosna y de los sacramentales para vencer la tentación
1532 Me dices que por qué te recomiendo siempre, con tanto empeño, el uso diario del agua bendita.—Muchas razones te podría dar. Te bastará, de seguro, esta de la Santa de Ávila: "De ninguna cosa huyen mas los demonios, para no tornar, que del agua bendita" (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 5t2).
1533 Dios nos envía amigos, ora sea un santo, ora un angel, para consolarnos [...]; nos hace sentir con mayor fuerza la eficacia de sus gracias a fin de fortalecernos y armarnos de valor. Mas, al recibir los sacramentos, no es un santo o un ángel, es El mismo quien viene revestido de todo su poder para aniquilar a nuestro enemigo. El demonio, al verle dentro de nuestro corazón, se precipita a los abismos; aquí tenéis, pues, la razón o motivo por el cual el demonio pone tanto empeño en apartarnos de ellos, o en procurar que los profanemos. En cuanto una persona frecuenta los sacramentos, el demonio pierde todo su poder sobre ella (SANTO CURA DE ARS, Sermon sobre la perseverancia)
1534 (Mas libranos del mal). Nada queda ya que deba pedirse al Señor cuando hemos pedido su protección contra todo lo malo; la cual, una vez obtenida, ya podemos considerarnos seguros contra todas las cosas que el demonio y el mundo pueden hacer. ¿Que miedo puede darnos el siglo, si en el tenemos a Dios por defensor? (SAN CIPRIANO, en Catena Aurea, vol. II, pp. 371-372).
1535 Ningun poder humano puede ser comparado con el suyo y solo el poder divino lo puede vencer y tan solo la luz divina puede desenmascarar sus artimañas. El alma que hubiera de vencer la fuerza del demonio no lo podrá conseguir sin oración ni podra entender sus engaños sin mortificación y sin humildad (SAN JUAN DE LA CRUz, Cantico espiritual, 3, 9).
1536 Donde se da limosna no se atreve a penetrar el diablo (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre la l.a Epistola a los Colosenses, 35).
La ayuda del Angel Custodio
1537 Acude a tu Custodio, a la hora de la prueba, y te amparará contra el demonio y te traerá santas inspiraciones (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 567).
El humilde vence al demonio
1538 Refiérese en la vida de San Antonio que Dios le hizo ver el mundo sembrado de lazos que el demonio tenía preparados para hacer caer a los hombres en pecado. Quedó de ello tan sorprendido que su cuerpo temblaba como la hoja de un árbol, y dirigiéndose a Dios le dijo: "Señor, ¿quien podrá escapar de tantos lazos?" Y oyó una voz que le dijo: "Antonio, el que sea humilde; pues Dios da a los humildes la gracia necesaria para que puedan resistir a las tentaciones; mientras permite que el demonio se divierta con los orgullosos, los cuales caerán en pecado en cuanto sobrevenga la ocasión. Mas a las personas humildes el demonio no se atreve a atacarlas" (SANTO CURA DE ARS, Sermon sobre la humildad).
La ayuda de la Virgen
1539 El príncipe de este mundo ignora la virginidad de María y su parto y la muerte del Señor: tres misterios resonantes cumplidos en el silencio de Dios (SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA, Carta a los Tralianos, 9, 1).
l540 ¿Que por momentos te faltan las fuerzas?—¿Por qué no se lo dices a tu Madre: "consolatrix afflictorum, auxilium christianorum... spes postra, regina apostolorum"? (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 515).
1541 ¡Que cosas nos dicen los santos de Maria! "¡Quién volvió a su casa sin alegría ni gozo, despues de haber pedido a María, la Madre del Señor, lo que deseaba? (SAN AMADEO, Homilías).
1542 Así como Eva fue seducida por un ángel para que se alejara de Dios, desobedeciendo su palabra, así María fue notificada por otro ángel de que llevaría a Dios en su seno, si obedecía su palabra. Y como aquella fue inducida a no obedecer a Dios, así ésta fue persuadida a obedecerlo, y de esta manera la Virgen María se convirtió en abogada de la virgen Eva (SAN IRENEO, Trat. contra las herejias, 5).
1543 En todo peligro puedes alcanzar la salvación de esta Virgen gloriosa; por eso se dice: Mil escudos—mil remedios contra los peligros—cuelgan de ella (Cant 4, 4). Igualmente, para cualquier obra virtuosa puedes invocarla en tu ayuda; por eso dice Ella misma: En mí esta toda esperanza de vida y de virtud (Eclo 24, 25) (SANTO TOMAS, Sobre el Avemaria, 1. c., p. 182).
Demonio.- "Nadie conoce los lazos en que está preso, ni los que el demonio le prepara: nosotros somos semejantes a las gentes entregadas al vino, que no perciben los cordeles con que los van a atar, ni sienten cuando los atan. (s. Efren., -de morb.ing.- sent. 9, Tric. T. 3, p.78.)"
"Dios clama por sus Profetas, por sus Apóstoles y Evangelistas, y pocos oyen su voz; el diablo llama a los hombres por medio de los bailes, canciones y músicas, y junta una infinidad de gentes. (S. Efren., -Cont. neg. resurrec.- sent. 16, Tric. T. 3, p. 80.)"
"Cuando los demonios se esfuerzan en abatir al alma con el temor y desesperación, otro tanto la levanta la memoria de la misericordia divina con la esperanza de los bienes eternos. Porque Aquel que nos dijo, que era necesario perdonar, no sólo siete veces, sino setenta veces siete, perdonará con más bondad a los que esperan de El su salud. (S. Efren., -de Humilit. compar.- sent. 22, Tric. T. 3, p. 80.)"
"El demonio no se introduce tan fácilmente con la tentación de la gloria humana en los espíritus perezosos y tibios, o en los rudos y pesados, como en los que son más fervorosos y más ricos de méritos y buenas obras: muchas veces derriba con la elevación del orgullo a los que no ha podido mover en otros puntos con los esfuerzos más violentos; pues juzga que cuanto más se han elevado en santidad, más proporcionados los tendrá para caer en sus emboscadas. (S. Ambrosio, -Epist. 84,- sent. 168, Tric. T. 4, p. 348.)"
