27 nov. 2006

¿ El fin de un matrimonio cristiano?


Desenlace final: habla Mª Esther.

Queridos hermanos todos:

Yo no pierdo mi Fe, no, jamás. Este ha sido un duro golpe del que el Señor me sacará fortalecida en Él.Nada malo hice, no he dejado de amar, de ser caritativa y dulce, aunque me vi forzada a proteger mi corazón de tantos golpes, sin muy buenos resultados.Con esta despedida definitiva viene un extraño alivio: descanso en mi Señor, Aquel que me creó, Aquel que me ha regalado tantos dones, tantos consuelos, mis hijas, una vida, Su Amor.No temo porque Él es mi Fortaleza. Y Nuestra Madre bendita me cubre con su manto, me toma en sus Manos Inmacuadas y me presenta ante Su Divino Hijo.Es el Señor mi Esposo, ahora le pertenezco completamente, y es el Padre de mis hijas. ¿Deberé temer? No, jamás, nunca más.He sentido en mi alma un dulce refrigerio que alivia el dolor. El Señor me sigue diciendo: abandónate, confía, ama, espera en MI.Se que vendran momentos muy difíciles pero el Señor ya me ha acompañado, me ha llevado en Sus dulces brazos sin que apenas lo notara, y volverá a hacerlo porque jamás desampara a sus hijos que se confían a Él. Y yo le entregué esta vida, este Matrimonio. Se lo entregué todo y Él tiene absoluta potestad sobre mi vida, sobre mi amor, sobre mis poseciones que no me pertenecen.Gracias por sus oraciones, queridos amigos en Cristo. Una a una ha sido atendida, una a una ha sido escuchada y acogida aunque en el Misterio de un Dios Amor.

Abrazos en Jesús Eucaristía,

Mª Esther de ...

11 nov. 2006

Caso de una chica con influencia

Escribe un sacerdote:

Tengo el caso de una chica de 17 años con claros síntomas de influencia
diabólica (no posesión): crispación de su cara cuando entra en contacto con
cosas sagradas, ella misma se hace daño físico cuando hacen oración por ella,
tensión nerviosa, tiene la sensación de que le mutilan su brazo, hay opresión en
su pecho. Hemos tenido dos sesiones de oración de liberación durante las cuales
nada sucede, sólo un poco de opresión en el pecho y mucho fastidio de ella
mientras dura la oración. Ella es una chica que ama sinceramente a Dios y vive
una vida de gracia y de piedad. ¿Qué más se puede hacer para ayudarla?

Respuesta: Buscar un exorcista. En mi opinión son signos un poco más
graves que los de una influencia.

* Remitido por Sergio

4 nov. 2006

La esposa fiel


Una hermana americana, Mª Esther, que es colaboradora de su Obispo diocesano en materia de exorcismos, está pasando por un muy mal momento conyugal.

Es sin duda un ejemplo de como el demonio ataca a aquellos que buscan hacer la voluntad de Dios sea cual fuere, incluso ayudando en este campo de la lucha espiritual.

Ante el comentario de un desconocido hermano que le sugiere que " rehaga su vida" ( ah, el mundo, sus pompas y atracciones), Mª Esther responde así:

" Apreciado ¿? Estoy plenamente consciente de que las crisis son naturales y necesarias.Pero el dolor existe y ha de ser fructífero. Y ésto solo se lgra si lo asociamos a los Méritos de Cristo. Confio en que mi Matrimonio se restaure pero, si no ocurre, continuaré siendo esposa de ese hombre porque es Sacramento Indisoluble. Un afecto lejano fosilizado por el tiempo es lo que viven muchos matrimonios porque consideran su relación como la simple "unión de individuos" y no la "Plena Comunidad de Personas" que es el Matimonio Católico. Nos negamos a vivir un amor muerto, por conveniencia o por obligación: es por eso que luchamos y agradecemos, en medio del dolor, ésta crisis.Lo que vale cuesta y solo con profundo y perenne compromiso se llega a amar en la dimensión correcta: como Cristo nos amó."

Se puede decir más alto, pero no más claro.

¡ Olé por la esposa fiel... incluso siendo abandonada!

María Esther, estás en nuestras oraciones. Que Dios te bendiga.

¡ Gloria a Dios!

1 nov. 2006

Juego de palabras sobre P Fortea


Escribe J., un amigo de los foros de www.fortea.us:

" Con las letras que componen P FORTEA y un leve intercambio, obtenemos la palabra PROFETA. Es un delirante e inequívoco signo de que Dios Todopoderoso nos ha concedido iluminarnos (no poco en lo que a mí respecta) con los genuinos sermones de este bendito cura".

Independientemente de la intención de J., la verdad es que sí...

Profeta, del griego profetes, significa hablar en nombre de Dios. Y sí, en ese sentido, desde luego que el padre Fortea es un profeta, pues habla en nombre de Dios. Y lo podemos comprobar en sus sermones. Y en otras muchas cosas...

Lo cual no quita que sea humano, falible, un poco raro, etc, etc, etc. Lo mismo pudiera haber sido sacerdote católico que el Mago Gandalf( combatiendo las fuerzas del mal), el jorobado de Notre Dame( saltando de cúspide a gárgola) o el fantasma de la Opera... interpretando su música desde las catacumbas...

Así es( un poco al menos) el trabajo que realizan estos sacerdotes- los exorcistas-, poco felicitados, casi siempre perseguidos, criticados, denostados... su misión es oscura, parece limpieza de cloacas... sí, limpian las cloacas de los bichos inmundos que las habitan... para que las personas puedan vivir en paz.

Pero la vocación de Dios fue esa, la de ser sacerdote, respondiendo como respondíó Isaías a Dios: Envíame a mí.

Quede claro que no soy el padre Fortea, solo un colaborador.