"Veía yo a Satanás que caía del cielo como un rayo: no temamos, pues, a un enemigo tan débil que tiene que caer. Le dio el Señor libertad para tentar; pero no le concedió facultad para derribar, si el afecto, por no invocar el auxilio, no se resbala con facilidad. (S. Ambrosio, lib. de Parad., c. 2, sent. 2, adic. Tric. T. 4, p. 393.)"
"Todo nuestro trabajo y toda la perfección de nuestra vida, consiste en la vigilancia de nuestro corazón y en el desasimiento de nuestra propia voluntad, por ser incapaces de ver sus tinieblas y de descubrir las emboscadas que nuestro enemigo tiene ocultas, si nuestro espíritu no se desprende de] cuidado de las cosas exteriores, y no entra con aplicación con el examen de sí mismo. (S. Paulino, Ep. 24, ad Sever., sent. 3, Tric. T. 5, p. 330.)"
"En toda la figura de este mundo que pasa, y por medio de los ojos, da deleite al corazón, tiene el demonio tendidas las redes; en su hermosura está el lazo y la espada de la muerte. (S. Paulino, Ep. 2, ad Sever., sent. 3, adic. Tric. T. 5, p. 360.)"
"El demonio se esfuerza contra vosotros con mayor rabia cuando ve que procuramos arreglar nuestra vida; y cuando advierte que hemos trabajado en llenar el navío de nuestro corazón con más preciosos tesoros de gracias, hace todo cuanto puede para cansamos un naufragio mortal. (S. Juan Crisóst., sent. 1, Homil. 1, ad popul. Antioch., Tric. T. 6, p. 300.)"
"Si el demonio no se atreve a entrar en ninguna casa en donde está el Evangelio, mucho menos se atreverá a entrar o introducir el pecado en un alma que continuamente se emplea en leerle. Santificad, pues, vuestra alma y vuestro cuerpo teniendo siempre en vuestro cuerpo y en vuestra alma el Santo Evangelio. (S. Juan Crisóst., Horni. 32, in c. 3, S. Joann., sent. 79, Tric. T. 6, p. 313.)"
"Entre tanto que el demonio nos combatiere sólo por fuera, seremos bastante fuertes para resistirle; pero si le abrimos una vez la puerta de nuestra alma y dejamos entrar este peligroso enemigo, sabed que ya no tendremos fuerzas para defendernos. (S. Juan Crisóst., Sern. de pec. non evulg., n. 4, sent. 224, Trie. T. 6, p. 345.)"
" ¡Qué astuto es el diablo! Como sabe que en la oración alcanzamos de Dios grandes gracias, se esfuerza cuanto puede para apartar las almas imprudentes de un ejercicio tan útil. (S. Juan Crisóst., Sen-n. de Canan., n. 10, sent. 247, Tric. T. 6, p. 350.)"
"Dios prometió un Reino y los hombres le desprecian. El diablo les prepara un infierno, y le honran y obedecen, siendo así, que el uno es Dios, y el otro no es más que un demonio y la más vil de todas las criaturas, (S. Juan Crisóst., Homi. 6, c. 2, sent. 263, Tric. T. 6, p. 354.)"
"Aunque el demonio es el que nos inspira el amor carnal, con todo eso, de nosotros mismos viene; porque proviene de las compañías, de las lisonjas y de la ociosidad. A la verdad, que tiene tanta fuerza la costumbre, que impone como una necesidad a la naturaleza.
Si la costumbre tiene eficacia para producir el amor malo, no tiene menos para extinguirlo, y así hemos visto que muchos han dejado de amar, porque han cesado de ver. (S. Juan Crisóst., Homi. 5, c. 5, ad Corinth., sent. 335, Tric. T. 6, p. 373.)"
"Así como los que cantan los Salmos están llenos del Espíritu Santo, así los que cantan canciones disolutas y diabólicas están llenos del espíritu inmundo. (S. Juan Crisóst., Hom]. 19, sent. 346, Tric. T. 6, p. 376.)"
"El que siempre tiene el infierno delante, no caerá en él: como al contrario, no le evitará el que le desprecia. (S. Juan Crisóst., Homl. 2, in e. 1, ad Tesal., sent. 365, Tric. T. 6, p. 379.)"
"Dios no permite que el demonio tiente a los fieles, sino en lo preciso para su adelantamiento espiritual. (S. Agust., Saim. 63, sent. 98, Tric. T. 7, p. 4o3.)"
"El diablo sólo persigue a los buenos y no a los malos, porque estos son sus amigos y hacen siempre su voluntad. (S. Cesáreo de Arnés, Serm. 10, sent. 2, Tric. T. 9, p. 44.)"
"Acuérdate, infeliz, que vas caminando entre los lazos del demonio; los cuales, pro todas partes nacen debajo de tus pies: despierta temiendo que tu sueño te precipite en la sombra de una funesta muerte. Desengáñate de la ilusión de una vida larga sobre la tierra, no sea que este error te mantenga en el estado de la culpa y te tenga por más tiempo encerrado en los hábitos perniciosos. Ruega sin cesar a Jesucristo, tu Salvador, que haga que todas las aficiones de tu corazón lleven los frutos de una tierra excelente, y que toda tu vida sea como una fecunda vid, cuyo fruto merezca ser ofrecido a Dios, y que la reciba su Divina Majestad con complacencia. (S. Anselmo, Exhort., ad Contempt. temporal., sent. 2, Tric. T. 9, p. 338.)"
"Más atrevido es el enemigo para envestir por la espalda, que para resistir cara a cara. (S. Bern., Ep. 11, n. 12, sent. 36, Tric. T. 10, p. 324.)"
"No hay seguridad para el que duerme cerca de una serpiente. (S. Berna., Ep. 241, sent. 60, Trie. T. 10, p. 325.)"
"El que rehusa seguir los preceptos, favorece al tentador. (S. Bern., Serm. 77, in Cant., sent. 133, Tric. T. 10, p. 330.)"
"Lo que principalmente persigue el demonio es la perseverancia, porque sabe que a sólo ella se corona. (S. Bem., Ep. 24, sent. 147. Tric. T. 10, p. 330.)"
"Es cambio infeliz y de la mayor locura, por huir del trabajo humano, escoger con el demonio los ardores eternos. (S. Bern., Tract.de Cont. mund., ad Cler., n. 27,ent. 167, tric. T. 10, p. 332.)"


"Nadie conoce los lazos en que está preso, ni los que el demonio le prepara: nosotros somos semejantes a las gentes entregadas al vino, que no perciben los cordeles con que los van a atar, ni sienten cuando los atan. (s. Efren., de morb. ling.- sent. 9, Tric. T. 3, p. 78.)"

"Dios clama por sus Profetas, por sus Apóstoles y Evangelistas, y pocos oyen su voz; el diablo llama a los hombres por medio de los bailes, canciones y músicas, y junta una infinidad de gentes. (S. Efren., -Cont. neg. resurrec.- sent. 16, Tric. T. 3, p. 80.)"

"Cuando los demonios se esfuerzan en abatir al alma con el temor y desesperación, otro tanto la levanta la memoria de la misericordia divina con la esperanza de los bienes eternos. Porque Aquel que nos dijo, que era necesario perdonar, no sólo siete veces, sino setenta veces siete, perdonará con más bondad a los que esperan de El su salud. (S. Efren., -de Humilit. compar.- sent. 22, Tric. T. 3, p. 80.)"

"El demonio no se introduce tan fácilmente con la tentación de la gloria humana en los espíritus perezosos y tibios, o en los rudos y pesados, como en los que son más fervorosos y más ricos de méritos y buenas obras: muchas veces derriba con la elevación del orgullo a los que no ha podido mover en otros puntos con los esfuerzos más violentos; pues juzga que cuanto más se han elevado en santidad, más proporcionados los tendrá para caer en sus emboscadas. (S. Ambrosio, -Epist. 84,- sent. 168, Tric. T. 4, p. 348.)"

"Veía yo a Satanás que caía del cielo como un rayo: no temamos, pues, a un enemigo tan débil que tiene que caer. Le dio el Señor libertad para tentar; pero no le concedió facultad para derribar, si el afecto, por no invocar el auxilio, no se resbala con facilidad. (S. Ambrosio, lib. de Parad., c. 2, sent. 2, adic. Tric. T. 4, p. 393.)"

"Todo nuestro trabajo y toda la perfección de nuestra vida, consiste en la vigilancia de nuestro corazón y en el desasimiento de nuestra propia voluntad, por ser incapaces de ver sus tinieblas y de descubrir las emboscadas que nuestro enemigo tiene ocultas, si nuestro espíritu no se desprende del cuidado de las cosas exteriores, y no entra con aplicación con el examen de sí mismo. (S. Paulino, Ep. 24, ad Sever., sent. 3, Tric. T. 5, p. 330.)"

"En toda la figura de este mundo que pasa, y por medio de los ojos, da deleite al corazón, tiene el demonio tendidas las redes; en su hermosura esta el lazo y la espada de la muerte. (S. Paulino, Ep. 2, ad Sever., sent. 3, adic. Tric. T. 5, p. 360.)"

"El demonio se esfuerza contra vosotros con mayor rabia cuando ve que procuramos arreglar nuestra vida; y cuando advierte que hemos trabajado en llenar el navio de nuestro corazón con mas preciosos tesoros de gracias, hace todo cuanto puede para cansarnos un naufragio mortal. (S. Juan Crisóst., sent. 1, Homil. 1, ad popul. Antioch., Tric. T. 6, p. 300.)"

"Si el demonio no se atreve a entrar en ninguna casa en donde está el Evangelio, mucho menos se atreverá a entrar o introducir el pecado en un alma que continuamente se emplea en leerle. Santificad, pues, vuestra alma y vuestro cuerpo teniendo siempre en vuestro cuerpo y en vuestra alma el Santo Evangelio. (S. Juan Crisóst., Homl. 32, in c. 3, S. Joann., sent. 79, Tric. T. 6, p. 313.)"

"Entre tanto que el demonio nos combatiere sólo por fuera, seremos bastante fuertes para resistirle; pero si le abrimos una vez. la puerta de nuestra alma y dejamos entrar este peligroso enemigo, sabed que ya no tendremos fuerzas para defendernos. (S. Juan Crisóst., Sern. de pec. non evulg., n. 4, sent. 224, Tric. T. 6, p. 345.)"

"¡Qué astuto es el diablo! Como sabe que en la oración alcanzamos de Dios grandes gracias, se esfuerza cuanto puede para apartar las almas imprudentes de un ejercicio tan útil. (S. Juan Crisóst., Serm. de Cañan., n. 10, sent. 247, Tric. T. 6, p. 350.)"

"Dios prometió un Reino y los hombres le desprecian. El diablo les prepara un infierno, y le honran y obedecen, siendo así, que el uno es Dios, y el otro no es más que un demonio y la más vil de todas las criaturas. (S. Juan Crisóst., Homl. 6, c. 2, sent. 263, Tric. T. 6, p. 354.)"

"Aunque el demonio es el que nos inspira el amor carnal, con todo eso, de nosotros mismos viene; porque proviene de las compañías, de las lisonjas y de la ociosidad. A la verdad, que tiene tanta fuerza la costumbre, que impone como una necesidad a la naturaleza. Si la costumbre tiene eficacia para producir el amor malo, no tiene menos para extinguirlo, y así hemos visto que muchos han dejado de amar, porque han cesado de ver. (S. Juan Crisóst., Homl. 5, c. 5, ad Corinth., sent. 335, Tric. T. 6, p. 373.)"

"Así como los que cantan los Salmos están llenos del Espíritu Santo, así los que cantan canciones disolutas y diabólicas están llenos del espíritu inmundo. (S. Juan Crisóst., Homl. 19, sent. 346, Tric. T. 6, p. 376.)"

"El que siempre tiene el infierno delante, no caerá en él: como al contrario, no le evitará el que le desprecia. (S. Juan Crisóst., Homl. 2, in c. 1, ad Tesal., sent. 365, Tric. T. 6, p. 379.)"

"Dios no permite que el demonio tiente a los fieles, sino en lo preciso para su adelantamiento espiritual. (S. Agust., Salm. 63, sent. 98, Tric. T. 7, p. 463.)"

"El diablo sólo persigue a los buenos y no a los malos, porque estos son sus amigos y hacen siempre su voluntad. (S. Cesáreo de Arnés, Scrm. 10, sent. 2, Tric. T. 9, p. 44.)"

"Acuérdate, infeliz, que vas caminando entre los lazos del demonio; los cuales, pro todas partes nacen debajo de tus pies: despierta temiendo que tu sueño te precipite en la sombra de una funesta muerte. Desengáñate de la ilusión de una vida larga sobre la tierra, no sea que este error le mantenga en el estado de la culpa y le tenga por más tiempo encerrado en los hábitos perniciosos. Ruega sin cesar a Jesucristo, tu Salvador, que haga que todas las aficiones de tu corazón lleven los frutos de una tierra excelente, y que toda tu vida sea como una fecunda vid, cuyo fruto merezca ser ofrecido a Dios, y que la reciba su Divina Majestad con complacencia. (S. Anselmo, Exhort., ad Contempt. temporal., sent. 2, Tric. T. 9, p. 338.)"

"Más atrevido es el enemigo para envestir por la espalda, que para resistir cara a cara. (S. Bern., Ep. 11, n. 12, sent. 36, Tric. T. 10, p. 324.)"

"No hay seguridad para el que duerme cerca de una serpiente. (S. Berna., Ep. 241, sent. 60, Tric. T. 10, p. 325.)"

"El que rehúsa seguir los preceptos, favorece al tentador. (S. Bern., Serm. 77, in Cant., sent. 133, Tric. T. 10, p. 330.)"

Lo que principalmente persigue el demonio es la perseverancia, porque sabe que a sólo ella se corona (S. Bern., Ep. 24, sent. 147. Tric. T. 10, p. 330)

Es cambio infeliz y de la mayor locura, por huir del trabajo humano, escoger con el demonio los ardores eternos. (S. Bern., Tract. de Cont. mund., ad Cler., n. 27, sent. 167, Tric. T. 10, p. 332.)"

12 abr. 2007

TESTIMONIO DE UN DEMONIO: DIOS ESTA PRESENTE EN LA SANTA EUCARISTIA


Escribe nuestro hermano Rubén:


Continuábamos con una oración de liberación a un poseso. El sacerdote en esta ocasión, había llevado el SANTISIMO; el muchacho estaba en trance, sin estar visible para el, el demonio delató la presencia de Jesús en el santo sacramento.

Como cuando en la palabra, cuando le llevaron a Jesús, un hombre poseido, el espíritu inmundo, se dirigió a El diciendo: "se quien eres tu: EL SANTO DE DIOS" (LUCAS 4,34).


El Señor a todos proteja, hermanos.

23 feb. 2007

Relato de la fe que hace milagros


¿ Quien dijo que Dios no hace milagros?


Habla un hermano:


Compañeros os voy a comentar una cosa, quería hacerlo en el general pero quiero hacerlo en este foro, tengo defectos pero no digo mentiras, hace una hora he asistido a misa y al finalizar he acompañado al sacerdote amigo mío y le he comentado lo que ahora os trancribo, un milagro el miércoles de ceniza; por la mañana asistí a misa en mi parroquia del barrio, al finalizar misa dijeron que alas 19.00 h. había un via crucis con los Santos San martín de Porres y San José, pensé, no me lo puedo perder, pero estaba apesadumbrado ya que habían gestiones que hacer por la tarde que ante pondría mi mujer al via crucis, antes de la salida de la iglesia, yo y mi preocupaciçon toqué la pierna de Jesús crucificado le dije; señor tú puedes arreglarlo porque está la cosa muy difícil, noté una gran fuerza benefactora de gozo inmenso que me llegaba del contacto de Jesús y llenaba mi cuerpo, se me estaban a punto de saltar las lágrimas de gozo y separé la mano y aquella sensación también desapareció, era tan grande e iba en aumento.. me fuí, y cambié planes y mi mujer no dijo ni pío tras decirle que iba al via crucis, fuí con mi hija y fué fenomenal. Por la noche, estando en casa solos mis dos hijos pequeños y yo, mi hijo se quejaba hace 4 días e iba en aumento una conjuntivitis que le hacía parpadear muy seguido, y al día siguiente debíamos llevarle al médico, en presenci de mis dos hijos hice lo siguiente; traje mi imagen de plástico de la virgen de lurdes llena de agua bendita hace mucho tiempo, mi hija quiso beber y dijo que estaba muy buena, le dije que es agua pura como la virgen María y de ella todo es bueno. Le dije a mi hijo, repite conmigo (lo hizo) Querida madre mía, tú que nos quieres y eres tan buena con nosotros haz esto por mí, (le expliqué que la virgen de lurdes hace milagros de curación y que le pidiese con toda su fe, yo la tenía a borbotones) lo hizo, después le dije abre la imagen y ponte agua bendita en tus manos y frótate tus ojos y por dentro también, lo hizo, después de esto me dijo que se le había pasado casi todo el mal de los ojos, que se encontraba bién, le dije ahora, como en las novenas reza 9 avemarías como agradecimiento, se fué de la cocina rápidamente al comedor y no ví lo que hizo, yo pensé que no quería hacerlo, le dije a su hermana; recemos nostotros dos por lo concedido y así lo hicimos, fuimos al comedor y mi hijo me dijo porque hacéis eso de rezar si yo ya lo he hecho, es que pensábamos.. y le dije, bueno pues mejor, mas oraciones de agradecimiento. se fué a dormir y por la mañana ya no tenía absolutamente nada, no hizo falta ir al médico.
Hace tiempo que oro por la conversión sincera de mi mujer e hijos para vernos todos en el reino de los cielos, quizás esto sean pasos. A mi mujer de momento no le he comentado nada.Queridos hermanos, no penséis que yo soy mas que ninguno de vosotros, o que a mí me escuchan mas, las oraciones y la fe sincera, la predisposición a Dios lo hace todo, a todos se nos escucha, todas las oraciones valen. ¿Como no voy a seguir el camino, viendo los agradecimientos de Dios? y nuestra querida madre? Estas experiencias a mí me aumentan la fe -mucho mas- y eso que es enorme.
Siempre adelante compañeros, los cristianos estamos en manos de Dios y debemos dar testimonio como Él quiere que lo demos, si estamos con el y nos esforzamos que para mí es seguirle alegremente, el va haciendo el resto.Gracias, Dios y cielo protector por querernos tanto! ¿quién somos nosotros para que nos ames tanto? A tí todo honor y toda gloria AMOR PURO, tu servidor que te quiere con todo el alma, a tí y al resto de tus hijos/as.Jesús de mi corazón, gracias, gracias, gracias.


La última palabra siempre la tiene Dios, aceptemos su voluntad siempre, sea lo que sea, y demos gracias cada día por lo bueno que nos da. El es siempre lo mejor, sigamos así siempre con ánimo, esperanza, confianza, con toda nuestra fe, pidámosle en humildad y aceptemos su voluntad.


Amén. Dios a tí todo honor y toda gloria!!!!!!!

17 feb. 2007

Romanos 12


Por inspiración de un hermano, que le dijo a un exorcista:


1 Os exhorto, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual.

2 Y no os acomodéis al mundo presente, antes bien transformaos mediante la renovación de vuestra mente, de forma que podáis distinguir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto.

3 En virtud de la gracia que me fue dada, os digo a todos y a cada uno de vosotros: No os estiméis en más de lo que conviene; tened más bien una sobria estima según la medida de la fe que otorgó Dios a cada cual.
4 Pues, así como nuestro cuerpo, en su unidad, posee muchos miembros, y no desempeñan todos los miembros la misma función,

5 así también nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo cada uno por su parte los unos miembros de los otros.

6 Pero teniendo dones diferentes, según la gracia que nos ha sido dada, si es el don de profecía, ejerzámoslo en la medida de nuestra fe;

7 si es el ministerio, en el ministerio; la enseñanza, enseñando;
8 la exhortación, exhortando. El que da, con sencillez; el que preside, con solicitud; el que ejerce la misericordia, con jovialidad.

9 Vuestra caridad sea sin fingimiento; detestando el mal, adhiriéndoos al bien;

10 amándoos cordialmente los unos a los otros; estimando en más cada uno a los otros;

11 con un celo sin negligencia; con esp1ritu fervoroso; sirviendo al Señor;

12 con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración;
13 compartiendo las necesitades de los santos; practicando la hospitalidad.

14 Bendecid a los que os persiguen, no maldigáis.

15 Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran.

16 Tened un mismo sentir los unos para con los otros; sin complaceros en la altivez; atraídos más bien por lo humilde; = no os complazcáis en vuestra propia sabiduria.

17 Sin devolver a nadie mal por mal; = procurando el bien = ante = todos los hobres: =

18 en lo posible, y en cuanto de vosotros dependa, en paz con todos los hombres;
19 no tomando la justicia por cuenta vuestra, queridos míos, dejad lugar a la Cólera, pues dice la Escritura: = Mía es la venganza: yo daré el pago merecido, = dice el Señor.

20 Antes al contrario: = si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; haciéndolo así, amontonarás ascuas sobre su cabeza. =

21 No te dejes vencer por el mal; antes bien, vence al mal con el bien.

16 feb. 2007

La verdad sobre la deidad hindú... Krishna


Sí, el del hare hare... y sobre otro demonio:


Escriben nuestros hermanos Francisco y Flamesword:


Krishna:( si el mismo del hare , hare) es un demonio muy duro que concede poderes que en realidad son falsedad.


Shirih-Ahnah: Es un demonio de personalidad femenina que es extremadamente mentiroso y taimado, es capaz de convencer a gente con gran formación de cualquier cosa al más mínimo resquicio. A éste le espanta sobremanera el Espíritu Santo porque es el Espíritu de la verdad y es el que da Luz sobrenatural para vencer los engaños.Estos dos demonios son los principales responsables de la New Age en el mundo y comandan ejércitos de demonios que influyen en millones de personas. Son extemadamente peligrosos y no se deben invocar bajo ningún concepto y menos intentar combatirlos en solitario. Sólo en un grupo de oración y tras rezar vísperas en comunión con toda la Iglesia, se puede pedir al Señor que mande legiones de ángeles a que contrarresten a tanto demonio. Se suelen manifestar inmediatamente en personas con el don de manifestación y siempre usan un tono burlón, inteligente tratando de tergiversar las palabras y de confundir (sobre todo a los sacerdotes). Si se invoca al Santo Espíritu cambia el tono a rabioso y asustadizo.


***********************************


Los relatos indican que Krishna es un demonio que posee frecuentemente a la gente. Algunos exorcistas relatan que lo encuentran frecuentemente en los posesos. Krishna significa “El Negro.” En veces se hace llamar el “Negro Jesus.” Este demonio se presenta a todos los que buscan la falsa religión. En la Bhagavad Gita, el demonio Krishna se expresa así, “Cualesquiera dios que un hombre adorare, soy yo quien responde a su oración.”Creo que la actividad mas espectacular de este demonio Krishna en los últimos tiempos sucedió en África, en Zimbabwe. Se cree que el comandante Perence SHIRI asesino a mas de 20,000 personas. Utilizo las formas más terribles para asesinarlos. Este comandante SHIRI, se hace llamar el “Jesus Negro,” porque considera que tiene el poder de tomar la vida a su gusto. La gente considera que este comandante SHIRI, esta poseído por el demonio. Durante una visita a su antigua escuela, más o menos cuarenta jóvenes quedaron poseídos. Uno de estos jóvenes llamo la atención especialmente porque canabalizo el cadáver de una mujer.El demonio Shirih-Ahnah, parece usar los nombres de dos diferentes demonios. Shirih, lo más cercano a este nombre es Shabiri, este es un demonio conocido desde la antigüedad por los judíos. Este demonio causa la ceguera.El otro demonio Ahnah, es semejante a Aka Manah. Es un demonio Persa. Y tiene parecido a lo que describes de el. Significa Mente Malvada, fue creado según los Persas para oponerse a la Mente Buena. Ocupa el segundo lugar entre todos los demonios. Este demonio es muy antiguo en su actividad. Este demonio obra sobre la parte mas baja o perversa de la mente humana.

27 ene. 2007

Obediencia y los dones carismáticos exorcísticos


Pregunta el hermano Carlos:


Queridos hermanos, yo soy un laico que ama profundamente a Dios y por consigiente a la Iglesia católica, le debo obediencia a las disposiciones que amorosamente se me presentan para actuar de acuerdo al Sacerdocio Común, ahora bien, yo no he buscado participar en la liberación, más sin embargo Dios se ha manifestado en la oración, me recuerdo la primera vez que Dios me permitió tener ese tipo de experiencias, estabamos en un retiro espiritual de 3 días, yo tenía a mi cargo un grupo de hermanos que estaban perseverando en la comunidad, al terminar las actividades del segundo día, fuimos a orar a la capilla, en medio de una oración profunda Dios me permitió que impusiera las manos sobre mis hermanos, la intención de mi oración era que Dios derramara su Espíritu Santo sobre mis ellos, en ese momento uno de estos hermanos empezó a tener manifestaciones extrañas, los que han tenido experiencia de la guianza del Espíritu Santo comprenderán lo que les estoy diciendo, se me inspiró lo que debía de hacer, no fue algo inspirado por mi voluntad, le pregunte como se llamaba, no sabia porque lo hacia pero obedecí, a lo que me contestó que se llamaba Homosexualidad, empecé a ordenarle que dejara libre a mi hermano, en seguida se dieron una serie de Arcadas, ( ahora sé que asi se le llama ), bueno esa fue la primera vez, ya llevo varios años orando por las necesidades de mis hermanos, nó especificamente por liberación, pero se dan las liberaciones, incluso me he topado con una legión, y Dios liberó, Dios sabe que todo lo que hago es para buscar la gloria de él, no me gusta que se hable de mí, ni que se me considere como alguién que puede orar por liberación, he tratado de mantenerme de incognito, pero cuando oro Dios se manifiesta y libera a mis hermanos, el punto es que por lo que he leído por parte de ustedes, personas que tienen la confirmación de la Santa Madre Iglesia para ejercer este carísma, me cuestiono en que lugar quedo yo, no quiero ser desobediente ante los lineamientos de la iglesia, en nuestro pais Guatemala, no se sabe de algún sacerdote que se dediqué a los exorcismos, es más cuando alguna persona tiene problemas de este tipo los sacerdotes los mandan a los grupos de oración de la Renovación, yo le he dicho a Dios que me confirme que debo de hacer, y pienso que ustedes hermanos pueden ser ese instrumento que Dios utilice para darme luz, ya que el pensamiento que no lo debo de hacer esta constantemente en mi mente y que si lo sigo haciendo seria un desobediente, por favor hermanos necesito luz.


Responde otro hermano:


Hola hermano Carlos. El don que te ha sido concedido por Dios se llama( lo llama así el padre Fortea) canaliculus. En cada bostezo profundo se rompen ligaduras que tienen los demonios sobre algunas personas, y en cada arcada sale un demonio, sea de posesión o de influencia. ¿ A donde van los demonios después de la arcada? No lo sé, pero tengo claro que no se quedan en el lugar de oración, por lo que puedes rezar tranquilamente en casa o en el auto.Es un don, según el padre Fortea, que es " bastante común", es decir, que no son pocos los laicos que lo tienen, siempre concedido por Dios. Algún laico lo recibe por imposición de manos del sacerdote, otros( tu caso) durante la oración, sea pública o privada.Lo importante es considerar que:- El don viene de Dios y pertenece a Dios. En ningún caso debemos caer en orgullo espiritual. El don puede retirarlo Dios si así lo estima.- El don es concedido para ser usado( en público o privado) bajo la estricta obediencia a la Santa Madre Iglesia. Por eso tu inquietud es buena, la de buscar obediencia. Te recomiendo que lo pongas en conocimiento de tu director espiritual.- El peligro de soberbia y vanidad es muy grande, pues " parece que los demonios los expulsa quien ora", pero son expulsados por el espíritu santo. Quien tiene el don es un mero CANAL( de ahí el nombre de canaliculus) que no puede provocar el funcionamiento del don, pues es de origen sobrenatural, aunque puede( y debe) disponerse a ello, con oración humilde.- A veces puede venir conduciendo el auto, trabajando, etc. Uno puede frenarlo si lo desea. Normalmente no vendrá " cuando no deba venir". - A veces uno puede rezar por una persona( por ejemplo, un amigo homosexual) y venir el don, con dos o tres( o muchas más) arcadas. Eso no significa que ese amigo estuviera poseído, esos demonios pueden ser que fueran de influencia y tentación sobre esa persona. La persona queda en verdad liberada de esos demonios, está recibiendo esa gracia de Dios, pero si recae en el mismo pecado, enseguida se vuelve a rodear de demonios, que lo volverán a poner en su estado anterior- Los dones evolucionan, Dios los desarrolla con el uso. - A veces Dios concede este don( y otros) por el hecho de que haya alguien que pueda ser consuelo para el rebaño de Cristo, en un entorno donde no hay sacerdotes exorcistas. Por eso este don se puede dar incluso entre no creyentes, porque Dios ama al ser humano y concede este son para su alivio espiritual.Se que esto de los dones puede ser un poco raro( bastante, no?). Pero ahí están.


A Dios la toda la Gloria, solo El sana y libera. Gloria a Dios!

Post relacionado: Sobre los dones carismáticos (clique aquí para acceder)


De los peligros del esoterismo... y del amor de Dios


Tenía yo tres años y me inflamaba en amor a Dios. Mi abuelo materno me había enseñado que el Sagrario es la Casa de Dios, y yo lo creía. En Misa, siempre nos sentábamos frente al Tabernáculo... yo miraba extasiada las motitas de polvo que caian coloreadas por el sol matutino, e imaginaba que eran miles de Ángeles diminutos que descendían hasta postrarse frente a la Habitación de Dios.En las tardes mi abuelo me leía la Historia Sagrada dejándome contemplar durante largo rato cada imagen. Él me enseñó que la Escritura es Palabra de Dios.Recuedo aquel día en que mi querido abuelo me "reveló" el Misterio, la Promesa hecha por Dios tras la caida: "pondré eemditad entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la Suya". Vi a Nuestra Madre Inmaulada, Madre de Dios y de la Iglesia. Y "compredí" el enorme poder otorgado a Sus Hijos que aplastan la cabeza de Satanás.Ya lo he dicho: tenía tres años de edad pero el Señor me ha permitido conservar en la memoria, de manera admirable, la cronología completa de mi historia.Poco después de haber "comprendido" la Fuerza de Dios en la Iglesia, Cuerpo de Cristo, extraños fenomenos comenzaron a ocurrir en mi casa: ruidos procedentes de un algo invisible, desaparición de objetos, inquietud, desasociego... temor. ¿La causa? El espiritismo: eran comienzos de los 70s y en Colombia se había generado una especie de "devoción" por el Siervo de Dios Jose Gregorio Hernandez. Pero la falta de formación hacía que muchos creyentes fieles (como mi abuelita y mi madre) acudieran a los mediums para pedir la ayuda del pobre Bienaventurado manipulado.Mi padre enloqueció un día y casi no logramos controlarlo. Mi abuelita me tomó con ella y me llevó a casa del medium para pedir ayuda. Jamás olvidaré la impresión: era un hombre joven, moreno, muy delgado. Estaba sentado frente a una mesita de madera en donde reposaba una hoja amarillenta de cuaderno que contenía letras y números. Una caja de cerillos le servía de "medio" y vi cómo se deslizaba saltando de letra en letra. Y sentí pavor.Las manifestaciones se incrementaron y, tras un período de cierta calma, volvieron con todo su furor... contra mi. Ya era adolescente por aquel entonces y sentía cómo cierta oscuridad me envolvía. Yo deseaba morir, desaparecer. Quería autodestruirme y desarrollé un gusto morboso por la culturas antiguas, especialmente la egipcia. Noté que tenía cierta capacidad para adivinar el futuro, para "leer" el péndulo... Mientras tanto terribles ruidos, blasfemias espantosas, golpes provenientes de manos invisibles y la pérdida frecuente de mi ropa (sin que existiera nadie externo en mi casa que pudiera robárlmela) me hicieron pensar que estaba loca.Me sometí a examenes mentales y neurológicos sin resultados "positivos". Al parecer estaba mentalmente sana... y lo que veía, escuchaba y experimentaba realmente estaba sucediendo.En 1993 fui a confesarme (tenía momentos de gran devocion sintiendo que el Amor de Dios me devoraba... y luego caía nuevamente en las tinieblas más densas apartándome de Dios... aunque sintiéndo melancolía y profunda tristeza).El sacerdote escuchaba mi confesión pero, de pronto, corrió la cortinilla, puso su estola en mi cabeza y reprimió al Demonio. Sentí alivio, alegría, sentí que valía la pena vivir... que Dios me amaba. Pocos días después. tras una espantosa manifestación poltergeist, el Sacerdote hizo el exorcismo de mi casa tras lo cual me pidió que tomara partido: o estaba CON Dios o estaba contra Él.Comencé, entonces, mi camino de conversión con muchas dificultades.El recuerdo de lo vivido durante tantos años me cuestionaba: ¿qué deseaba Dios de mi? ¿por qué no podía tener una vida "normal" e inconsciente como la de los demás? ¿por qué recrodaba con presición hechos, lugares, fechas y hasta horas de mi más tierna infancia cuando todos parecían olvidar con facilidad lo que habían vivido? ¿Acaso todo esto era una ficción, un invento de mi mente llena de imagenes piadosas y de aterradores "recuerdos"?En este camino vi al Demonio de cerca... lo escuché con su voz ladina y seductora. Pero Dios me protegía admirablemente. No he tenido experiencias sobrenaturales como las que muchos relatan: no he tenido visiones, locusiones iteriores, revelaciones exlícitas.Pro las anifestaciones preternaturales existían mezclándose con mi racionalidad exacerbada: comencé a conceptualizar la vida y me dediqué a estudiar juiciosamente la Doctrina de la Iglesia. Mi Fe existía, si, pero era más un cúmulo de conceptos comprensibles (para mi) que una vivencia.Pero el Señor me ha formado en la Fe y en el Amor de forma misteriosa, a veces indetectable.Hoy vivo el drama de la acción del Demonio desatada furiosamente contra mi y contra mi familia. Pienso... creo que Dios me estaba preparando desde niña: la Escuela que Él ha escogido para mi es mi propia vida. Me ha enseñado en la carne lo que las palabras de tantos santos, místicos y fieles teólogos me han hecho comprender con la ayuda inestimable del Espíritu Santo.En mi corazón deseé ser lienzo, pluma, acuerela en las Manos de Dios. Sin quererlo muchas veces se lo dije en el profundo silencio de mi alma, mientras el ruido de mis pensamientos parecía ahogar esa voz que el Señor nos da para hablarle en la pureza de nuestros corazones.Él me guía, Éll me cuida. Algo tiene destinado y me dice, sin palabras: "Ama y confía. Yo te sostengo, no temas. ¿Qué sería de tu vida sin Mi? ¡Nada! Porque nada eres. Yo lo Soy todo, deseo serlo todo para ti. Permíteme actuar y se docil. Intentarán asustarte para robarte la Paz, pero Yo te la devolveré de manera maravillosa. Te Amo. Tendrás la tentación de pensar que todo lo que has vivido es una ficción, pero Yo te daré suaves señales de la realidad que quiero que percibas. Yo te amé primero. Y recuerda: Soy la Descendencia de La Mujer, María Santísima, la Nueva Eva... y tu, hija de la Iglesia, eres Descendencia Suya por cuanto Yo soy la Cabeza de este Cuerpo".Si, hermanos: el Demonio se esconde pero no de cuantos Dios ha formado para que lo reconozcan. Nadie puede tener ese discernimiento si no es por Voluntad expresa de Dios.¡Gracias Señor! NO reniego de mi extraña historia. Antes bien, le doy infinitas gracias a Dios porque me ha permitido a mi, pobre criatura miserable, entender que la Batalla invisible es real, poderosa, nos involucra y estamos llamados a pertenecer al Eército de Dios en la humildad, la virtud que vence al Dragón Infernal.San Miguel, asístenos con tus Santos Ángeles. Ayúdanos y ruega por nosotros.

14 ene. 2007

Si tuvieras fe como un granito de mostaza... verías milagros más grandes.


Escribe nuestro amigo Sergio, citando a un sacerdote:


Reverendo Robert expuso: (lo he reducido, no he cambiado nada)“Jesús se levantó antes del amanecer, salió y se fue a un lugar desierto. Allí, oraba” Jesús mismo, Dios y Señor, que debido a su propia fuerza no tenía necesidad de apoyo alguno durante el retiro para orar, ni se veía impedido por la sociedad de los hombres, se preocupó de dejarnos un ejemplo. Antes de comenzar su ministerio de la predicación y de los milagros, se fue a la soledad y se sometió a la prueba de la tentación y el ayuno (Mt 4,1s). La Escritura nos relata que dejando a la multitud de los discípulos, subió solo a la montaña para orar (Mc 6,46). Después, cuando era ya inminente la hora de su pasión, abandona a sus discípulos y se va solo a orar (Mt 26,36): un ejemplo que nos hace ver cuán ventajoso es el silencio para la oración, puesto que él mismo no quiere orar estando junto a los compañeros, incluidos los apóstoles.No debemos dejar pasar en silencio un misterio tan grande y que nos concierne a todos. Él, el Señor, el Salvador del género humano, en su misma persona nos ofrece un vivo ejemplo. Solo, en el desierto se entrega a la oración y a los ejercicios de la vida interior –el ayuno, las vigilias y los demás frutos de la penitencia- superando, por las armas del Espíritu, las tentaciones del Adversario.Oh Jesús, acepto que, al exterior, no encuentre a nadie conmigo; pero que esta situación sea para que, en el interior, esté cada vez más contigo. ¡Desgraciado el hombre solo, si tú no estás solo con él! Y cuántos son los hombres que permanecen en medio de una muchedumbre, porque no están contigo. Quisiera estar siempre contigo, y así no estar jamás solo. Porque en este preciso momento no hay nadie conmigo y, sin embargo, no estoy solo: conmigo hay una muchedumbre.Todas estas personas han sido curadas: para que entiendan que el Mesías, ha llegado, la salvación es posible, fortalecer la fe de muchos, también porque han creído que Jesús, tiene el poder de sanación, es el motivo por el cual traen sus enfermos a su presencia. Sobre la curación, si estos fueron sanados no podemos serlo nosotros? de hecho Dios hace milagros cada día, a uno cura físicamente, espiritualmente. Yo he sido testigo de dos milagros en dos enfermos que visité, en el hospital donde soy capellán.Que falta? porque no logramos el objetivo siempre? Si reflexionas sobre tu fe, encontrarás la respuesta inmediatamente. No basta decir Señor, Señor, hay que creer sin dudar, eso hicieron los Santos y por eso eran instrumentos de Dios para realizar milagros. Muchos creen que por asistir a la iglesia y no tener vicios tienen a Dios amarrado y que ya creen, pues no, entre los paganos y los que no asisten a, misa hay también quienes no tienen vicios. No es prender velas, no es comprar flores, no es ir a las procesiones, no es estar metido en las iglesias, no es comulgar todos los días y confesar semanalmente (si esto haces entonces no dejas de pecar, pues sino hay pecado no hay confesión valida. Hay que distinguir de lo que es pecado de lo que es imaginación o neurosis.Quieres milagros? el precio es," cree sin dudar". Luego no te quejes de que el vecino borrachón, sinvergüenza, abusador, infiel, vago etc. está en salud y tiene dinero y tu que no sales de la iglesia estas enfermo/a y pelada/o. Dios no actúa de esa manera. Si, alaba al que de verdad cree, lee en los evangelios cuantas veces dijo jesús,"tu fe te ha salvado"Lean Mateo 8,26...mateo 9,9,23-24...Juan 3,18....juan,6,29 juan,20,31Santiago 2,14.Pero abran sus Biblias, mediten y comparen sino, como aprenden,como crecen en la fe si no la conocen?. Haz tú lo mismo y eso te dirá Jesús " tu fe te ha salvado. Todavía hay tiempo, Dile SI, a Jesús y a Maria hoy mismo y, serás feliz. Haz la prueba. Bendiciones

1 ene. 2007

Testimonio de un ayudante( laico) de exorcistas


Escribe nuestro hermano " flamesword":


Querida "Persona":Cada semana estamos en "guerra" contra el enemigo dentro del equipo de exorcismo en el que estoy y nos odia a muerte.Es real que ciertos demonios tienen el poder de mandar a otros inferiores y él sabe dónde estamos en todo momento, así que puede mandar a un esbirro a que nos "de la tabarra".Y eso es lo que pasa, que la puesta en común de nuestra experiencia le resulta muy molesta porque nos ayudamos y tenemos más armas para luchar contra él.Por eso trata de vengarse y si no puede, de asustar, pero el Señor está con nosotros y no nos deja si nosotros recurrimos constantemente a Él, orando y llevando una vida como a Él le gusta.El enemigo siempre anda buscando a quién devorar y no sé vosotros, pero yo creo firmemente en que existen demonios, que son seres personales, que tienen poder real (siempre infinitamente menor que el del Señor) y que lo utilizan libre y voluntariamente para hacer el mal de una forma cruel y sistemática, sin la menor compasión ni sentimiento de culpa.Lo normal es que tienten e induzcan a desaprensivos y a desinformados a hacer su (de los demonios)voluntad y sienten un odio terrible contra quienes estamos en el duro trabajo de oponernos a ellos. Querido hermano. Sin ser ni mejor ni peor que nadie tengo que contarte mi testimonio:Después de muchos años de enfermedad, "mala suerte", y cosas raras llegué a las manos del Padre Fortea y después de mucho discernimiento se supo que un servidor estaba poseso por lo peor del infierno desde el nacimiento.Después de meses y meses de lucha en los que permanecía consciente, me liberé.En ese proceso de liberación el Señor quiso darme unos dones exorcísticos y el conocimiento a fuerza de sufrir los ataques del enemigo en mis propias carnes y de rezar por otras personas de cómo trabaja el mal.Y lo hace de la forma más inteligente que puede. A saber:En el mundo trata de pasar desapercibido haciendo creer a las personas que no existe y a tentar a la gente con el egoismo que es el germen de todos los pecados.Con los que le conocen y le aceptan libremente (sectas) da poderes reales o ficticios para que crean y lo adoren y exige pecados gravísimos como ofrenda.Con brujos y videntes le da el poder de videncias y de provocar posesiones abriendo puertas al enemigo en la víctima de hechizos y diversas magias. O les da intuiciones al leer las cartas y esas cosas.Con las circumdatios trata de volver loca a la gente y meterles miedo para que abandonen la fe y para tratar de pillarlos desprevenidos y poseerlos.Con la víctima de una posesión o influencia trata de arruinarle la vida sin que nadie se entere provocándole enfermedades, fracaso en trabajo , negocios y amores y en todo lo que esté a su alcance, ilusionando al sujeto y después mandando al traste esos sueños y esperanzas para arrancarle las tres virtudes teologales, hecho lo cual lo arrastra a una espiral de desesperación, amargura y tentación que hace que la persona vaya cayendo cada vez más bajo. Y si provoca hechos preternaturales, hacer pasar al sujeto por loco. Y sobre todo en personas que no están en el Señor, pues dependiendo de la naturaleza del demonio que posea, puede arrastrarles al suicidio o provocar accidentes mortales.Enuncio una hipótesis en la que imagino cómo actúa Dios y por qué las cosas son como son y por qué hay una guerra real entre el bien y el mal.1-Dios hizo libres a todos los ángeles porque es la única manera en la que un ser puede dar amor a su creador.los dotó de una naturaleza con la que tienen un determinado poder.2-Dios hizo libres a los seres humanos por la misma razón que en el punto 13-Cada uno ejercita su libertad como quiere en función de su naturaleza y sus circunstancias.4-Dios respeta las decisiones libres de cada criatura aunque esas decisiones tengan consecuencias contra los Sus planes.5-Dios pide a sus ángeles que libremente acepten sus sugerencias y se opongan a los malos. Los ángeles después de haber contemplado el rostro del Creador, no pueden negarle nada, como una persona totalmente enamorada no puede negarle cosas buenas y razonables que le pida la persona a quien ama.Por tanto :a)-Dios tiene sus planes y utiliza las decisiones libres de sus criaturas para llevarlos a cabo.b)-Dios nos ama y quiere que Su plan se lleve a cabo, pero respeta que le digamos que no. Si no se le pide al Señor, Él te respeta y no te lo da. Si el humano se fía de sus pobres fuerzas sin pedirle ayuda a Dios, es con todo lo que cuenta frente al mundo visible e invisible.c)-El Señor pone límites a la acción de los demonios pidiendo a sus ángeles que actúen de contrapoder (Ej.: si un demonio trata de pegar un portazo, pero un ángel empuja con la misma fuerza pero contraria por el otro lado, la puerta no se mueve y así en todo), así el Señor acota el poder de estos demonios para que haya un orden y pueda sacar bienes de los males provocados libremente por éstos y que les pasarán factura en el juicio final.Es así como el Señor utiliza a los demonios como instrumentos de santificación, contrarrestando su poder en la medida en que desea probar a la persona y siempre según su inmensa Sabiduría para no probarnos por encima de nuestras fuerzas.Por eso los que confiamos en Dios , nada debemos temer porque aunque el Señor permita que el enemigo nos toque como se cuenta en el primer capítulo del libro de Job, siempre es para sacar bienes mayores y teniendo en cuenta que ciertas virtudes sólo se pueden obtener en grados extremos de sufrimiento (Ver sermón del padre Fortea: "El demonio como instrumentum santificationis").d)-Por eso nuestra arma es la oración porque todo lo que le pidamos al Padre en el nombre de Jesús , nos lo concede. Porque "qué padre pidiéndole su hijo pan, le dará una piedra y si le pide un pez, le dará una serpiente; pues si vosotros siendo malos sabéis darle cosas buenas a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre Celestial ,..."y en Flp 4,4-7Todo tiene su por qué y en estos temas no hablo a la ligera.Quedo a vuestro servicio para aportar mi granito de arena, si estoy equivocado, corregidme y lo que no sé , se lo puedo preguntar a gente que sabe mucho más que yo.Un abrazo y perseverad en el Señor y confiad en Él sin duda.